¡ES EL MOMENTO DE REVOLUCIONAR TU COCHE!

Ahorrar combustible y conducir de una manera eficiente, se ha convertido en algo habitual y prioritario para muchos conductores, afianzando la práctica de llevar el motor a un régimen bajo de revoluciones. Pero si llega a ser demasiado bajo y para que el coche responda necesitas pisar a fondo el acelerador, lo estarás ahogando y puedes provocar algún problema mecánico, ya que estás generando muchas partículas que no están expulsando correctamente.

 

blog 22 oct 1

 

 

Revolucionar tu vehículo de vez en cuando puede proteger el motor, aunque no decimos que sea recomendable circular habitualmente a un gran número de revoluciones. Mientras conduces puedes aprovechar ciertos momentos para hacerlo y así eliminar la suciedad para que no se quede en los componentes de tu coche. Por ejemplo:

 

1.- Al adelantar: si bajas de marcha, adelantarás más rápido y con más seguridad al mismo tiempo que limpias el motor.

2.- Subiendo una pendiente: para que el motor no se ahogue y no tengas que pisar a fondo el acelerador, lo mejor es bajar de marcha, aumentar sus revoluciones y regenerar el filtro.

 3.- Cuando te incorporas a una autopista: puedes aprovechar la potencia de tu motor unos metros para ponerte a la velocidad adecuada sin entorpecer a los demás conductores.

4.- En autovía, sobre todo si estás normalmente circulando por ciudad, es recomendable salir a autovía durante 15 o 20 minutos y revolucionar el motor.

5.- Bajando una pendiente: si bajas de marcha mientras bajas una pendiente, además de eliminar el hollín y la suciedad, estarás usando el freno motor y no desgastarás tanto los frenos. Nunca lo lleves en punto muerto porque gastarás más combustible de lo que piensas.

 

blog 22 oct 2

 

 

Si tu vehículo no expulsa correctamente estas sustancias nocivas, antes o después podrás encontrarte con alguna de estas averías debido a desgastes prematuros, vibraciones…:

 

La válvula EGR: se encarga de la recirculación de los gases que se va obstruyendo al circular a pocas revoluciones.

Filtro Antipartículas: El hollín quemado pueden taponar los filtros y producir más limpiezas automáticas de las deseadas y dañarse, además aumentar el consumo de combustible.

Junta de culata: Si el motor está ahogado por ir a pocas revoluciones y aceleras a fondo, la temperatura en la cámara de combustión aumenta y puede hacer que la junta de culta falle y llegue a deformarse, por lo que tocará cambiarla.

Desgaste de los cilindros: En la misma situación, al pisar mucho el acelerador, el pistón deja de subir y bajar recto y comienza a rozar en el cilindro, desgastándolo tanto por fricción como por temperatura.

Problemas en el turbo: debido al exceso de suciedad puede agarrotarlo y obligarte pasar por el taller para limpiarlo.

 

 

Por eso, desde Euro Repar Car Service te recomendamos intercalar trayectos urbanos con alguna salida a carretera con el régimen de revoluciones alto para limpiar estos componentes de tu vehículo. Y si ya notas más vibraciones de lo normal, pide cita en cualquier taller de nuestra red y te daremos un presupuesto sin compromiso.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website