Conoce todo sobre las multas de tráfico más polémicas

¿Conoces todos los motivos por los que pueden sancionarte? Quizá no hayas escuchado nunca algunos de los que te vamos a mostrar a continuación.

Hambre al volante

A que todos hemos comido algo estando al volante; es algo normal que nos dé un poco de hambre cuando estamos conduciendo, más si hemos salido por ejemplo muy temprano y no nos ha dado tiempo a desayunar en casa. El problema está en que comer o beber algo se considera como una distracción al volante, así que, si te dan ganas de tomar un poco de agua o comer un helado, es mejor que te detengas y lo hagas, porque incluso tras un semáforo en rojo, hacerlo te puede costar al menos unos 200 € de multa y hasta dos puntos en el carnet.

Lo más recomendable es parar en una estación de servicio para ingerir cualquier alimento.

Es solo una uñita

Da igual si es una uña, dos o todas, mordértelas te puede suponer una infracción de 80 euros. Aunque pueda parecer una verdadera locura, se trata de un vicio involuntario que te obliga a apartar la vista de la carretera. Y aunque lo hagas muy atento a la conducción, es mejor que lo pienses bien antes de hacerlo porque el agente de la autoridad no pensará lo mismo.

Quiere a tu coche y no a tu copiloto

Es mejor que las muestras de cariño las dejes para otra ocasión, ya que por besar a tu copiloto, tener alguna muestra de cariño o discutir mientras conduces, puedes recibir una infracción de unos 80 €, así que, para evitar estas distracciones y la sanción, mejor procura poner la mirada al frente y las dos manos en el volante.

Discutir con tus pasajeros también puede verse como una conducta peligrosa, por lo que también te pueden sancionar con 80 €.

A tope con la música

La canción más top del momento está sonando en la radio y quieres subir el volumen para luego cantarla a todo pulmón… mejor que no. Esto no solo te impedirá escuchar lo que sucede a tu alrededor, sino que, si pasas por un hospital o una zona de descanso puedes recibir una multa desde 80 hasta 2400 €, dependiendo del lugar y de lo ruidoso que seas.

Al mejor estilo de verano

Sin duda, en esta época de calor, lo que más queremos es estar cómodos y frescos. Y uno de los accesorios más deseados del verano son las chanclas, además, hay quienes se quitan la camiseta o conducen descalzos. Eso sí que puede suponerte un problema, porque la multa puede ser de unos 200 €.

Desahogo con el claxon

Puede que algunos conductores te hagan perder la paciencia, pero tú también puedes hacer que otros pierdan la suya si te pones a tocar el claxon de manera insistente. Solo deberás usarlo cuando tengas que avisar de situaciones de riesgo o emergencia. Así que, no importa qué tan desesperante pueda ser otro conductor, mantén la calma y evita tocar el claxon, porque te pueden poner una multa de unos 80 €.

Tocar el claxon está prohibido, siempre que no haya un motivo aparente.

¿Para qué usas la ventanilla?

Lanzar cosas por la ventanilla como si fuera una papelera es una de las prácticas más frecuentes y, sin duda, debe ser multada. Si eres fumador y lanzas la colilla por la ventana, no solo puedes distraer a otro conductor y causarle un accidente, sino que también puedes ocasionar un incendio. Además, tirar objetos de cualquier tipo puede suponerte una multa de unos 200 € y cuatro puntos en el carnet de conducir. Ahora, seguro te lo vas a pensar dos veces antes de hacerlo, ¿no?

Es importante que tengas en cuenta que ser un conductor ejemplar no solo te permitirá viajar con mayor seguridad, sino que evitarás accidentes y multas.

Si conoces algún otro caso peculiar que sea motivo de multa, no dudes en escribirlo. Estamos ansiosos por leerte.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website