Coches sin conductor ¿Te gustaba conducir?

Si conduces, conduce. Este concepto a simple vista no trae consigo muchos quebraderos de cabeza. No obstante, dentro de muy poco tiempo reflejará precisamente el dilema al que nos enfrentaremos y del que vamos a hablar en este post: La revolución de los coches autónomos.

Resulta curioso saber que no dentro de mucho podremos ver (como algo normal y corriente) coches sin conductor recorriendo nuestras calles. Esto se debe a los conocidos como vehículos autónomos. Una “futurista” innovación tecnológica que ya ha arrancado motores, haciendo que las principales firmas y compañías internacionales trabajen en prototipos con la esperanza de encontrar el “vehículo del futuro”.

vehículo del futuro

(Foto El País Tecnología)

A pesar de los posibles detractores, el piloto automático es un paso de gigante en la carrera de la innovación. Un avance inmenso en cuanto a tecnología, movilidad y comunicación. Y no es para menos, ya que supone un cambio radical en el mundo automovilístico, no solo a nivel del propio vehículo. Pensemos, por ejemplo, la cantidad de sectores afectados de una u otra manera por este fenómeno: transporte público,  Sanidad, fuentes de energía…

Para hacernos una idea de las capacidades de estos vehículos, debemos tener en cuenta muchos aspectos. Desde el comportamiento del coche o el del propio “piloto”, hasta las posibles interacciones que ocurran en el entorno. El estado del coche, las condiciones de la carretera, tráfico, tiempo meteorológico, velocidad permitida, etc. Muchos factores que, en una situación normal, condicionan nuestra forma de circular, y por lo tanto, lo harán cuando llegue el día en el que todos los vehículos de la carretera puedan conducir por sí solos.

Un auténtico cambio en el concepto de trasporte, que a su vez nos plantea importantes preguntas. ¿Cuánto tardará en implantarse este sistema en los vehículos comunes? ¿Es un sistema realmente seguro? ¿Qué coste tendrá para el ciudadano de a pie? ¿Es realmente el futuro del mundo del motor? Por fortuna o por desgracia, solo podemos hacer una cosa… esperar.

Las manos al volante, no al móvil

¿Conoces el significado de la palabra “nomofobia”?

A simple vista parece ser algún tipo de extraña manía, pero no es más que el temor y ansiedad que se produce en el paciente ante el hecho de no poder ver o consultar su “Smartphone” cuando lo desea. Está claro que aun así parece algo con lo que podemos convivir hoy en día, pero si metemos esta “nueva” fobia dentro de nuestro vehículo… la cosa se ve de otro color.

conducir con movil

Antes de nada, es importante dejar claro cuál es el nivel de riesgo al que nos exponemos. Cuando consultamos nuestro móvil mientras nos encontramos al volante, tardamos casi medio segundo más en pisar el freno, y fruto de esa distracción encontramos consecuencias impactantes. Según datos de la DGT, en 2013 de los 89.519 accidentes, en más de 34.000 la distracción con el móvil aparece como causa concurrente. Pero esto no acaba aquí, ya que según la AAA Foundation for Traffic Safety, utilizar el móvil mientras se conduce multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente.

Viendo estas cifras, la siguiente pregunta que nos hacemos es ¿por qué se siguen produciendo accidentes? Por desgracia, hay muchas personas que se escudan en las “ayudas” que el teléfono móvil ha ofrecido a los ocupantes del vehículo y sobre todo a los conductores. Las distracciones evolucionan, sí.  Desde poder conversar con el manos libres, programar el GPS, enviar SMS, WhatsApp o conectarse a Internet. Pero al fin y al cabo, evolucionadas o no, continúan siendo lo mismo, distracciones.

Convertir una ayuda en una distracción está al alcance de todos. Para ayudarnos a no caer en la tentación, desde hace tiempo el uso del móvil en el coche está penalizado con multas de hasta 200€ y la pérdida automática de 3 puntos en el carné de conducir. Tanto si hemos recibido la multa por un policía presencial o por un dispositivo de captación (radar, helicóptero etc.) podemos recurrir la misma. No obstante, a nadie se le puede quitar de la cabeza que, en ocasiones, el precio que podemos llegar a pagar por utilizar el móvil mientras conducimos… puede ser mucho mayor.

Perritos a todo gas

Es llevar la frase “de boca en boca” a otro nivel. Las Food Trucks, el innovador picnic gastronómico, se basan en la calidad de los restaurantes y la versatilidad de la “comida rápida” (que no basura). ¿Pero cómo han llegado hasta aquí? ¿Cuál es su principal ventaja frente a las otras opciones gastronómicas? En este post vamos a indagar un poco más en esta moda sobre ruedas y en sus principales mercados para visitar en España.

food trucks

Como con cada invento, las Food Trucks nacieron de una necesidad. Y no era para menos, ya que desde 1691 los nuevos ritmos de vida que se sucedían en Japón y Nueva York hicieron posible que la comida rápida en la calle surgiese de la nada. Y si hay que ofrecer comida en la calle… hay que transportarla. Es ahí donde nuestras simpáticas furgonetas comenzaron su andadura por las calles. Su principal creador, Charles Goodnight, inventó la primera cocina con ruedas al colocar estanterías en su carro para guardar comida, y ahí nació el nombre de “Chuckwagon”.

Desde entonces, su crecimiento ha venido rodado. Con focos en las principales ciudades metropolitanas de zonas como Norte América, donde se contabilizan casi 3 millones de Food Trucks, esta moda culinaria ha despertado la atención de millones de comensales, hasta el punto en que se organizan eventos y concentraciones de Food Trucks. En España existen varios, y uno de los más importantes es el MadrEat, el Streetfood Market de Madrid. El tercer fin de semana de cada mes, en la Plaza de Azca, MadrEat congrega durante tres días a las mejores Food Trucks, que junto con puestos de comida callejera, dan a conocer y saborear las propuestas culinarias de varios países y regiones. Un auténtico mercado de cocina callejera para degustar en la propia calle.

MADREATPero no acaba aquí, ya que el éxito de esta propuesta radica en su apuesta por la gastronomía de alta calidad a precio accesible y que se ha ido consolidando a medida que se han ido sumando más de 50 cocinas y sabores nacionales e internacionales, donde podemos llegar a encontrar chefs de renombre con Estrellas Michelín.

En definitiva, un auténtico espectáculo sobre ruedas para el propio cliente, y que sin duda dará mucho juego… y mucha hambre.

De camino a un mundo eléctrico

El cambio al vehículo eléctrico está provocando una verdadera revolución al sector de la automoción y al mundo. Primero, por el mercado de los fabricantes y suministradores, ya que los
motores son más sencillos que los de combustión y muchas empresas que producen aceites, bujías, refrigerantes… pueden ver menguados sus beneficios en los próximos años. Al mismo tiempo
que las creadoras de baterías, motores eléctricos, circuitos de carga… etc… van a salir beneficiadas de este cambio.

taller_eurorepar

Cambiaremos un mundo dominado por el petróleo y el carbón, al litio. El elemento que necesitan las baterías de los coches eléctricos para funcionar.

Aparecen nuevos fabricantes. Tesla es el que está encabezando este cambio, por ejemplo desmontado esa sensación de “calma” de los coches eléctricos. Su modelo Model S P85D, es capaz de alcanzar los 96 km/h en solo 2,5 segundos en línea recta. ¡Y sin motor de combustión para conseguirlo! Pero también es conocido el coche eléctrico de Google sin conductor y se rumorea, que Apple puede estar trabajando en uno.

Esta fuerte competencia está llevando a buscar soluciones cada vez más eficientes, como la implantación de plataformas modulares en la organización de la producción, algo que ya están realizando en los principales fabricantes europeos: PSA Peugeot-Citröen, Volkswagen y Renault-Nissan.

Coches, cámaras, ¡canción!

Mamma mía, mamma mía let me go. Si sientes “ese” subidón cuando suena “ese” tema… ya sabes de qué vamos a hablar en este post.

¿Sabías que, según datos facilitados por una encuesta realizada por Citroën, los europeos pasamos una media de cuatro años y un día a lo largo de nuestra vida dentro del coche? Manejando (nunca mejor dicho) esta cantidad de tiempo, es normal que desarrollemos ciertas habilidades a la hora de ponernos al volante. Y una de ellas, es cantar.

El mundo de la automoción y de la música han estrechado lazos en las últimas décadas de una forma significativa, llegando al punto en el que intercambian sus productos para un beneficio común, como el modelo Seat Ibiza edición Spotify u otros modelos que integran aplicaciones de música como BMW, Mini etc.

Dentro de este cóctel de kilómetros y sonidos, encontramos un fenómeno que está revolucionando las redes sociales y dinámicas de millones de conductores, hablamos del formato Carpool Karaoke. Un coche, una cámara y una canción. Es todo lo que necesitas para mostrar tu pequeña aportación al mundo de la música sobre ruedas.

Sin duda alguna, este formato permite muchas variantes e interpretaciones, pero pocas obtienen el reconocimiento que James Corden ha obtenido en su “Late Late Show”. Y es que este cómico estadounidense ha convertido tranquilos paseos en actuaciones a viva voz con celebridades de la talla de Michelle Obama, Adele, Elton John o los Red Hot Chili Peppers entre otros.

 Además de cantar canciones, James Corden entrevista a sus invitados y les pregunta aspectos sobre las canciones o sobre su carrera. Uno de los más reconocidos ha sido el que realizó con la cantante británica Adele junto al presentador. La naturalidad y sencillez con la abordaron la entrevista solo estuvo a la altura de la voz de la cantante, cuando interpretaron juntos el sencillo “Hello”.

Sin duda alguna, una ingeniosa forma de realizar la entrevista de siempre, al artista de siempre, con las canciones de siempre.

Aquí os dejamos algunos de los mejores momentos del programa:

Michelle Obama

Elton John

Red Hot Chili Peppers

En busca del copiloto perfecto

¿Estás despierto? Porque hoy, no vamos a darte los consejos para conducir mejor, sino para que le facilites el trayecto al conductor cuando vas de copilo. Así que abre bien los ojos que allá vamos.

No te duermas. Y no solo para dar conversación al conductor, sino porque puedes ayudarle con la ruta, pasarle agua, las gafas de sol o cualquier cosa que necesite.

Cuidado con las indicaciones. Ni por allá, ni izquierda cuando quieres decir derecha. En esos casos más que ayudar, puedes distraer al conductor, confundirlo y que se acabe metiendo por prohibida, o peor, teniendo un golpe.

buen-copiloto

Eres el encargado perfecto del GPS. Un copiloto tiene la misión de poner el GPS y estar atento a sus indicaciones, porque así, siempre puedes adelantarte decir qué salida de la rotonda coger o la calle por la que tienes que girar. A veces el “a 300 metros” no siempre es del todo claro.

No impidas una correcta conducción. Debes de tener cuidado para no molestar al conductor al poner la radio, conectar el USB o verificar el GPS. Y sobre todo, no dificultes la visibilidad en ningún momento: ni poniendo los pies en el salpicadero o ni tapando el espejo retrovisor del copiloto.

Son sus normas, pero es tu vida. Cada uno tiene su estilo de conducir. Es posible que tú cambies antes de marcha, hayas facilitado el paso al que se quería incorporar o des antes el intermitente. Respétalo siempre y cuando el conductor esté cumpliendo con las normas de circulación. Pero si no ese no fuera el caso, díselo con contundencia, porque al fin y al cabo el conductor lleva tu vida en sus manos.

Pon un famoso en tu coche

El cuerpo de este futbolista, la mansión de este actor y el pelo de esta actriz. Muchos de los personajes y celebridades del momento traen consigo una infinidad de seguidores y fans que buscan parecerse y acercarse a imagen y semejanza a su estrella lo más posible. Y estas celebridades lo aprovechan, de un modo u otro.

Uno de los ejemplos más claros lo encontramos en las excentricidades y lujos que estas personas famosas muestran con orgullo; mansiones, viajes, fiestas, y coches… infinidad de coches. Está demostrado que las palabras famosos y coches de lujo son dos conceptos que van de la mano siempre. Cuanto mayor es el caché del famoso o famosa, mayor suele ser su colección de coches.

Porque el dinero, llama al dinero. Y ante esta oportunidad de oro, muchas de las grandes marcas de coches “fichan” a las celebridades del momento como embajadores de la marca, sabiendo así que si el famoso lleva su coche, el fan también querrá llevarlo.

Twizy David Guetta

(Foto by Mundo Flaneur)

Pero lejos de la colecciones privadas que cada famoso tiene en sus garajes y que podríamos clasificar durante horas (Cristiano Ronaldo posee hasta 20 coches, desde un Bugatti Veyron hasta un Rolls-Royce) nos centraremos en lo que las marcas hacen por los famosos, es decir, los coches que ceden por su patrocinio.

En el ámbito deportivo, el caso de Audi como patrocinador del Real Madrid y el F.C. Barcelona es más que conocido. Y es que la firma automovilística obsequia a cada jugador con un coche de alta gama cada año.

NADAL KIA

(Foto by Hoy Motor)

Fuera del mundo del fútbol encontramos pintorescos ejemplos de todos los tamaños y colores. El músico David Guetta es el embajador del extravagante Renault Twizy. También el icono alemán Claudia Schiffer se mueve entre motores, con marcas como el Citroën Xsara o actualmente su compatriota Opel. O nuestro tenista y la marca Kia, de la que es imagen desde hace más de cinco años.

Son tantos los ejemplos y anécdotas en este matrimonio de gloria rodante, que a veces nos preguntamos si son los famosos los que patrocinan a las grandes marcas… o las marcas las que dan sonoridad a los famosos.

Si se sienta bien, se siente bien

No cabe duda de que con el paso del tiempo, las prestaciones de los vehículos que recorren nuestras carreteras no dejan de sorprendernos ofreciendo cada vez más comodidades. Además, estas mejoras no solo afectan a conductores, sino a todos los pasajeros y ocupantes del vehículo. Uno de estos elementos a los que prestamos más atención es la silla infantil. No obstante, pese a su apariencia de sencillez y facilidad, el mundo de las sillas infantiles esconde infinidad de aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una silla u otra. ¿Cuánto mide tu hijo? ¿Cuánto pesa? ¿Qué edad tiene? ¿Vale la misma silla ahora que dentro de 3 años? Y un aspecto importante… ¿Cómo coloco la silla?

sillitas infantiles

Es por este motivo que en Euro Repar dedicamos este post a todas estas premisas que necesitaremos controlar para que nuestro hijo esté seguro en nuestro coche.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que en la actualidad existen cinco tipos o grupos de asientos infantiles en función del su ocupante: grupo 0 (menos de 10 kg), grupo 0+ (menos de 13kg), grupo 1 (9-18 kg), grupo 2 (15-25 kg), grupo 3 (22-36 kg).

Estos grupos atienden a tres principales factores como son el peso, la altura y la edad, lo que hacen posible que cataloguemos a los niños en tres grupos:

  • Bebés

0-13 kg (desde el nacimiento hasta 1 año, aproximadamente)

De 40 a 75 cm, aprox.

  • Niños pequeños

9-18 kg (desde los 9 meses hasta los 4 años, aproximadamente)

De 70 a 105 cm, aprox.

  • Niños mayores

15-36 kg (desde los 3,5 años hasta los 12 años, aproximadamente)

De 100 a 135/150 cm, aprox.

Una vez tengamos elegida la silla, el siguiente paso es saber cómo colocarla, siguiendo para ello algunas indicaciones:

  • Las plazas traseras y centrales, cuando dispongan de cinturón de tres puntos o Isofix, son las más seguras.
  • En los vehículos con más de dos filas de asientos, se instalará la silla en la fila central.
  • Los asientos en los que los niños viajan mirando hacia atrás son más seguros que si lo hace mirando hacia adelante.
  • Si tu vehículo no tiene reposacabezas, elige una silla que sí lo tenga para proteger el cuello del niño en caso de golpe trasero.

Disculpe, pero solo soy una máquina.

No estamos muy lejos del día en que los vehículos funcionarán como dispositivos móviles con cuatro ruedas, intercambiando constantemente información y comunicándose con nuestro entorno para hacer cosas como reducir el tiempo de los viajes, mejorar la economía del combustible, establecer prioridades en cuanto a seguridad y en general, ayudar a hacer más fácil la vida en la carretera.

Pero antes de ofrecer, hay que conocer. Por eso cada vez son más los vehículos a los que podemos conectar toda nuestra información a sus sistemas interactivos. Perfiles en Redes Sociales, datos de contacto, protocolos tecnológicos, aplicaciones móviles… Todo esto, eso sí, a costa de un recurso que está dando mucho de qué hablar últimamente; información.

driverless carY es que esta gran cantidad de información, denominada Big Data, ha provocado que las grandes empresas tecnológicas pongan su punto de mira en el sector de la automoción. Estos gigantes tecnológicos ven el mundo del motor como una enorme oportunidad de negocio, teniendo en cuenta que cada año se fabrican 100 millones de coches en todo el mundo. Y es que se ha llegado a un punto en el que quien controla los datos, controla al cliente.

Un ejemplo claro de este “uso de tu información” lo encontramos en la marca de vehículos Tesla, conocida por producir los primeros vehículos con piloto automático incorporado. Más allá de los detractores o seguidores de esta marca, los clientes de Tesla acumulan un conjunto de datos sin precedentes. Hecho que, obviamente la compañía ha aprovechado, preparándose para utilizarla en su beneficio en los coches autónomos. En concreto sus cifras apuntan a que manejan más de un millón de kilómetros en 18 meses y acumulan otro millón cada 10 horas. A través de sensores, cámaras y radares que llevan su gama de coches, son capaces de reunir y utilizar toda esa inmensa red de datos.

Según el último informe realizado por KPMG a 800 directivos y 2.100 conductores sobre la escala de prioridades en el sector de la automoción, sin duda alguna la tendencia más importante que se señala es la conectividad y la digitalización, algo que en el informe del año pasado aparecía en décima posición. Esto nos indica que un nuevo concepto de “movilidad” está recorriendo nuestras calles. Un concepto que sin duda apasiona a productores y conductores, pero que también plante un sinfín de preguntas… y ninguna respuesta. Llegada la era en la que los coches hablen entre sí, conduzcan por sí solos, decidan cual es la mejor decisión atendiendo a distintos parámetros… ¿Cómo será el tráfico? ¿Cómo se regulará? ¿De quién será la responsabilidad civil? ¿Se asegurará la privacidad de los datos? ¿Será posible desconectarse?  ¿Cómo serán los protocolos de comunicación entre coches?

¿Cómo se puede ahorrar combustible?

Gasolinera

Después de las vacaciones, los viajes y la vuelta al cole, queremos estirar el sueldo de septiembre lo máximo posible. Por eso, hoy desde Euro Repar, te ofrecemos algunos trucos que te ayudarán a ahorrar combustible en tus trayectos.

Empecemos por lo más básico, ¿llevas el maletero lleno de cosas que no necesitas? Cuanto mayor es la carga del coche, mayor es la fuerza que necesitas y por lo tanto, el gasto de combustible. Así que… ¡fuera todo lo imprescindible!

Otra de las claves es la velocidad, debería ser contante, para que el motor no necesite mayor fuerza cada vez que aceleras. Frenar y acelerar, constantemente gasta combustible. Imagínate: atasco: de 40 a 10, a 50… ¿por qué no ir a 20/30 constante y evitar parar? ¡Tu bolsillo te lo agradecerá! Y si crees que vas a estar parado más de 1 minuto, apaga el motor.

¿Eres de los que tarda en cambiar de marcha? Pues ahí también se nota. Porque cuando mayor sea la marcha, menos combustible necesita el motor.

Pero además, para ahorrarnos unos cuantos euros al año, también es importante planificar tus rutas y comparar el precio en las gasolineras. Las gasolineras Lowcost han aumentado considerablemente en los últimos años, y aunque puede variar la calidad, el combustible está controlado y debe tener una calidad establecida por ley. Además, muchas marcas tienen interesantes programas de puntos que, te harán ahorrarte unos cuantos euros si eres de los que hace bastantes kilómetros al coche.