¿Viaje al extranjero? Consejos para conducir en carreteras europeas

Un alemán, un inglés, un español y un francés salen con su coche a la carretera.

Lo que puede empezar como un chiste, seguro que termina como un galimatías.

Y es que si no se te dan demasiado bien los idiomas, siempre dejas el coche en suelo patrio cuando haces turismo o ni siquiera te sabes las leyes de tráfico españolas, cuando cruzas la frontera y te echas a la carretera, lo primero de lo que te das cuenta es de que “la gente conduce muy raro por allí”.

Por eso, desde Eurorepar Car Service queremos explicarte de manera amena, cercana y sencilla qué cosas cambian cuando conduces en carreteras europeas.

 

Una rápida serie de cosas a tener en cuenta al viajar:

Tasa alcoholemia

Una de las cosas que más varía dentro de la Unión Europea es la tasa límite de alcoholemia permitida al volante.

Y es que los españoles solemos “fardar” de lo mucho que somos capaces de beber (en fiestas, comidas familiares, cenas de empresa, bodas, bautizos, comuniones), pero en cuanto a la permisividad en carretera, los Ingleses, Malteses y Liechtensteinianos nos superan con creces.

 

En cualquiera de estos tres países, se puede conducir con hasta 0,8mg/L de alcohol en sangre, una tasa superior a la nuestra.

“¡Póngame otra camarero!”

 

Antes de beber y conducir recuerda: es mejor no hacerlo. La graduación entre distintas cervezas varía muchísimo. Una sola IPA puede contener el equivalente a tres lager o pilsner.

Pero oye, ni todos los europeos son tan permisivos, ni nosotros queremos animarte a hacer algo que ya sabes perfectamente que está mal.

Una cosa es que una copita de vino o una cervecita junto a nuestras comidas sea parte de nuestra dieta y alegría mediterráneas. Y otra muy distinta – y anota si viajas a Hungría, República Checa o Rumanía – es que esté completamente prohibido superar los 0,0mg/L en sangre.

 

Los límites de velocidad

Todos los amantes del motor soñamos con cruzar las famosas “autobahn” alemanas – – más de 6.000km de estas carreteras que no tienen ningún límite de velocidad – a bordo de un deportivo V8. ¿No es eso libertad?

Pero a excepción del país germano, pocas diferencias notables te puedes encontrar en el trazado europeo.

Chipre y Suecia comparten un límite máximo de velocidad de 100km/h, mientras que en Estonia se reduce al irrisorio 90km/h. ¡Casi se puede ver cómo crece la hierba!
Al fin y al cabo, es un país muy pequeño y eso hace que todo quede muy cerca.

La típica autobahn alemana de tres carriles, con el central reservado a los vehículos de gran potencia y que quieren circular sin límites de velocidad.

 

 

Uso de indicadores y luces

Cuando giras a la derecha, marcas con el intermitente a la derecha.
Si interrumpes tu marcha en medio de la carretera, pones las luces de emergencia.
Es lógico, ¿no?

Pero, ¿qué te parecería tener que conducir con las luces siempre encendidas?
Esta es una medida de seguridad obligatoria en países como Holanda, Suecia o Noruega, países del verdadero norte de Europa, en los que la luz solar “brilla” por su ausencia.

Y en los que, aún en los meses de “verano”, el abanico meteorológico al que se enfrentan los conductores de dichos lares puede ser tan variado y sorprendente como el buffet libre de la vuelta de la esquina.

Pero bueno, menuda molestia ir con las luces siempre encendidas, ¿no?
Como para hacerse el sueco.

 

Neumáticos de invierno

Lo que no te haría tanta gracia sería hacerte el austriaco.
Conducir desde el 1 de noviembre al 15 de abril sin neumáticos de invierno puede acarrearte una multa.

En Estonia, ese diminuto país del que hablábamos más arriba, también son muy estrictos con esta medida. Pero los tiempos que manejan son muy distintos: desde el 1 de diciembre hasta el 1 de marzo. Se ve que tienen su propio “microclima” invernal.

La verdad es que cada región tiene sus propias franjas, y deberás respetarlas, vengas de donde vengas. Atento al conducir por: Alemania, Bosnia Herzegovina, Eslovenia, Islandia, Macedonia, República Checa y Rusia ¡Nasdrovia!

 

Izquierda derecha, izquierda derecha, izquierda derecha

Tranqui, tranqui, no vamos a hablarte de bipartidismo.
En la mayoría de países europeos se conduce como en España, por la derecha y adelantando por el carril izquierdo. Salvo en Reino Unido (el caso más conocido), Irlanda, Malta y Chipre, en los que se circula por la izquierda y se adelanta por la derecha.No, no son los estragos del cambio climático. Es nuestra invitación a que salgas de tu zona de confort y llegues más lejos.
Porque estamos presentes en casi toda Europa para seguir a tu lado. 

 

¿En qué país nos veremos?

Todo este blog sobre consejos para conducir en el extranjero era tan solo una excusa para recordarte que, además de nuestros 720 talleres por toda la península, podrás encontrarnos en el resto del viejo continente.

Ahora bien, ¡no podemos prometerte que en el resto de talleres Eurorepar Car Service entiendan el castellano!

¿Te acabas de comprar un coche? Consejos para mantenerlo como nuevo durante más tiempo

El truco es sencillo.

Déjalo en el garaje, cúbrelo con una sábana y pon un cartelito encima que diga “Si lo tocas te quedas sin paga hasta el año que viene”.

De esta manera, tus hijos entenderán que te lo estás tomando muy en serio.

Ah, espera, que te has comprado el coche para conducirlo. Vaya, vaya.

Para que tu coche aguante mejor el paso del tiempo y conserve ese “Es que aún está como nuevo” que tanto te gusta, lo primero que tienes que hacer es realizarle el rodaje.

Según recientes estudios, estrenar coche supone una dosis de endorfinas mucho mayor que ganar la lotería, sacarte una oposición e ¡incluso terminar un sudoku!

 

El primer rodaje es imprescindible

Es increíble la cantidad de gente que no respeta este periodo de adaptación que el coche necesita y acaban arrastrando importantes averías en su conducción.

Este es un periodo de adaptación de tu vehículo y dura unos 3.000kms.

Durante esta primera fase, debes tratarlo con mayor cuidado y hacer que se acostumbre a la carretera. Piensa que acaba de salir de la línea de montaje, y que para él todo es nuevo y le espera un mundo lleno de posibilidades, de aventuras, de viajes por carreteras que bordean el mar y muchas, muchas horas de retenciones.

Durante el primer rodaje, debes conducir por vías de todo tipo: rectas, con curvas pronunciadas, con pequeñas pendientes.

Necesitas hacer trayectos que requieran arrancarlo y ponerlo en 120km/h en menos de 10 segundos, y otros en los que no pases de la 2ª marcha e imites el ritmo que seguirías en un atasco: arrancar, frenar levemente con el motor, apretar el freno, volver a arrancar, quejarte del conductor de delante, pegar un bocinazo, apretar el freno.

Tanto el coche como tú necesitáis realizar un viaje de largo recorrido dentro de estos primeros 3.000 kilómetros. Es muy distinto conducir por ciudad que cruzarse media España, y necesitas acostumbrarte a tu nuevo vehículo tanto como él debe adquirir tu estilo de conducción.

Para este primer viaje te recomendamos 3 destinos distintos de los que hemos hablado con anterioridad en nuestro blog: Andalucía, Mallorca y Guipúzcoa.

 

Evita el sobrepeso

El coche sirve para mucho, pero deja de funcionar correctamente cuando sirve para todo.

Una cosa es que “te ofrezcas” como voluntario para llevar a las odiosas adorables niñas del vecino al entrenamiento de los domingos, y otra que tu coche sea como un pequeño taller sobre ruedas, una estación de limpieza a domicilio y un refugio antinuclear en caso de Apocalipsis. Viaja con lo justo.

En carretera evita las bacas, los arcones, los remolques, los portabicis (y también el alcohol) porque todos ellos pueden desestabilizar tu conducción, sobrecargar el motor y dejarte tirado en la cuneta.

Recuerda: Tienes el carnet B, no el de camión.

¿Este maletero se parece al tuyo? Si crees que has perdido algo y no lo encuentras por casa, al menos te queda el consuelo de saber dónde está.

 

El mantenimiento

Cuando te digan aquello de que “Los coches nuevos no necesitan mantenimiento”, respóndeles que “Los coches viejos son viejos, por no habérselo dado a tiempo”.

Y tendrás razón, y podrás hacer un drop mic y dejar plantado a tu cuñado/suegro en la mesa.

No te comas la cabeza, no busques averías donde no las hay.

Pero tampoco te olvides de tu coche.

 

La belleza está en el interior

Si sabes conservarla.

En relación al punto anterior: tienes un coche, no un establecimiento de comida rápida.

Pero si tus “monstruitos” van a comer en el asiento trasero, lleva siempre servilletas húmedas. Tener siempre a mano un buen paquete de toallitas de limpieza te va a sacar de un buen lío.

Como ya nos leíste hace un par de semanas, ahora sabes cómo limpiar tu coche por dentro (y pronto aprenderás a hacerlo por fuera). Pero te recordamos que aspirar periódicamente las moquetas, utilizar diferentes productos de limpieza según la superficie y tratar con mucho mimo los cristales te ayudarán a extender la pátina de novedad que recubre tu coche.

 

Y en cuanto al exterior

Mantén tu vehículo a la sombra o en garaje.

El coste de un alquiler de garaje es infinitamente inferior a todo lo que le puede pasar a tu coche si lo dejas durmiendo en la calle.

Ahorras porque te evitas los improbables sustos de encontrarte con retrovisores rotos, con arañazos, el habitual “besito” al aparcar que te da el novel a quién nunca debieron darle la L y las más que frecuentes ofrendas aéreas de palomas, gorriones y otras especies invasoras, que te recordamos son ácidas para la pintura y la chapa.

¡No es un Jackson Pollock! Es la desagradable sorpresa que te puedes llevar cualquier mañana antes de ir al trabajo.

 

 

Pásate a Eurorepar Car Service

Si es que aún solo nos lees.
Nuestra red de talleres está presente en más de 730 puntos a lo largo y ancho de la península, así que ya no tienes excusa para no mantener tu coche como el primer día.

Déjanos darle a tu coche, la atención y el cuidado que te gustaría poder darle tú mismo (con conocimientos de mecánica y décadas de experiencia en el sector).

¿Qué hacer en caso de accidente de coche? Una guía para salvar vidas

102.299 accidentes de tráfico, 138.609 personas heridas, 1.806 muertos.

Estos son los datos del año 2018 sobre siniestros en carretera.

Pese a las campañas de concienciación de la DGT, las cifras siguen siendo muy altas. Y es que conducir por ciudad, vías interurbanas o autovías implica siempre exponerse a sufrir un accidente de coche.

En Eurorepar Car Service, como red de talleres presentes a lo largo y ancho de la península ibérica, recibimos cada día cientos de coches accidentados con un bollo, “un golpecito de nada” en el exterior que tiene graves consecuencias en el interior y toda clase de rasponazos, roturas, daños y desperfectos.

Mientras arreglamos los coches y los ponemos de nuevo a punto para volver a la carretera, a veces somos testigos de las historias más inverosímiles – pero al fin y al cabo ciertas – en el asfalto. Y la conclusión de todas ellas es más que obvia: nadie sale de casa pensando que va a tener un accidente y, sobre todo, nadie está preparado para actuar en caso de accidente.

Un accidente de coche interrumpe tu rutina, interrumpe tus planes y pone tu vida en pausa. Actúa con la mente fría para que sus consecuencias no sean aún más graves.

Como disfrutamos mucho de vuestras conversaciones y os queremos ver por nuestros talleres sanos y salvos, hemos preparado una breve guía para que tengáis en cuenta en el caso de que sufráis un accidente de coche o seáis testigos de uno.

¿Preparados? En caso de accidente, nunca lo suficiente.

 

PAS: proteger, alertar, socorrer.

En un momento de shock tienes que recitar estas palabras como si fuesen tu mantra vital. Porque son tu mantra vital, y puede que el de otras personas que te necesitan al 100%, no al 50%, ni al 70%. Familiares, amigos, otros conductores implicados en el siniestro, incluso tu mascota.

 

Tienes que respirar y contenerte. Ordena tus ideas en un chasquido de dedos, ten los nervios de acero. Porque dependiendo de la gravedad del accidente, es probable que no puedas digerir mucha más información que esta: PROTEGER, ALERTAR, SOCORRER.

Tres acciones de protocolo que con el susto, la ansiedad o sencillamente el dolor intenso, punzante y helador que se está apoderando rápidamente de tu cuerpo puede que te resulten imposibles.

Respira.

 

Proteger

En caso de accidente, es imprescindible señalizar inmediatamente la zona para avisar a otros vehículos de la vía y evitar así sucesivos accidentes o que un conductor despistado pueda atropellar a una de las víctimas.

Ponte el chaleco reflectante, saca los triángulos u otras balizas de señalización de las que hagas uso (como conos, luces o bengalas) y asegúrate de que el accidente es visible en ambos sentidos de la carretera.

Enciende los intermitentes de tu coche para indicar un accidente u avería y, en la medida de lo posible, sitúa tu coche haciendo de barrera al accidentado.

 

Alertar

Es hora de llamar inmediatamente al 112.

Este teléfono está disponible desde cualquier terminal, en cualquier país de Europa y siempre remite al equipo de emergencias. Funciona incluso sin cobertura, de ahí la obligatoriedad que supone dar el aviso a las autoridades.

Cada segundo cuenta. Llama al 112 inmediatamente e indica la situación del accidente. Los 8 segundos que has tardado en terminar de leer este párrafo pueden significar mucho durante una emergencia.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que mucha gente prefiere no implicarse en un accidente si cree que la situación está controlada, desde Eurorepar Car Service queremos recordar que es Delito de Omisión de Socorro no ayudar en caso de presenciar un accidente. Siempre y cuando seamos capaces de prestar auxilio, ¡nada de heroicidades al borde de un precipicio! 

 

Socorrer

Más de uno actúa sin pensar y empieza a realizar las maniobras de reanimación a una persona que no las necesita, o se apresura a sacar del coche a un herido que está atrapado dentro.

Salvo por peligro de incendio o explosión del vehículo, hay que evitar mover al accidentado. De igual manera, está prohibido que le quitemos el casco a un motorista.

Los accidentes de moto suelen ser más graves que los de coche y tienen su propio enemigo: los quitamiedos.

Siempre tenemos que estar atentos, calmar a los afectados, hablándoles de manera relajada y atendiendo a sus necesidades hasta que lleguen los equipos de emergencia.

Para poder ayudarles a levantarse, lo principal es indicarles que no se muevan de manera brusca, pueden estar en estado de shock, haber sufrido algún esguince o rotura y tenemos que transmitirles que no hay prisa y que es esencial que estén quietos.

Si consideramos que no están graves, se les debe pedir que muevan una a una las extremidades para comprobar que la columna vertebral no ha sido dañada. Empezaremos con los brazos y seguiremos con las piernas.

Una vez hayamos confirmado que puede moverse, se le puede pedir que intente levantarse pero con el objetivo de que se incorpore y se siente si está tendido en la calzada. En caso de estar en el interior del vehículo, es mejor no moverle en ningún caso.

Haga frío o calor de verano, deberemos taparle con alguna chaqueta o una manta para conservar su temperatura corporal hasta que aparezca la ambulancia.

 

Gracias por haber salvado una vida.

Miles de héroes anónimos lo hacen cada año en nuestras carreteras.

Si ves un accidente en ciudad o en carretera y tienes conocimientos de primeros auxilios, tu ayuda puede marcar la diferencia.

Desde Eurorepar Car Service ponemos especial énfasis en que los conductores que nos leéis en el blog sepáis cómo actuar en caso de emergencia u avería y respetéis las normas de seguridad vial en todo momento.

 

Además de todo esto, queremos recordar que la prevención es mejor herramienta que la precaución y que antes de cualquier viaje de largo recorrido es muy recomendable hacer una revisión completa de tu coche para así evitar sorpresas desagradables en carretera.

 

 

 

 

Cómo limpiar tu coche por dentro y por fuera (1)

Qué recuerdos aquellos de infancia. Qué veranos tan eternos.

3 meses de vacaciones de verano, 3 meses de libertad asilvestrada, de recreos infinitos y de horas muertas que tus padres tenían que rellenar de alguna manera.

A cambio de un billete de 1.000 pesetas, o para los lectores más jóvenes, de 10 euros, te daban una esponja, un trapo y un cubo lleno de agua con jabón, y eras la persona más feliz de todo el barrio o el pueblo.

Frota que te frota, limpia que te limpia; todo para cumplir con tu pequeño trabajo: dejar impoluto vuestro coche familiar. Algo que nunca pasaba.

Tus padres, a cambio, obtenían un coche semi-limpio y un más que merecido rato de descanso. Pero aún y todo tú aprendiste dos cosas: que el dinero no crece en los árboles y que limpiar un coche no es una tarea tan fácil como te gustaría.

Ahora, dueño de tu propio coche, recuerdas con nostalgia aquella época en que te daba igual comer de todo en los asientos traseros, entrabas lleno de barro después de un partido de fútbol o pegabas chicles debajo del asiento – vaya riña cuando te pillaron.

Cuántas cosas echas de menos de tu infancia, ¿verdad? Una que seguro que no: ser tan bajito que no te lleguen los pies al acelerador.

 

 

Desde Eurorepar Car Service queremos explicarte cómo puedes limpiar tu coche, por dentro y por fuera, y que quede lo mejor posible.

Y, antes de nada, y más si esta es tu primera vez limpiando a fondo tu coche, te recomendamos que trates de asimilar toda esta rutina de limpieza.

 

Empieza desde dentro

 Saca todo lo que haya en su interior.

Dependiendo de tu estado civil y el tamaño de tu coche, desde botellas de champán, revistas de coches; a la sillita de retención del bebé, los escurridizos envoltorios y papelitos, o aquella pelota hinchable que echasteis de menos durante el verano.

 

Alfombrillas

Sácalo todo. Incluidas las alfombrillas, que tienes que sacudir con las puertas del coche cerradas.

Cuando estén más o menos limpias, enciende la aspiradora – no importa si es una normal, una portátil o una industrial – y succiona gravilla, hojas, pelo y cualquier cosa que puedas encontrar en las alfombrillas.

Diluye 5 partes de agua por una de detergente suave o jabón en un cubo, y limpia las alfombrillas a conciencia. Después déjalas secar al sol mientras sigues con el aspirador.

 

Juega a “Dora la Aspiradora”

Ahora que tienes el coche libre de objetos, entra a machete con la aspiradora. En cada esquina, en cada pliegue de la tapicería, no dejes rincón sin absorber.

No hagas esto a última hora de la noche después de un día duro de trabajo, tu cuerpo necesita girar en ángulos insospechados y torcerse más que un espectáculo del Cirque du Soleil para que tú y la aspiradora lleguéis.

Ayúdate de un cepillo suave para frotar barro, manchas, pelo (si tienes mascota) y cualquier residuo que haya quedado adherido a tapicería o superficies, y vuelve a aspirar por la zona.

 

Invierte en un aspirador portátil si no tienes uno aún. Es una herramienta de lo más práctica sobre todo si no pasas mucho por casa.

 

Salpicadero vs. Tapicería vs. Cristales

Ahora comienza el trabajo de verdad.

Compra tres trapos de microfibras – puedes encontrarlos en packs de distintos colores en la sección de limpieza de cualquier supermercado y por menos de 2€ – y, por ejemplo, destina el naranja al salpicadero y partes de plástico, destina el azul clarito a los cristales y el verde a la tapicería e interior textil del coche.

Es importante que tengas tu propio código de colores, ya que cada una de estas superficies requiere un producto específico y mezclarlos no es recomendable para tu coche.

Con el naranja, frota primero con agua templada y una gota de jabón por todas las superficies, especialmente sobre las plásticas y en concreto, las del salpicadero.

Después, aclara con agua el trapo naranja y utilízalo de nuevo para aplicar un acondicionador de plástico.

Puedes encontrar este producto en cualquier gasolinera y pese a que su precio supera a veces los 20€, merece mucho la pena comprar uno y llevarlo siempre en el coche. Este producto te ayudará a mantener esa apariencia de nuevo en tus asientos

Con los cristales sé un poco más delicado, no vayas a rayarlos.

Aunque no lo creas, la humedad que los empaña los ensucia poco a poco y disminuye tu visibilidad al volante.

Aplica sobre ellos un limpiacristales convencional sobre el trapo de microfibras azul y limpia con suavidad. Repasa con una toallita de papel seca para que no queden manchas de líquido. ¡No olvides los espejos retrovisores!

Otra superficie a la que debes considerar cristal y trapo azul es la de la pantalla de tu navegador GPS y los cuenta kilómetros.

 

Toca ponerse con la tapicería, tanto si es de tela, poli-piel o cuero, repite el mismo proceso que con el trapo naranja. Empapa el trapo verde con agua templada y una gotita de jabón detergente, y después aplica un producto específico.

Puedes llamar al fabricante para consultar cual es el más adecuado para tu modelo de coche.

 

Ahora tómate un respiro.

En las próximas semanas te explicaremos cómo terminar la faena limpiando tu coche por fuera. Recuerda que la suciedad puede resultar muy peligrosa si llega a partes más delicadas de tu vehículo, como el motor, la correa de distribución o el tubo de escape.

En tal caso, deberás traer tu coche a un Taller Eurorepar Car Service para que lo pongamos a punto al mejor precio.

 

 

 

 

 

Descubre Guipúzcoa sin utilizar el GPS ¡y no te pierdas nada!

Se dice que no hay otro territorio en España en el que llueva tanto.

Pero no es cierto. Al menos no del todo.
Incluso cuando el verano más desolador derrite al resto de la península, los telediarios recomiendan hidratarse en abundancia y el calor obliga a tomar las sombras, las fuentes y las terrazas como si fuesen la Bastilla, en Guipúzcoa puedes estar media hora decidiéndote entre chubasquero y sudadera o sólo sudadera pero con katiuskas. Y todo para equivocarte.

Si los vascos pueden distinguirse del resto de la península por algo más que su gastronomía, su cultura centenaria o su idioma, es precisamente por su microclima.

Incluso en invierno, las temperaturas son más suaves que en el resto de España. Y es de agradecer.

Guipúzcoa se convierte así en un destino preferente al que escaparse en cualquier época del año. Eso sí, hasta en verano, la maleta debe incluir unas botas de agua y algo que proteja del viento y de la lluvia.

Por eso, te invitamos a realizar una ruta en coche en la que, además de mojarte, conocerás estrellas michelin, visitarás escenarios de series y descubrirás a uno de los mejores modistos del planeta.

 

San Sebastián (Donostia)

Nuestra ruta empieza en una de las ciudades más bonitas y singulares de toda España. Con tres playas, tres montes y una isla, esta perla del Mar Cantábrico acumula más estrellas Michelin por km2 que ninguna otra ciudad del mundo.

Aparca el coche y desabróchate el cinturón, porque visitar San Sebastián (Donostia en euskera) es abrirse a probar un sinfín de pintxos, recetas y platos.

Tres recomendaciones rápidas: el pintxo de tortilla del Zabaleta, la ración de tomate del Bar Nestor y la carta completa del Topa Sukaldería.

Puedes aparcar perfectamente en el parking del Palacio Kursaal o en de la Plaza Catalunya y, en caso de encontrarlos al completo, dirígete a la Estación de Autobuses donde siempre hay hueco.

Además de comida para “ganar algún que otro michelin”, en San Sebastián encontrarás mucha cultura. De ahí que se ganase el título de Capital Europea de la Cultura en 2016.

Vista panorámica desde el Monte Igueldo, en el que los más pequeños de la familia se encontrarán con una sorpresa increíble: un parque de atracciones.

 

Zarauz (Zarautz)

Dirígete hacia el oeste y en aproximadamente 25 minutos encontrarás una de las paradas obligatorias del surf nacional. Si bien sus aguas no son tan laureadas internacionalmente como las de Mundaka, Zarauz vive, respira y siente el surf en todas sus dimensiones.

Para la visita a Zarauz te recomendamos llevar un corta vientos. La fuerza del viento, tan creativa a la hora de cincelar su oleaje, puede llegar a ser desagradable en sus calles.

Un paseo por la playa de espigón a espigón, un café con vistas al mar o, dependiendo del tiempo, un buen bañito esquivando tablas, pueden ser la excusa perfecta para visitar la localidad.

 

Guetaria (Getaria)

 No necesitas desviarte de tu camino, Zarauz y Guetaria conectan a través de una carretera que bordea el mar.

Si ha existido un diseñador español que haya definido la moda a nivel mundial ese es Cristobal Balenciaga. El museo homónimo, ubicado en la localidad de Guetaria, recoge algunas de las prendas originales que el maestro de la aguja y el hilo concibió hace más de 100 años.

¿No te interesa demasiado el mundo de la moda? Guetaria te ofrece la oportunidad de ser testigo de una tradición que sobrevive a los nuevos tiempos: la pesca de bajura.

Si te informas con antelación, podrás asistir al amarre y descarga de buques pesqueros que traen pescado a las lonjas de la cofradía cada semana. Además de ver y oler el pescado, podrás comprarlo en la subasta o probarlo en uno de los numerosos restaurantes que salpican este pequeño pueblo marinero.

 

Foto de dos embarcaciones pesqueras atracadas en el puerto de Guetaria. Las barcas pequeñas, a la derecha de la imagen, reciben el nombre de “txalupas”.

 

 

Zumaya (Zumaia)

La localidad adyacente a Guetaria se ha hecho famosa por ser el escenario de Roca Dragón, lugar ficticio perteneciente al universo de Juego de Tronos en el que (SPOILER) Daenerys Targaryen y sus variopintos aliados trazaban la estrategia para hacerse al fin con el poder de los 7 reinos.

Además de frikis de la serie de J.R.R Martin, Zumaya atrae cada año a cientos de miles de interesados en geología, al albergar el geoparque del Flysch en el que se pueden observar estratos de la historia del planeta tierra como quién corta una tarta y mira el interior de sus capas.

Y para historia, la de la Ermita de San Telmo, asomada a un acantilado en frente del mar, desde el que se ve la playa de Itzurun. Te sonará porque se rodaron algunas escenas de la película “Ocho apellidos vascos”.

Lo dicho. Pasear por el Flysch es hacerlo por un época muy cercana a los dinosaurios y muy lejana a nuestros días.

 

Esperamos que, además de coger el chubasquero, hayas tomado buena nota de todos los motivos por los que es una buena idea hacer una ruta por la costa guipuzcoana.

Y recuerda que Eurorepar Car Service está presente en toda España con sus más de 720 talleres. Si haciendo una ruta con tu coche necesitas un taller de confianza, acércate a uno de los nuestros.