A 120 km/hora y sin apretar el acelerador

Hoy hablamos de los sistemas de control de velocidad. Hoy están muy extendidos en prácticamente todos los vehículos, pero ¿sabías que ya existían en los años 60? Los primeros, se utilizaron en coches de lujo en EEUU. Después, en los 80, empezó a popularizarse en vehículos alemanes de alta gama.

 

Pero,  ¿cómo funcionan exactamente los sistemas de control de velocidad? Hay varios tipos, como ahora veremos. Además, te diremos cuándo es preferible utilizar unos u otros.

 

– Control de velocidad de crucero: Es un regulador de velocidad. El conductor fija una velocidad y el vehículo toma el control y sin necesidad de apretar el acelerador se mantiene a la velocidad programada por el conductor. El sistema se cancela y deja de funcionar en cuanto el conductor pisa el freno o el embrague, para evitar peligros.

Gracias a este control, el conductor se cansa menos, descansa la pierna derecha y se puede concentrar mejor en controlar la dirección o leer las señales. Es importante saber que el coche gasta más combustible, ya que en las cuestas y pendientes acelera o frena para seguir a la velocidad fijada.

 

blog1

 

– Limitador de velocidad: Este sistema impide que el vehículo alcance una velocidad determinada previamente por el conductor. No mantiene la velocidad, solo hace que no supere un límite y evitar así multas o tener que estar pendiente de no sobrepasar el límite. Este sistema también se desactiva por motivos de seguridad cuando el conductor pisa el acelerador hasta el fondo.

 blog2

 

– Control de velocidad adaptativo: el vehículo detecta un vehículo delante de él y frena para mantener la distancia de seguridad. Este sistema, solo es posible en los coches automáticos, ya que necesita cambiar de marcha o incluso detenerse.

 

blog3

 

 

– Sistema de control de velocidad inteligente: Permite al vehículo conocer la velocidad máxima de cada tramo gracias al GPS y al lector de señales. De esta manera, avisa que se está sobrepasando la velocidad máxima de la zona o incluso, ajusta la velocidad sin que el conductor tenga que modificar la velocidad de crucero. Este sistema, permite no agobiarse por no saber cuál era la última señal y evitar una multa por exceso de velocidad.

 

 

¿En qué momentos es mejor usar la velocidad de crucero y cuándo el limitador?

Los sistemas que llevan velocidad de crucero son perfectos para carreteras con poco tráfico, autovías, autopistas, con curvas abiertas. Si el tráfico aumenta desaconsejamos su uso, porque se estaría más pendiente de activar/desactivar el sistema, que del tráfico en sí. Al igual que el adaptativo, ya que el conductor siempre va a reaccionar antes que el coche.

 

El limitador de velocidad es muy útil en carreteras con curvas, o con tráfico, ya que solo te impedirá sobrepasar el límite establecido.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website