Las manos al volante, no al móvil

¿Conoces el significado de la palabra “nomofobia”?

A simple vista parece ser algún tipo de extraña manía, pero no es más que el temor y ansiedad que se produce en el paciente ante el hecho de no poder ver o consultar su “Smartphone” cuando lo desea. Está claro que aun así parece algo con lo que podemos convivir hoy en día, pero si metemos esta “nueva” fobia dentro de nuestro vehículo… la cosa se ve de otro color.

conducir con movil

Antes de nada, es importante dejar claro cuál es el nivel de riesgo al que nos exponemos. Cuando consultamos nuestro móvil mientras nos encontramos al volante, tardamos casi medio segundo más en pisar el freno, y fruto de esa distracción encontramos consecuencias impactantes. Según datos de la DGT, en 2013 de los 89.519 accidentes, en más de 34.000 la distracción con el móvil aparece como causa concurrente. Pero esto no acaba aquí, ya que según la AAA Foundation for Traffic Safety, utilizar el móvil mientras se conduce multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente.

Viendo estas cifras, la siguiente pregunta que nos hacemos es ¿por qué se siguen produciendo accidentes? Por desgracia, hay muchas personas que se escudan en las “ayudas” que el teléfono móvil ha ofrecido a los ocupantes del vehículo y sobre todo a los conductores. Las distracciones evolucionan, sí.  Desde poder conversar con el manos libres, programar el GPS, enviar SMS, WhatsApp o conectarse a Internet. Pero al fin y al cabo, evolucionadas o no, continúan siendo lo mismo, distracciones.

Convertir una ayuda en una distracción está al alcance de todos. Para ayudarnos a no caer en la tentación, desde hace tiempo el uso del móvil en el coche está penalizado con multas de hasta 200€ y la pérdida automática de 3 puntos en el carné de conducir. Tanto si hemos recibido la multa por un policía presencial o por un dispositivo de captación (radar, helicóptero etc.) podemos recurrir la misma. No obstante, a nadie se le puede quitar de la cabeza que, en ocasiones, el precio que podemos llegar a pagar por utilizar el móvil mientras conducimos… puede ser mucho mayor.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website