Viajar en familia: cómo evitar el stress y el aburrimiento de todos los pasajeros (II)

Con más de tres horas de coche aún por delante, alcanzáis por fin la mitad de vuestro viaje en familia.

Los nervios te tienen aferrado al volante como si te hubieses echado pegamento de carpintero en las manos. ¡Vas casi estrujándolo!

Y tienes miedo de mirar por el retrovisor ya que seguro que escucharás: “Papá/Mamá, me aburrooooooo”.

Las vacaciones que siempre soñaste en ese destino de sol y playa no pueden parecerte más lejanas, y eso que acabas de disfrutarlas.

De camino a casa, y con la mente puesta en la vuelta a la rutina, las compras con las que llenar la nevera y el miedo irracional de que os hayan entrado a robar mientras estabais de vacaciones, el stress se empieza a apoderar de ti.

“¿Falta muchooooo?” – repiten desde la fila de atrás.

Te decides a parar en una estación de servicio, apagas el motor y buscas formas de entretener a tus hijos durante un viaje largo.

¡Las has encontrado!

Este blog es la continuación Viajar en familia: cómo evitar el stress y el aburrimiento de todos los pasajeros (II) Puedes acceder clicando encima del enlace.

 

Cuadernos y fichas para colorear

Son la opción ideal para mantener a tus “pequeños terremotos” completamente concentrados. Puedes ayudarte de internet para encontrar imágenes relacionadas con vuestro viaje e imprimirlas para tenerlas siempre a mano.

Con unos cuantos rotuladores de colores y unas instrucciones muy sencillas, puedes volver a centrarte en la carretera mientras los más peques pintan y colorean estampas que han descubierto durante vuestra escapada.

Cuidado con qué materiales le dejas a tu artista en miniatura. El acrílico y la velocidad no se llevan demasiado bien.

 

Si tus pasajeros preferidos son algo más mayores, el contenido de estas fichas puede ser más didáctico ¡No le puedes dar una hoja con animales y pegatinas a un niño que ya ha cumplido los 9 años!

A partir de esa edad, puedes hacerles una guía de viaje infantil que han de redactar y llenar de contenidos ellos mismos.

Obviamente, no se lo puedes poner muy complicado porque se desesperarán y dejarán la tarea de lado.

Pero si consigues mantenerles implicados rellenando ciudades, nombres y fechas, e incluso les marcas un premio al final del viaje por completar su cuaderno, te aseguramos que recordarán toda la experiencia de manera más nítida y podrán explicarla en clase cuando vuelvan a las aulas.

 

El veo-veo: un clásico

Un clásico que nunca falla.

Y más, teniendo en cuenta que a 120km/h todo vuestro entorno cambia constantemente, por lo que… ¡hay que darse prisa de acertar!

No vamos a explicarte cómo jugar al veo-veo, pero sí vamos a plantearte una dinámica más sencilla en el caso de que tengas hijos pequeños (de 3 a 5 años). Y esa alternativa es jugar a veo-veo con colores, así de sencillo.

En este juego el copiloto es esencial, ya que no vas a poder despegar tu vista de la carretera para comprobar qué colores te rodean.

Cuidado con jugar al veo-veo en algunas carreteras secundarias. Hay una edad en la que todo son preguntas y más preguntas.

 

Palabras encadenadas 

Neumático. Conductor. Torrija. Jamón. Montaña….Ña..Ña…¿Ña?

¡Empezamos de nuevo!

Palabras encadenadas es un juego sencillísimo y divertidísimo para jugar con toda la familia. Y lo mejor de todo es que no hace falta nada para jugarlo y las rondas pueden ser todo lo rápidas que queráis.

¿Quieres añadir una capa más de complejidad?

Si tus hijos son algo mayores puede que te interese hacerlo así, ya que palabras encadenadas les puede parecer aburrido.

Habrá tantos turnos como jugadores y terminarán al no encontrar más palabras encadenadas.

Si un jugador repite una palabra que se ha dicho con anterioridad, este perderá un punto. Si la cadena de un jugador dura más de 3 vueltas, este perderá un punto – por lo que hay que esforzarse en complicar un poco el juego al contrario.

 

Aprovechar las horas en las que se echan la siesta

Antes de emprender vuestro viaje, párate y piensa esto: cuantas más horas de carretera coincidan con sus horas de sueño, mejor para ti y mejor para ell@s.

Cuando disfrutamos del placer de ser pasajeros (en bus, tren o avión), recordamos lo infinitamente más rápido que pasa el tiempo cuando estamos dormidos. ¡Imagínate siendo un niño!

“Ole, ole y ole, cómo duerme mi niña”. Hay pocos orgullos tan reconfortantes como ver lo rápido que se duermen.  

Para ayudarles a descansar o relajarse, y siempre que tus hijos tengan más de 3 años, puedes prepararles una infusión de tila y contarles un cuento mientras hacéis una breve parada a mitad de camino. Los niños tienen su propia manera de entrar en su fase de “me voy a quedar dormidito y voy a dejar que Mamá y/o Papá conduzcan tranquilos”.

Con algo de suerte esta mini-siesta se extenderá hasta el final del camino.

¿Parece que hablemos solo de la tranquilidad de tus hijos?

Eso es porque sabemos que estando presentes en más de 720 talleres en toda España, somos nosotros quienes velamos por la tuya.

 

 

Viajar en familia: cómo evitar el stress y el aburrimiento de todos los pasajeros (I)

Con un pie en el nuevo año 2020, y otro en el acelerador, se avecinan muchos cambios para todos los conductores españoles.
El mundo, tal y como lo conocemos, nos reserva una batería de sorpresas que iremos descubriendo durante todo el año. ¿Lograremos atajar el problema del cambio climático? ¿Seremos capaces de acelerar nuestra economía y ver propulsada la generación de empleo? ¿Frenaremos los males que rodean a nuestra sociedad? Sea como sea el 2020, “agárrate porque vienen curvas”

 

Lo que es muy probable que no cambie será la posibilidad de coger el coche y hacer un viaje. A la playa, a la ciudad o a la montaña. O a donde marque un dedo posado sobre un mapa.

 

Para los conductores, serán muchas las horas que se les acumularán al volante. Prestando toda la atención posible a respetar señales de tráfico, evitar radares y conductores agresivos. Pero también a comprobar constantemente el óptimo estado del vehículo.

 

¿Y para los pasajeros? Horas de estrés y aburrimiento.

 

Por eso, y aprovechando que uno de nuestros propósitos de año nuevo es estar menos pendientes de las pantallas para estar más cerca de las personas, os queremos proponer alternativas analógicas de entretenimiento para toda la familia cuando vayáis en coche.

Sin batería ni wifi, pero con mucha imaginación.

No hace falta mucho para entretenerse en familia. Todo lo que se necesita es un poquito de imaginación y algo de paciencia.

 

Antes de nada: Descansa cuando te lo pida el cuerpo.

Están quiénes quieren llegar pronto a toda costa, pero también quiénes quieren llegar de manera tranquila y segura a su destino.

Para ambos tenemos un consejo, deja de calcular horas y empieza a pensar en ti. Ir a 160km/h no marcará mucho la diferencia en cuanto a tiempo, pero estresará a tus acompañantes y os pondrá en peligro a todos.

Márcate una franja de llegada flexible y si no la cumples ¡pues no pasa nada!
Total, en cualquier momento puedes encontrarte con un atasco que te ralentice a la velocidad de las tortugas… ¡Más te vale haber disfrutado de la carretera!

Por eso, desde Eurorepar Car Service queremos invitarte a que pares más a menudo. No solo cada 2 horas. A lo largo y ancho de este país existen cientos de localidades, monumentos, estaciones de servicio y talleres a los que puedes acercarte con tu coche cuando más lo necesites.

Porque te lo pida el cuerpo, o porque te lo pida el motor. Pero hazlo.

Estarás aprendiendo a ser más paciente, quizá incluso ganando una anécdota que contar en tu próxima cena entre amigos.

Quién no se atreve a perderse nunca encuentra nada nuevo.

 

 

Entretenimiento analógico para toda la familia

¿Estamos en contra del uso de tablets, smartphones y otros dispositivos móviles? Para nada, de hecho podemos decir con mucho orgullo y satisfacción que somos una red de talleres cada vez más digitalizada.

Pero en cuanto a lo que se refiere a un viaje en familia, es mejor restringir el uso de este medio de entretenimiento a las últimas horas del trayecto.

Os será más fácil captar la atención de vuestros hijos e involucrarles en dinámicas divertidas si todavía están despiertos y aún no se han estresado.

¿Qué será, será? Quizá el comienzo de una historia divertidísima que involucre a toda la familia.

Imaginando nubes (para todas las edades)

 

Este es el juego perfecto si cruzas grandes explanadas en un día soleado con alguna que otra nube.

La idea es que el conductor empiece una historia usando una de las nubes blancas que puede ver en el horizonte.

Esta primera nube marcará el contexto de la historia: la época, el lugar, los hechos que inician el relato. “Erase una vez una tortuga que paseaba sola por una enorme extensión de tierra…”

Otro de los jugadores, también adulto o el de mayor edad, deberá continuar haciendo uso de otra nube que le evoque alguna imagen.

Recordamos que es una dinámica que puedes realizar tanto en carretera como una vez hayáis llegado a vuestro destino. Y el objetivo no es ganar o perder, sino entretenerse entre todos.

 

El juego de las matrículas (+10 años)

 

Un clásico de los juegos sobre el asfalto, pero solo apto para niñ@s que conocen todos los números perfectamente. Además, se requiere mucha concentración porque es fácil perderse.

 

Lo primero que se hace es repartirse los números del 0 al 9 entre conductor y el resto de los pasajeros.

Ejemplo, el piloto apuesta por el 5 y el 7, el copiloto por el 3 y el 9, los dos pasajeros de atrás el 4 y 2, y el 0 y el 1 respectivamente.

El 6 y el 8 en este caso no contarían, pero podrían repartirse entre otros pasajeros.

Cada vez que el coche adelante a un vehículo (bus, coche, moto, camión) con una matrícula que termine en uno de esos números, el jugador que haya apostado por dicho número, ganará automáticamente un punto.

¿Sencillo, verdad?

Podéis hacerlo un poco más interesante. Cada vez que un vehículo con una matrícula de las mismas características os adelante, dicho jugador perderá un punto.

A estos dos sí que les gustan las matrículas. Estate atento de no cometer ninguna infracción o el que perderá puntos serás tú.

 

El stress al volante puede llegar a ser mortal porque nos desconcentra. El aburrimiento es mucho más llevadero. Pero lo que de verdad es letal es conducir un vehículo que esconde algún tipo de avería.

¿Estás pensando en hacer un viaje o irte de vacaciones?

Acércate a Eurorepar Car Service y comprueba que todo está en orden.

La semana que viene os ofreceremos otras alternativas para reducir el desgaste que producen los viajes largos en nuestro cuerpo y que el aburrimiento no sea parte de vuestro viaje.

 

 

Ruta en carretera por una Asturias desconocida

Asturias está ahí, en los mapas.

Pero pocos se atreven a descubrir todo su potencial.

 

Puede que quede bastante lejos de otras regiones de España, que tenga carreteras sinuosas o que su climatología – como la de todo el norte – se parezca a un cuadro clínico de bipolaridad. Pero merece mucho la pena. Y más si tienes la posibilidad de asistir a este “safari para los sentidos” desde tu propio coche.

 

Esta semana te presentamos una ruta por la Asturias que desconoces y aún no has tenido la oportunidad de conocer.

 

Gijón

 

En una sola palabra: imprescindible.

Esa es la sensación que te deja Gijón en el cuerpo.

El hecho de que no podías haberla pasado por alto en tu viaje por Asturias

 

Lejos de ser una ciudad costera típica, “Xixón” es multifacética y mezcla en su interior la playa más veraniega con la cultura asturiana más tradicional, los museos modernos e históricos con jardines botánicos y acuarios.

Es sencillamente una oda a la variedad de toda Asturias y de toda España, y la cordialidad con la que los lugareños te aceptarán y te intentarán hacer sentir como en tu propia casa te va a sorprender ¡y mucho!

Un acierto en el camino de turistas y peregrinos, y una a suerte para quienes viven en ella durante todo el año.

Con la marea baja, puedes asistir a un auténtico espectáculo visual en la Playa de San Lorenzo. Cuantos se habrán dejado calar por las olas al quedarse anonadados con semejante vista.

  

Cuencas mineras

El pasado de Asturias brota del interior de la Tierra.

Desde su corazón nos llegan los ecos de una tradición minera que, pese a estar casi completamente apagada hoy en día, fue hace tan solo un par de décadas el sustento de cientos de miles de familias.

Ese carácter estoico que caracteriza a los asturianos proviene precisamente de su larga historia minera, llena de accidentes, de golpes de azar casi mágicos y de un tesón económico que inspiraba al resto de la península ibérica.

Acércate a Langreo, Mieres o El Entrego para ahondar más en esta Asturias profunda que muchas veces ignoran los libros de textos. ¿Quieres ir un paso más allá? Visita el Ecomuseo minero de Samuño que incluye uno de los últimos trenes mineros que quedan.

 

Naturaleza: Senda del Oso y Somiedo

Los osos pardos son y siempre serán – salvo que se extingan – una de las especies de fauna terrestre más característica del norte de España.

Este fiero animal con el que no te quieres encontrar a solas en un bosque se concentra de manera especial en la zona central de Asturias, en la Senda del Oso.

Un valle dibujado por diferentes rutas de senderismo y trekking, que también puedes asumir en bicicleta.

Si quieres mezclar naturaleza, fotografía y un paraje natural sinigual en todo el planeta, te invitamos a la reserva de la biosfera del Parque Natural de Somiedo, que probablemente ya reconocerás en fotografías como “el lago entre montañas”.

Pasar por Asturias debería casi suponer una visita a Somiedo. El primer Parque Natural de la comunidad es reserva de la biosfera y el rincón ideal para disfrutar de la naturaleza en estado puro. Te avisamos de que saldrás enamorado… o querrás quedarte para siempre entre pallozas y brañas. El verde nunca había sido tan verde.

El Lago Calabazosa. Lleva toalla y leña para encender una fogata, porque si te atreves a meterte al agua necesitarás arrimarte a un buen fuego para volver al calor.

 

Picos de Europa

 

Una de las paradas obligatorias de cualquier guiri que se acerca al norte peninsular está a un par de miles de metros de altura.

Los Picos de Europa ofrecen una sobrecogedora vista del techo del mundo. El aire es fuerte y frío, y si tienes vértigo te aconsejamos no subir al teleférico que te aúpa hasta más allá de las nubes, cerca de la cumbre, en las montañas.

Si decides quedarte en tierra firme mientras tus compañeros de viaje suben hasta la cima, Cangas de Onis cuenta con un puente romano que se conserva en muy buen estado y es una prueba viva de que las buenas obras de ingeniería perviven al paso del tiempo.

 

Llanes y Cudillero: espíritu marinero

Pese a la distancia que las separa, y la gran diferencia de tamaño entre la una y la otra, estas dos localidades son un exquisito broche con el que cerrar nuestra ruta por Asturias.

En Llanes pasea tranquilamente por el casco antiguo y el puerto, y degusta el pescado recién llegado de la mar que encontrarás en las lonjas de sus callecitas.

En una de las entradas al pueblo, podrás encontrar una famosa construcción abandonada en la que se han instalado las vacas y en las que campan a sus anchas como si fuesen sus señoriales dueñas.

La fotografía más típica de Cudillero solo se realiza desde el agua, que rodea este pequeño puerto pesquero que han descubierto cada vez más turistas ¡Date prisa antes de que se masifique!

 

Cudillero es una localidad mucho más reducida en tamaño, pero que saca pecho en cuanto a gastronomía y belleza. Parece haber sido barrida contra la montaña por una mano gigante, y por esa razón sus vecinos tienen que subir y bajar cientos de escaleras en su trasiego diario.

Cudillero no cuenta con playa, pero ni falta que hace, porque ya tiene un paseo en el que los días de gran oleaje puedes acabar completamente bañado por el mar.

¿Sabías que también estamos presentes en Asturias?

Ahora sí

Aprovecha tu ruta para visitarnos y conocer nuestra red de talleres Eurorepar Car Service si aún no lo has hecho. Te esperamos con el mejor servicio multimarca y con la hospitalidad que caracteriza a los asturianos.

 

Cómo limpiar tu coche por dentro y por fuera (2)

 

Vaya sudada, ¿no?

Limpiar tu coche por dentro puede ser una tarea muy mecánica y fácil, o un completo hastío del que te querrás escaquear.

Mientras frotabas, aspirabas, rociabas y secabas has estado intentando recordar las tarifas de limpieza que has visto de reojo alguna vez.

¿Era 12.99€ por todo el coche o solo por pasarle desinteresadamente la manguera? ¿qué decía más abajo sobre limpiarlo tú mismo?

Te enjuagas la frente con la manga y te dices a ti mism@ que “La próxima vez lo llevo allí y así fomento la economía local”.

Pero sabes que al final – casi –  nadie le va a prestar la misma atención que le pones tú.

Es más, con todos los productos químicos que habrás estado aspirando al limpiar tu coche por dentro, todo esto te empieza a recordar a aquellos viajecitos que se daba Walter White – de la serie Breaking Bad – a ninguna parte en medio del desierto.

Si terminaste de leer la entrada de hace un par de semanas, eso significa que ya casi has terminado. Sólo te queda lo más fácil, limpiar tu coche por fuera.

Respira aire puro.

Ábrete una lata de coca-cola ¡pero no te la bebas del todo!

La vamos a utilizar después.

 

Carrocería

El metal y capa de pintura que revisten el exterior de nuestro vehículo son más sensibles de lo que creemos.

Prueba de ello es que pocos coches luzcan brillantes y como nuevos un par de meses después de haberse comprado (si duermen en exterior).

La climatología peninsular es bastante moderada, pese a las apocalípticas noticias de granizadas en Sevilla, tornados levantinos, termómetros rozando los 30ºC en el norte y señoras echándose las manos a la cabeza.

“¡¡¿Pero qué es estoooo?!!”

Sin embargo, eso no quita para que un coche en exterior sufra – y mucho – los efectos adversos del clima.

En ciudades cercanas al mar o frente a la costa, el salitre es el mayor enemigo de la carrocería ya que al ser un ácido se come la pintura sin que te des cuenta de ello. Pero no es el único agente marino externo al que tenemos que prestar atención.

“Camarero, pónganos una carrocería para cuatro, que aquí mis compañeros vienen del otro lado del océano y tienen hambre”. Parece que el salitre va a darse un buen banquete.

La arena, ese polvo tan fino que es capaz de acompañarnos en el fondo de una mochila durante temporadas y temporadas, puede rayar el exterior de nuestro vehículo si no lo soplamos con un cañón de aire antes de pasar un paño por encima.

En cuanto a las grandes ciudades, la lluvia ácida y el polvo son otros factores que deberemos considerar.

¿Cómo cuidar el exterior de nuestro vehículo?

 

Agua, jabón y paciencia.

Te recomendamos usar agua tibia y frotarla suavemente con una esponja para retirar con esta el polvo y los insectos adheridos al parachoques.

Más tarde, deberás aplicar una capa de jabón detergente no corrosivo y frotar con suavidad. Enjabónalo hasta que tu coche desaparezca bajo la espuma y aclarar con la manguera y el agua tibia.

Para darle un mejor cuidado, te recomendamos aplicar cada cierto tiempo una cera restauradora sobre la pintura. No cuestan demasiado dinero, están disponibles hasta en grandes superficies y te garantizan un buen resultado incluso si no eres muy manitas. Aplicar, frotar y retirar el exceso.

 

Luna, cristales, espejos y faros.

Para limpiar estas superficies te recomendamos primero enjuagarlas con agua y frotar suavemente con una bayeta o una fregona.

En caso de estar muy sucio – bien o porque vives en una ciudad muy contaminada o porque te gustan las aventuras off road – limpia con un jabón detergente y agua caliente, y antes de que seque repasa con una toalla de papel para no dejar marcas.

Esponja, agua templada y música de Al Green. Haz que tu coche sepa que estás enamorad@ de él mientras lo limpias.

En cuanto a los cristales, te recordamos que el líquido limpiacristales suele ser uno de los que más se recambian. Y que puedes llegar a cometer una verdadera atrocidad rayando tu propio cristal si en el parabrisas ha quedado incrustada arena, gravilla o piedrecitas y te da por accionarlo sin suficiente líquido limpiaparabrisas en el depósito.

 

Neumáticos y llantas

Primero te explicaremos cómo limpiarlas de manera profesional y seria, y después cómo sorprender a los más peques de casa mientras se les recuerda que el azúcar, la cafeína y la “formula secreta” de su refresco favorito no pueden tener muchos beneficios para sus dientes y estómagos si son capaces de limpiar el exterior de una rueda.

La manera profesional consiste en limpiar la cara exterior del neumático y la llanta con agua a presión o, en su defecto, con una manguera de agua y de cerca.

Tras dejar que el agua se seque, repasaremos con una toalla de papel seca y aplicaremos un producto de limpieza específico en la llanta.

Repetiremos este proceso rueda a rueda.

Si limpias tu coche de arriba abajo, cuando te toque “atacar” a las llantas y ruedas, la suciedad que haya podido quedar incrustada estará reblandecida y será más fácil de quitar.

 

El truco del refresco de Cola.

Desde Eurorepar Car Service miramos por tu satisfacción, por tu coche y por tu bolsillo. Y queríamos aprovechar para explicarte un método muy económico para dejar los neumáticos como nuevos si no te apetece desplazarte a por un producto específico hasta la gasolinera.

Se trata de frotar refresco de cola en el exterior de los neumáticos y frotar a continuación con un cepillo suave. Después se aclara con agua templada y se vuelve a repetir el proceso. Es casi mágico.

Si bien es verdad que esta es la bebida número 1 en todo el mundo, como producto de limpieza no deja nada que desear.

 

Existen miles de trucos más para ahorrar dinero.

Uno muy común es dejar tu coche en manos de un taller pirata, no homologado o sin una licencia.

Desde Eurorepar Car Service, os aconsejamos que no acudáis a este tipo de “Servicios Profesionales” ya que, no es que no sean de fiar, es que muchas veces no saben ni lo que están haciendo debajo del capó.

 

Confiando tu vehículo a nuestra red de talleres, no solo conseguirás el mejor precio del mercado, sino que podrás tener la certeza de que está en las manos de profesionales titulados y con muchos años de experiencia.

Nos despedimos no sin antes desearos unas felices fiestas y mucha paciencia en la carretera. ¡Lo importante es llegar, tomároslo con calma y sin prisas!