Seguros de automóvil: ¿cuál te conviene?

Antes de contratar tu seguro, es fundamental que compares entre varias alternativas. No lo veas como un gasto de tiempo, sino como una inversión. ¡Así conseguirás una póliza adaptada a tus necesidades! Y para ello hay una serie de puntos a tener en cuenta:

 

  • Piensa qué coberturas necesitas (de verdad). Según aumentes las coberturas, lo hará igualmente la prima que pagas.

¿Robo? Si tu coche “duerme” en garaje o tiene cierta antigüedad y no resulta apetecible para los amigos de lo ajeno, tal vez puedas ahorrártela.

¿Incendio? Salvo que vivas en una zona muy insegura o de riesgo meteorológico, también puedes ahorrártela.

¿Vehículo de sustitución? Si no eres un profesional del volante y durante el tiempo que estás sin coche te pueden prestar uno o tienes la opción de ir en transporte público, no es una cobertura indispensable.

  • ¿A todo riesgo o a terceros? Frente a la gran pregunta, no hay una respuesta definitiva. Aunque, en general, se recomienda un seguro a todo riesgo durante los tres primeros años del coche porque en caso de siniestro se recuperaría gran parte de su valor. Y un seguro a terceros, a partir del cuarto año.
  • ¿Con franquicia o sin franquicia? Si te consideras un buen conductor, puedes abaratar tu seguro con una franquicia (tú te haces cargo de las reparaciones hasta una cantidad determinada).
  • Apóyate en los mediadores. En caso de dudas, puedes acudir a un mediador de seguros de confianza. No supondrá mayor coste para ti como asegurado y te ayudará antes, durante y después de la contratación de tu póliza.

 

Con estos consejos, ¡seguro que aciertas!

Car insurance

 

 

Claves para conducir con calor

¡Ah, el buen tiempo, cómo nos gusta a todos! El sol, la piscina, la playa…

Sin embargo, es cierto que conducir en los meses de julio y agosto puede convertirse en un “infierno” debido a las altísimas temperaturas que, además, suponen un gran peligro: circular con más de 24°C produce somnolencia y fatiga, aumentando el riesgo de accidente.

conducir con calor

 

  • Descansa bien. Siempre es importante iniciar un viaje descansado. Pero con calor, mucho más. Por eso, duerme bien y no consumas medicamentos o alcohol en las horas previas. Huye también de las comidas copiosas.
  • Evita conducir en las horas centrales del día. ¿Sales de vacaciones? Si es posible, ponte en marcha a primera hora, sobre las 6:30 h, ya que son los momentos más frescos de la jornada.
  • Para cada dos horas. Estira las piernas y bebe agua o refrescos fríos. ¡Verás qué bien te sienta!
  • Haz un uso inteligente del aire acondicionado. Trata de mantener una temperatura en el interior del coche de entre 19°C y 24°C, vigilando que el aire no te impacte en el pecho o en la cara. Y si no tienes aire acondicionado, baja un poco las ventanillas.
  • Viste cómodo. Usa ropa fresca y holgada. Y nunca, nunca conduzcas con chanclas, pues el pie se puede resbalar.
  • Utiliza gafas de sol. Te protegerás de la radiación solar y de los reflejos.
  • Aparca en la sombra. Si no tienes prisa, dedica unos minutos a buscar un sitio en la sombra para dejar el coche. La diferencia cuando vuelvas a por él será de hasta 15°C menos que si lo hubieras dejado al sol.
  • ¡No dejes a los niños dentro del coche! Ni cinco minutos ni siquiera uno. En los más pequeños la temperatura corporal sube más rápido que en los adultos y podrías llevarte un gran susto en un abrir y cerrar de ojos. ¡Y lo mismo para tus mascotas!

 

Feliz viaje… ¡Y felices vacaciones!

Este verano viaja tranquilo, llega seguro.

Ya está aquí la operación Euroverano de Euro Repar Car Service: una excelente oportunidad para preparar tu vehículo de cara a las próximas vacaciones.

Porque gracias a la operación Euroverano, podrás realizar al mejor precio tres operaciones imprescindibles para viajar tranquilo y llegar seguro a tu destino.

 

  • Cambio de neumáticos: recuerda que deben estar en perfecto estado, ya que cuando se desgastan aumenta la distancia de frenado y el riesgo de derrape, además de influir negativamente en el confort al volante, el consumo de combustible y el cuidado del medio ambiente.
  • Cambio de aceite (con regalo de un ambientador exclusivo en aceite Total): ten en cuenta que el aceite nuevo es garantía para el perfecto funcionamiento de tu motor.
  • Recarga de gas (con revisión gratuita del sistema de climatización): ¿vas a renunciar a conducir bien fresquito este verano?

Taller Euro Repar CS

 

Disfrutar de importantes descuentos en estas tres operaciones es tan sencillo como acercarte a tu Euro Repar Car Service más cercano. Puedes encontrarlo en eurorepar.es

 

¡Y disfruta de un verano sobre ruedas!

Cómo conducir en ciudad (y no desesperar en el intento)

Atascos interminables, obras traicioneras, la molesta doble (¡y triple!) fila, peatones “despistados”, media hora buscando sitio para aparcar…

Seguro que estás de acuerdo: conducir en ciudad en muchas ocasiones puede acabar con la paciencia.

Sin embargo, podemos aplicar unos consejos para que todo sea un poquito más fácil y puedas disminuir el estrés al volante.

Conducir en Ciudad

Anticípate al atasco. Sal de casa con tiempo suficiente y ten alternativas para llegar a tu destino. Si aun así, te ves atrapado en uno, no pierdas los nervios y respeta siempre la distancia de seguridad, además de evitar cambiar constantemente de carril (está demostrado que no avanzarás más rápido).

No aparques en cualquier lado. Además de molestar a otros conductores, estacionar en prohibido puede acarrearte importantes multas o, incluso, que la grúa se lleve tu coche.

Los intermitentes, imprescindibles. Úsalos siempre y con suficiente antelación al girar o cambiar de carril.

En las rotondas, mucha atención. Evita disgustos y malas caras respetando escrupulosamente el orden de circulación.

¡Cuidado con las motos y las bicis! Respeta sus carriles y presta especial atención a no tenerlas en un ángulo muerto de tu retrovisor.

Como ves, se trata sobre todo de una cuestión de actitud y respeto. ¡Y entre todos haremos una ciudad más “circulable”!

¡Cuidado con las distracciones al volante!

Un reciente estudio del RACE indica que la mitad de accidentes con víctimas tienen como causa principal la distracción.

Afortunadamente, está en nuestra mano dar el “stop” a esta terrible estadística. Sólo tenemos que aplicar a rajatabla las siguientes recomendaciones para centrar toda nuestra atención en la carretera.

Conducir con el móvil

1.       El móvil ni tocarlo (ni mirarlo). ¿Sabías que atender una llamada o responder un WhatsApp multiplica por cuatro las posibilidades de sufrir un accidente? Olvídate de él cuando conduzcas y úsalo sólo en caso de emergencia en un lugar seguro (gasolinera, área de descanso…). 

2.       Cuidado con los niños… Es lógico que se aburran y se cansen cuando viajan, por eso intentan llamar nuestra atención. Asegúrate de que tengan siempre a mano algo que les entretenga (un cuento, una tablet, un juguete…) y evitarás estar pendiente de ellos volviéndote o mirando por el espejo retrovisor.

3.       … Y con las mascotas. Imprescindible que viajen en su trasportín o en un lugar debidamente separado del conductor.

4.       Las dos manos, en el volante. Cambiar de emisora de radio o regular la climatización implica no prestar toda la atención a la carretera. Por tanto, es conveniente que esta manipulación de dispositivos la realice el acompañante o, en todo caso, que se realice con el vehículo detenido.

5.       El estrés no viaja contigo. Las preocupaciones, las prisas o los nervios hacen “bajar la guardia” cuando conducimos. Así que en la medida de lo posible, debemos dejarlos fuera del vehículo.

6.       ¡Vista al frente! No prestes excesiva atención al paisaje, a los carteles publicitarios y, sobre todo, a los posibles accidentes que veas. Céntrate única y exclusivamente en la carretera, sin apartar los ojos de ella.

7.       Duerme bien. Cuando vayas a emprender un viaje largo, descansa lo suficiente. Ten en cuenta que el cansancio, la fatiga y el sueño están detrás de los accidentes más graves.

8.       Nunca te confíes. A pesar de que creas que te conozcas el camino de memoria nunca te relajes. Una obra o un atasco inesperado te sorprenderían.

  1. Aplica estas reglas. ¡Y conduce seguro!

La importancia de unos neumáticos en perfecto estado

Piensa por un momento la importancia que tienen los neumáticos: ¡son el único contacto entre tu vehículo y la carretera!

Por eso, es fundamental mantenerlos siempre en perfecto estado.

Primero por tu seguridad, ya que un neumático desgastado aumenta la distancia de frenado y el riesgo de derrape. Pero también por confort al volante, por ahorro de combustible y por reducción de las emisiones de C02.

Neumático Euro Repar Car Service

Y ahora que hemos compartido contigo las razones para conducir con neumáticos en óptimas condiciones, ¿qué te parece si vemos cómo conservarlos así durante muchos kilómetros?

1.       Vigila la presión al menos una vez al mes. Cuando es insuficiente causa “reventones”, acelera el desgaste de los neumáticos, aumenta el consumo de combustible y provoca un comportamiento poco fiable en las curvas. Tampoco es conveniente el exceso de presión, pues reduce la adherencia. Muy importante: siempre debes comprobarla con los neumáticos fríos. ¡Y no olvides la rueda de repuesto!

 2.       Controla regularmente la profundidad del dibujo. La mínima obligatoria es de 1,6 mm. Si es inferior, además de poder ser sancionado con hasta 200 € de sanción por neumático, estarás corriendo el riesgo de pérdida de eficacia y estabilidad, aumento de la distancia de frenado y mayor peligro de aquaplaning.

 3.       Respeta las condiciones de uso del fabricante. Según las características de cada neumático, existe una velocidad máxima a la que se puede rodar y una carga máxima que pueden soportar.

 4.       Y siempre, siempre, mucho sentido común. Hay acciones que dañan irremediablemente los neumáticos: subir a las aceras, frenazos y aceleraciones bruscos… Ten cabeza y evítalas.

 

Si sigues todos estos consejos, ¡tendrás una conducción sobre ruedas!

Decálogo para ahorrar combustible al volante

Para que cuides de tu bolsillo y entre todos cuidemos del medioambiente, sólo tienes que seguir este decálogo para conducir de forma eficiente, ahorrando combustible.

 Ahorra Carburante

Verás cómo consejo a consejo… ¡Son muchos euros de ahorro al año!

1.       Planifica tu viaje. Es prioritario encontrar la ruta más rápida o evitar carreteras congestionadas. ¿Sabías que 10 minutos de atasco aumento el consumo de carburante en un 14%?

 2.       Comprueba la presión de los neumáticos. Si es inferior a la recomendada, gastarás hasta un 4% más.

 3.       Revisa la carga. Ojito con llenar y llenar el maletero. Es pura lógica: a más peso, mayor energía se necesita para hacer el mismo recorrido.

 4.       Mantén una velocidad constante: los frenazos bruscos, las aceleraciones… no sólo inciden negativamente en el confort del viaje, también lo harán en el depósito de tu vehículo.

 5.       ¿Una parada de más de un minuto? Apaga el motor. Las cifras hablan por sí solas: un motor inactivo durante 10 minutos, consume 130 cc de combustible.

 6.       Si bajas una pendiente, levanta el pie. Mantén la velocidad con la inercia de la propia cuesta. Eso sí, no pongas punto muerto.

 7.       Reduce la velocidad. Además de por una elemental cuestión de seguridad, hazlo por ahorro: circular a 110 km/h en lugar de a 120 km/h supone consumir un 16% menos.

 8.       Utiliza marchas largas. Siempre que sea posible, aplica esta regla: marcha más larga =  mayor ahorro. Es decir, si puedes circular en quinta, mejor que en cuarta. En cuarta, mejor que en tercera… ¡Ah, y que los cambios de marcha sean rápidos para no perder velocidad!

 9.       ¡Arriba las ventanas! Circular con las ventanas abiertas durante la marcha a velocidades elevadas incrementa el gasto de gasolina debido al rozamiento.

 10.   Atento al aire acondicionado. Úsalo sólo cuando de verdad sea necesario. Por ejemplo, en un área urbana con temperatura exterior de 25ºC es más eficiente abrir las ventanillas. ¡Ser racional te lleva al ahorro!

Buen viaje… ¡Y buen ahorro!

Consejos para viajar esta Semana Santa

Ya hay ganas de Semana Santa, ¿verdad? Y si vas a desplazarte en coche, las mismas ganas de vacaciones debes ponerlas en organizar tu viaje con las máximas garantías de seguridad.

Por eso, tanto si vas a hacer una pequeña escapada como si vas a ser la envidia de tu entorno por todos los días que vas a estar fuera, te recomendamos seguir estos consejos:

  • Realiza una revisión previa tu vehículo: déjate aconsejar por los profesionales de tu taller, ellos saben qué comprobar.
  • Prepara tu ruta… y ten paciencia: Planifica tu viaje con tiempo, recurre al GPS si dispones de él, evita salir los días y horas punta y aun así… paciencia y una sonrisa al volante: la Semana Santa concentra millones de desplazamientos en un plazo muy corto de tiempo.
  • Para cada dos horas: descansa la vista, estira las piernas, bebe agua, tómate un café…
  • ¡Que no se te olvide nada!: comprueba que llevas toda la documentación necesaria y los elementos para los “imprevistos” (cadenas si el tiempo lo exige, el móvil a tope de batería…).
  • Con los más pequeños, las mayores precauciones: si viajas con niños, asegúrate de llevar su dispositivo de seguridad correspondiente a su talla y peso.
  • Atento a tu perro: por Ley, tu “mejor amigo” no debe impedirte la libertad de movimientos, el campo de visión y la atención permanente a la conducción. Para asegurarte de que la cumples, si el perro es grande debería ir en el maletero, separado con una red o rejilla, o sujeto con un arnés de doble anclaje (esto último vale también para los medianos). Y si el perro es pequeño, sería suficiente un transportín en el suelo del asiento trasero.

Viajar con la familia

¡Y buen viaje!

Consejos para sentirte seguro conduciendo

Los jóvenes generalmente creen que conducir es algo que se hace por diversión y la realidad es que debe de hacerse con mucha responsabilidad y sobre todo prestando muchísima atención.

Hay muchos factores que podrían provocar un accidente, sin embargo tú puedes evitarlo si prestas siempre atención a la carretera, hay una serie de normas que se han creado con el fin de proporcionarte seguridad tanto para el conductor como para los pasajeros que van contigo.

Para poder conducir de una forma segura lo primero que debes de verificar es si tu vehículo está en buen estado en general, es decir si no tiene ningún problema mecánico en los frenos, caja de velocidades, luces, etc…

Es importante usar el cinturón de seguridad, incluso para desplazamientos cortos.

Si te acompañan niños en el coche, debes de colocarlos en sus respectivas sillitas de seguridad para bebes o niños más grandes. Recuerda que éstas se deben de seleccionar dependiendo del peso y la altura que tiene el niño y no su edad. Según van creciendo tienes que utilizar sillas acordes.

Si tienes pensado realizar un viaje muy largo en coche debes de estar bien descansado antes de iniciar la marcha y a los primeros síntomas de fatiga detenerte.

¿Que documentación debes de llevar en el coche?

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado si era obligatorio llevar uno u otro documento. Te contamos qué documentación debes llevar en tu coche.

Permiso de Conducción: Conocido también como Carné de Conducir debe estar en regla, no caducado, y es totalmente obligatorio llevarlo encima. Acredita tu aptitud a la hora de conducir un determinado tipo de vehículo.

Permiso de Circulación: En este caso define de quién es el vehículo y las características del mismo. También es obligatorio, digamos que es el Carné de Conducir de nuestro coche y debe estar identificado.

Tarjeta de Inspección Técnica: Más conocida como la Tarjeta ITV. Sirve para llevar un control de las inspecciones técnicas que se realizan de forma oficial por los centros ITV a nuestro coche.

Pegatina ITV: Es el adhesivo que debemos colocar en lugar visible en nuestro vehículo y que indica el plazo durante que nuestro vehículo está autorizado a circular por haber pasado satisfactoriamente la inspección técnica.

No será necesario que llevemos los documentos originales. Podemos sustituirlos por fotocopias pero deben estar compulsadas.

¿Y qué ocurre con el justificante de pago del seguro o el Impuesto de Tracción Mecánica?

No son documentos que debamos llevar de forma obligatoria pero creemos que sí es recomendable. Podría evitarnos algún que otro quebradero de cabeza en caso de accidente.

¿Has circulado alguna vez sin la documentación obligatoria en tu coche?