Revoluciona la conducción eficiente

Todos los conductores tenemos en la cabeza una serie de normas para conseguir una conducción eficiente y de esta manera, poder ahorrar en combustible: llevar la presión adecuada en los neumáticos, frenar de forma paulatina, evitar acelerones bruscos, no circular a más de 110 km/h o conducir en marchas largas, revolucionando lo menos posible el vehículo. Pero, ¿es bueno conducir a pocas revoluciones? Salvo en primera y en segunda, un motor de gasolina no debe girar a menos de 1.500 revoluciones por minuto y un diésel, a menos de 1.300.

Teniendo en cuenta estos datos, la clave está en llevar una velocidad constante: si conduces en llano y en una autopista, utilizar las marchas largas y a pocas revoluciones (2.000 rpm) es una buena opción porque la propia inercia hace parte del trabajo y el motor no se ve forzado. En cambio cuando conduces en ciudad o con cambios de nivel pronunciados, tendrás que acelerar el coche o usar marchas cortas (y por lo tanto revolucionarlo) para no hacer sufrir al motor.

De todas formas, es fácil notar cuando el motor se ahoga: si aceleras y el vehículo no responde, sino que vibra o da pequeños tirones, estás forzando el coche por conducir a bajas revoluciones. En cambio si el vehículo reacciona a la mínima presión del acelerador, estás conduciendo de forma adecuada, sin forzar el motor.

 

foto 1

Aprovecha tramos rectos para revolucionar el vehículo y eliminar impurezas.

 

Averías por revolucionar poco el coche

Los problemas mecánicos que se originan al ahogar constantemente el motor de tu coche pueden ser graves. Además, en los motores diésel los propulsores generan mucha suciedad que a bajas revoluciones no se expulsa de forma eficaz. A continuación, te mostramos algunas de las averías que pueden producirse por esta causa:

Deformación de la junta de la culata: Cuando conduces a pocas revoluciones te ves obligado a pisar el acelerador a fondo, aumentando la temperatura en la cámara de combustión y las posibilidades de que la junta de la culata falle. Esto puede ocasionar que se deforme y que tengas que sustituirlo.

Desgaste de los cilindros: A pocas revoluciones y con el pedal casi en el suelo, el pistón deja de subir y bajar recto rozando las paredes del cilindro. El resultado es un desgaste prematuro de los cilindros provocado por la fricción y las altas temperaturas.

Obstrucción de la válvula EGR: si conduces siempre a un régimen de vueltas muy bajas, la válvula encargada de la recirculación de gases puede obstruirse con facilidad.

Agarrotamiento del turbo: de igual forma, una conducción a bajas revoluciones provoca un exceso de carbonilla que agarrota los mecanismos del turbo. Si esto ocurre, no te quedará otra alternativa que limpiarlos.

Problemas con el filtro antipartículas: el motor a bajas revoluciones no es capaz de expulsar las impurezas de forma eficaz a través de los propulsores, y el exceso de hollín puede causar problemas: los filtros se taponan, se llenan de partículas y se producen más regeneraciones electrónicas (limpiezas automáticas del filtro) de las recomendables. Además de aumentar el consumo de combustible y que se mezcle con el aceite bajando por el cárter, el filtro empezará a fallar y será necesario cambiarlo o sustituirlo en el taller.

 

foto 2

Excepto en las primeras marchas, los coches no deben ir a menos de 1.300-1.500 rpm

 

¿Cuándo debo revolucionar el coche?

La mayoría de los problemas mecánicos que hemos comentado anteriormente se producen por la suciedad acumulada al circular habitualmente a menos de 2.000 revoluciones por minuto, especialmente con los diésel. Por ello, es necesario aprovechar diversas situaciones para revolucionar el vehículo momentáneamente y, de esta forma, eliminar el exceso de carbonilla.

Pendientes ascendentes: en tramos de pendiente ascendente pronunciada, si el coche no es capaz de mantener una velocidad constante en quinta marcha, es necesario reducir y revolucionarlo con el fin de regenerar el filtro manualmente. De esta manera, no ahogarás el motor.

Incorporaciones: aprovecha las incorporaciones a autovías y autopistas para revolucionar el coche. Además de conseguir la velocidad necesaria para incorporarte a la vía sin entorpecer el tráfico, limpiarás de impurezas la línea de escape.

Adelantamientos: Además de limpiar el motor de impurezas, subir el cuentarrevoluciones bajando de marcha facilitará un adelantamiento a otro coche, ganando rapidez y seguridad en la maniobra.

Pendientes descendentes: en este tipo de tramos conviene circular en marchas cortas. El freno motor nos servirá para preservar las pastillas de freno y eliminar la suciedad acumulada en la línea de escape. Circular por cuestas en punto muerto es una costumbre desastrosa y poco inteligente: fuerzas las pastillas de freno y gastas más combustible.

Autovías y autopistas: si circulamos habitualmente por tramos urbanos, cada cierto tiempo es necesario revolucionar el coche en carretera durante unos 15-20 minutos. De esta forma, el motor expulsará la suciedad que quede acumulada.

Y tan importante es cuidar el motor conduciendo con las revoluciones adecuadas, como hacer todas las operaciones de revisión y mantenimiento pertinentes para optimizar las prestaciones de tu vehículo y alargar su vida útil.

En Euro Repar Car Service, gracias a la Operación Vuelta al Cole, tienes hasta un 20% de descuento inmediato en piezas de sustitución, como pastillas y discos de freno, filtros o el motor de arranque. Además, disfrutarás de un fantástico kit de regalo. ¿Te lo vas a perder?

 

foto 3

Uno de los principales problemas de conducir a pocas revoluciones es la suciedad que se acumula en la línea de escape.

Cambiar tú mismo el neumático: siempre hay una primera vez

Tarde o temprano, todo conductor que circule con cierta regularidad tendrá que enfrentarse al problema de desmontar un neumático reventado o pinchado y volver a montar el de repuesto, si no quiere llamar a la grúa y que le solucione el percance, con los posibles costes económicos y la pérdida tiempo que ello conlleva.

Cambiar el neumático de un vehículo no es lo más fácil del mundo pero tampoco es algo imposible. Por eso si alguna vez te ves en esta situación, a continuación te mostraremos las herramientas necesarias y los pasos que tienes que dar para hacerlo correctamente.

 

foto 1

La llave de 4 vías sirve para desenroscar las tuercas del neumático sin mucha dificultad.

 

El cambio de neumático, paso a paso.

Antes de nada, deberás asegúrate de disponer de todas las herramientas que necesitarás para cambiar el neumático, herramientas que por defecto debería incluir tu vehículo en el maletero: una llave de tuercas de 4 vías, un destornillador, un gato o jack y, obviamente, un neumático de repuesto. Una vez te asegures de disponer de estos elementos, sigue los siguientes pasos:

Abrir el tapacubos de la rueda: utiliza el destornillador para abrir el tapacubos de forma rápida y eficaz, esto te permitirá ver las 5 tuercas de la rueda que deberás aflojar.

Desenroscar las tuercas: en este momento, deberás utilizar la llave de 4 vías (con forma de cruz) para desenroscar las tuercas. Pero es importante saber que no debes quitarlas, solo aflojarlas, para poder desencajar más tarde el neumático averiado del eje. Si no puedes desenroscar las tuercas con la mano, prueba apoyándote con el pie.

Utiliza el gato: localiza el gato en el maletero para poder levantar el vehículo. Resulta fundamental colocar esta herramienta justo en la ranura correspondiente del bajo de tu coche, de esta forma evitarás que el gato se desprenda del coche. También asegúrate de que el neumático se levante hasta dos dedos del suelo.

Quitar las tuercas y sacar el neumático: cuando tengas el neumático en suspensión gracias al gato, termina de desenroscar las tuercas que aflojaste antes para poder extraer el neumático averiado y sustituirlo por el de repuesto. Deja la rueda que has cambiado en el mismo sitio de donde sacaste la nueva. En este proceso las manos suelen manchase de hollín y grasa, así que ten cuidado si no quieres ensuciarte en exceso.

Coloca la nueva rueda, baja el gato y pon los tornillos que habías quitado anteriormente: introduce el neumático de repuesto sin problema y baja el gato para que la rueda entre en contacto con el suelo. Luego, asegúrate de que los tornillos que habías quitado antes estén perfectamente puestos y que el neumático esté bien sujeto al coche. Si has seguido estos pasos…  voilà: ya has podido cambiar el neumático tú solo.

 

foto 2

Asegúrate de colocar el gato en la ranura correspondiente al bajo de tu coche.

 

Consejos y recomendaciones

Una vez hayas puesto la rueda de repuesto no debes, ni puedes, olvidarte del asunto sin más. Un neumático de repuesto te garantiza unos 70-80 kilómetros de autonomía pero no más. Por lo tanto deberás sustituirlo por uno nuevo con las mismas especificidades del anterior: debe ser de la misma marca, tener el mismo perfil o estructura, los mismos índices de velocidad/peso y las mismas dimensiones.

Por último, para mejorar las prestaciones de tu vehículo te recomendamos montar 4 neumáticos idénticos o semejantes. De lo contrario, es posible que uno de los trenes no responda tan rápido o de la misma manera que el otro, lo que dificultará el control y la manejabilidad del coche.

En Euro Repar Car Service, cuentas con profesionales expertos en la mecánica de tu vehículo, y el cambio de neumáticos no es una excepción. Además, los nuevos neumáticos Reliance de Euro Repar Car Service te ofrecen la mejor relación calidad – precio: gran durabilidad, ahorro de carburante, seguridad, adherencia en pavimento mojado y buena calidad acústica.

 

Foto 3

Una vez hayas colocado la rueda de repuesto, asegúrate de fijar bien los tornillos del tapacubos.

Leasing, una alternativa más interesante.

Quizá ha llegado el momento de comprar o renovar tu coche, y seguro que en lo primero que piensas es si te conviene el diésel o la gasolina, un eléctrico o mejor un híbrido enchufable… Pero antes de plantearte comprar un coche, plantéate por qué el leasing es más interesante y rentable que la compra.

La financiación de un vehículo ha cambiado mucho en los últimos años, ya no es necesario pagar el valor íntegro del coche porque existen alternativas más flexibles que te permitirán estrenar coche nuevo sin la necesidad de pagar su totalidad y lo que es mejor, sin la necesidad de atarte a él durante cinco, diez o más años. Sin embrago, muchos usuarios no entienden qué ofrece exactamente este servicio o lo confunden con el renting. Si es tu caso no te preocupes, a continuación intentaremos resolver todas tus dudas.

 

foto 1

El leasing te ofrece una gran flexibilidad a la hora de financiar o alquilar un vehículo.

 

Tipos de leasing y diferencias con el renting.

El leasing va un paso más allá del alquiler de un vehículo por la flexibilidad que ofrece: por medio de un contrato, este servicio te permite comprar el coche al final del mismo si lo consideras necesario. Además, tienes la posibilidad de renovarlo, cambiarlo por otro coche de alquiler con las mismas condiciones o cerrarlo y terminar el contrato de leasing.

En cuanto a los tipos de leasing, nos encontramos con dos modalidades:

Leasing cerrado: al finalizar el contrato, siempre y cuando el vehículo cumpla las condiciones y normas establecidas, podrás devolver el vehículo sin problemas.

Leasing abierto: al finalizar el contrato, si el vehículo no incumple ninguna de las normas establecidas, estarás obligado a comprarlo. Esta opción es interesante si estás convencido de que quieres tener un modelo concreto.

Las diferencias más importantes entre renting y leasing son los gastos de mantenimiento y servicio: con el renting se incluyen todos los gastos que firmes en el contrato, mientras que con el leasing se cubre la cuota mensual del alquiler y nada más.

Como cliente final debes saber qué es lo que te conviene más, si eres autónomo o posees una empresa, la mejor opción es aquella que te permita desgravarte de impuestos y cambiar de vehículo cuando finalice el contrato. Como particular, debes valorar qué es lo que más te conviene, ¿comprar un coche a cinco o diez años, o contratarlo mediante alguna de estas modalidades y renovarlo cada dos o tres años?

 

foto 2

Compra, renueva o cancela tu contrato de leasing según lo que más te interese.

 

Ventajas y desventajas del leasing.

Estas son las principales ventajas para contratar este servicio:

Tienes la opción de poder conseguir un coche nuevo cada pocos años.

En muchos casos- aunque todo depende de las condiciones, los pagos mensuales son más bajos comparados a la financiación de un vehículo.

Disfrutarás de la conducción de un coche más caro por menos dinero.

El pago inicial generalmente es cero.

Disfrutarás de beneficios fiscales para autónomo o con uso del vehículo para negocio.

Y estas, son sus principales desventajas:

No eres el auténtico dueño del coche a no ser que te decidas a comprarlo al final del contrato.

Tendrás que llegar a un acuerdo para fijar un máximo de kilómetros al año, con penalización si se incumple.

Si quieres terminar el contrato antes de tiempo, tendrás que asumir un coste adicional.

Normalmente, el seguro es más caro para los vehículos de alquiler, y pese a la flexibilidad que ofrece este servicio, el leasing no es una excepción.

Según sea el contrato, puede haber gastos extra al finalizar el contrato por desgaste de piezas, averías o un mantenimiento deficiente.

Con independencia del tipo de contratación que elijas para tu vehículo, desde Euro Repar Car Service queremos ayudarte a ahorrar también de otra manera… Para ello hemos lanzado el Club de Ventajas ERCS: nuestro nuevo portal con el que disfrutar más, te costará menos: oportunidades, ofertas, descuentos e infinitas posibilidades de ocio y entretenimiento con primeras marcas, te esperan.

Regístrate gratis y empieza a disfrutar https://clubventajasercs.ventajasvip.com/ ¡No te lo puedes perder!

Los nuevos radares de la DGT

Los nuevos radares de la DGT

Año tras año, la DGT (Dirección General de Tráfico) anuncia nuevas medidas para evitar las infracciones al volante, como el exceso de velocidad en autopistas, autovías y carreteras secundarias. Generalmente, estas medidas se comunican en fechas en las que se producen grandes desplazamientos: Semana Santa, operación salida y llegada del verano, etc.

En 2018 la DGT anunció la incorporación de nuevos radares de velocidad láser, unos innovadores cinemómetros de gran versatilidad: con grandes prestaciones tecnológicas (capaz de realizar capturas frontales y a más de 360 km/h) y de pequeño tamaño (muy difíciles de detectar a simple vista e incorporables tanto a los vehículos de los agentes de tráfico como a los trípodes colocados en los guardarraíles)

A continuación, te desvelaremos todo lo que necesitas saber sobre los sistemas de radares implantados en las carreteras españolas y te ofreceremos unos cuantos consejos para evitar sanciones e infracciones en la carretera.

 

foto 1

Los innovadores radares láser son capaces de detectar a un vehículo a más de 360 km/h.

 

Tipos de radares.

En nuestro país existen varias formas de detectar y sancionar a conductores que excedan el límite de velocidad permitido. Nosotros te contamos cuáles:

Radar fijo: es el radar más habitual en nuestras carreteras. Generalmente, se colocan encima de los puentes o a los lados y suele ir acompañado de una batería de grandes dimensiones. Por ley, este tipo de radares tienen que ser avisados mediante señales explícitas de control de velocidad al menos a un kilómetro antes de ser sobrepasado.

Radar móvil: este tipo de radares van instalados sobre un trípode, por lo tanto ocupa poco espacio y se puede camuflar fácilmente. Los modelos Autovelox emiten dos haces láser en paralelo midiendo el tiempo que tarda el vehículo en atravesarlo- y así, su velocidad. Otros radares móviles actúan como uno fijo: te detectarán si los sobrepasas a mayor velocidad de la permitida.

Radar de tramo: los radares de tramo pueden estar fijos o colocarse en cualquier momento sobre un trípode. Su función es detectar la velocidad media de un vehículo que circula por un tramo concreto de la carretera;  generalmente en los túneles y en las entradas y salidas de pueblos y núcleos urbanos. Por lo tanto, se necesitan dos radares (de entrada y salida) para calcular la velocidad del coche dependiendo del tiempo que tarde en recorrer el tramo marcado.

Radar láser: orientados hacia la carretera, estos radares pueden detectar a un vehículo de frente o una vez lo hayan sobrepasado, ya que envían un rayo láser hacia el coche y calculan su velocidad midiendo el tiempo que tarda en volver el haz de luz hasta la cámara. La DGT ha implantado recientemente este tipo de radar que además, es muy versátil: pueden colocarse sobre trípode, guardarraíles o directamente en los vehículos de los agentes de tráfico.

Coches camuflados y patrullas: también existe la posibilidad de que los radares estén dentro de los coches patrulla de la policía y Guardia Civil. Pueden llevar radares que funcionan con sistema Multanova (detectará al vehículo una vez haya sido sobrepasado) o sistema Autovelox (medirá la velocidad del coche cuando pase a su altura). Los coches patrulla, que también pueden estar camuflados como turismos normales, pueden estar circulando por la carretera o detenidos en el arcén.

Radar en helicóptero Pegasus: se trata de un radar desarrollado con tecnología militar que se puede acoplar a los helicópteros de la DGT. Puede medir la velocidad de cada vehículo desde el aire (de 300 a 1.000 m de altura) y sancionarle si supera la velocidad establecida. Para ello están dotados de dos cámaras, una panorámica que graba al vehículo en vídeo, y otra que fotografía la matrícula. Estos radares pueden detectar vehículos circulando a gran velocidad y no se pueden detectar ni inhibir con ningún instrumento.

 

foto 2

El Pegasus, un helicóptero-radar de la DGT, es capaz de detectar vehículos en la carretera a 1 km de distancia.

Consejos y recomendaciones.

Lo primero y más importante es respetar las señales de velocidad y mantenerte siempre dentro de los límites legales. Así, no tendrás que preocuparte de ningún radar y lo que es más importante, no pondrás en riesgo tu seguridad ni la de los que te rodean. De todas formas, si en algún momento dado te despistas, puedes seguir estos consejos:

Aunque los detectores de radar ya no son legales, los avisadores integrados en los navegadores convencionales sí que lo son. La diferencia es que no detectan los radares, sino que llevan cargada una base de datos con la ubicación de los radares y avisan al pasar por los puntos en los que, en teoría, están colocados. Los inhibidores son ilegales y su uso está terminantemente prohibido. Por otra parte, desde tu smartphone y a través de las RRSS, podrás seguir cuentas como @autofacil_radar, @EvitemosRadares, @ComunidadAntiradares o @RadaresDeMadrid, que informan sobre su situación en tiempo real y sin coste alguno. También, algunas App con Waze pueden ser de gran utilidad. En cuanto a las sanciones por exceso de velocidad, se categorizan en exceso grave y exceso muy grave, pudiendo variar la sanción de 100 a 600 € y la pérdida de 2 a 6 puntos del carné de conducir.

Por último, ya circules por un tramo con o sin radar, para preservar una frenada eficaz y poder mantener la distancia de seguridad es fundamental sustituir regularmente las piezas de desgaste de tu vehículo. En Euro Repar Car Service tienes un 20% de descuento en pastillas y discos de freno y además, cuentas con profesionales expertos en la mecánica de tu vehículo.

 

foto 3

Los coches patrulla, en muchos casos camuflados como turismos normales, también pueden incorporar un radar de velocidad en su interior.

Convierte la rotonda en tu aliada, no en tu enemiga

En la conducción urbana e interurbana, las rotondas son una de las construcciones más cotidianas y utilizadas por los conductores. Y junto al resto de elementos y señales de tráfico, debemos hacer un buen uso de ellas para garantizar nuestra seguridad y la de los que nos rodean.

Las rotondas sirven para descongestionar el tráfico en un cruce de intersecciones, ya sea en pueblos, ciudades o tramos interurbanos, y además es un elemento muy útil y cómodo (si tiene una correcta señalización) para saber qué camino elegir cuando vamos a un destino que no sabemos de memoria. Sin embargo, la mayoría de conductores no tenemos una idea clara de cómo utilizarlas o comportarnos en ellas. Por eso, si le tienes un poco de fobia a la rotonda lee con atención las siguientes líneas y conviértela en una infalible aliada.

 

foto 1

Las rotondas sirven para descongestionar el tráfico y evitar accidentes en los cruces de caminos

 

10 normas para circular correctamente en una rotonda

A continuación, te mostramos 10 normas básicas para tomar bien una rotonda y ahorrarte sorpresas desagradables.

  • A la hora de entrar en una rotonda ten en cuenta que la preferencia es siempre de los vehículos que están dentro de ella. Es decir, siempre deberemos ceder el paso al entrar en ella.

 

  • Cuando queramos salir de la rotonda siempre deberemos situarnos con suficiente antelación en el carril derecho, nunca desde el carril interior.

 

  • Nunca deben cruzarse carriles como una intersección en cruz porque es muy peligroso. Si vas recto, siempre deberás colocarte en el carril derecho.

 

  • Si vas a salir por la primera salida o continuar recto, sitúate preferiblemente en el carril de la derecha. Si por el contrario vas a tomar la salida de la izquierda o hacer un cambio de sentido (tomar la rotonda en 360º), sitúate cuando puedas en el carril interior para ir incorporándote paulatinamente en el carril derecho antes de tomar la salida.

 

  • Utiliza el intermitente para indicar tu salida de la rotonda o para señalar un cambio de carril dentro de ella, no para indicar que seguimos recto o nos mantenemos en la glorieta.

 

  • Cuando circules por el carril derecho y observes que otro vehículo se quiere incorporar no necesitas cambiarte al carril interior y, ni mucho menos, deberás cederle el paso. Aunque lo ideal es, dentro de lo posible, facilitar la entrada de otros vehículos.

 

  • En una rotonda con varios carriles, debemos situarnos en el carril más apropiado para tomar la salida que queramos sin estorbar al resto de conductores y manteniendo la seguridad. Es decir, si vamos a tomar la primera o segunda salida lo suyo es quedarse en los carriles exteriores. En cambio, para las salidas que queden a la izquierda o los cambios de sentido, es mejor utilizar los carriles interiores e incorporarse a los exteriores antes de salir de la rotonda.

 

  • Respeta las señales que aparezcan antes de tomar una rotonda, como los pasos de peatones o los semáforos. En zonas urbanas, muchas veces encontrarás un semáforo en rojo o un paso de cebra antes de incorporarte en una rotonda, respétalas porque en estas situaciones el peatón siempre tiene preferencia.

 

  • Cuando veamos a un vehículo pesado, como un autobús o un camión, ten en cuenta que necesitará más espacio para maniobrar en ella, el mismo espacio que has de dejar para facilitar su entrada o salida.

 

  • Respeta siempre la velocidad de la vía y extrema las precauciones cuando la meteorología es adversa. Nunca tomes una rotonda excesivamente rápido porque no podrás controlar quién se incorpora en ella. Además, no es lo mismo tomar un trazado recto que en curva.

 

foto 2

Si circular por el interior, antes de tomar la salida incorpórate paulatinamente al carril derecho de la rotonda.

 

Las turbo rotondas que facilitan la circulación en su interior.

Desde el año 2009, están proliferando en nuestro país las llamadas turbo rotondas. Los órganos de seguridad vial están promoviendo su construcción para ayudar a los vehículos que circulan en las rotondas a saber en todo momento cuál debe ser su comportamiento en el interior de estas.

Básicamente, una turbo rotonda es una glorieta con forma de espiral donde cada carril tiene sus propias líneas y señales de indicación. De esta forma, el conductor deberá respetar una señalización determinada en función de la salida que quiera tomar.

Y ahora que ya sabes todo lo que necesitas saber para utilizar correctamente las rotondas y coincidiendo con la vuelta al cole (más padres dejando a sus hijos en el colegio, más tráfico en las ciudades a determinadas horas), te recordamos que en Euro Repar Car Service tienes un 20% de descuento en piezas de sustitución. De esta forma, empezarás el nuevo curso con la garantía de tener tu vehículo en perfecto estado.

 

foto 3

Las turbo rotondas (glorietas en espiral), ayudan a los conductores a utilizar los carriles de forma correcta.

4X4, la mejor opción para llegar a todos los rincones en el extranjero

¿Te gusta la aventura y tienes pensado alquilar un SUV o un 4X4 para recorrer los paisajes más agrestes y recónditos de un país extranjero? Entonces, descubre los consejos que te ofrecemos para que vivas una experiencia inigualable.

Reservar con antelación, leer bien la letra pequeña o elegir el seguro que mejor te conviene son tres puntos fundamentales para alquilar un coche en el extranjero y circular por terrenos difíciles. Si quieres llegar a todos los rincones de tu destino sin depender de las rutas u horarios del transporte público y con la tranquilidad de conducir un vehículo que no se quede en el camino, contar con un todoterreno en buenas condiciones y bien equipado es la mejor opción.

 

foto 1

Alquilar un 4X4 o SUV es la mejor opción para descubrir los terrenos más agrestes cuando viajas al extranjero.

 

¿Dónde alquilar tu 4X4 cuando viajas al extranjero?

Para alquilar tu todoterreno, dispones de tres opciones principales:

Agencias internacionales: empresas tan reputadas y conocidas como Europcar, Sixt, Avis o Hertz disponen de vehículos 4X4 y SUV. También puedes decantarte por compañías especializadas en el alquiler de estos modelos, como Birtz o Terranatur. Compara tarifas y revisa bien los servicios extras que ofrecen con el fin de conseguir el mejor precio.

Agencias locales: estas compañías de alquiler suelen ser negocios independientes o con un origen familiar. Aunque dispongan de una flota mucho más reducida y tengas que reservar con bastante antelación, estas agencias suelen tener ofertas muy buenas y muchas veces, son subcontratadas por otras empresas más grandes que no disponen de este tipo de vehículos.

Entre particulares: este sistema también se puede utilizar para alquilar un todoterreno en el extranjero, ya sea por horas, por días o por varias semanas. Esta opción se está poniendo de moda y muchas veces, resulta más rentable. De todas formas, lee detenidamente el contrato que te ofrece el particular y las consecuencias que tendrías que afrontar en caso de accidente: un particular no cuenta con el respaldo económico ni las coberturas de una empresa de alquiler.

 

foto 2

Utensilios como el Sand truck te ayudarán a salir de un encallamiento con mayor facilidad.

 

El seguro que más te conviene para circular en el extranjero.

A la hora de alquilar tu 4X4 en el extranjero, lee con antelación las condiciones de alquiler, pago y devolución para no caer en gastos innecesarios y sorpresas desagradables. Normalmente, el único seguro incluido en el contrato es el seguro a terceros- obligatorio en todos los vehículos. Los contratos básicos suelen tener franquicias muy elevadas, por lo tanto te recomendamos contratar un seguro complementario para mejorar las coberturas en caso de accidente. Según lo que te interese cubrir, dispones de:

TP (Theft Protection): se trata de un seguro antirrobo para estar cubierto en caso de que te roben el coche de alquiler.

PI (Personal Insurance): un seguro personal que cubre al conductor del 4X4 y a los pasajeros en caso de daños corporales en un siniestro.

CDW (Collision Damage Waver): con este seguro en caso de que el 4X4 sufra daños, el importe de la franquicia a pagar disminuye considerablemente.

En muchos casos, las empresas de alquiler de 4X4 no cubren ciertas piezas del vehículo aunque cuenten con seguro. Por ejemplo, el embrague o la caja de cambios. Son elementos delicados que sufren mucho, en especial si circulas por terrenos difíciles y no tienes dominado el juego de pedales. Por lo tanto, es conveniente conocer el estado de estas piezas antes de alquilar el vehículo.

 

 

 

Consejos útiles para alquilar tu 4X4 en el extranjero.

Cuando llegues a tu destino, considera la posibilidad de recoger tu 4X4 de alquiler en la ciudad. Muchos hoteles ofrecen servicios de recogida desde el aeropuerto, lo que puede incrementar el coste total del viaje. También puede darse el caso de que el contrato incluya el transporte desde el aeropuerto o estación a la oficina de alquiler o que directamente se encuentre en dicho aeropuerto o estación. Aun así, antes de viajar asegúrate de conocer las condiciones de recogida y transporte.

Por otra parte antes de emprender tu ruta en el vehículo, comprueba que viene con todo el equipamiento y las herramientas necesarias: ruedas de repuesto, gato, llaves mecánicas o diversos objetos que te ayuden a salir de un encallamiento, como una pala, un remolque o un sand track. Si además cuenta con una bombona para la presión de los neumáticos, mucho mejor. Porque no es lo mismo circular por asfalto con una presión normal, que circular por grava, barro o arena, en donde es necesario bajar la presión de los neumáticos (entre 1,8 y 1,5 bares y si el terreno ofrece muy poco agarre, incluso a 1,3 bares)

Otro punto a tener en cuenta es el tema de los permisos de circulación. Si viajas dentro de la UE, te valdrá el permiso de conducir europeo- válido también en Noruega, Islandia y Liechtenstein. Para países con convenio internacional, tendrás que sacarte el permiso internacional en la Jefatura de Tráfico y te servirá durante un año. Para países que no tengan convenio lo ideal es preguntar en el consulado o embajada.

Por último, si no te interesa alquilar un vehículo y por el contrario vas a realizar un trayecto largo con tu 4X4 particular, en Euro Repar Car Service cuentas con más de 700 talleres multimarca en España y con profesionales experimentados que sabrán realizar el mantenimiento y reparación de tu vehículo independientemente de cual sea la marca.

 

foto 3

El permiso internacional de conducir te permitirá circular por aquellos países fuera de la UE que tengan convenio.

Nada como el GPS de tu vehículo

Con el paso de los años, poco a poco los smartphones han ido sustituyendo los sistemas de navegación para vehículos. De todas formas, ninguna aplicación móvil de mapas puede compararse con las prestaciones que ofrece un navegador GPS en condiciones. Por ejemplo, estos aparatos señalizan de manera mucho más precisa las salidas que hay que tomar en cada ruta.

A continuación, repasaremos los mejores GPS que se pueden comprar en las tiendas en cuanto a relación calidad – precio. Por lo general, los precios de estos sistemas de navegación oscilan entre los 50 y 300 euros. Dependiendo del uso que hagas de los navegadores, te puede interesar disponer de un modelo básico u otro con prestaciones más específicas, como soportes de información de radares de tráfico.

 

foto 1

Un sistema de navegación integrado en el coche ofrece una información más exacta que cualquier App móvil para descargar mapas.

 

Los navegadores para tu coche más rentables

Si tienes en mente gastarte menos de 100 € en tu sistema de navegación, la mejor opción es que recurras a las marcas chinas, que ofrece el mismo rendimiento que un móvil con la aplicación de mapas. La marca Junsun vende por 60 € un GPS con pantalla táctil de 7”, Bluetooth y mapas de Europa gratis de por vida. También hay una versión de 67 € que incluye cámara de visión trasera.

No obstante, el modelo más vendido de marcas chinas es el EasySMX, que cuesta algo más de 60 €, tiene una pantalla táctil de 7” y 128 MB de RAM. Además, funciona bajo una versión de Windows, es compatible con el programa IGO Primo y viene con mapas de Europa instalados de serie.

Otros modelos chinos exitosos son el NozaTec y el Tsing, que ofrecen navegadores básicos para coches por 50-60 €. Si confías en las marcas asiáticas y solo necesitas consultar rutas específicas, estos navegadores pueden ser una buena opción.

 

foto 2

Además de descargar mapas, los navegadores ofrecen otras opciones como la llamada con manos libres o información para detectar radares.

 

Los navegadores más reputados

Por encima de los 100 € podemos conseguir sistemas de navegación 100% fiables, con buena fama en el sector y que nos acompañarán en nuestros viajes durante muchos años. Una opción muy rentable es el TomTom Start, un navegador con pantalla de 5” y que ofrece mapas de un total de 22 países en Europa. Si te parecen pocos, el TomTom Start 52 cuenta con 48 países europeos con soporte durante 3 meses de información de radares de tráfico. Sin embargo, uno de los modelos más completos de esta marca es el TomTom Go 620 (250 €), que informa sobre radares de tráfico y viene con los mapas de todo el mundo. Por último, el TomTom Go 6200 incorpora una tarjeta SIM que actualiza la información del tráfico de TomTom Traffic.

Por otra parte, el fabricante Garmin dispone de un enorme catálogo de navegadores para uso particular en el coche, como el Garmin Drive 40LM o el Garmin DriveLuxe 50 LMT-D. Otras alternativas son el Becker Active 6 LMU Plus o los sistemas multimedia con navegador incorporado.

Antes de despedirnos queremos recordarte que si tienes algún problema con tu navegador o sistema de audio, no lo cambies o sustituyas. Euro Repar Car Service es la única red de mantenimiento y reparación multimarca que comercializa- para 17 grandes marcas- una solución de reparación para tu sistema de audio, navegación y pantallas para automóviles. ¡Podrás ahorrar hasta un 90% respecto a un producto nuevo!

 

foto 3

La marca TomTom ofrece navegadores fiables y competitivos a buen precio.

Coches eléctricos y tomas de carga

Las ventajas de comprarse un coche eléctrico o un híbrido enchufable son numerosas: olvidarse de las gasolineras y del consumo de combustible, respetar el medio ambiente, sufrir menos averías, poder circular por el centro de las ciudades y aparcar gratis… Conducir un coche de estas características hoy es adelantarse al mañana, pero una vez salgas del concesionario, ¿te has preguntado dónde están las tomas de carga? ¿Qué tipos hay? ¿O cómo debes cargar tu vehículo? No te preocupes, en el post de hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre las tomas de carga de los vehículos eléctricos.

 

foto 1

Recargar la batería de tu coche eléctrico es mucho más rentable y cómodo que ir a las gasolineras.

 

Dónde y cómo recargar tu vehículo eléctrico

Dependiendo del modelo que elijas, puedes tener mayor o menor autonomía. Según el nuevo ciclo de homologación armonizado WLTP, más exacto que el obsoleto ciclo de homologación europeo NEDC, este tipo de vehículos ofrece una autonomía de entre 100 y más de 500 km. Es decir, que tendrás que cargarlo cada día o cada varios días según las prestaciones de tu coche y del uso que hagas de él.

Hoy por hoy, tienes 3 opciones para recargar tu vehículo:

Crear tu propio punto de recarga: si dispones de plaza de garaje es la opción más cómoda y rentable. Emplea la tarifa de tres franjas horarias y aprovecha las horas supervalle para enchufar tu coche mientras duermes (cuando menos demanda eléctrica hay) y recargarlo tranquilamente a baja potencia, así además cuidas la batería. Eso sí, la instalación del punto de carga cuesta algo más de 1.000 € y debes disponer de tu propia plaza de aparcamiento.

Puntos de recarga en espacios privados: también puedes aprovechar los puntos de recarga que se distribuyen en parkings de oficinas de trabajo o centros comerciales. Estos puntos suelen ser gratis y si lo utilizas en tu lugar de trabajo, las 8 horas de la jornada laboral son más que suficientes para recargar la batería. En cambio en un centro comercial puede que no te dé tiempo a cargarla, sobre todo si la potencia de carga es baja- que suele ser lo más habitual.

Puntos de recarga públicos: las estaciones públicas ofrecen la posibilidad de una recarga semi rápida (20-22 kW), rápida (50 kW) o súper rápida (120kW) De esta forma, en 30 minutos o una hora podrías tener la batería casi al completo. Sin embargo, salvo en la red de súper cargadores de Telsa, utilizar estas estaciones es mucho más caro que recargar tu vehículo en casa. Además, no conviene abusar de las recargas rápidas pues la alta potencia somete a las celdas a mayor temperatura, acelerando la degradación de las baterías y la pérdida prematura de capacidad de carga.

 

foto 2

Si dispones de aparcamiento propio, crear tu punto de recarga individual es la mejor opción.

 

Por otra parte, para recargar una batería propia existen diferentes esquemas de conexión del punto de recarga de un vehículo eléctrico a la propia instalación eléctrica.

Desde tu línea individual de suministro, de esta forma aprovechas el mismo contrato de suministro eléctrico de tu vivienda.

Desde la línea de suministro del garaje, en este caso deberás pedir permiso a la comunidad para la modificación de una instalación común y se te cobrará la energía eléctrica que consumas recargando tu coche eléctrico.

Y por último, con una nueva línea de suministro en caso de que las otras dos opciones no sean posibles. El principal inconveniente es que tendrás que empezar de cero (con un nuevo contrato de suministro y cargador) y pagar por la potencia contratada de tu hogar y del punto de recarga.

 

Tipos de conectores eléctricos

En la actualidad no existe un único conector para la recarga de vehículos eléctricos, pero debes tener en cuenta que el estándar en Europa es el conector Tipo 2, también llamado Mennekes. Además, puedes pedir un conector doméstico (Tipo F o Schuko) Este conector, que utiliza una toma de corriente de 16 A- como la de los hogares, también te servirá para enchufar un aspirador o cualquier otro aparato doméstico.

Y recuerda, si tienes alguna duda sobre la mecánica de tu coche, ya sea de gasolina, diésel, híbrido o eléctrico, en Euro Repar Car Service cuentas con técnicos experimentados y en constante formación que te ofrecerán el mejor asesoramiento profesional.

 

foto 3

El conector de recarga Tipo 2 (O Mennekes) es el estándar para recargar coches eléctricos en Europa. 

Las ventajas de una presión adecuada de los neumáticos

Aunque puede no parecer obvio a simple vista, una presión adecuada de los neumáticos de tu coche es fundamental para una buena conducción porque influye en muchos aspectos. Primero, la seguridad: una presión correcta proporciona un mayor control sobre el vehículo, optimizando su comportamiento, estabilidad y distancia de frenada. También mantiene la temperatura idónea en los neumáticos para evitar el peligro de un reventón. Por otra parte, una buena presión minimiza el desgaste de los neumáticos, el consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes.

 

foto 1

Comprobar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes es muy fácil y también, necesario.

 

¿Neumáticos inflados o desinflados?

Para conocer con exactitud la presión adecuada para tu coche, debes consultar el manual o buscar las placas de señalización situadas en la puerta del piloto, en la guantera o en la tapa del combustible. También tienes que tener en cuenta la carga que en ese momento soporta tu vehículo y el tipo de vía que te vas a encontrar.

Unos neumáticos demasiado inflados absorberán los baches e irregularidades del terreno con mayor dificultad, pudiendo generar daños a la estructura del neumático. Además, al tener menor contacto de superficie con la carretera también se verá afectada tu comodidad a la hora de conducir. En el caso contrario, con unos neumáticos excesivamente desinflados la temperatura en el interior subirá drásticamente, debilitado la carcasa y produciendo daños internos. Además, el costado del neumático se desgastará rápidamente.

Solo es recomendable bajar la presión de los neumáticos en conducciones 4×4 por terrenos con poco agarre y excesivamente complicados, como la arena. Pero debe hacerse a una velocidad baja (sin superar los 30-40km/h) y vigilando en todo momento las suspensiones del vehículo.

 

foto 2

Los neumáticos deben tener la presión recomendada por el fabricante, que se indica en la puerta del piloto, en la guantera o al lado de la tapa de combustible. 

 

Hinchar los neumáticos con aire o con nitrógeno

El aire y el nitrógeno tienen sus diferencias: el primero está más expuesto a sufrir variaciones por las condiciones de su entorno. En cambio el nitrógeno al tener las moléculas más grandes sufre una menor variación de su volumen ante cambios de temperatura. Hinchar los neumáticos con nitrógeno te ofrece dos claras ventajas:

Mayor seguridad, la presión se mantiene constante durante más tiempo y hay menor riesgo de reventón.

Mayor ahorro, el consumo de combustible disminuye y aumenta la vida útil de los neumáticos.

Además, se puede rellenar con aire normal un neumático previamente hinchado con nitrógeno. Aunque al meter aire las propiedades del nitrógeno se pierden, es preferible hacer eso que llevar los neumáticos con baja presión.

Por último, antes de realizar un trayecto largo en tus vacaciones comprueba que la presión de los neumáticos coincida con la aconsejada en la documentación de a bordo de tu vehículo. Y si te has quedado con más dudas, en Euro Repar Car Service te ofrecemos asesoramiento profesional, una amplia gama de neumáticos adaptados a las necesidades de tu coche y un precio justo garantizado.

 

foto 3 

La correcta presión de los neumáticos afecta a la seguridad, el confort y el consumo de combustible en la carretera.

Grandes coches en la pequeña pantalla

Hay series que se han caracterizado por sus héroes, por sus villanos, por sus canciones, por sus decorados, por sus giros de guion y también, por sus coches. Puede que sea por sus diseños espectaculares, por ayudar al protagonista en sus aventuras o por el peso específico que tienen en la trama, pero algunos automóviles han acaparado casi todo el protagonismo de las series de televisión. A continuación, os mostraremos el top 10 de bólidos fuera de serie que hemos elaborado para ti. ¡Esperemos que te guste!

 

foto 1

El mítico Pontiac Firebird Trans del Coche Fantástico, es uno de los coches más icónicos de la TV. La adaptación al cine de la serie no estaba a la altura del modelo escogido, un Shelby GT500 KR.

 

Series que huelen a neumático y gasoil

Starsky y Hutch: Esta serie policiaca de los 70 en clave de humor, seguía las peripecias de los detectives David Starsky y Kenneth Hutch a bordo de un potente Ford Torino rojo con una característica banda blanca que atravesaba el lateral. En 2004 se hizo un remake en forma de peli con Ben Stiller, Owen Wilson y el mismo modelo, pero no fue lo mismo.

El Equipo A: Una de las series más carismáticas de los 80 no solo brilló gracias a sus personajes y sus increíbles habilidades para construir cualquier cosa en tiempo record, el todopoderoso GMC Vandura negro con su mítica raya roja que conducía M.A, contribuyó a que la serie perdurara en el imaginario colectivo. Por otra parte, el galán de Fénix se valía de un elegante Chevrolet Corvette C4 Targa de color blanco para asegurar sus conquistas.

Miami Vice: Para acabar con el crimen organizado en las calles de Miami, los agentes de policía Sonny Crockett y Ricardo Tubbs recorrían la ciudad a bordo de un elegante Ferrari Daytona Spyder 365 GTS/4 negro del 72- en realidad era una réplica sobre el chasis de un Corvette C3. Más tarde cambiaron a un no menos espectacular Testarossa blanco. El mismo modelo que se utilizó en la adaptación cinematográfica de la serie, en 2006.

El coche fantástico: si existe una serie cuyo máximo referente ha sido un bólido, esa sin duda ha sido el coche fantástico. ¿Quién puede olvidarse de K.I.T.T. (Knight Industries Two Thousand), el inseparable compañero de Michael Knight? Nosotros, no. Un Pontiac Firebird Trans customizado para la ocasión con una luz roja que oscilaba de un lado a otro en la calandra, tres pares de faros antiniebla, un protector ahumado para faros traseros, un alerón espectacular y un salpicadero con más botones que un F-18. Pero lo mejor eran sus habilidades: podía hablar, autoconducirse, saltar y disparar a los enemigos con un arsenal imposible. En 2008 salió una versión para cines que contaba con un Shelby GT500 KR, pero mejor no hablamos de ella, ¿verdad?

Magnum: Tom Shelleck y su bigote nunca hubieran sido lo mismo de no perseguir a los villanos a bordo de su flamante Ferrari 308 GTS de color rojo. Son inolvidables sus persecuciones por las sucias calles de Honolulu, la gran urbe de Hawái.

MacGyver: Todos recordarán esta serie de los 80 por los increíbles inventos que nuestro intrépido protagonista se saca de la chistera. Ya fuera con un clip o una goma de borrar. Pero pocos se preguntan por qué siempre salía airoso de las peores situaciones. Quizá se debiera al Jeep Wrangler con el que se movía, un 4X4 más duro que una piedra y todo un referente para la época.

Walker Texas Ranger: Antes de que Chuck Norris popularizara su caché en las redes sociales con su doble mentón en forma de puño, protagonizó una serie noventera bastante mala, pero que sin embrago contaba con un coche con excelentes prestaciones, el Dodge Ram 1500. Una ranchera recia y fiable… Capaz de resistir el impacto de un asteroide, al igual que el propio Chuck.

Sensación de vivir: La serie que giraba en torno a las aventuras vividas por unos chicos de instituto californiano, causó furor en los años 90. Tan guapos como sus conductores protagonistas eran los icónicos Ford Mustang 289 de 1965 y Porsche 356 Speedster negro del 61, que conducían Brandon y Dylan respectivamente.

Breaking Bad: La exitosa serie de la AMC, una de las más prestigiosas y laureadas de la historia, además de contar con un desfile de personajes “encantadores”, presumía de una colección de coches dignos de un museo. Desde la ya clásica y polivalente autocaravana Fleetwood Bounder del 86, pasando por el destartalado Toyota Tercel Wagon 4WD de Jesse Pickman, hasta los flamantes Dodge Challenger y Chrysler 300 SRT-8 de Walter White y Walter White Jr. Hay más modelos quemando neumáticos en los desiertos de Nuevo México, pero preferimos que los descubras tú mismo.

Cuéntame: Para cerrar la lista no podíamos olvidarnos de las aventuras de los Alcántara, la familia española más duradera de la historia en la pequeña pantalla. A bordo del mítico y entrañable SEAT 800, la versión sedán del 600, Antonio, Merche y compañía nos contaban, y siguen contando, un pedacito de historia de nuestro país con nostalgia, crítica y humor.

 

foto 2 

Imposibles de olvidar son los modelos Chevrolet Corvette C4 Targa y, sobre todo, el GMC Vandura de El Equipo A.

 

Tu coche también se merece los cuidados de una estrella de TV

Muchos otros modelos podrían haberse incluido en la lista: el BMW 635CSi plateado con 220CV de un joven Bruce Willis en Moonlighting, el indestructible Hummer H2 de CSI Miami, el Volkswagen Golf Cabriolet de Big Bang Theory o incluso, la furgoneta de los animados protagonistas de Scooby Doo, un claro homenaje a la clásica furgoneta de Volkswagen.

Y aunque sabemos que tu vehículo no ha pasado por ninguna serie famosa, también sabemos que te gusta cuidarlo al máximo. Por eso antes de disfrutar de tus merecidas vacaciones con el coche, ven a Euro Repar Car Service a que te realicen los 20 puntos de control y conduce con la tranquilidad de haberlo dejado en las mejores manos.

 

foto 3

Nuestro homenaje a un coche que marcó época en nuestro país, el SEAT 800 de la familia Alcántara.