Para arrancar su coche nuevo, pulse aquí.

Empecemos por una verdad universal. Si hay algo que lo cambia todo, desde nuestros hábitos hasta nuestros procedimientos, es el tiempo. ¿Sabías que, según la conocida web coches.com, los concesionarios se dividen principalmente en dos grupos? Los que venden la mitad de sus vehículos a través de su web, y los que no lo hacen, y por lo tanto no venden. Antes o después, todo paradigma termina por imponerse. Con la compraventa de coches ocurre lo mismo, siendo una actividad que a lo largo de su historia se ha redescubierto hasta llegar al punto en el que hoy en día, el mejor lugar para encontrar el vehículo deseado… es internet. Portales de compraventa, apps móviles, blogs especializados y páginas de referencia, han adelantado por la izquierda a los concesionarios y ferias del sector.

Ante este nuevo escenario que se dibuja conforme pasa el tiempo, desde el blog de Euro Repar Car Service queremos ofrecer algunos consejos útiles a la hora de comprar un coche por internet de manera segura.

Comprar coche Internet

 

  1. El dónde. El coche ideal está delante de ti. O no.

Todos los portales que hemos comentado antes juegan con una ventaja significativa. En ellos encontrarás una amplia oferta de automóviles. No obstante no descartes visitar otros sitios web de compraventa online, ya que puedes encontrar interesantes ofertas al ser portales especializados en la venta de coches por Internet.

 

  1. El cómo. ¿Segundas oportunidades para primeras impresiones?

No, nunca. Tanto si eres vendedor como comprador, esto te va a interesar. Lo creas o no, hasta el más pequeño detalle de cada anuncio puede tornarse en vital a la hora de tomar la decisión. La ecuación es muy sencilla, más fácil es más accesible, por lo que un  anuncio que  nos ofrezca una información completa, además de la ficha técnica, y una buena cantidad de imágenes de buena calidad, tendrá más posibilidades de captar nuestra atención. Otro ejemplo práctico son los datos de contacto, donde también debemos poner facilidades. Un número de teléfono siempre es mejor que una dirección de correo, aunque incluir las dos es una opción segura.

 

  1. El con quién. Eres lo que vendes, porque vendes lo que eres.

Una vez que hayas elegido el modelo que desees, ponte en contacto con el vendedor, mejor vía telefónica. Esto te permitirá un trato más personal y saber algo más de la persona a la que comprarás el coche

 

  1. El cuándo. Si tienes algo que decir, dímelo a la cara.

Ha llegado el momento de comenzar la negociación. Concierta una visita personal para poder revisar el coche. Si tienes a algún conocido que domine temas de mecánica, acude con él para que pueda valorar con más argumentos si te compensa comprar este coche por Internet.

 

 

  1. El por qué. Lo bueno, bonito y barato… no existe.

Si vas a comprar un vehículo, no te aceleres. No tomes una decisión en la primera visita, pregunta todas las dudas, comprueba todas las veces que necesites cada uno de los pros y contras. Un coche barato comprado por Internet se puede convertir en la peor inversión si tienes que llevarlo al mecánico cada dos por tres.

 

  1. El con qué. Lo primero es lo primero.

Y aunque suene obvio, sin este punto, el castillo se cae, por lo que debes de estar seguro de hacerte con toda la documentación del coche comprado por Internet:

Recibo del impuesto municipal, tarjeta de la ITV, permiso de circulación…

Con estos documentos y el justificante de haber pagado el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, que varía según la Autonomía, deberás acudir a la Jefatura de la Dirección General de Tráfico para hacer la transmisión del coche. A partir de entonces, eres dueño y señor del vehículo.

 

  1. El por cuánto. Un empate es una victoria, o el clásico “win – win”.

Cuando ya tomes la decisión de comprar el coche por Internet, tienes que firmar con el vendedor un contrato de compraventa donde se indique la cantidad acorde con ambas partes. Debes quedarte, al menos, con una copia de este documento, así como con otra del DNI del vendedor. Además, si contratas una gestoría, no tendrás que ocuparte de todos estos trámites, pero la compra del coche por Internet te saldrá más cara.

 

 

Una vez hayamos tenido en cuenta todos estos puntos Si logramos llevar a cabo todos estos aspectos, tendremos muchas probabilidades de que nuestra compra o venta sea muy satisfactoria. Y lo que es mejor, nos habremos adecuado a un modelo de venta del que sin duda alguna podremos obtener múltiples beneficios.

Con extra de seguridad

 

Hay veces que menos es más. Existe una especie de vínculo entre los conductores y su vehículo que dicta que cuánto más seguro sea el automóvil, se produce más relajación e inconsciencia en el conductor. Todos hemos visto o incluso experimentado esa sensación de que, sin darnos cuenta, nos hemos puesto a 140 km/h por haber “dejado el pie en el acelerador”. Esa falsa sensación de relajación se ve producida por los sistemas de seguridad que año a año van incorporando los nuevos modelos. Sin embargo, por muy bien diseñado que esté un automóvil, si como conductores desconocemos el uso correcto de los elementos de seguridad, nuestras probabilidades tener algún percance al volante aumentan. En este post vamos a repasar alguno de estos sistemas de seguridad, desde los más comunes y no por ello menos efectivos hasta las últimas incorporaciones a esta lista de “salvavidas con ruedas”.

muñecos crash test

 

ELEMENTOS OBLIGATORIOS

SEGURIDAD EN CASO DE EMERGENCIA. Así se contemplan todos los sistemas que tenemos en nuestros vehículos. Su misión es, por encima de todo, ofrecer una garantía de seguridad en caso de accidente. Estar siempre preparados para cuando, inevitablemente, se dé la circunstancia.

  1. No todo es diseño.

¿Sabías que todos, absolutamente todos los diseños de coches que ves por la calle, responden a cuestiones de diseño pero sobre todo a requisitos de seguridad? El denominado chasis o estructura principal del vehículo, es en realidad un complejo sistema de células rígidas y de otras denominadas de deformación programada. Todo para garantizar la seguridad en caso de colisión.

  1. Cinturón. La mejor manera de anclarse a lo que importa.

Una “simple” correa capaz de reducir en un 65% tanto el riesgo de lesiones graves como de muerte. El cinturón está considerado como el primer y principal dispositivo de retención de nuestro vehículo, y existen varios tipos según su número de anclajes o su disposición (piloto, pasajero etc.) dada su importancia, desde 1983 es obligatorio en todos los vehículos.

  1. Airbag. Una explosión que salva vidas.

Un sistema que pese a su apariencia reduce un 68% el riesgo de muerte. Su misión es decelerar a los ocupantes amortiguando el impacto y  a su vez ayudar a mantenerlos en el interior del vehículo. Es un sistema obligatorio en todos los modelos desde 1990. Y existen varios tipos, desde el frontal mundialmente conocido, hasta laterales o incluso de cortina.

 

NUEVOS SISTEMAS DE SEGURIDAD.

PREVENIR ANTES DE CURAR. O dicho de otro modo, determinar en todo momento la importancia de la percepción. Este concepto radica en que todos los dispositivos deben trabajar individual pero también colectivamente creando así un entorno de protección pero sobre todo de reacción a la hora de encontrarnos con una situación de emergencia. Su misión no radica por tanto en el ahora sino en el antes, en la anticipación.

  1. TPMS (Tire-Pressure Monitoring System). ¿Conducir bajo presión? Pues claro.

Pero aclaremos, la presión no debe llevarla el conductor, sino los neumáticos. Este sistema se compone de un sensor en los neumáticos y detecta si su presión desciende más de un 25%. Aunque no lo creas, es un medio de seguridad muy útil, ya que podría evitar el 70% de los accidentes que se producen por fallo mecánico. Tal es su importancia, que desde 2012 todos los modelos nuevos deben llevarlo de manera obligatoria.

  1. LKS (Lane Keeping Support) . Pase lo que pase, no nos abandones.

Centrémonos. Así de sencilla podría ser la definición de este sistema eléctrico, que se compone de dos sensores y de una cámara que detecta las líneas de carril y que avisa al conductor si éste sobrepasa las líneas del carril sin accionar el intermitente. Piensa en las veces que hemos podido despistarnos y nos hemos visto demasiado cerca de la línea que delimita los bordes de la calzada.

  1. eCALL. La llamada más importante de tu vida.

Una de los últimos fichajes en materia de seguridad. Se llama eCall y es un sistema llamado a revolucionar la seguridad en la conducción como en su día lo hicieron el ABS o el Airbag. En caso de accidente, este dispositivo se activa e inicia de manera automática una llamada al 112. En situaciones donde el tiempo es vital, es uno de nuestros mejores aliados. Aunque su implantación aún es muy escasa, todos los modelos fabricados a partir de 2015 deben incorporar este poderoso aliado.

Sin duda alguna, todos ellos constituyen un equipo de seguridad de vital importancia durante cualquier trayecto que realicemos. Hay que destacar también que en los últimos años hemos podido disfrutar de sistemas que hace bien poco eran desconocidos o impensables. Aunque (y como hemos rezado al principio de este post) a la hora de subirse a un coche, el mejor medio de seguridad de todos… somos nosotros mismos.

En un momento de riesgo, la clave es manejar la situación

Sin duda alguna, la experiencia es un grado, sobre todo a la hora de ponerse a los mandos de un vehículo. Es evidente reconocer que cuantos más kilómetros acumulamos en nuestro contador personal, más recursos tendremos a la hora de afrontar una situación inesperada. Pero es ahí donde queremos detenernos. En la situación inesperada, en el momento de emergencia que, independientemente de nuestro historial, podemos encontrarnos.

pánico_coche

Como con cada tema que tratamos, examinemos primero las cifras de las que estamos hablando. Según datos de la DGT, casi el 94% de los conductores de este país se ha encontrado alguna vez con un animal en la vía. Además, al año se producen casi 14.000 accidentes donde la causa son los animales. Por otro lado, los fenómenos meteorológicos también son elementos a tener en cuenta, como la lluvia, que aumenta el número de accidentes por día hasta en un 7%. Debemos tener en cuenta estos factores a la hora de subirnos al volante, pero sobre todo, debemos saber qué hacer cuando estos incidentes nos sorprenden (la lluvia, los animales, etc.). En este post hablaremos de las situaciones que más se producen y de la respuesta que debemos dar.

animal en la carreteraLos animales. No todos son los mejores amigos del hombre

El primer punto que tenemos que tener en cuenta es que el animal va a tener una respuesta impredecible. Por ello es necesario aplicar la máxima prudencia, aumentar la atención y reducir la velocidad. Si el animal ya está en la calzada, deberemos tocar el claxon varias veces al mismo tiempo que reducimos la velocidad, o incluso detenernos por completo. Incluso si podemos pasar a un lado del animal, debemos hacerlo muy muy despacio, ya que como hemos dicho, no sabemos cuál va a ser su respuesta.

El Aquaplaning. Surfear es otra cosa

El aquaplaning es un fenómeno resultado de una velocidad excesiva en un tramo que contiene agua. Fruto de esta combinación, la rueda no es capaz de expulsar toda el agua, y se ve envuelta en ella, por lo que pierde la adherencia. Contra todo pronóstico, los conductores no acostumbrados reaccionan frenando e intentando nivelar el coche dando volantazos, pero es justo lo que NO hay que hacer. La táctica es muy sencilla, mantén la calma, no gires el volante violentamente, pisa el embrague a fondo y prepárate para el momento en el que el coche vuelva a recuperar su adherencia, donde deberás frenar lentamente.

pinchazo ruedaPinchazo de un neumático. Una situación que nos deja sin aire

Otra de las situaciones comunes en las que, pese a lo que piense la gente, frenar NO es la solución. Dado que es imposible ver o saber con antelación el pinchazo o reventón, cuando esto suceda debemos sujetar con firmeza el volante y mantener la dirección del coche en la medida de lo posible. Para detenernos, dejaremos de acelerar y realizaremos pequeños toques al freno para ayudar al motor a detener el vehículo.

Sale humo del motor. Una de las señales más claras

Imagínate que estás conduciendo tranquilamente y de repente del capó e incluso el salpicadero empieza a salir humo. Cuidado, porque es una situación muy grave que requiere actuar de forma instantánea.

Teniendo en cuenta que no podremos saber con certeza la razón por la que el humo ha invadido el coche, seguiremos una serie de pasos en función de la gravedad de la situación. Lo primero que tenemos que hacer es detener el vehículo lo antes posible. Con el motor parado, examinaremos la posible causa. Si el motor está muy caliente, dejaremos que reduzca su temperatura, incluso echando agua si es necesario. Si por el contrario la temperatura sigue subiendo, o incluso si se origina fuego en el mismo, debemos hacer uso del extintor rápidamente. Si no tenemos uno, debemos alejarnos del vehículo lo antes posible. Una vez nos hayamos alejado a una distancia prudente deberemos llamar a nuestro seguro para que nos indiquen cómo proceder.

La salud del conductor. No todo son tornillos… o sí.

Sí, lo sabemos, esta última situación deberíamos obviarla precisamente por eso, por su obviedad. Te sorprendería la cantidad de conductores que cogen el coche estando enfermos o incluso con alguna patología severa como una enfermedad cardíaca. Teniendo en cuenta esto, si nos encontramos en esta situación y vemos que algo nos va a pasar en breves instantes, como un desmayo o una indisposición, seguiremos un protocolo de seguridad muy sencillo. Debemos mantener la calma e ir frenando poco a poco, intentado llevar el coche a un lado de la calzada, hasta detenernos por completo.

Algunas parejas son inseparables

Romeo y Julieta, Mickey y Minie, Bonnie y Clyde. Febrero es igual a amor, amor es igual a parejas. Pero oye, no todo son dúos de almas enamoradas. Aunque no lo creas, este tipo de uniones están por todas partes… incluso en tu propio coche. ¿Te has parado a pensar qué sería de los frenos de tu vehículo… sin sus ruedas? ¿O del motor sin su aceite? En esta entrada aprovechamos esta época tan romántica para hablar de esos componentes o piezas que carecerían de todo sentido sin su pareja ideal y que, gracias a esa unión perfecta puedes disfrutar de una conducción mucho más segura.

cinturon seguridad_eurorepar❤️Pareja Nº 1: El cinturón y el asiento

Abrázame fuerte. El asiento más novedoso y tecnológico del mercado no es nada sin su cinturón de seguridad, y viceversa. Ya en su día descubrimos su importancia en este post sobre el cinturón de seguridad, donde Nils Bohlin, en su 57º aniversario, inventara el cinturón de 3 anclajes y gracias al cual se han podido salvar miles de vidas hasta la fecha.

❤️Pareja Nº 2: Las ruedas y los frenos

Si te vas, yo iré contigo. La dupla encargada de la misión más importante de todas, ofrecer una sujeción firme y frenar de la forma más efectiva. Sin embargo, en este caso tampoco podemos comprender un elemento sin el otro. Para una correcta respuesta de frenada, es necesario que nuestros frenos estén siempre en perfectas condiciones, pero que nuestros neumáticos también lo estén.

sillitas infantiles❤️Pareja Nº 3: Las sillas infantiles y los enganches

No te dejaré jamás. Como ya comentamos en un antiguo post sobre sillas infantiles, tenemos que tener en cuenta que en la actualidad existen cinco tipos o grupos de asientos en función de su ocupante y sobre todo de su peso. Cuando hayamos encontrado la silla que necesitemos, es de vital importancia comprobar el estado de los enganches, ya que en caso de impacto o accidente, forman (junto con la propia silla en sí) el elemento de seguridad sobre el que se sustentará el niño.

❤️Pareja Nº 4: Las lunas y el limpiaparabrisas

Ver para creer. Es la máxima más simple, para conducir con seguridad necesitamos ver con claridad. Llegados a este punto, las lunas del coche se convierten en nuestros ojos y en nuestro canal de información más directo e importante. No obstante, sin un cuidado correcto su misión se vería afectada y es ahí donde los limpiaparabrisas entran en acción. Un correcto estado de las escobillas y mecanismos rotatorios de los limpiaparabrisas permitirá una respuesta efectiva y a su vez, las lunas nos ofrecerán el punto de vista que necesitamos.

Talleres Euro Repar❤️Pareja Nº 5: El mantenimiento y Euro Repar Car Service

Como si fuese la primera cita. Piénsalo bien. Una relación hay que cuidarla cada día, hay que evitar caer en la monotonía, hay que renovar la ilusión en cada momento. ¿Por qué no va a ser lo mismo con tu coche?  En nuestros talleres de Euro Repar Car Service encontrarás todo lo que necesitas para que tu coche vuelva a enamorarte como si fuese la primera vez. No lo pienses… déjate seducir.

Que tu coche no se muera de frío

Resulta curioso cómo mucha gente relaciona (de manera errónea) el fin de la Navidad con el periodo invernal. Nada que ver con la realidad, donde tenemos que esperar hasta finales del mes de marzo para despedir a esta fría estación y dar la bienvenida a la tan esperada primavera.

Si excavamos un poco más en esta particularidad, nos encontramos con una conclusión un tanto inquietante. Nuestros vehículos pasan mucho tiempo al aire libre, soportando en esta estación temperaturas bajas y condiciones climatológicas adversas. Hasta ahí, no decimos nada nuevo, pero sin embargo existen numerosas averías en nuestros vehículos cuyo factor desencadenante es siempre el mismo, las bajas temperaturas. Elementos vitales para nuestra seguridad como las ruedas, los faros o incluso la batería, pueden resultar dañados antes de lo previsto si nuestro coche se expone con frecuencia a bajas temperaturas. Asumiendo que lamentablemente aún nos quedan unos cuantos días de frío y mal tiempo, hoy en Euro Repar vamos a repasar los trucos más efectivos para combatir el frío y alargar la vida útil de tu vehículo.

avería enero

Aunque no lo creas, la parte que más sufre de nuestro coche es toda la relacionada con la electrónica. ¿Sabías que, según el CEA, de todas las averías que se producen en invierno, un 23% es por un fallo solo de la batería? De todos los componentes del coche, es el que más sufre las bajas temperaturas, debido a que se imposibilita el arranque de la misma y van disminuyendo su capacidad de carga. Para solucionar esta problemática, basta con comprobar de manera periódica su nivel de carga (con un medidor de carga) o mirar el testigo de carga que incluyen muchas baterías, denominado “Power Check”.

Otro de los fallos más comunes que provocan las bajas temperaturas son los calentadores. La ecuación es sencilla, cuanto más frio, más trabajo y esfuerzo se reclama a esta parte del motor. Su esfuerzo en exceso puede derivar en problemas con los alternadores y sus escobillas. Para evitar un problema mayor, en Euro Repar recomendamos acudir a cualquiera de nuestros talleres y realizar una revisión de dichas partes.

Por último, y no por ello menos importante ni menos obvio, debemos prestar especial atención a todos los elementos expuestos a la meteorología de manera directa. Si antes hemos podido comprobar cómo los elementos internos se ven afectados por el frío, imagínate todos aquellos que están en la parte exterior. Escobillas limpia parabrisas, luces, neumáticos, cerraduras o la propia carrocería en sí. Creemos conveniente meter dentro a todos estos componentes por una evidente razón. El mejor consejo para todos ellos es… llevar un repuesto. Tengamos en cuenta que al estar en contacto directo con las condiciones meteorológicas, su periodo de duración puede verse afectado. Llevar unas bombillas de repuestos, una escobilla y por supuesto un neumático de repuesto, puede sernos de gran utilidad a la hora de realizar un viaje en dichas condiciones.

Al fin y al cabo, si nosotros nos preparamos para enfrentarnos al frío… ¿Por qué no hacer lo mismo con nuestro coche?

El conocimiento salva vidas

Por desgracia, es una imagen que todos hemos tenido que ver en algún momento. Un atasco o conglomeración de vehículos, una ambulancia en pleno servicio… y dos o más vehículos implicados en una colisión. Ante una escena como esta, es muy importante conocer cuáles son nuestras obligaciones como conductor, independientemente de ser parte activa del accidente o no.

Por este motivo, y como consecuencia de los numerosos desplazamientos que hacemos en estas fechas, dedicamos este post a las conductas que debemos realizar si presenciamos o sufrimos un accidente de tráfico. La parte que nadie quiere ver, pero todo el mundo debe conocer.

accidente tráfico

Lo primero que debemos tener claro es que cuando ocurre un accidente, no podemos permitir que los nervios o el desconocimiento nos impidan actuar correctamente. Una buena conducta es prioritaria en estas situaciones, ya que en un principio no sabemos a qué situación nos vamos a enfrentar.

Para facilitar el protocolo a seguir, existe un esquema instaurado para proceder en caso de accidente. Una serie de sencillos pasos denominada conducta PAS. Una conducta basada en tres actuaciones clave: Proteger, Avisar y Socorrer.

  1. ProtegerEn ocasiones suena ilógico, pero el lugar con más probabilidades de producirse un accidente es… donde se ha producido un accidente. Por eso antes de nada, es primordial hacer segura la zona del accidente.
  2. Avisar: Dependiendo de la gravedad del accidente, debemos pedir ayuda lo más rápido posible a los servicios de socorro, llamando al teléfono de emergencias “112” como primera opción.
  1. Socorrer: Una vez asegurada la zona y dado el aviso, el siguiente paso es ayudar a los accidentados. Además de una obligación moral, es una exigencia que se recoge tanto en el Código Penal como en el Reglamento General de Circulación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que debemos hacer sólo aquello de lo que estemos seguros. Este margen nos da un abanico de posibilidades que van desde dar tan solo unas palabras de aliento hasta que llegue el personal adecuado, o hasta aplicar los primeros auxilios. Desde Eurorepar os animamos a aprender esta técnica, ya que te será muy útil en cualquier situación.

Que tu coche no patine en Navidad

Hoy comenzamos con una sencilla pregunta: ¿te irías a esquiar estas Navidades con unas chanclas? Seguro que no, ¿verdad? Pues con tu vehículo pasa exactamente lo mismo. Un correcto “calzado” proporcionará el agarre que necesitas en la carretera.

Llegan las vacaciones navideñas, ya sean de 2 semanas o 2 días. Y desde Sevilla a Santander, pasando por Zamora, en el monte o en la costa… las vacaciones de Navidad vienen, en mayor o menor medida, acompañadas por el manto helado típico de esta época. Y es que no debemos olvidar que vivimos en una región en la que la temperatura media registrada en los últimos años va desde los -4º a los 12ºC.

No hace mucho tiempo, a la hora de hablar de trayectos con frío, era inevitable pensar en nuestras amigas “las cadenas”. Sin embargo, una alternativa viene desarrollándose desde hace unos años, los neumáticos de invierno.

Los neumáticos son un factor clave que no siempre se tiene lo suficientemente en cuenta. Si la nieve o el frío se cruzan en nuestro camino, debemos tener claro que sin el equipamiento necesario (como lo son las mencionadas cadenas o los neumáticos de invierno) el riesgo de quedarnos tirados o correr peligro durante el trayecto es muy elevado. Cabe destacar también que en algunos países europeos, en determinadas épocas los neumáticos de invierno son obligatorios, es decir deberemos montarlos o dejar el coche en casa.

neumatico invierno

Decidirnos por el neumático de invierno en estas fechas tiene una serie de ventajas y desventajas:

Ventajas

Su duración: Pese a ser un neumático de época determinada, su duración es muy larga, pudiendo utilizar el mismo conjunto de neumáticos de año en año.

Su puesta en marcha: La instalación puede ser más costosa, pero, basta con colocarlos al principio del invierno y volver a los normales cuando pasa el frío. No como las cadenas, que tienes que quitarlas y ponerlas según el trayecto.

Su agarre: Permiten el máximo agarre reduciendo la distancia de frenada.

Desventajas

Su precio: Son entre un 8 y 10% más elevados respecto al de un neumático convencional.

Su consumo: teniendo en cuenta siempre que pueden variar dependiendo del vehículo, estos neumáticos exigen más al motor, al ofrecer un agarre mayor.

Desde Euro Repar, te invitamos a acudir a tu taller Oficial habitual para informarte de todas las características que aportan estos neumáticos a tu vehículo de cara a los trayectos en Navidad.

Es la hora de aparcar tus miedos

El final del trayecto, pero no del viaje. Sin duda alguna, uno de los retos que más nervios consumen en la mayoría de conductores… es el momento de aparcar. Seguro que tú también lo has experimentado en alguna ocasión. Es una sensación curiosa, ya que por fin hemos encontrado un hueco para aparcar (que hoy en día es todo un logro en las grandes ciudades) pero se nos presenta todo un reto por delante.000

trucos para aparcar

Antes de comenzar, debemos repasar primero los tipos de aparcamiento que podemos encontrarnos según la calle en la que queramos estacionar el vehículo, el horario etc. Principalmente se dividen en 3 grupos o modelos:

  • Aparcamiento en línea:

O también conocido como “en cordón”. Es el que suele provocar más dudas y dificultades entre conductores jóvenes y poco experimentados.

  • Aparcamiento en batería:

O “en paralelo”. A veces parece más sencillo, pero la falta de espacio para maniobrar puede complicar bastante la maniobra.

  • Aparcamiento en oblicuo:

Aunque en realidad es una modalidad del aparcamiento en batería, aparcar coches en oblicuo marcha atrás es un reto muy difícil. Una vez hemos encontrado nuestro sitio para aparcar, debemos seguir tres sencillos pasos para estacionar nuestro vehículo de forma segura y eficiente:

  1. Que la gente sepa lo que vas a hacer

Lo primero de todo es señalizar la maniobra con antelación para evitar retenciones.

  1. Fíjate en los que ya lo han conseguido

El vehículo situado delante y detrás del hueco donde vamos a estacionar será nuestra mejor guía. Alinea tu eje trasero con el parachoques del vehículo aparcado delante. Una vez estemos en esa posición, estaremos listos para realizar la maniobra.

  1. Ahora solo es cuestión de sentido

Gira el volante a la derecha hasta llegar al tope y retrocede hasta que tu retrovisor izquierdo esté “apuntando” a la mitad del vehículo aparcado detrás. Otra referencia útil para saber si estamos bien colocados es que nuestro espejo derecho tiene que estar a la altura del parachoques del vehículo que está delante. Cuando lleguemos a este punto, cambiamos el giro a la izquierda hasta que lleguemos al límite y vamos retrocediendo poco a poco hasta que entremos por completo en el aparcamiento. Si lo necesitamos, daremos un poco marcha adelante para terminar la maniobra.

La finalidad es que, además de por supuesto aparcar nuestro coche, con la práctica estos sencillos pasos se conviertan en un acto casi innato. Así solo tendremos que preocuparnos de encontrar ese sitio dentro de la jungla del asfalto, que no es poca cosa.

El mantenimiento, una pieza clave de tu coche

¿Sabías que por un fallo en el sistema de arranque o en el engranaje, podría llegar a ser necesario cambiar al motor entero? Es la avería que más coste tiene. Al afectar al componente principal del vehículo, se podría generar una avería por rotura, y en vez de realizar una reparación, estaríamos hablando ya de una sustitución.

Cuando nos hemos decidido a comprar un coche nuevo, uno de los aspectos más recurrentes a la hora de adquirir un modelo u otro es sin duda su mantenimiento. Porque por muy nuevo que sea nuestro coche, tarde o temprano necesitará una revisión para que pueda seguir en buen estado. Hoy en Euro Repar hablamos precisamente de este tema. Cuándo y cómo debo llevar mi coche a la revisión.

car control panelNormalmente, los tiempos de revisión están prescritos por cada fabricante, que fija un kilometraje concreto: por ejemplo unos al llegar a los 15.000, otros pueden incluso esperar hasta los 30.000km o establecen un periodo de tiempo determinado que suele ser de un año para cada modelo. Esto se debe a que sus componentes se adecuan en función del mismo, desde bujías, filtros, frenos, ruedas, aceite etc. De este modo no existe un kilometraje o periodo de tiempo determinado de forma general, por lo que es importante que consultemos el manual de nuestro vehículo para saber cómo y cuándo deberemos acudir al taller. Sin embargo, esta norma hace que a mucha gente le surjan dudas: ¿Se realiza una revisión cuando llegue al kilometraje límite, y otra cuando llegue al año? La respuesta es muy sencilla: lo que antes suceda. Si bien podemos llegar al límite de kilometraje en menos de 1 año, o por el contrario no alcancemos esa cifra en los 365 días posteriores, cuando alcancemos una de las dos cifras, nuestro coche se ha ganado una revisión y puesta a punto.

No obstante, el tener un vehículo no significa resignarse a esperar a que ocurra una rotura. Modificando ciertos aspectos de nuestra conducta al volante y teniendo siempre en cuenta los tiempos de revisión, podemos alargar la vida de nuestro coche y lo que es más importante, podremos ahorrarnos mucho dinero.

  1. No esperes a que se detenga y te diga “hasta aquí”

Aunque suene casi a ficción, debemos saber escuchar a nuestro motor. Para ello no hay nada mejor que prestar atención a las vibraciones o sonidos extraños. Si es no funciona, siempre puedes comprobar los pilotos de emergencia que te indican cualquier problema. Lo que está claro es que si notas algún tipo de anomalía o comportamiento raro, no lo dejes estar.

  1. Cuando arranques, no te aceleres

Un truco muy efectivo al arrancar el coche es mantener al ralentí durante 30 segundos estimados. De esta manera permitimos que el aceite depositado en el cárter pueda llegar al circuito, mejorando la lubricación.

  1. Si se llama oro líquido, es por algo

De la misma forma que encontramos en el mercado diferentes tipos de motores para elegir, los fabricantes de aceite para el motor ofrecen diferentes compuestos que son más apropiados para cada modelo específico. Sabemos que el aceite ayuda a reducir el rozamiento, actúa como refrigerante y previene la corrosión, por lo que para nuestro coche es de vital importancia. A la hora de elegir un tipo de aceite, debemos consultar en el libro de mantenimiento el tipo de aceite adecuado para nuestro vehículo. Aún así, si todavía seguimos teniendo dudas, lo mejor es acudir a nuestro taller y preguntar.

cambio aceite

  1. Ojo con los ojos

Parece algo obvio, pero comprobar cada poco tiempo el estado de las luces, sus bombillas, la altura y dirección a la que apuntan al pavimento etc. Pueden salvarnos la vida. Al fin y al cabo, si conducimos con los faros, nosotros veremos lo que ellos nos dejen ver.

  1. Sin presión, que todo vaya rodado

Uno de los elementos más importantes de nuestro coche y al que menos atención solemos prestar. Siempre hay que procurar tener las presiones en el nivel adecuado, revisándolas al menos una vez al mes, ya que si no se hace pueden gastarse irregularmente y deteriorarse de forma prematura. Además, sin las presiones correctas las posibilidades de sufrir un reventón se multiplican.

Si llevamos nuestro vehículo a las revisiones pertinentes y además podemos controlar estos pequeños detalles que tenemos que tener en cuenta para prevenir averías mayores, alargaremos la vida de nuestro vehículo. Y si la reparación parece inevitable, tu taller Euro Repar más cercano es la mejor opción.

Las manos al volante, no al móvil

¿Conoces el significado de la palabra “nomofobia”?

A simple vista parece ser algún tipo de extraña manía, pero no es más que el temor y ansiedad que se produce en el paciente ante el hecho de no poder ver o consultar su “Smartphone” cuando lo desea. Está claro que aun así parece algo con lo que podemos convivir hoy en día, pero si metemos esta “nueva” fobia dentro de nuestro vehículo… la cosa se ve de otro color.

conducir con movil

Antes de nada, es importante dejar claro cuál es el nivel de riesgo al que nos exponemos. Cuando consultamos nuestro móvil mientras nos encontramos al volante, tardamos casi medio segundo más en pisar el freno, y fruto de esa distracción encontramos consecuencias impactantes. Según datos de la DGT, en 2013 de los 89.519 accidentes, en más de 34.000 la distracción con el móvil aparece como causa concurrente. Pero esto no acaba aquí, ya que según la AAA Foundation for Traffic Safety, utilizar el móvil mientras se conduce multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente.

Viendo estas cifras, la siguiente pregunta que nos hacemos es ¿por qué se siguen produciendo accidentes? Por desgracia, hay muchas personas que se escudan en las “ayudas” que el teléfono móvil ha ofrecido a los ocupantes del vehículo y sobre todo a los conductores. Las distracciones evolucionan, sí.  Desde poder conversar con el manos libres, programar el GPS, enviar SMS, WhatsApp o conectarse a Internet. Pero al fin y al cabo, evolucionadas o no, continúan siendo lo mismo, distracciones.

Convertir una ayuda en una distracción está al alcance de todos. Para ayudarnos a no caer en la tentación, desde hace tiempo el uso del móvil en el coche está penalizado con multas de hasta 200€ y la pérdida automática de 3 puntos en el carné de conducir. Tanto si hemos recibido la multa por un policía presencial o por un dispositivo de captación (radar, helicóptero etc.) podemos recurrir la misma. No obstante, a nadie se le puede quitar de la cabeza que, en ocasiones, el precio que podemos llegar a pagar por utilizar el móvil mientras conducimos… puede ser mucho mayor.