¿Qué hacer en caso de accidente de coche? Una guía para salvar vidas

102.299 accidentes de tráfico, 138.609 personas heridas, 1.806 muertos.

Estos son los datos del año 2018 sobre siniestros en carretera.

Pese a las campañas de concienciación de la DGT, las cifras siguen siendo muy altas. Y es que conducir por ciudad, vías interurbanas o autovías implica siempre exponerse a sufrir un accidente de coche.

En Eurorepar Car Service, como red de talleres presentes a lo largo y ancho de la península ibérica, recibimos cada día cientos de coches accidentados con un bollo, “un golpecito de nada” en el exterior que tiene graves consecuencias en el interior y toda clase de rasponazos, roturas, daños y desperfectos.

Mientras arreglamos los coches y los ponemos de nuevo a punto para volver a la carretera, a veces somos testigos de las historias más inverosímiles – pero al fin y al cabo ciertas – en el asfalto. Y la conclusión de todas ellas es más que obvia: nadie sale de casa pensando que va a tener un accidente y, sobre todo, nadie está preparado para actuar en caso de accidente.

Un accidente de coche interrumpe tu rutina, interrumpe tus planes y pone tu vida en pausa. Actúa con la mente fría para que sus consecuencias no sean aún más graves.

Como disfrutamos mucho de vuestras conversaciones y os queremos ver por nuestros talleres sanos y salvos, hemos preparado una breve guía para que tengáis en cuenta en el caso de que sufráis un accidente de coche o seáis testigos de uno.

¿Preparados? En caso de accidente, nunca lo suficiente.

 

PAS: proteger, alertar, socorrer.

En un momento de shock tienes que recitar estas palabras como si fuesen tu mantra vital. Porque son tu mantra vital, y puede que el de otras personas que te necesitan al 100%, no al 50%, ni al 70%. Familiares, amigos, otros conductores implicados en el siniestro, incluso tu mascota.

 

Tienes que respirar y contenerte. Ordena tus ideas en un chasquido de dedos, ten los nervios de acero. Porque dependiendo de la gravedad del accidente, es probable que no puedas digerir mucha más información que esta: PROTEGER, ALERTAR, SOCORRER.

Tres acciones de protocolo que con el susto, la ansiedad o sencillamente el dolor intenso, punzante y helador que se está apoderando rápidamente de tu cuerpo puede que te resulten imposibles.

Respira.

 

Proteger

En caso de accidente, es imprescindible señalizar inmediatamente la zona para avisar a otros vehículos de la vía y evitar así sucesivos accidentes o que un conductor despistado pueda atropellar a una de las víctimas.

Ponte el chaleco reflectante, saca los triángulos u otras balizas de señalización de las que hagas uso (como conos, luces o bengalas) y asegúrate de que el accidente es visible en ambos sentidos de la carretera.

Enciende los intermitentes de tu coche para indicar un accidente u avería y, en la medida de lo posible, sitúa tu coche haciendo de barrera al accidentado.

 

Alertar

Es hora de llamar inmediatamente al 112.

Este teléfono está disponible desde cualquier terminal, en cualquier país de Europa y siempre remite al equipo de emergencias. Funciona incluso sin cobertura, de ahí la obligatoriedad que supone dar el aviso a las autoridades.

Cada segundo cuenta. Llama al 112 inmediatamente e indica la situación del accidente. Los 8 segundos que has tardado en terminar de leer este párrafo pueden significar mucho durante una emergencia.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que mucha gente prefiere no implicarse en un accidente si cree que la situación está controlada, desde Eurorepar Car Service queremos recordar que es Delito de Omisión de Socorro no ayudar en caso de presenciar un accidente. Siempre y cuando seamos capaces de prestar auxilio, ¡nada de heroicidades al borde de un precipicio! 

 

Socorrer

Más de uno actúa sin pensar y empieza a realizar las maniobras de reanimación a una persona que no las necesita, o se apresura a sacar del coche a un herido que está atrapado dentro.

Salvo por peligro de incendio o explosión del vehículo, hay que evitar mover al accidentado. De igual manera, está prohibido que le quitemos el casco a un motorista.

Los accidentes de moto suelen ser más graves que los de coche y tienen su propio enemigo: los quitamiedos.

Siempre tenemos que estar atentos, calmar a los afectados, hablándoles de manera relajada y atendiendo a sus necesidades hasta que lleguen los equipos de emergencia.

Para poder ayudarles a levantarse, lo principal es indicarles que no se muevan de manera brusca, pueden estar en estado de shock, haber sufrido algún esguince o rotura y tenemos que transmitirles que no hay prisa y que es esencial que estén quietos.

Si consideramos que no están graves, se les debe pedir que muevan una a una las extremidades para comprobar que la columna vertebral no ha sido dañada. Empezaremos con los brazos y seguiremos con las piernas.

Una vez hayamos confirmado que puede moverse, se le puede pedir que intente levantarse pero con el objetivo de que se incorpore y se siente si está tendido en la calzada. En caso de estar en el interior del vehículo, es mejor no moverle en ningún caso.

Haga frío o calor de verano, deberemos taparle con alguna chaqueta o una manta para conservar su temperatura corporal hasta que aparezca la ambulancia.

 

Gracias por haber salvado una vida.

Miles de héroes anónimos lo hacen cada año en nuestras carreteras.

Si ves un accidente en ciudad o en carretera y tienes conocimientos de primeros auxilios, tu ayuda puede marcar la diferencia.

Desde Eurorepar Car Service ponemos especial énfasis en que los conductores que nos leéis en el blog sepáis cómo actuar en caso de emergencia u avería y respetéis las normas de seguridad vial en todo momento.

 

Además de todo esto, queremos recordar que la prevención es mejor herramienta que la precaución y que antes de cualquier viaje de largo recorrido es muy recomendable hacer una revisión completa de tu coche para así evitar sorpresas desagradables en carretera.

 

 

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website