¿Cuáles son las averías más frecuentes en tu coche?

Que tu coche pueda tener averías puede deberse a dos factores, tu conducción y defectos del vehículo. En este artículo te daremos más detalles sobre ambos, para que, sea lo que sea, puedas evitar estos percances y así viajar de forma eficiente y segura a donde vayas.

Prevenir estos problemas evitará que te quedes tirado en medio del tráfico o en cualquier vía.

 

Defectos más comunes en tu coche:

Según estudios que se han realizado de vehículos a los que se les ha realizado la revisión voluntaria de los puntos clave y elementos básicos de seguridad, se ha determinado que hay piezas que se desgastan sin que lo advirtamos, ya sea por el tiempo o por el mal uso.

  • El más común es el desgaste de los neumáticos, entre estos destaca: la profundidad del surco, los desgastes irregulares en los neumáticos, las presiones incorrectas y los daños producidos por golpes con elementos de la vía.
  • Otro defecto popular es el sistema de iluminación. Esta problemática generalmente se nota al momento de la conducción, en las luces traseras es más complicado detectar la avería, pero durante tus viajes, no tardarás mucho en notarlo.
  • El sistema de frenado puede presentar defectos y para estos es muy importante tener el mayor cuidado posible, ya que puede afectar a tu seguridad y la de todos los pasajeros. Este defecto pasa inadvertido y suele presentarse cuando el líquido de frenos está en malas condiciones.

Una práctica muy común es subirse al bordillo, lo que puede perjudicar un neumático, una llanta y/o elementos de la suspensión.

 

Defectos que puedes provocar en tu coche: 

Que un coche tenga una avería por un descuido o mal uso, es más común de lo que piensas. Aquí te mostramos cuáles son los más comunes que pueden dañar tu vehículo.

  • No cambiar el aceite a tiempo es uno de los errores más comunes. Sí, hay aceites de mayor duración que otros, pero no implica que se deba extender tanto el cambio. Es necesario que revises periódicamente el estado y el nivel de aceite de tu coche, para evitar daños a corto o largo plazo.
  • Hacerle el mantenimiento al sistema de climatización es algo que quizá aplacemos demasiado y, en algunos casos, ni se tiene en cuenta. Es muy importante que se revise constantemente, de lo contrario puede dañarse el sistema o comenzar a producir mal olor.
  • Cuidar los neumáticos es primordial para tu seguridad y conservación de tu coche. Recuerda hacer la alineación y balanceo, reemplazar las ruedas que tengas signos de degradación importantes o que estén muy lisas.
  • Haz caso a los avisos de la batería. Si notas que no enciende tu coche con la misma facilidad, es probable que la batería esté llegando al final de su vida útil. Procura llevarla a revisión periódica.

Si empiezas a notar que las luces bajan de intensidad cuando arrancas, se puede tratar de la batería.

 

Estos son los puntos más importantes a revisar para evitar averías en tu coche:

  • Lubricación del motor.
  • Funcionamiento del sistema de iluminación.
  • Panel de instrumentos, en busca de un testigo luminoso.
  • Presión de los neumáticos.
  • Niveles de líquidos (aceite, líquido de frenos, limpiaparabrisas, entre otros).
  • Estado de las escobillas limpiaparabrisas.
  • Filtros (aceite, aire y combustible).
  • Correa de distribución.
  • Sistemas de escape.

 

Para evitar estas averías, es importante que lleves tu vehículo periódicamente a tu taller de confianza, y así nuestros profesionales le harán la revisión necesaria de los elementos claves. Puedes hacerlo en cualquiera de nuestros talleres Eurorepar Car Service, donde te ofreceremos, fiabilidad, calidad y precio. ¿A qué esperas? Viaja seguro en todo momento.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website