Si sois amigos de verdad, protégele de verdad

Resulta curioso que en un país como España, donde según datos de Fediaf (European Pet Food Industry Federation) uno de cada cuatro hogares en España tiene un perro como animal de compañía, pero casi un 80% de los dueños no conoce las normas de seguridad para mascotas.

A efectos legales, el Reglamento General de Circulación establece de manera clara las obligaciones del conductor en el artículo 18.1, donde explica que “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”

Para evitar sorpresas durante el trayecto, una de las soluciones más utilizadas son las rejas para perros, cuya finalidad es ofrecer un espacio cerrado para nuestro animal de compañía, evitando así que pueda saltar a cualquier espacio del vehículo. Estas rejas son muy cómodas y prácticas, ya que su instalación es muy sencilla.

pepe_cochePero no todo van a ser ataduras, ya que en Euro Repar sabemos que el verdadero hándicap de llevar mascotas en el coche, es la huella que dejan en él. Para que cada trayecto no se convierta en un viaje de perros, te ofrecemos los siguientes consejos para limpiar el pelo de nuestra mascota:

Cepillo con cerdas de goma: Este es un buen aliado para ayudarte a la limpieza de la tapicería de tu coche, pero exige tener destreza con el uso de la manguera del aspirador al lado. Recuerda cepillar siempre en la misma dirección y pegar la manguera del aspirador al mismo tiempo.

Guante de goma: existen remedios mucho más caseros y por lo tanto, baratos. Prueba los que te vengan mejor, pueden servirte los habituales de cocina. Lo único que hay que hacer es humedecer un poco el guante y pasarlo sobre la tapicería en la misma dirección, arrastrando los pelos hacia un único punto para, luego, recogerlos con facilidad.

Mantas sobre el asiento: el clásico remedio, una manta de un buen grosor para cubrir los asientos del coche evitando así que se puedan deteriorar y, de paso, ofrecer una cómoda superficie para nuestro amigo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website