Tu coche dice mucho de ti

Quiero un 4×4 de 600 caballos, y lo quiero de color Rosa.

En un primer momento, vemos casi imposible que una petición como esta llegue a existir (aunque nunca se sabe). Lo que sí es cierto es que nuestro coche no solo es una imagen que utilizamos para reflejar una determinada cualidad nuestra, sino que se ha convertido en una gran fuente de información sobre tu personalidad, tus perspectivas, tu estilo de vida, tu actitud…

descapotable rojoConsciente o inconscientemente, todos transmitimos un mensaje cuando circulamos con nuestro coche. Y es que nadie compra un vehículo sin haber mirado varias opciones. No compramos un coche, elegimos un coche. Bien por su potencia, su consumo, su precio… sea cual sea la razón que nos impulse, esta se convierte en nuestro manifiesto. “compré este coche porque estaba en oferta” o dicho de otra manera “para mí lo importante es no tirar el dinero”.

Ante esta realidad, podemos decir que existen millones de tipos de coches, cada uno adaptado a un público concreto, aunque siempre haya excepciones. Este gran abanico se puede resumir en grandes grupos o familias de coches, conocidos por casi todos (deportivos, todoterreno, descapotable, familiares, etc.)

En definitiva, millones de aspectos, características y datos a tener en cuenta a la hora de elegir tu vehículo, desde las prestaciones que nos ofrece el concesionario (financiación, pago, garantía, mantenimiento…) a por supuesto, los propios elementos del vehículo (motor, accesorios, habitáculo, neumáticos, llantas, color…).

Tu automóvil se ha convertido en el mensaje que quieres relatar al mundo.

¿Cuál es tu mensaje?

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website