¿Te acabas de comprar un coche? Consejos para mantenerlo como nuevo durante más tiempo

El truco es sencillo.

Déjalo en el garaje, cúbrelo con una sábana y pon un cartelito encima que diga “Si lo tocas te quedas sin paga hasta el año que viene”.

De esta manera, tus hijos entenderán que te lo estás tomando muy en serio.

Ah, espera, que te has comprado el coche para conducirlo. Vaya, vaya.

Para que tu coche aguante mejor el paso del tiempo y conserve ese “Es que aún está como nuevo” que tanto te gusta, lo primero que tienes que hacer es realizarle el rodaje.

Según recientes estudios, estrenar coche supone una dosis de endorfinas mucho mayor que ganar la lotería, sacarte una oposición e ¡incluso terminar un sudoku!

 

El primer rodaje es imprescindible

Es increíble la cantidad de gente que no respeta este periodo de adaptación que el coche necesita y acaban arrastrando importantes averías en su conducción.

Este es un periodo de adaptación de tu vehículo y dura unos 3.000kms.

Durante esta primera fase, debes tratarlo con mayor cuidado y hacer que se acostumbre a la carretera. Piensa que acaba de salir de la línea de montaje, y que para él todo es nuevo y le espera un mundo lleno de posibilidades, de aventuras, de viajes por carreteras que bordean el mar y muchas, muchas horas de retenciones.

Durante el primer rodaje, debes conducir por vías de todo tipo: rectas, con curvas pronunciadas, con pequeñas pendientes.

Necesitas hacer trayectos que requieran arrancarlo y ponerlo en 120km/h en menos de 10 segundos, y otros en los que no pases de la 2ª marcha e imites el ritmo que seguirías en un atasco: arrancar, frenar levemente con el motor, apretar el freno, volver a arrancar, quejarte del conductor de delante, pegar un bocinazo, apretar el freno.

Tanto el coche como tú necesitáis realizar un viaje de largo recorrido dentro de estos primeros 3.000 kilómetros. Es muy distinto conducir por ciudad que cruzarse media España, y necesitas acostumbrarte a tu nuevo vehículo tanto como él debe adquirir tu estilo de conducción.

Para este primer viaje te recomendamos 3 destinos distintos de los que hemos hablado con anterioridad en nuestro blog: Andalucía, Mallorca y Guipúzcoa.

 

Evita el sobrepeso

El coche sirve para mucho, pero deja de funcionar correctamente cuando sirve para todo.

Una cosa es que “te ofrezcas” como voluntario para llevar a las odiosas adorables niñas del vecino al entrenamiento de los domingos, y otra que tu coche sea como un pequeño taller sobre ruedas, una estación de limpieza a domicilio y un refugio antinuclear en caso de Apocalipsis. Viaja con lo justo.

En carretera evita las bacas, los arcones, los remolques, los portabicis (y también el alcohol) porque todos ellos pueden desestabilizar tu conducción, sobrecargar el motor y dejarte tirado en la cuneta.

Recuerda: Tienes el carnet B, no el de camión.

¿Este maletero se parece al tuyo? Si crees que has perdido algo y no lo encuentras por casa, al menos te queda el consuelo de saber dónde está.

 

El mantenimiento

Cuando te digan aquello de que “Los coches nuevos no necesitan mantenimiento”, respóndeles que “Los coches viejos son viejos, por no habérselo dado a tiempo”.

Y tendrás razón, y podrás hacer un drop mic y dejar plantado a tu cuñado/suegro en la mesa.

No te comas la cabeza, no busques averías donde no las hay.

Pero tampoco te olvides de tu coche.

 

La belleza está en el interior

Si sabes conservarla.

En relación al punto anterior: tienes un coche, no un establecimiento de comida rápida.

Pero si tus “monstruitos” van a comer en el asiento trasero, lleva siempre servilletas húmedas. Tener siempre a mano un buen paquete de toallitas de limpieza te va a sacar de un buen lío.

Como ya nos leíste hace un par de semanas, ahora sabes cómo limpiar tu coche por dentro (y pronto aprenderás a hacerlo por fuera). Pero te recordamos que aspirar periódicamente las moquetas, utilizar diferentes productos de limpieza según la superficie y tratar con mucho mimo los cristales te ayudarán a extender la pátina de novedad que recubre tu coche.

 

Y en cuanto al exterior

Mantén tu vehículo a la sombra o en garaje.

El coste de un alquiler de garaje es infinitamente inferior a todo lo que le puede pasar a tu coche si lo dejas durmiendo en la calle.

Ahorras porque te evitas los improbables sustos de encontrarte con retrovisores rotos, con arañazos, el habitual “besito” al aparcar que te da el novel a quién nunca debieron darle la L y las más que frecuentes ofrendas aéreas de palomas, gorriones y otras especies invasoras, que te recordamos son ácidas para la pintura y la chapa.

¡No es un Jackson Pollock! Es la desagradable sorpresa que te puedes llevar cualquier mañana antes de ir al trabajo.

 

 

Pásate a Eurorepar Car Service

Si es que aún solo nos lees.
Nuestra red de talleres está presente en más de 730 puntos a lo largo y ancho de la península, así que ya no tienes excusa para no mantener tu coche como el primer día.

Déjanos darle a tu coche, la atención y el cuidado que te gustaría poder darle tú mismo (con conocimientos de mecánica y décadas de experiencia en el sector).

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website