¿Diésel o gasolina? Esa es la cuestión.

Estás pensando en comprarte un coche nuevo, has elegido marca, modelo, color… Pero te surge una duda: ¿diésel o gasolina? Lo primero que piensas es que es mejor un vehículo con motor diésel, al fin y al cabo es lo que todo el mundo dice. Pero es verdad que suelen ser más caros y ¿realmente merecen la pena? Obviamente depende de cada caso, por eso vamos a mostrarte las características principales necesarias para tomar la decisión adecuada.

Cigüeñal, bielas, pistones, anillos… Los motores diésel y los de gasolina tienen muchas similitudes. Pero si nos ponemos técnicos, hay unas cuantas diferencias entre ellos:

– El motor de gasolina funciona por explosión, mientras que el diésel lo hace por compresión.

– El peso del motor de diésel es más pesado y resistente que el de gasolina, ya que está sometido a un mayor esfuerzo.

– El motor diésel sufre menos desgaste, ya que gira a menor velocidad que el de gasolina.

– El sistema de alimentación de combustible trabaja a presiones mucho más altas en los motores diésel.

– El uso que hacen las bujías es totalmente distinto: mientras que en los motores de gasolina se utilizan para introducir la chispa e iniciar la combustión, en los diésel alcanzan altas temperaturas para calentar el aire en situaciones de arranque en frío.

diesel_gasolina

Como ves, tienen un funcionamiento diferente y por tanto, su rendimiento también lo es. A priori, podría parecer que el motor diésel es lo que más conviene, pero tienes que pensar muy bien en el uso que le vas a dar al coche para elegir correctamente. Aquí tienes algunos factores a tener en cuenta para saber qué opción es la mejor en tu caso:

– El precio del combustible diésel suele ser más barato, pero no podemos elegir solo por esta razón ya que los precios fluctúan y el mercado es cambiante.  De hecho, hace apenas un año, la diferencia entre el precio de estos combustibles era solo de 5 céntimos.

– Los coches diésel suelen ser bastante más caros, hasta 2.000€ más por el mismo modelo en gasolina. Esto se debe a que antes eran mucho más eficientes respecto a los motores de gasolina, pero hoy en día algunos modelos han llegado a equipararlos.

– Tradicionalmente, los gobiernos siempre han favorecido la compra de vehículos diésel gravándolos con menores impuestos. Pero eso puede cambiar ahora que se sabe que estos motores emiten mayor cantidad de óxido nitroso, un gas muy nocivo.

– Lo más importante a tener en cuenta son los kilómetros que le vas a hacer al coche. Ya que para que un coche diésel sea realmente rentable, tienes que hacer entre 20.000 y 25.000 km anuales durante 7 años. Así que si vas a utilizarlo únicamente en ciudad o vas a usarlo esporádicamente, piénsatelo mejor, porque no te sale a cuenta.

Ahora que ya sabes todo lo necesario, te dejamos para que pienses en tu elección.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website