Adiós a tu compañero de viajes

Si ha llegado la hora de retirar tu vehículo de la circulación y vas a prescindir de él, necesitas darlo de baja. Aquí te contamos algunas aclaraciones para proceder con los trámites.

 

blog1

A la hora de dar de baja tu coche existen dos tipos: temporal y definitiva.

 

En primer lugar, tenemos que diferenciar entre dos tipos de baja: la temporal y la definitiva.

Baja Temporal

Puede darse la situación que quieras retirar tu vehículo de la circulación de manera temporal. Hay varios motivos, algunos de ellos pueden ser los denominados “personales”: al entregar el vehículo a un compraventa o porque te lo hayan sustraído o robado. En esos casos, debes notificar el trámite a la Dirección General de Tráfico y una vez confirmada la baja, el vehículo no puede moverse y permanecer estacionado en la vía pública.

Para realizar este trámite, necesitas acudir a cualquier Jefatura de Tráfico (solicita la cita previa por internet o llamando al teléfono 060), abonar las tasas de tráfico (que depende del motivo: sin coste en el caso de sustracción o de unos 8€ para el resto de casos) y entregar la documentación correspondiente:

 

Solicitud impresa oficial. La puedes encontrar en la propia Jefatura de Tráfico y en los desguaces o Centros Autorizados de Tratamiento de vehículos (CAT).

Documento de identificación. En su caso NIF, DNI o el que corresponda.

Premiso de circulación

 Tarjeta de la ITV

 

blog2

 Prepara la documentación necesaria para cada tipo de baja.

 

Baja Definitiva

En el caso en el que desees dar de baja tu vehículo porque sea demasiado antiguo, se estropee con frecuencia o haya sufrido un accidente y esté declarado como siniestro total, habría que tramitar una baja definitiva.

Este tipo de baja, solo se pueden tramitar en los desguaces o Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CAT). Por lo que no podrás realizar la solicitud en la Jefatura de Tráfico salvo si tu vehículo es de época o histórico con un valor para museos o colecciones.

Una vez en el desguace, se procede a la destrucción del vehículo con el consiguiente certificado de destrucción y será el centro quien entregue el justificante de baja definitiva a la DGT. Haciendo todo el proceso de baja definitiva a través del CAT. En este caso, no es necesario abonar ninguna tasa.

La documentación correspondiente para el trámite de baja definitiva sería la siguiente:

Ficha técnica del vehículo.

Permiso de circulación del vehículo.

Documento de identificación. DNI del titular o en caso de ser una empresa el titular, CIF de la empresa, DNI del administrador y escrituras.

Solicitud impresa oficial. La puedes encontrar en el propio desguaces o Centros Autorizados de Tratamiento de vehículos (CAT).

Como decíamos, al finalizar todo el proceso, el CAT debe entregar dos documentos:

Primero el Certificado de destrucción del vehículo y, segundo, el justificante de baja definitiva de la DGT.

 

blog3

La baja definitiva se tramita en los desguaces o Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos.

 

Ahora ya tienes la información necesaria y los pasos a seguir para realizar la baja de un vehículo, recordando siempre el tipo de baja que necesitas para tu caso y teniendo en cuenta los diferentes requisitos para uno u otro tipo.

Y, sin duda, una forma de alargar la vida de tu vehículo para que te dure más y funcione en óptimas condiciones es hacer las revisiones periódicas adecuadamente.

En tu taller Euro Repar Car Service más cercano encontrarás el asesoramiento de especialistas que te aconsejarán y chequearán los puntos esenciales de tu coche para que estés más tranquilo, sustituyendo las piezas de desgaste según las recomendaciones del fabricante. Hay más de 700 talleres en toda España donde podrás encontrar todo lo necesario para tu vehículo a precios realmente competitivos.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website