Consejos para conducir seguro por la noche

Por seguridad, se recomienda conducir en las horas de sol. Y es que de noche, la percepción visual disminuye, estamos más fatigados y, por tanto, aumenta el riesgo de accidentes.

Si no tienes otra opción que viajar en estas condiciones, es muy importante que sigas las pautas que te enumeramos a continuación:

  • Revisa las luces antes de tu viaje. Evitarás imprevistos que te hagan detenerte.
  • Respeta escrupulosamente los límites de velocidad. Por supuesto que debes hacerlo también de día, pero de noche tal vez tengas la tentación de pisar algo más el acelerador debido a que las carreteras están más despejadas. Y no, nunca debe ser así.
  • Descansar es la clave. Cada hora y media aproximadamente, detente. Estira las piernas, hidrátate, despéjate… Por supuesto, si te notas que estás demasiado cansado para conducir, ni lo duces: busca un lugar seguro (como el parking de una estación de servicio) y duerme un poco.
  • Lleva las largas. Aumentarás tu percepción nocturna frente a las de cruce. Eso sí, úsalas sólo cuando no molestes a otros conductores.
  • Reduce la intensidad de la luz interior del coche. Una luz tenue en el cuadro de instrumentos te permitirá ver con más claridad la carretera.
  • Pon un poco de música. Ir escuchando la radio te ayudará a evitar la somnolencia, del mismo modo que lo hará llevar el coche bien ventilado.
  • ¿Deslumbrado? En caso de deslumbramiento por las luces de otro vehículo, reduce la velocidad y, si es necesario, detente tomando las máximas preocupaciones.

¿A que ahora lo ves mucho más claro?

conducir de noche

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website