Cuando el hijo no sale a su padre

Evolucionar no es tan fácil, y a veces no es tan bueno. Si algo tiene en sus engranajes el mundo de la automoción, es que es vertiginoso. Rapidez no solo en la carretera, sino en la consecución de modelos a la vanguardia del mercado. No obstante, un nuevo modelo no tiene por qué cumplir siempre con las expectativas que las grandes firmas se marcan, sobre todo cuando hablamos de la aceptación del público. Puedes sacar al mercado un coche fiable, pero como el diseño no acompañe…

 

En esta edición de nuestro Blog, vamos a sacar del cajón de “trastos inservibles” algunas reliquias que obtuvieron más repercusión por sus carencias que por sus escasas virtudes

  1. Seat Toledo IIITOLEDO

La saga Seat Toledo es un camino en el que nos encontramos de todo. La primera y segunda edición fueron un éxito, pero la tercera fue un desastre, ya que apenas llegó a los cinco años de producción. Fue un modelo que no llegó a conectar ni en prestaciones ni en estética.

 

 

  1. Fiat Croma IICROMA

La típica berlina de tres volúmenes que quiso ser lo que no es. La segunda generación del Croma era, al igual que el Seat Toledo III, un coche con apariencia de monovolumen que no conquistó ningún corazón. En 2010 dejaron de fabricarlo.

 

 

  1. Ford Scorpio Mk2SCORPIO

Imaginaros una berlina con la que Ford quiso competir con los grandes referentes del sector, como el Renault 25. La segunda edición duro apenas cuatro años en producción. Su diseño exterior no convenció a los clientes de la marca y llego a ganarse el título de “Coche más feo del mercado” en su época.

 

 

  1. Lancia Delta IIDELTA

De más… a mucho menos. Bien es cierto que la primera generación tuvo un éxito rotundo, siendo uno de los mejores coches fabricados en Italia. Pero en su renacimiento con la segunda edición, apareció un coche al cual le faltaba el carácter deportivo del primero y, sobre todo, su imagen tan diferenciadora. Después de seis años en el mercado, se despidió sin que nadie hiciera nada por impedirlo.

 

 

  1. Chevy SSRCHEVY

La palabra es sorprendente. Una impresionante camioneta pick-up presentada con un rojo muy vivo, paneles de cuerpo compuesto y un cajón descapotable. Todo un All-in… que salió muy mal. Por desgracia, el chasis y los mecanismos fueron prestados de su predecesor, haciendo que además de “llamativo” el coche fuera muy pesado, poco potente. Hicieron falta apenas 2 años para retirar a este Chevy del mercado.

 

 

  1. Fiat MultiplaMULTIPLA

Llegamos a la joya de la corona, por así decirlo. Un coche del que aún no sabemos en qué categoría deberíamos presentarlo. Con decir que es un coche que está considerado como el “más feo del mundo”, y a su vez está expuesto en el Museo de Arte Moderno de Nueva York… lo decimos todo.

El Fiat Multipla fue un simpático Microvan, basado en el antiguo Fiat 600, que revoluciono el sector, al ser una apuesta arriesgada pero que mantenía aspectos de un vehículo útil y efectivo. Pero esta segunda edición que apareció en 1998, fue de todo menos simpático. Las características daban mucho de qué hablar. Con un par de lentes encima de la luna delantera, una morro que parecía que se escondía, dos cristales de techo separados, una potencia que dejaba mucho que desear y todo sostenido en unas ruedas realmente pequeñas.

 

 

No siempre lo nuevo es mejor que lo viejo. No siempre la apuesta por romper los moldes establecidos, es una apuesta segura. A veces la innovación no llega a innovar. A veces el hijo… no sale a su padre.