Que tu coche no se muera de frío

Resulta curioso cómo mucha gente relaciona (de manera errónea) el fin de la Navidad con el periodo invernal. Nada que ver con la realidad, donde tenemos que esperar hasta finales del mes de marzo para despedir a esta fría estación y dar la bienvenida a la tan esperada primavera.

Si excavamos un poco más en esta particularidad, nos encontramos con una conclusión un tanto inquietante. Nuestros vehículos pasan mucho tiempo al aire libre, soportando en esta estación temperaturas bajas y condiciones climatológicas adversas. Hasta ahí, no decimos nada nuevo, pero sin embargo existen numerosas averías en nuestros vehículos cuyo factor desencadenante es siempre el mismo, las bajas temperaturas. Elementos vitales para nuestra seguridad como las ruedas, los faros o incluso la batería, pueden resultar dañados antes de lo previsto si nuestro coche se expone con frecuencia a bajas temperaturas. Asumiendo que lamentablemente aún nos quedan unos cuantos días de frío y mal tiempo, hoy en Euro Repar vamos a repasar los trucos más efectivos para combatir el frío y alargar la vida útil de tu vehículo.

avería enero

Aunque no lo creas, la parte que más sufre de nuestro coche es toda la relacionada con la electrónica. ¿Sabías que, según el CEA, de todas las averías que se producen en invierno, un 23% es por un fallo solo de la batería? De todos los componentes del coche, es el que más sufre las bajas temperaturas, debido a que se imposibilita el arranque de la misma y van disminuyendo su capacidad de carga. Para solucionar esta problemática, basta con comprobar de manera periódica su nivel de carga (con un medidor de carga) o mirar el testigo de carga que incluyen muchas baterías, denominado “Power Check”.

Otro de los fallos más comunes que provocan las bajas temperaturas son los calentadores. La ecuación es sencilla, cuanto más frio, más trabajo y esfuerzo se reclama a esta parte del motor. Su esfuerzo en exceso puede derivar en problemas con los alternadores y sus escobillas. Para evitar un problema mayor, en Euro Repar recomendamos acudir a cualquiera de nuestros talleres y realizar una revisión de dichas partes.

Por último, y no por ello menos importante ni menos obvio, debemos prestar especial atención a todos los elementos expuestos a la meteorología de manera directa. Si antes hemos podido comprobar cómo los elementos internos se ven afectados por el frío, imagínate todos aquellos que están en la parte exterior. Escobillas limpia parabrisas, luces, neumáticos, cerraduras o la propia carrocería en sí. Creemos conveniente meter dentro a todos estos componentes por una evidente razón. El mejor consejo para todos ellos es… llevar un repuesto. Tengamos en cuenta que al estar en contacto directo con las condiciones meteorológicas, su periodo de duración puede verse afectado. Llevar unas bombillas de repuestos, una escobilla y por supuesto un neumático de repuesto, puede sernos de gran utilidad a la hora de realizar un viaje en dichas condiciones.

Al fin y al cabo, si nosotros nos preparamos para enfrentarnos al frío… ¿Por qué no hacer lo mismo con nuestro coche?

El calor puede averiar tu coche en verano.

En los últimos post hemos visto cómo el calor puede disminuir nuestra capacidad para conducir. Hoy, en Euro Repar queremos avisarte de las partes del coche que más sufren las altas temperaturas, y por tanto, son más vulnerables de averiarse.

avería en carretera

Los neumáticos. En verano el asfalto puede alcanzar alturas inimaginables y los neumáticos están en roce constante, provocando que se vayan deteriorando. Por eso, es importante que el dibujo esté en buen estado y tengan la presión adecuada, para evitar reventones.

El motor. Los largos viajes a altas temperaturas influyen en el rendimiento del motor, que necesita que el líquido refrigerante esté en buen estado y entre el máximo y el mínimo.

El sistema eléctrico. En verano abusamos mucho de la batería del coche, sobre todo por el uso del aire acondicionado. Su desgaste puede dañar a partes del sistema eléctrico e incluso descargar totalmente la batería.

El aire acondicionado. Es normal que abusemos del aire acondicionado en estas fechas, pero realizar un correcto uso, nos puede evitar averías en el desgaste de los conductos, en los filtros o en el compresor del aire.

Los frenos. En esta época de viajes y escapadas, no tenemos en cuenta que cargar en exceso el coche, puede traer consigo alguna avería. Los frenos se desgastan más cuanto mayor sea el peso del vehículo, además de que las altas temperaturas calientan los discos y el líquido de frenos debe estar a un nivel correcto.

Y recuerda que antes de salir de viaje, es importante realizar una puesta a punto de tu vehículo en tu taller Euro Repar. Así, será más fácil llegar a tu destino, sin sobresaltos.

Que la factura del taller no te suene a chino.

Cuando llevas el coche al taller y te dan la factura, la miras y haces como que está todo bien. Pero nunca estás del todo seguro de si los conceptos que incluye cumplen todos los requisitos y garantías. No te preocupes, aquí te damos las claves para tener en cuenta a la hora de leer la factura y que salgas tranquilo del taller.

factura taller

La factura debe estar sellada y firmada por el taller. No importa si te la entregan en papel o por vía electrónica, el sello y la firma no pueden faltar.

Debe aparecer un desglose de los servicios prestados con su importe correspondiente. No pueden faltar las operaciones realizadas, las piezas utilizadas, si se ha hecho una puesta a punto, las horas de trabajo y los impuestos aplicables.

Ojo con la letra pequeña, normalmente no nos fijamos en ella y eso siempre trae algún disgusto. Según el Real Decreto 1457/1986 las cláusulas que afecten a los derechos de los usuarios en los resguardos, presupuestos, facturas u otra documentación emitida por los talleres no pueden tener un tamaño de letra inferior a 1,5 milímetros de altura.

La información de la factura puede cambiar en función de la comunidad autónoma. Cada comunidad con su normativa propia obliga a incluir información complementaria. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid es obligatorio incluir una leyenda informativa sobre la reparación, mientras que en Castilla-La Mancha y Asturias exigen la inclusión de contenidos relacionados con la garantía y manipulación de terceros. Por eso es importante consultar la normativa de cada comunidad, ya que de lo contrario se puede perjudicar tanto al cliente como al taller.

Fíjate en si tu taller incluye la garantía. Por ley, no todas las comunidades autónomas obligan a los talleres a incluir la garantía de la reparación en sus facturas.  Si tienes la suerte de que en tu factura sí aparece, ten en cuenta que la Ley establece que, como mínimo, las reparaciones están garantizadas por tres meses o 2.000 kilómetros recorridos y por 15 días o 2.000 kilómetros en el caso de los vehículos industriales. En el caso concreto de Euro Repar, las garantías cubren un año de Piezas y Mano de obra.

La próxima vez que vayas a tu taller, recuerda tener estos puntos básicos en cuenta. Así entenderás mejor tu factura y seguirás teniendo total confianza en tu taller.

¿Cariño, te ocurre algo? o cómo interpretar las señales… de tu vehículo

reparación_tallerHay veces que las cosas no están como tienen que estar. Hay algo que cambia, que no es como antes. Está raro, sabes que le pasa algo, pero no consigues descubrirlo…

A lo largo del día, son numerosos los ejemplos de mensajes o “señales” que precisan de una traducción para saber qué quieren decirnos realmente. Uno de estos ejemplos se producen en nuestro coche, cuando, en un trayecto como otro cualquiera, nos aparece esa señal o luz extraña, la cual no sabemos su significado.

 

Una vez encendida la señal, ¿sabrías interpretarla? Para adivinar el significado de “esa luz”, no hace falta que seas un experto, pero saber estos trucos te ayudará en el mantenimiento de tu vehículo:

 

testigo precalientamientoTestigo de precalentamiento: Con el contacto puesto, debe encenderse; indica que las bujías de precalentamiento están funcionando. Se apaga cuando se obtiene el precalentamiento, el motor puede arrancar. Sólo aplica para vehículos con motor Diésel.

 

fallo electronicoTestigo de fallo electrónico o de presencia de agua en el filtro de gasolina: Si permanece encendido o si se enciende circulando, señala un fallo eléctrico o electrónico, o la presencia de agua en el filtro de gasolina. Consulta lo antes posible a un representante de la marca.

 

refrigeracionTestigo de alerta de la temperatura del líquido de refrigeración: Se apaga cuando el motor gira. Si se enciende en marcha, indica un aumento de la temperatura del líquido de refrigeración. Detente y deja girar el motor al ralentí (el carro encendido pero sin acelerar) durante uno o dos minutos. La temperatura debe disminuir. Si no, detén el motor, déjalo enfriar y comprueba el nivel del líquido de refrigeración.

neumaticosLos famosos dibujos: Recuerda que los neumáticos se hacen viejos y se desgastan. La banda de rodadura de tus neumáticos no debe ser inferior a 1,6 milímetros de profundidad. Además, para que la seguridad en la conducción no se vea afectada sensiblemente, se recomiendo cambiar de cubiertas una vez que el dibujo de las mismas vaya por debajo de los 3 milímetros de profundidad.

Además de estas señales, existen muchas otras que pueden producirse en nuestro vehículo. Por suerte, contamos con un arma infalible a nuestro favor, el Manual del Propietario de tu vehículo. Con este “traductor” podremos interpretar cualquier tipo de incidencia que le suceda a nuestro vehículo.

Enero llega con alguna avería extra. ¡Presta atención a la batería!

Hay varias averías comunes que suelen aparecen en estas fechas. Una revisión periódica te ayudará a prevenirlas.

Averías enero

En invierno, la gran mayoría de las averías están causadas por problemas con la batería. Las bajas temperaturas y un mal mantenimiento, hacen imposible que arranque, sobre todo si cuenta con más de 3 años. También hay que tener cuidado con el alternador, ya que si no genera suficiente energía o está dañado, no recargará la batería correctamente. La batería sufre más en esta época del año porque la temperatura y la humedad la resienten y demandamos un mayor consumo: luces, limpiarabrisas y antivaho. Pero sobre todo, porque necesitamos más corriente para arrancar el motor, y si realizamos trayectos cortos, la batería no llega a recargarse.

Además, los vehículos diésel, tienen unos calentadores de inyección indirecta que se activan unos segundos para calentar el combustible y facilitar el arranque. Este tiempo llega a duplicarse y hasta triplicarse en invierno, reduciendo su vida útil.

Cuidado con el aceite y los filtros. Asegúrate que utilizas los adecuados para tu coche ya que los arranques en frío son delicados y pueden dañar el motor. Por eso usa siempre un lubricante sin impurezas y adecuado para el frío.

También aumenta la corrosión de la carrocería, provocada por la sal que se salpica de las carreteras y que, a largo plazo, puede crear corrosión en los bajos y en el guardabarros. Por eso, te recomendamos lavar el coche para eliminar la sal.

Muchas otras averías son provocadas por las inclemencias meteorológicas. La sal, la lluvia, el hielo y la nieve aumentan la posibilidad de tener un accidente, por eso es muy importante que los neumáticos tengan un dibujo de al menos 3 milímetros en invierno. Y si sueles conducir por zonas nevadas o muy frías te recomendamos comprar neumáticos de invierno.

También damos un mayor uso a las escobillas y las luces en esta época del año, por lo que se reduce su vida útil.