Trata de enfriarlo, Carlos.

El verano es sinónimo de diversión, pero también de viajes y desplazamientos. Y es que para poder disfrutar del sol y la playa, no dudamos en coger nuestro coche y visitar nuestro lugar favorito. Sin embargo, conducir en estas fechas trae consigo un acompañante que en ocasiones puede ser muy molesto; el calor.

Conducir a altas temperaturas puede ser bastante peligroso. Está demostrado que circular con más de 24º de temperatura puede llegar a provocar somnolencia y fatiga, aumentando así las probabilidades de sufrir un accidente. Y es que, en los meses de julio y agosto, las temperaturas en la carretera pueden subir hasta los 40º, por lo que es necesario extremar la precaución.

Para ganar la lucha al calor y poder disfrutar de nuestros merecidos días, hoy os enseñaremos algunos trucos útiles que sin duda harán nuestro trayecto mucho más sencillo:

conducir con calor

Antes de empezar, empecemos:

Antes de iniciar viaje, es necesario llevar el coche a un centro especializado para una revisión de todos sus elementos. Debemos tener en cuenta que el motor alcanza temperaturas altas y, si tiene algún fallo, en verano puede aumentar el riesgo de avería. En Euro Repar Car Service contamos con los mejores especialistas para hacer de tus vacaciones un viaje inolvidable. Además, si pides cita ahora en tu taller Euro Repar más cercano podrás realizar una revisión del sistema de climatización totalmente gratis.

Si vamos a conducir nosotros, es importante que iniciemos el viaje descansado sin haber consumido medicamentos, alcohol o drogas, en las horas previas. También aconsejan evitar comidas copiosas antes de emprender la marcha.

¿Estamos todos? Arrancamos

Aunque suele ser el último punto que tenemos en cuenta, es aconsejable evitar viajar durante las horas de más calor. Hacerlo con la primera luz del día o a última hora de la tarde, siempre intentado que sea con luz diurna, nos aportará de 3 a 4 grados menos en la temperatura ambiente.

Utilizar prendas de vestir ligeras y gafas de sol para protegerse de la radicación solar y de los reflejos. Las gafas con cristales polarizados son más eficaces.

Si el vehículo dispone de aire acondicionado o climatizador, mantener una temperatura entre 19 y 24ºC, evitando que el flujo de aire impacte directamente en el pecho o en la cara. Si carece de aire acondicionado, conectar la ventilación o bajar un poco las ventanillas si no es suficiente.

Una vez tengamos controlados estos pequeños requisitos a la hora de viajar en esta esperada época, sólo nos quedará realizar una cosa más… ¡disfrutar!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website