Larga vida a tu coche

La carrocería cromada, el brillo resplandeciente, los “hilos” en las ruedas nuevas… el olor a coche nuevo. La sensación de estrenar un coche es tan común y a la vez tan personal, que cada uno de los conductores que ha podido experimentarla ha querido prolongarla lo máximo posible. ¿Quién no ha cuidado su coche nuevo al detalle, y poco a poco ha ido cayendo en la dejadez?

Para que puedas presumir de vehículo durante mucho tiempo, te recomendamos realizar las pertinentes revisiones habituales en los plazos indicados. Pero como, al fin y al cabo, el mejor conocedor de un vehículo es su propio dueño, te recomendamos realizar ciertos consejos para cuidar tu coche y prolongar su duración como estos:

cuidados de un coche

 

  • El exterior. La vida tiene que ser a todo color.

Aunque suene raro, el peor enemigo del exterior de nuestro vehículo es… todo el exterior. La lluvia, los rayos del sol, restos de insectos, excrementos de pájaros… todo ese remix afecta día a día a la pintura de tu coche. Para evitar futuras reparaciones, aplica una capa de cera para conseguir una mayor protección; lo ideal es que lo hagas un par de veces al año ya que una mano de cera impide que penetre la humedad.

 

  • El interior. Estar bien por dentro, se nota por fuera.

Pasa exactamente lo mismo que con el cuerpo humano. Una buena salud nace de dentro, y para llevarlo a cabo es necesario chequear el interior de nuestra máquina, las ‘tripas’ de nuestro socio.

Cuando decimos “tripas del coche” no nos referimos solo al motor si no al resto de piezas y componentes. Todos estos componentes tienen una protección anticorrosión que evita el deterioro de estas partes, pero si se trata de un vehículo con unos años a cuestas es conveniente cuidar el interior del motor con grasas protectoras.

 

  • La higiene. Un lavado de cara, y como nuevo.

Piénsalo de esta manera. ¿Tu higiene no es diaria? Pues con tu coche sucede casi lo mismo. Uno de los focos de corrosión o deterioro más comunes es la acumulación de suciedad, por eso es importante retirar lo antes posibles los restos o manchas incrustadas. En Euro Repar Car Service te damos un consejo para los autolavados: realiza un prelavado con la pistola de alta presión para eliminar la suciedad de las zonas difíciles (esquinas, aletas…) y retira también las hojas acumuladas en las entradas de aire.

 

  • La conducción. Como en una relación, el trato lo es todo.

Algo parecido ocurre cuando conducimos. La forma en la que lo hagamos determinará la duración y estado en el que se encuentre nuestro vehículo a corto/medio plazo. Si conducimos de manera agresiva, a grandes revoluciones, frenazos bruscos o métodos poco corrientes, es probable que los componentes más importantes no resistan el ritmo. Si evitamos estas prácticas y conducimos de forma progresiva, manteniendo una velocidad constante, sin acelerones y frenazos bruscos, además de conseguir ahorrar combustible, estarás cuidando la mecánica de tu coche.

 

  • Su salud. No tengas dudas y acude a un experto.

Es el paso más sencillo, y a la vez el más importante. Seguir todos los consejos que nos indica el fabricante y pasar todas las revisiones recomendadas. Aunque tengamos que gastar algo de dinero, a la larga estaremos invirtiendo en ahorro, ya que nos evitaremos costosas averías.

 

Tenemos que ser conscientes de que estos trucos no eximen nuestra obligación de llevar nuestro vehículo a  dichas revisiones, por ejemplo en cualquiera de los centros de la red de Euro Repar Car Service, en los periodos establecidos. Así garantizaremos que “la salud” de nuestro vehículo es la adecuada.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website