Cómo limpiar tu coche por dentro y por fuera (1)

Qué recuerdos aquellos de infancia. Qué veranos tan eternos.

3 meses de vacaciones de verano, 3 meses de libertad asilvestrada, de recreos infinitos y de horas muertas que tus padres tenían que rellenar de alguna manera.

A cambio de un billete de 1.000 pesetas, o para los lectores más jóvenes, de 10 euros, te daban una esponja, un trapo y un cubo lleno de agua con jabón, y eras la persona más feliz de todo el barrio o el pueblo.

Frota que te frota, limpia que te limpia; todo para cumplir con tu pequeño trabajo: dejar impoluto vuestro coche familiar. Algo que nunca pasaba.

Tus padres, a cambio, obtenían un coche semi-limpio y un más que merecido rato de descanso. Pero aún y todo tú aprendiste dos cosas: que el dinero no crece en los árboles y que limpiar un coche no es una tarea tan fácil como te gustaría.

Ahora, dueño de tu propio coche, recuerdas con nostalgia aquella época en que te daba igual comer de todo en los asientos traseros, entrabas lleno de barro después de un partido de fútbol o pegabas chicles debajo del asiento – vaya riña cuando te pillaron.

Cuántas cosas echas de menos de tu infancia, ¿verdad? Una que seguro que no: ser tan bajito que no te lleguen los pies al acelerador.

 

 

Desde Eurorepar Car Service queremos explicarte cómo puedes limpiar tu coche, por dentro y por fuera, y que quede lo mejor posible.

Y, antes de nada, y más si esta es tu primera vez limpiando a fondo tu coche, te recomendamos que trates de asimilar toda esta rutina de limpieza.

 

Empieza desde dentro

 Saca todo lo que haya en su interior.

Dependiendo de tu estado civil y el tamaño de tu coche, desde botellas de champán, revistas de coches; a la sillita de retención del bebé, los escurridizos envoltorios y papelitos, o aquella pelota hinchable que echasteis de menos durante el verano.

 

Alfombrillas

Sácalo todo. Incluidas las alfombrillas, que tienes que sacudir con las puertas del coche cerradas.

Cuando estén más o menos limpias, enciende la aspiradora – no importa si es una normal, una portátil o una industrial – y succiona gravilla, hojas, pelo y cualquier cosa que puedas encontrar en las alfombrillas.

Diluye 5 partes de agua por una de detergente suave o jabón en un cubo, y limpia las alfombrillas a conciencia. Después déjalas secar al sol mientras sigues con el aspirador.

 

Juega a “Dora la Aspiradora”

Ahora que tienes el coche libre de objetos, entra a machete con la aspiradora. En cada esquina, en cada pliegue de la tapicería, no dejes rincón sin absorber.

No hagas esto a última hora de la noche después de un día duro de trabajo, tu cuerpo necesita girar en ángulos insospechados y torcerse más que un espectáculo del Cirque du Soleil para que tú y la aspiradora lleguéis.

Ayúdate de un cepillo suave para frotar barro, manchas, pelo (si tienes mascota) y cualquier residuo que haya quedado adherido a tapicería o superficies, y vuelve a aspirar por la zona.

 

Invierte en un aspirador portátil si no tienes uno aún. Es una herramienta de lo más práctica sobre todo si no pasas mucho por casa.

 

Salpicadero vs. Tapicería vs. Cristales

Ahora comienza el trabajo de verdad.

Compra tres trapos de microfibras – puedes encontrarlos en packs de distintos colores en la sección de limpieza de cualquier supermercado y por menos de 2€ – y, por ejemplo, destina el naranja al salpicadero y partes de plástico, destina el azul clarito a los cristales y el verde a la tapicería e interior textil del coche.

Es importante que tengas tu propio código de colores, ya que cada una de estas superficies requiere un producto específico y mezclarlos no es recomendable para tu coche.

Con el naranja, frota primero con agua templada y una gota de jabón por todas las superficies, especialmente sobre las plásticas y en concreto, las del salpicadero.

Después, aclara con agua el trapo naranja y utilízalo de nuevo para aplicar un acondicionador de plástico.

Puedes encontrar este producto en cualquier gasolinera y pese a que su precio supera a veces los 20€, merece mucho la pena comprar uno y llevarlo siempre en el coche. Este producto te ayudará a mantener esa apariencia de nuevo en tus asientos

Con los cristales sé un poco más delicado, no vayas a rayarlos.

Aunque no lo creas, la humedad que los empaña los ensucia poco a poco y disminuye tu visibilidad al volante.

Aplica sobre ellos un limpiacristales convencional sobre el trapo de microfibras azul y limpia con suavidad. Repasa con una toallita de papel seca para que no queden manchas de líquido. ¡No olvides los espejos retrovisores!

Otra superficie a la que debes considerar cristal y trapo azul es la de la pantalla de tu navegador GPS y los cuenta kilómetros.

 

Toca ponerse con la tapicería, tanto si es de tela, poli-piel o cuero, repite el mismo proceso que con el trapo naranja. Empapa el trapo verde con agua templada y una gotita de jabón detergente, y después aplica un producto específico.

Puedes llamar al fabricante para consultar cual es el más adecuado para tu modelo de coche.

 

Ahora tómate un respiro.

En las próximas semanas te explicaremos cómo terminar la faena limpiando tu coche por fuera. Recuerda que la suciedad puede resultar muy peligrosa si llega a partes más delicadas de tu vehículo, como el motor, la correa de distribución o el tubo de escape.

En tal caso, deberás traer tu coche a un Taller Eurorepar Car Service para que lo pongamos a punto al mejor precio.

 

 

 

 

 

Descubre Guipúzcoa sin utilizar el GPS ¡y no te pierdas nada!

Se dice que no hay otro territorio en España en el que llueva tanto.

Pero no es cierto. Al menos no del todo.
Incluso cuando el verano más desolador derrite al resto de la península, los telediarios recomiendan hidratarse en abundancia y el calor obliga a tomar las sombras, las fuentes y las terrazas como si fuesen la Bastilla, en Guipúzcoa puedes estar media hora decidiéndote entre chubasquero y sudadera o sólo sudadera pero con katiuskas. Y todo para equivocarte.

Si los vascos pueden distinguirse del resto de la península por algo más que su gastronomía, su cultura centenaria o su idioma, es precisamente por su microclima.

Incluso en invierno, las temperaturas son más suaves que en el resto de España. Y es de agradecer.

Guipúzcoa se convierte así en un destino preferente al que escaparse en cualquier época del año. Eso sí, hasta en verano, la maleta debe incluir unas botas de agua y algo que proteja del viento y de la lluvia.

Por eso, te invitamos a realizar una ruta en coche en la que, además de mojarte, conocerás estrellas michelin, visitarás escenarios de series y descubrirás a uno de los mejores modistos del planeta.

 

San Sebastián (Donostia)

Nuestra ruta empieza en una de las ciudades más bonitas y singulares de toda España. Con tres playas, tres montes y una isla, esta perla del Mar Cantábrico acumula más estrellas Michelin por km2 que ninguna otra ciudad del mundo.

Aparca el coche y desabróchate el cinturón, porque visitar San Sebastián (Donostia en euskera) es abrirse a probar un sinfín de pintxos, recetas y platos.

Tres recomendaciones rápidas: el pintxo de tortilla del Zabaleta, la ración de tomate del Bar Nestor y la carta completa del Topa Sukaldería.

Puedes aparcar perfectamente en el parking del Palacio Kursaal o en de la Plaza Catalunya y, en caso de encontrarlos al completo, dirígete a la Estación de Autobuses donde siempre hay hueco.

Además de comida para “ganar algún que otro michelin”, en San Sebastián encontrarás mucha cultura. De ahí que se ganase el título de Capital Europea de la Cultura en 2016.

Vista panorámica desde el Monte Igueldo, en el que los más pequeños de la familia se encontrarán con una sorpresa increíble: un parque de atracciones.

 

Zarauz (Zarautz)

Dirígete hacia el oeste y en aproximadamente 25 minutos encontrarás una de las paradas obligatorias del surf nacional. Si bien sus aguas no son tan laureadas internacionalmente como las de Mundaka, Zarauz vive, respira y siente el surf en todas sus dimensiones.

Para la visita a Zarauz te recomendamos llevar un corta vientos. La fuerza del viento, tan creativa a la hora de cincelar su oleaje, puede llegar a ser desagradable en sus calles.

Un paseo por la playa de espigón a espigón, un café con vistas al mar o, dependiendo del tiempo, un buen bañito esquivando tablas, pueden ser la excusa perfecta para visitar la localidad.

 

Guetaria (Getaria)

 No necesitas desviarte de tu camino, Zarauz y Guetaria conectan a través de una carretera que bordea el mar.

Si ha existido un diseñador español que haya definido la moda a nivel mundial ese es Cristobal Balenciaga. El museo homónimo, ubicado en la localidad de Guetaria, recoge algunas de las prendas originales que el maestro de la aguja y el hilo concibió hace más de 100 años.

¿No te interesa demasiado el mundo de la moda? Guetaria te ofrece la oportunidad de ser testigo de una tradición que sobrevive a los nuevos tiempos: la pesca de bajura.

Si te informas con antelación, podrás asistir al amarre y descarga de buques pesqueros que traen pescado a las lonjas de la cofradía cada semana. Además de ver y oler el pescado, podrás comprarlo en la subasta o probarlo en uno de los numerosos restaurantes que salpican este pequeño pueblo marinero.

 

Foto de dos embarcaciones pesqueras atracadas en el puerto de Guetaria. Las barcas pequeñas, a la derecha de la imagen, reciben el nombre de “txalupas”.

 

 

Zumaya (Zumaia)

La localidad adyacente a Guetaria se ha hecho famosa por ser el escenario de Roca Dragón, lugar ficticio perteneciente al universo de Juego de Tronos en el que (SPOILER) Daenerys Targaryen y sus variopintos aliados trazaban la estrategia para hacerse al fin con el poder de los 7 reinos.

Además de frikis de la serie de J.R.R Martin, Zumaya atrae cada año a cientos de miles de interesados en geología, al albergar el geoparque del Flysch en el que se pueden observar estratos de la historia del planeta tierra como quién corta una tarta y mira el interior de sus capas.

Y para historia, la de la Ermita de San Telmo, asomada a un acantilado en frente del mar, desde el que se ve la playa de Itzurun. Te sonará porque se rodaron algunas escenas de la película “Ocho apellidos vascos”.

Lo dicho. Pasear por el Flysch es hacerlo por un época muy cercana a los dinosaurios y muy lejana a nuestros días.

 

Esperamos que, además de coger el chubasquero, hayas tomado buena nota de todos los motivos por los que es una buena idea hacer una ruta por la costa guipuzcoana.

Y recuerda que Eurorepar Car Service está presente en toda España con sus más de 720 talleres. Si haciendo una ruta con tu coche necesitas un taller de confianza, acércate a uno de los nuestros.

Prepara tu coche y tu conducción para el invierno

Llueva, granice, nieve, truene  o se acabe el mundo –  casi literalmente – necesitas tu coche para afrontar el invierno. Y más si durante las fechas navideñas tienes que ayudar a los reyes Magos o a Papa Noël a llegar a tiempo de poner los regalos debajo del árbol.

Con la llegada del invierno, se desploman las temperaturas y las carreteras empiezan a parecerse a las carreras de “Los autos locos” con cientos de coches parados en el arcén.

Para que no pierdas la cordura y llegues a todo, desde Eurorepar Car Service te damos algunos consejos muy valiosos sobre cómo plantarle cara al invierno con humor, paciencia y, sobre todo, PRECAUCIÓN.

La nieve es muy bonita y hasta evocadora cuando se ve a distancia. Pero cuando te rodea puede ser mortal.

Vamos a comprobar primero el estado de algunos componentes de nuestro vehículo

 

Neumáticos

Son la única toma de contacto entre tu coche y la carretera. Y por eso, es esencial que se agarren a ella, salvo que quieras entrar a formar parte del equipo ruso de patinaje sobre hielo.

Para que los neumáticos afiancen tu peso y no resbalen por el asfalto deben tener la banda de desgaste en niveles óptimos. Comprueba el dibujo del neumático y cerciórate de que tienen al menos 1,6 mm de profundidad.

Ya no hace falta que hagas el truco de introducir la moneda, basta con que compruebes el testigo de desgaste de la rueda.

Si vives en una zona de montaña o sueles conducir por puertos de montaña y zonas en las que se acumula la nieve, te recomendamos que compres unos buenos neumáticos de invierno.

 

Líquido limpiaparabrisas

Es muy probable que después de una buena helada tu limpiaparabrisas no funcione con normalidad o limpie menos de lo habitual. ¿Por qué? Lo más probable es que el líquido se haya congelado.

Aunque hay coches que ya incluyen un sistema que mantiene la temperatura de este líquido por encima del punto de congelación, no te arriesgues y durante la época de invierno, pásate a un jabón especial que sea anticongelante.

 

Amortiguadores y sistema de frenos

Los agrupamos en una categoría dado que su función es esencialmente la misma: en una acción conjunta evitan que el coche necesite más distancia para frenarse completamente.

A partir de los 30.000 kilómetros, los amortiguadores comienzan a mostrar señales de desgaste. Si quieres comprobar el estado de los tuyos antes de acercarte a un taller, prueba a cruzar un badén peatonal a cierta velocidad.

Si la cabina del coche rebota varias veces es que sin duda han sobrepasado el límite recomendado por el fabricante y necesitan una sustitución inmediata.

En cuanto al funcionamiento de los frenos, si tu vehículo tiene menos de 10 años, lo más habitual es que se haya gastado por completo el líquido que los lubrica. Si tu vehículo tiene más de 15 años, comprueba que las pastillas siguen en su sitio.

 

 

Un patinazo por una carretera nacional sin arcenes puede convertirse en una tragedia.

Líquido anticongelante

De este depende, que el motor y el resto de componentes internos de tu coche no se congelen tras una nevada o una bajada extrema de las temperaturas. Para comprobar su estado no tienes más que esperar a que el motor esté frío, abrir el capó y observar el nivel que marca en el vaso del anticongelante.

 

Consejos a la hora de viajar en coche durante el invierno

Volver a casa por Navidad, escaparte unos días durante el puente de diciembre, materializar ese road trip que tanto os ha costado planear a ti y a tus amig@s. Cualquier razón es de lo más válida para salir con tu coche a la carretera.

Pero antes de que lo hagas, vamos a recordarte una serie de cosas que tienes que tener en cuenta. Saca papel y boli, y anota.

 

Lleva cadenas de nieve

Aunque solo sea por la tranquilidad de saber que cuentas con ellas. Con el cambio climático no sabemos muy bien qué te depara la carretera, pero por mucho que se caliente el planeta, vas a encontrarte con la nieve.

 

Rellena el depósito antes de salir de viaje

Tanto a la ida, como a la vuelta. Un tanque de combustible hasta los topes es un must de tu look este invierno. Con las ventiscas, la gota fría “Dana” y otros fenómenos meteorológicos graves, puedes quedarte incomunicado en medio de la nada sin teléfono con el que llamar a tu seguro para comentarle que te has quedado sin gasolina en medio de la nacional, cerca de “Vaya frío de la Repera”

“Ves como te decía yo que era por la derecha. Ahora tenemos que volver a dar la vuelta ¿Vuelve a funcionar el GPS?”

 

Si nieva, lleva siempre las luces encendidas

Cuando el blanco cubre las carreteras y las horas de luz son cada vez más inciertas, dependes del buen estado de tus faros para que se te vea mientras discurres por la vía.

Además de ayudarte a ser visto, dos faros pueden ser la luz de esperanza de algún conductor siniestrado o perdido que trate de encontrar de nuevo la carretera

 

Estar informado es la primera medida de precaución

Antes de salir a la carretera, infórmate de qué tiempo vas a encontrarte en tu camino.

España es muy extensa y variada, y tiene casi tantos microclimas como provincias. Consulta el meteosat y los avisos de nieve o tormentas de la DGT, y si estando en carretera tienes alguna duda, notas que el motor hace algo extraño o simplemente necesitas que te echen una mano, acércate a uno de los más de 720 talleres de Eurorepar Car Service.

 

Historia de la DGT y la seguridad en nuestras carreteras

Que si la DGT esto, que si la DGT aquello…
Casi desde que tenemos uso de razón, hemos escuchado hablar mucho de la Dirección General de Tráfico.

Y es normal hacerlo. Si te mueves por carretera, ya sea como conductor o pasajero, lo estás haciendo bajo la normativa de una organización que vela por la vida de más de 47 millones de personas.

La DGT está muy asociada a las grandes “operaciones salida” de conductores durante el periodo estival, a las numerosas campañas de concienciación que ha firmado y a las medidas que implanta, año tras año, para lograr el único objetivo por el que trabaja: ningún muerto más en carretera.

Pese a la necesidad de tomarse este tema con seriedad, nada te impide divertirte un poco en carretera. ¡Ojo! Sin mirar el móvil y siempre bien abrochado el cinturón.

Pero la Dirección General de Tráfico no estuvo siempre ahí.

Tanto esta como algunas medidas de seguridad que hoy aceptamos como perfectamente cotidianas, como el cinturón de seguridad o el airbag, tienen una historia, y hoy, en Eurorepar Car Service, vamos a contártela.

 

El primer hito en Seguridad Vial lo encontramos en 1778

 

El tránsito “rodado” entre poblaciones se remonta casi hasta el origen de nuestra sociedad. Primero, como caminos que se realizaban a caballo entre grandes poblaciones humanas, y después, con la invención de la rueda, por las rutas comerciales que conectaban las florecientes urbes.

Pero no fue hasta el año 1778,  en el que se redactase el Real Decreto que “insta que el Gobierno español gestione la seguridad y comodidad de los caminos y tránsitos para la fácil comunicación”.

Recordemos que por aquel entonces aún faltaba más de un siglo para que se inventase el primer automóvil por motor de combustión interna de gasolina, y que por tanto, ni existían radares, ni drones de la guardia civil ni tampoco la posibilidad de llevar tu coche a un taller de Eurorepar Car Service.

Eran, efectivamente, tiempos muy inseguros para moverte por carretera.

Esta primera aproximación a lo que hoy conocemos como la DGT fue seguida, más de un siglo después, el 17 de septiembre de 1900, por el “Reglamento para el Servicio de Coches Automóviles por las Carreteras del Estado”, y la matriculación del primer vehículo, de la marca Clement, al que se inscribiría con la matrícula “PM-1”.

El 25 de septiembre de 1934, se redactó el primer Código de Circulación de nuestro país, y muchos de sus artículos quedarían vigentes hasta 2009, momento en que se derogaron.

Pero sin un organismo que los hiciese valer y comprobase que se respetaban, de poco importaban dichas normas de circulación.

Por eso, a mitad del siglo XX, en la década de los 50, y debido al “boom automovilístico” que experimentaba nuestro país, se decidió integrar los diferentes ministerios que gestionaban de alguna manera el tráfico en uno solo que se encargase exclusivamente de él, nacía así la actual Dirección General de Tráfico, que desde entonces pertenecería al Ministerio del Interior.

 

El cinturón de seguridad, una copia, de la copia, de la copia que estaba inspirada en el original 

 

En el mismo año en que se constituía la DGT en España, en 1959, se incluía por primera vez el cinturón de seguridad en un vehículo producido en serie, en este caso, en un Volvo Amazon.

Este sencillo gesto es automático en la mayoría de los conductores y pasajeros nada más entran en un coche. Desde su invención, se calcula que el cinturón de seguridad ha salvado más de un millón de vidas.

El invento se había patentado en 1930 como sistema de seguridad en aeronaves, y se estrenaría en un vuelo de los hermanos Wright. En 1948, la desaparecida compañía Preston Tucker, adaptó esta innovación para su nuevo modelo “Torpedo”, y de ahí lo copiaron primero la Ford, y después la compañía sueca Volvo.

Con su introducción en las cadenas de montaje y el mainstream de los vehículos, el cinturón empezaría a formar parte de nuestras vidas desde aquella época, aunque no fuese hasta llegado el año 1975 cuando su uso fuera obligatorio en nuestro país.

 

La historia del airbag, salvando vidas mucho antes de patentarse

 

En el caso del origen airbag, la aviación tripulada también fue la precursora de este invento. Pero fue de manera indirecta.

En concreto, y durante la II Guerra Mundial, muchos de los pilotos de combate accionaban el chaleco salvavidas cuando aún estaban dentro de la aeronave para que este les protegiera el cuerpo al estrellarse.

Aunque estaba destinado en un principio a conservarles a flote en caso de amerizaje o de caer al mar, su efectividad hizo que pronto se exportará su mecanismo al interior de los vehículos en carretera.

El único problema de este primer boceto de airbag fue la lentitud con la que se inflaba. Para cuando alcanzaba el hinchado óptimo, el conductor ya había sufrido el accidente.

Conducir a menos de 25 cm del volante puede ser peor que el propio accidente. La fuerza del airbag ha causado más de una muerte evitable.

 

Desde entonces comenzó una carrera de patentes a ambos lados del Atlántico.
Cuyos único ganadores seríamos los propios conductores cuando el airbag definitivo fuese homologado.

 

En resumen, la historia de la seguridad en carretera es una historia que sigue escribiéndose día a día. Prueba de ello consiste en observar cómo el sector se reinventa con cada feria automovilística.

En este escenario de evoluciones tecnológicas constantes, es clave contar con el servicio profesional de una red profesionales de talleres, como Eurorepar Car Service, capaces de poner a punto tu vehículo y mantener en buen estado todos los sistemas de seguridad del mismo.

 

 

 

 

 

 

Interpreta las señales de tu coche para evitar averías

En esta vida todo son prisas, y cuando paras no es porque quieras o porque lo necesites, si no porque tu coche te ha dejado tirado en la cuneta.

¿Cómo has podido obviar todas las señales que estabas leyendo en carretera?

 

La historia empieza más o menos así.

Cumples los 18 y cuando terminas de soplar las velas – siempre hay una que se resiste – tus padres te ponen en las manos ese regalo que siempre has querido. Pero es un poco grande para ser un Smartphone de última generación.

De hecho, por la forma y el peso ya sabes lo que es. Es un libro de texto.

Rasgas el papel. “Manual del Permiso B”.

 

No lo habías visto venir por ningún lado. Lo tenías en el ángulo muerto del retrovisor. Tus padres han estado ahorrando para costearte el carnet y tener un poquito de libertad. No te llevarán nunca más al partido de los domingos.

Metes primera en la edad adulta. Una vez apruebas el examen teórico, el profesor de la academia de conducir se agarra fuerte al asidero del copiloto.

¿Qué es esa luz roja en el salpicadero?

 

Metes segunda y en seguida va la tercera. Tomas la próxima salida.

Años y años que han pasado volando en el coche de tus padres – un piloto ámbar se enciende pero lo ignoras porque no es tu coche – siendo “el conductor” de todos tus amig@s, con todo el sacrificio que esto conlleva.

 

Tu vida ha hecho un “flashforward” contigo anclado al asiento del conductor. Empiezas a entender a tus mayores cuando decían que a partir de una edad los años van muy deprisa. Tu pisas a fondo el freno, pero ni aún así deceleran.

 

 

Bodas, comuniones, bautizos y funerales. Con el tiempo, te conviertes también en el chófer oficial de los eventos familiares. Te mudas a otra ciudad – ¿qué significa ese pitido intermitente? –  pero lo haces ya con tu propio coche. No has parado ni un momento, salvo para repostar. Y todas esas luces de colores que aparecían y desaparecían de tu salpicadero nunca te han dado ningún problema.

Tu coche empieza a ronronear y a frenarse. Te has quedado tirado en la cuneta.

Puede que lleves años conduciendo tu coche y nunca hayas reparado en el significado de los iconos que se iluminan en el salpicadero. Ignorarlos no es una opción. 

Los pilotos que se iluminan en el interior del salpicadero se clasifican por colores.

 

Verde, azul y blanco.

Son colores que utilizan los avisos de información, no de avería. Te avisan, por ejemplo, de que has encendido las luces anti-niebla, que has activado el sistema de mantenimiento de velocidad o de que estás marcando el intermitente a la derecha.

No pasa nada, todo está en orden.

 

Amarillo u ámbar. Avería leve.

Puedes continuar tu marcha, pero el vehículo necesita que cambies algún componente o que lo acerques a revisar por un profesional cuanto antes.

 

Avería del motor: 

El icono del motor es el más temido por todas y todos los conductores.

La variedad de problemas que pueden encender el piloto ámbar del motor es tan amplio que puede ser debido casi a cualquier cosa.

Lo único que sabes es que está relacionado con el motor. Y que si tras hacer una parada y reemprender la marcha sigue encendido, debes llevarlo al taller más cercano.

Dicen que la letra de “Mi gran noche” de Rafael, está inspirada en este piloto. La letra original decía “Qué pasará, qué misterios habrá (bajo el capó), puede ser un “derroche”. Es broma, obviamente.

 

Nivel del aceite del motor:

Una breve aclaración. Este icono es una aceitera, no una lámpara mágica.

Cuando está iluminado en ámbar indica que el nivel de aceite del motor está por debajo del mínimo recomendado y debes reponerlo si no quieres forzar el motor.

 

Presión de los neumáticos:

Este es un aviso relativamente nuevo y muchos coches no lo incluyen. Pero si se enciende es que debes revisar la presión de los neumáticos.

Con acercarte a inflarlos a una estación de servicios será más que suficiente, pero un cambio brusco en la temperatura exterior puede ser la razón de que tengas que volver a ajustar el estado de tus neumáticos.

 

ABS

No es necesario llevar el coche a un taller, pero sí que está recomendado.

Si el sistema antibloqueo de frenos no funciona, en caso de accidente no podrás frenar y maniobrar al mismo tiempo, con lo que el coche seguirá en la misma dirección y es más probable que acabes colisionando.

 

Rojo. Avería grave.

Debes detenerte y llevar el coche al taller inmediatamente.

  

Fallo en el sistema de frenos:

Tanto si las pastillas de freno están demasiado gastadas como si no hay bastante líquido de frenos, el resultado es el mismo: eres un peligro en carretera.

Dirígete con cuidado y sin realizar movimientos bruscos a una parada de servicios o zona de descanso y llama a la grúa.

 

Cinturón y airbag

En el caso de que se iluminen alguno de estos dos pilotos, a tu coche no le va a pasar nada, pero a ti o a alguno de tus pasajeros sí. Por seguridad es IMPRESCINDIBLE circular con el cinturón puesto, incluso en los trayectos más breves y cortos o en los que se piense que no se va a tomar mucha velocidad.

El indicador de airbag indica que este no está encendido, bien porque el sistema eléctrico que lo acciona tiene un problema o bien porque se ha apagado a propósito para proteger un sistema de retención infantil colocado en el asiento delantero.

 

Batería en rojo

Uno de los iconos más fácilmente reconocibles del salpicadero. Si el alternador de la batería experimenta problemas para mantenerla en la tensión adecuada, tu coche podría pararse en seco en cualquier momento.

Este aviso se enciende cuando el alternador no es capaz de recargar la batería, proporcionar el nivel adecuado de energía a los sistemas del coche o cuando está superando los límites de tensión recomendada.

Ni las AA, ni las AAA. Si tu coche te manda un aviso sobre su batería necesitas un mecánico, no un paquete de pilas alcalinas.

 

Presión del aceite del motor

En caso de que lleves un tiempo conduciendo con este piloto encendido y no hayas reparado aún en él, detén el coche, apaga el motor cuanto antes y asegúrate de estacionarte en un lugar al que pueda acceder una grúa, porque es a quién vas a tener que llamar inmediatamente.

Si lo detectas inmediatamente, acércate a un área de servicio y pregunta a un especialista. Puede que sólo necesites repostar este líquido para que el motor de tu coche vuelva a obtener una lubricación óptima.

 

Líquido refrigerante bajo

Este líquido mantiene la temperatura del motor y evita que se sobrecaliente y acabe incendiándose. Si bien puedes seguir circulando durante unos cuantos kilómetros hasta que la presencia de este indicador se convierta en un problema, no se recomienda hacerlo dado que podría tener efectos irreversibles en el motor.

Si quieres saber más sobre el líquido refrigerante, puedes seguir leyendo en el blog de hace un par de semanas.

En general, todos estos pilotos luminosos tienen un significado fácil de interpretar. El problema reside en intentar arreglarlos tú mism@.

 

De hacerlo, no sería la primera vez que “es peor el remedio que la enfermedad”, y que al volver a mirar el salpicadero todas las luces están encendidas al mismo tiempo.

Lleva tu coche a un taller de expertos como los de Eurorepar Car Service y déjate de complicaciones.

 

 

Ruta en carretera por Mallorca en Otoño: una isla multifacética

Protagonista de titulares sobre balconing, peleas multitudinarias entre turistas y cánceres de piel.

Destino predilecto de grandes fortunas, retiro de paz y privacidad para magnates y superestrellas de Hollywood.

Recuerdo de infancia, cubos de arena y rastrillo en la playa, buffet y hotel de tres estrellas para la mayoría de España.

Dentro de Mallorca se encuentran decenas de Mallorcas diferentes.

Y una de ellas es la tuya. Hoy te explicamos cómo descubrirla.

Si te apasiona el mundo del motor, si te gusta descubrir paisajes al compás del volante o si llevas pensando en realizar una ruta por carretera antes de que empiece el mal tiempo de verdad, “la muñeca matrioska” de las Islas Baleares se rinde ante ti para que la descubras vestida de Otoño. 

 

Pero antes de empezar a hablar de tu ruta en coche por Mallorca, hablemos precisamente de tu coche.

Si decides llevarte el tuyo o has alquilado una furgoneta en la península, puedes acceder a la isla a través del servicio de ferry que parte desde diferentes puertos de Valencia, Alicante o Barcelona.

Si estás pensando en alquilar un coche en la isla, te recomendamos que leas con atención diferentes opiniones, compares precios y te armes de una paciencia de acero.

Muchas de las compañías afincadas en la isla utilizan promociones muy atractivas como reclamo para turistas despistados. Promociones que esconden verdaderas estafas en cuanto se lee la letra pequeña dos veces o se dejan de dar por hecho algunas clausulas que no incluye explícitamente el contrato.

 

Un paisaje del mar visto desde un acantilado de la Sierra de Tramuntana. Esta belleza templada y la infinitud de su horizonte nos invitan a hacer una parada y disfrutar.  

 

¡Ya has llegado en ferry!¡Ya has alquilado tu coche!

En cualquiera de los casos, estás en Mallorca ciudad, desde donde empezarás tu ruta.

Si es tu primera vez en la isla, te recomendamos que pasees por el centro de la ciudad sin ninguna expectativa. Te sorprenderán la multitud de rincones improvisados en los que querrás hacerte una foto a lo largo de sus callejuelas.

Si te acercas a la mañana o al mediodía, aprovecha para coger fuerzas con uno de sus famosos llonguets, un bocadillo muy sabroso y típico de la isla. Si te acercas a la tarde, nunca está de más visitar una cafetería y compartir una ensaimada con un buen café.

Desde Palma de Mallorca, dirígete al este de la isla y pon rumbo a Es Trenc

 

Es Trenc

Además de temperaturas suaves durante esta época, puedes encontrarte con que esta paradisíaca playa está completamente desierta.

Si el día sale nublado, la estampa de aguas cristalinas, cuerpos bronceados y toallas multicolores del verano habrá sido sustituida por un ancho paseo a ras del mar en el que puedes disfrutar de un momento de reflexión e intimidad con la naturaleza, un paseo en pareja o un rato de lectura e introspección sentado en la arena.

Si ha salido el sol, no olvides incluir un pareo, una toalla y un bañador o bikini en tu mochila. Mientras que el Otoño en el resto de la península puede ser sinónimo de jersey y lluvia, aquí la época de baños se estira todo lo que se puede – y más!- .

 

Manacor

La siguiente parada en este recorrido es algo más urbana que la anterior y por ello da una perspectiva más amplia de toda la oferta turística de la isla fuera de temporada.

Si llueve, os hace frío o viajas con niños pequeños, es obligatorio que paréis en las Cuevas del Drac y las Cuevas dels Hams. En su interior, asistiréis a un espectáculo visual con el que podréis alimentar mil y una historietas de antes de dormir sobre dragones, príncipes y princesas y cuevas encantadas.

 

Podría servir de escenario para películas de dioses griegos y gladiadores romanos, pero Pollença es capaz de albergar muchas más historias.

 

Pollença

Pero para historias fantásticas, las que ha atestiguado este pequeño municipio.
Sobre sus calles y sus construcciones de piedra, se puede asistir a un viaje a través de las cicatrices de la historia.

Cartagineses, griegos, romanos y musulmanes han dejado su huella en el legado histórico de la ciudad, y esta es una oportunidad fantástica para contratar a un guía que os acompañe por los diferentes hitos que cincelaron la localidad y que permiten viajar en el tiempo al turista más atento.

 

Sóller

Después de tantos kilómetros serpenteantes y algún que otro atasco, esta parada está orientada a que el conductor de vuestro vehículo obtenga un merecido descanso.

Si bien en los meses más turísticos es imposible disfrutar del trayecto en tranvía por la aglomeración de turistas que lo utilizan, en Otoño e Invierno es la excusa perfecta para dejarse llevar – literalmente – por el interior de la ciudad sin estar pendientes del tráfico, las multas o qué es lo que pasa en el espejo retrovisor.

El puerto de Sóller es, en cualquier época del año, de visita obligada por su gastronomía marina o las tienditas de recuerdos que salpican sus calles.

 

Tras 40 minutos atravesando carreteras estrechas y empinadas, llegamos a Deiá y este pueblecito le da la razón a quién acuñó aquello de “Lo bueno siempre se hace esperar”.

Deiá

 

Entre los últimos destinos de nuestra ruta, nos encontramos con la curiosa localidad de Deiá, que parece haber sido construida a través de la imaginación de quiénes un día la habitaron, entre ellos el famoso escritor Robert Graves.

Destaca el cementerio, en el que descansan los restos del mencionado literato inglés, y desde el cual se puede disfrutar de una panorámica tranquila de los alrededores.

Deiá es una localidad empinada y muy pequeña en la que tardarás algo de tiempo en encontrar un sitio libre para aparcar, pero te aseguramos que merece mucho la pena tomarse la molestia de dejar el coche y conocerlo a pie y a tu propio ritmo.

 

Valldemossa

Nuestra última parada antes de volver a la península fue el retiro del compositor franco-polaco Chopin cuando fue diagnosticado de tuberculosis y necesitaba de un clima más suave y cálido que el de su entonces residencia parisina.

Además de la estatua de Chopin, a la que llueve, truene o haga calor, hay que tocarle la desgastada nariz, te recomendamos visitar el interior de la Real Cartuja de Valldemossa con sus frescos, sus distintas estancias y la antigua farmacia que incluía.

Bueno, ¿qué te ha parecido?
¿Te animas a repetir la ruta?

Recuerda que nuestros talleres de Eurorepar Car Service están presentes en varios puntos de la isla y que estaremos encantados de volver a ponerte en marcha si tuvieras cualquier imprevisto con tu vehículo.

 

Averías según el color del humo del tubo de escape

Desde hace un par de décadas, y especialmente en los últimos años, estamos cada vez más concienciados del humo que sale de nuestros coches.

El cambio climático, el efecto nocivo que estas emisiones tienen sobre nuestra salud respiratoria, las “setas” de contaminación que se pueden observar encima de grandes ciudades o las nuevas regulaciones al uso de vehículos contaminantes en el interior de las urbes son algunas de las razones por las que miramos con aprensión a ese vehículo que suelta demasiado humo cuando se acerca a nosotros por la calzada.

 

Hoy te vamos a dar una nueva razón por la que deberías estar atento a este tipo de emisiones. En concreto a las que salen de tu tubo de escape.

 

Te vamos a explicar cómo identificar una avería según el color del humo del tubo de escape. Si el humo que desprende el tubo de escape de tu coche tiene una de las siguientes tonalidades, es muy probable que tengas que realizar una visita a Eurorepar Car Service.

Pero no te preocupes todavía, sigue leyendo. Puede que no sea nada.

 

Humo blanco

Ver un ligero humo blanco saliendo del tubo de escape nada más arrancar el motor no es ninguna señal de alarma. Este “humo” surge de la evaporación del agua que haya quedado condensada en el interior del tubo de escape.

Es más probable que lo veas en las estaciones más frías del año. Este humo es completamente inocuo para tu coche y suele desaparecer transcurridos unos minutos. Identificarlo es fácil porque tiene poca espesura y densidad.

Si el humo blanco es más denso, entonces Habemus problema.

Es muy probable que una fuga de líquido anticongelante esté filtrándose al interior del cilindro y de ahí mezclándose con el combustible antes de ser liberado hacia el exterior

 

Esta fuga tiene dos orígenes posibles, la junta de la culata o el bloque motor.

En ambos supuestos, la avería es considerable y deberá ser reparado por un mecánico especializado, con lo que el coste de reparación será elevado.
Pero no tan elevado como no repararlo a tiempo.

Si tu coche parece un vapeador, es señal inequívoca de que tiene una avería

 

Humo azul

Un humo azulado acompañado de un olor tostado es un indicador claro de que está entrando aceite en la cámara de combustión. Este problema es más habitual en coches de más de 20 años, por lo que teniendo en cuenta la envejecida edad media del parque automóvil español, es muy probable ser testigo o víctima de ello.

El humo azulado ocurre o bien porque la junta de la culata está rota o bien porque los retenes de las guías de válvulas han agotado su vida útil y deben ser sustituidos.

Este humo también puede deberse a un problema con el soplado del turbo, en cuyo caso se debería reparar de inmediato.

 

Humo gris

Es, sin duda alguna, el color más complicado de diagnosticar.

Y debido a la variedad de problemas que puede indicar a lo largo y ancho del coche, y a todas las tonalidades que puede llegar a tener este color, te aconsejamos que lleves tu coche directamente al taller nada más lo notes.

Si tu coche utiliza gasolina, un humo gris tirando a oscuro puede significar que existe un exceso de combustible en la mezcla. Por otro lado, si este es un gris más tenue y claro puede significar que, por el contrario, existe una escasez del mismo. Esta última tonalidad también es señal de un problema en la chispa de la bujía.

El humo gris puede ser, además, indicador de que el turbocompresor de tu vehículo está defectuoso y realiza una combustión que no llega al nivel mínimo deseado.

Pero también se puede deber a un atasco en el sistema de ventilación positiva del cárter (PCV), que estaría provocando fugas de aceite y cuya reparación supondría un verdadero desembolso para tu cartera.

¿Humo gris? Malo, malo. 

 

Humo negro

El humo negro es el más fácil de identificar pero no por ello deja de ser un problema grave para tu vehículo.

Se puede deber a varias razones, pero el resultado es el mismo: el motor está quemando demasiado gasóleo o gasolina porque está recibiendo un exceso de carburante. De ahí que se vea “obligado” a escupir un potente chorro de humo negro que a veces nubla al conductor de detrás y pone en peligro al resto de usuarios de la vía.

¿Qué lo causa?

La fuente de este molesto humo puede deberse a las averías en el filtro de aire del motor, o en los sensores de inyección o en la válvula la recirculación de gases EGR. Tampoco es extraño que sea consecuencia de un reglaje erróneo del ralentí.

Sea cual sea su razón, cuando vemos un coche expulsando humo negro, debemos imaginarnos a su conductor tirando billetes por la ventana. Si el motor está utilizando más combustible del que necesita, el conductor está desperdiciando dinero con cada kilómetro que recorre.

 

¿Te ha quedado claro, grisáceo, o azulado?

Conocer el origen de un problema nada tiene que ver con repararlo.
Y más cuando se trata, en la mayoría de casos, de averías en el interior del motor y zonas de difícil acceso para mecánicos noveles sin la práctica suficiente.

Cualquier taller puede reparar un parabrisas, pero sólo los talleres más profesionales son capaces de garantizar que el arreglo de una de las averías arriba descritas no se convierta en una nueva.  

En Eurorepar Car Service contamos con una red de más de 720 talleres repartidos por toda España para que puedas dejar tu vehículo en manos de los mejores profesionales.

 

 

 

 

Conoce todo sobre el líquido anticongelante

 

¿Qué es el líquido anticongelante y para qué sirve realmente?

Es probable que ya lo conozcas.

Pero te vamos a contar cosas que seguro que no sabías todavía

El líquido refrigerante, que habitualmente identificamos como “el anticongelante” por sus propiedades añadidas, es una mezcla de químicos, en forma líquida, que corre por el interior de nuestro coche, manteniendo aquellas zonas que más se calientan a una temperatura estable que no supera los 90ºC.

“Espera, espera, me estáis diciendo que mi motor llega a los 90ºC y aún así necesita llevar un anticongelante?”

Si, te lo vamos a explicar con un símil.

Imagina que el motor de tu vehículo es su corazón.

 

Tiene sentido, ¿no?

A través de él fluyen y se distribuyen líquidos (la sangre) que transportan ingredientes por sus circuitos (las venas) y permiten el funcionamiento del resto del vehículo (el cuerpo humano)

La función del anticongelante por tanto, impediría que ningún líquido colapsara los circuitos de vehículo, “coagulando” y colapsando sus engranajes, rompiendo el motor y dejándote tirado, por ejemplo, en medio de una helada.

 

¿Cómo se inventó el anticongelante? ¿Cuál fue su origen?

La mayoría de inventos que nos rodean en la actualidad no surgen de un chispazo de creatividad genial, sino de la necesidad de dar solución a un problema.

Con el nacimiento de los primeros coches, surgieron los primeros problemas a los que se enfrentarían sus precursores. Uno de ellos, quizás el más problemático, era la dificultad para mantener aquellos motores primitivos a temperaturas que no supusiesen un peligro para sus conductores y otros usuarios de la vía.

Era, por tanto, muy habitual en aquella época, ver coches parados con el motor en llamas esperando a que se apagasen por sí solos o que apareciesen los bomberos. Sin líneas de teléfono móvil, apps o cobertura, era más probable la primera que la segunda.

Karl Benz patentó, en 1885, una primera aproximación para solventar aquel problema: el radiador.

 

Este prototipo consistía en un circuito que exponía el agua del motor al aire para enfriarlo antes de volver a introducirlo de nuevo en su interior.

Pese a que el radiador suponía un avance a la hora de evitar que el agua alcanzase temperatura de ebullición y se evaporase, no presentaba ninguna solución para evitar que esta se solidificase por el frío.

Primero se experimentó con el alcohol (en forma de metanol) debido a que tenía un punto de congelación inferior a la del agua. Y se probó a mezclarlo con esta en muy diversas proporciones. El alcohol, como bien sabemos en la actualidad gracias a estos primeros pioneros de la mecánica, es corrosivo para el metal. Así que muy pronto se descartó utilizarlo.

Fue entonces cuando se echó un vistazo al pasado y se recuperó el glicol etílico, desarrollado por Charles Würtz y que había sido utilizado mayoritariamente en la composición de explosivos.

Rescatando este compuesto químico y adaptándolo a las necesidades del motor, se consiguió formular el que sería el primer anticongelante de la historia. Un líquido con un punto de ebullición más alto del agua, así como una resistencia mucho más alta a las temperaturas bajo cero.

Vale, ahora que sabes un poco de su historia, te desvelamos la respuesta a esa pregunta que siempre te has hecho.

 

 

¿Por qué tiene colores tan llamativos?

No, no es por estética.
Bueno sí, un poco.
Todos los líquidos refrigerantes, con o sin anticongelante incluido, son tan transparentes como el agua. La decisión de los fabricantes de añadir según qué tono de color, en forma de pigmento, para darle ese aspecto neón o fluor es una decisión puramente comercial.

Es, sencillamente, una técnica de marketing para identificar el producto con la marca y diferenciarse en el stand de la gasolinera cuando necesitas comprarlo.

Sin embargo, esta característica puramente estética es de gran ayuda en el taller, ya que, en el improbable caso de que exista una fuga de anticongelante, el mecánico lo puede saber al instante.

El líquido refrigerante o anticongelante debe de estar en niveles óptimos durante todo el año, no sólo cuando hace frío y empiezas a ponerte ropa navideña.

 

 

Un último apunte sobre el anticongelante

Antes de terminar, nos gustaría recordarte que el líquido anticongelante debe sustituirse cada dos años o 40.000 kilómetros y que, aunque sea una tarea menor que suele ir incluida en las revisiones de tu taller de confianza, es imprescindible para el buen funcionamiento de tu vehículo.

Está comprobado que, pese a seguir cumpliendo su función principal, pasados 24 meses el líquido refrigerante caduca y las propiedades anticorrosivas y, en general, las características añadidas que protegen el funcionamiento del motor desaparecen.

El ahorro de unos cuantos euros a corto plazo, puede suponer el desembolso de un auténtico dineral si una pieza interna del motor se estropea. La mejor manera de evitar averías es invertir en un mantenimiento prolongado del vehículo.

 

En Eurorepar Car Service, no hay trabajo que consideremos de menor importancia, ya que ponemos toda nuestra atención y experiencia hasta en la más mínima de nuestras tareas.

Te esperamos en el blog de la semana que viene o en cualquiera de nuestros talleres Eurorepar Car Service.

 

Viaje en carretera por cuatro destinos de Andalucía que no conoces

¿Buscas un viaje en carretera diferente? ¿Estás pensando en hacer una ruta en coche por Andalucia?¿Quieres una experiencia diferente por el sur de España? Este blog te interesa

 

Un inglés, un francés y un alemán llegan a España. (No es un chiste).

¿Qué es lo que esperan encontrar?

Flamenco, toros, vino, aceite, jamón, pintxos y paella.

 

Salvando estas dos últimas incorporaciones, Andalucía puede dar a nuestros visitantes extranjeros todo lo que quieren conocer de nuestro gran país.

Es por tanto bastante habitual que, al visitar grandes ciudades como Sevilla, Granada, Cádiz o Málaga tengamos que sortear a millares de curiosos que intentan hacerse la misma foto. ¿Cuántas veces habremos esperado una interminable cola para llegar y darnos cuenta de que no nos queda memoria en el teléfono?

En España no somos muy de hacernos fotos, sino de disfrutar del camino.

Y si este es por carretera, mucho mejor.

Desde Eurorepar Car Service queremos ofrecerte una Andalucía distinta, desconocida, que parece quedar fuera de los mapas – pero que está ahí, prometido – y en la que no suelen funcionar del todo bien ni GPS ni navegadores.

La razón es muy sencilla.

Esta no es una Andalucía que se encuentra, sino que se descubre.

Te aseguramos que, en cuanto comiences a vivirla, querrás conservarla en fotos.

¿Tendrás suficiente espacio en tu smartphone?

No te preocupes. Sea como sea, quedará siempre marcada en tu memoria.

Arrancamos.

 

Juzcar (Málaga)  

Este será, probablemente, el destino más turístico del que te hablemos hoy.

 

Sí, vale, lo has visto en la tele. Nosotros también. El ayuntamiento perdió los derechos de imagen para seguir asociándose a la imagen de “Los Pitufos”, aquella mítica serie de dibujos animados que muchos aún asociamos a la hora del desayuno.

Pero, ¿has estado?.

Te invitamos a hacerlo. Las mejores épocas para conocerlo son primavera y otoño, cuando menos turistas visitan esta localidad. Aprovecha para pasearte por sus callejuelas, hablar con los locales y conocer en profundidad toda su historia.

 

Setenil de las Bodegas (Cádiz)

La primera impresión que te llevas al llegar a Setenil de las Bodegas siempre es la misma. Pareces haber aparecido justo en el peor momento, cuando una enorme montaña ha engullido al pueblo. A la sorpresa del primer cara a cara con esta curiosa población, le acompaña la naturalidad y cotidianidad de su rutina.

La gente sale a comprar el pan, los hosteleros sirven cañas y café, los niños corren por las desniveladas calles.

Nadie parece darse cuenta de que la montaña les ha elegido como menú del día.

 

Debido a esta particularidad orográfica, en Setenil de las Bodegas la fuerza e impasibilidad de la naturaleza – siempre tan terca – está presente en sus cuatro costados.

En su arquitectura, en concreto, es donde mejor se aprecia la belleza de un pueblo que parece brotar del suelo como las setas. Si estás pensando en acercarte a disfrutar de su estampa, ten en cuenta que las calles son empinadas y estrechas y vas a tener que descubrirlo a pie.

 

Priego de Córdoba (Córdoba)

Si tuviésemos que resumir toda la belleza de Andalucía en un pequeño pueblo de apenas 22.000 habitantes, no dudaríamos ni un minuto en recomendarte Priego de Córdoba.

Como si se tratase de una exposición navideña de Belenes, esta ciudad miniatura mezcla arte sacro, jardines, fuentes, construcciones medievales y casitas blancas con macetas de geranios. Cuesta creer que todo quepa en un municipio tan pequeño, pero lo hace.

Y cuando se deja ya en el retrovisor, cuesta pensar que en esta ciudad no tiene más turismo extranjero. A los nos visitan de fuera, y sólo tuviesen 2h para disfrutar con los ojos de Andalucía, se les llevaría inmediatamente aquí.

 

Zufre (Huelva)

Este es probablemente el destino más desconocido de nuestra lista.

Sí sale en los mapas, pero aquí se viene a desconectar. Este pequeño pueblo de apenas 800 habitantes parece haberse resbalado del cielo.

Sufre, “tributo” en árabe, amanece cada mañana rodeado del silencio de la sierra.

Si tenéis la oportunidad de hacer una noche en alguno de sus hoteles rurales, se recomienda despertarse temprano, caminar hasta uno de sus miradores y contemplar la inmensidad que lo rodea.

Su situación geográfica es, cuanto menos, extraña.

 

Asentado sobre un altozano en el que parece haber dormido de manera muy incómoda una siesta, este pueblo tan especial es, sin duda, uno de los lugares más bonitos de Andalucía.

Habitualmente frecuentado por todo tipo de artistas, cualquiera pensaría que vienen a Zufre a volver a enamorarse de la belleza de la naturaleza.

Sea cual sea el destino que elijas para desconectar y perderte en tu próximo fin de semana en la carretera, asegúrate de tener tu coche a punto con el mejor servicio en Eurorepar Car Service.

Viajes en coche compartido, eficiencia y respeto al medio ambiente.

¿Has estado en algún viaje de coche compartido? Seguro que sí ya que se trata de algo muy habitual. Quizá hayas ido con amigos, compartiendo los gastos del combustible y escuchando a tope la música del momento. Pero, además del disfrute de esos viajes, sin darte cuenta has estado contribuyendo por un mundo mejor.  Tú, ¿eres de los que conduce o de los que prefiere que otro lo haga? Te contamos un poco más por qué este tipo de movilidad puede provocar un gran cambio en el planeta.

Los años pasan y seguimos oyendo a los líderes políticos del mundo hablar sobre asuntos globales de máxima prioridad, donde, sin duda, se tocan temas del medioambiente y los alarmantes niveles de contaminación. Aunque hay ciertos países que, con esfuerzo, están cumpliendo con esta labor, llegar al objetivo de contraer las emisiones globales de gases de efecto invernadero, sigue siendo una meta muy lejana. Ya que, según la organización Global Footprint Network, hoy en día los humanos necesitaríamos 1,5 planetas para cubrir los recursos que usamos y los residuos que generamos.

No es de sorprender que, ante esta alarmante situación, las grandes ciudades se esfuercen en contrarrestar estos problemas de contaminación tan importantes, intentando desarrollar sistemas de movilidad urbana mucho más eficientes y sostenibles, como es el caso del uso de bicicletas, patinete, transporte público y el coche compartido.

Por lo tanto, podemos ver a menudo cómo muchas ciudades del mundo se  esfuerzan por contrarrestar sus problemas de contaminación, tráfico y congestión, intentando desarrollar sistemas de movilidad urbana más eficientes y sostenibles a escala local.

Uno de los principales problemas de las grandes ciudades es la movilidad automovilística, que congestiona las calles y genera efectos nocivos como emisión de gases y ruidos.

 

Actualmente hay un enfoque mayor en los asientos vacíos de los coches. Algunos gobiernos se centran en la idea del ahorro de combustible, que se puede lograr cuando se comparte el coche. Así los pasajeros pueden compartir gastos, sobre todo en el caso de largos viajes e, incluso, viajes al trabajo.

Es muy común ver en atascos una gran cantidad de coches que solo cuentan con una persona, claro está que es el conductor. Lo ideal sería hacer viajes con al menos 3 personas para que la movilidad sea mucho más sostenible y, además, que el tiempo en los atascos se reduzca.

Los tipos de viaje, en su mayoría, son regulares de casa al trabajo y entre distintas ciudades españolas e incluso internacionales.

 

En esta era digital podemos estar siempre conectados y hacer nuestro día a día mucho más sencillo. Es posible reservar plazas en coches que van en tu misma dirección, y puede que sí, que vayas con un desconocido, pero estas plataformas cuentan con sus datos para proporcionarte más seguridad y, tú también puedes contactar con el conductor para saber si realmente te sentirás cómodo con el viaje.

Como conductor también es muy sencillo hacer esto, ya que te puedes dar de alta en las plataformas que gustes para compartir coche, incluir el destino y la hora de tu viaje, poner un precio a cada una de las plazas disponibles y si vas con el coche lleno, no solo tendrás un ingreso que te vendrá muy bien para pagar combustible, sino que también estarás contribuyendo a mejorar el medio ambiente.

Recuerda que antes de prestar este servicio, es muy importante que por tu reputación en estas plataformas y aún más importante, por tu seguridad y la de todos los pasajeros, mantengas sí o sí tu coche a punto. Para eso, no dudes en pasar por cualquiera de los talleres Eurorepar Car Service, allí nuestros especialistas realizarán la revisión, mantenimiento y/o reemplazo de piezas de tu vehículo.