Multas surrealistas, basadas en hechos reales

Es así de simple. Las normas son justas para todos, menos para el que comete la infracción. ¿Sabías que, según El Mundo, el 57% de los conductores multados considera que ha sido víctima de una injusticia, pero solo el 7% de ellos llegan a recurrirlas? ¿O que según la AEA (Automovilistas Europeos Asociados) en el año 2016 se recaudaron en la capital española hasta 530€ por minuto?

Si piensas que la última multa que te han puesto ha sido injusta, echa un ojo a esta lista que hemos preparado en Euro Repar Car Service con las sanciones más absurdas que se han registrado. Sin duda alguna, claros ejemplos en los que la lógica no siempre es suficiente.

multas

  1. 80€ por recibir un beso.

El amor puede salir muy caro. Aunque no lo creas, mantener este tipo de relaciones mientras se conduce puede ser motivo de multa. Dicha sanción fue impuesta a una joven gallega que tuvo que abonar 160 euros (80 con reducción) por haber dado un beso al copiloto, su novio. Ella aseguró que no apartó la vista de la carretera, pero la Guardia Civil opinó que esta acción limitó su capacidad de movimientos.

 

  1. 100€ por salir a correr.

¿Qué precio tiene la salud? Ser sano también tiene sus problemas, que se lo digan a un asturiano multado con 100 euros por correr en la calzada. ¿Irreal verdad? Espera, porque lo más ilógico fue que le retiraron 4 puntos del carnet.

 

  1. 200€ por conducir con tacones.

¿Para presumir hay que sufrir? Según el artículo 17 del Reglamento General de Circulación “el conductor en todo momento, debe estar en condiciones de controlar completamente su vehículo”. En base a esto, el uso de determinados zapatos, como los tacones, pueden ser objeto de sanción. En Madrid se han dado algunos casos en los que la sanción ha llegado a los 200 euros, por lo que más vale que te asegures de llevar un calzado adecuado… para no empezar el día con mal pie.

 

  1. 300€ por llevar juguetes peligrosos.

“No recomendado para menores de…”

Hay quien lleva el coche lleno de peluches, adornos y juguetes. Estos son inofensivos… en un principio. Salvo que reduzcan en exceso la visibilidad del conductor, llevarlos no acarrea multa. Ahora bien, si el juguete puede dar lugar a interpretaciones no tan inocentes, puede llegar a ser motivo de multa. Como el caso de dos conductores que fueron sorprendidos en mitad de la autopista con dos tirachinas en el coche. El resultado: 300€ por tenencia ilícita de armas.

 

  1. 6.000€ por aparcar en la arena.

Cuidado con los otros vigilantes de la playa. Disfrutar de una soleada jornada en la costa puede tornarse en un negro día si no encontramos aparcamiento. En esta situación más vale que encuentres tu paciencia y busques sitio sobre asfalto, ya que si decides dejarlo en “ese hueco abandonado de arena” puedes estar cavando tu propia tumba .Si la zona está considerada como espacio protegido te puede llegar una sanción de hasta 6.000€.

 

 

Sin duda alguna, estamos seguros de que, comparada con estos ejemplos, la última multa que has recibido no te parece tan disparatada como antes. Lo que sí está claro es que la seguridad es algo que nos concierne a todos, no solo a los conductores.

¿Estás en tu vehículo ahora mismo? Piénsalo dos veces. Eso que estás haciendo puede salirte muy caro…