Prepara tu coche y tu conducción para el invierno

Llueva, granice, nieve, truene  o se acabe el mundo –  casi literalmente – necesitas tu coche para afrontar el invierno. Y más si durante las fechas navideñas tienes que ayudar a los reyes Magos o a Papa Noël a llegar a tiempo de poner los regalos debajo del árbol.

Con la llegada del invierno, se desploman las temperaturas y las carreteras empiezan a parecerse a las carreras de “Los autos locos” con cientos de coches parados en el arcén.

Para que no pierdas la cordura y llegues a todo, desde Eurorepar Car Service te damos algunos consejos muy valiosos sobre cómo plantarle cara al invierno con humor, paciencia y, sobre todo, PRECAUCIÓN.

La nieve es muy bonita y hasta evocadora cuando se ve a distancia. Pero cuando te rodea puede ser mortal.

Vamos a comprobar primero el estado de algunos componentes de nuestro vehículo

 

Neumáticos

Son la única toma de contacto entre tu coche y la carretera. Y por eso, es esencial que se agarren a ella, salvo que quieras entrar a formar parte del equipo ruso de patinaje sobre hielo.

Para que los neumáticos afiancen tu peso y no resbalen por el asfalto deben tener la banda de desgaste en niveles óptimos. Comprueba el dibujo del neumático y cerciórate de que tienen al menos 1,6 mm de profundidad.

Ya no hace falta que hagas el truco de introducir la moneda, basta con que compruebes el testigo de desgaste de la rueda.

Si vives en una zona de montaña o sueles conducir por puertos de montaña y zonas en las que se acumula la nieve, te recomendamos que compres unos buenos neumáticos de invierno.

 

Líquido limpiaparabrisas

Es muy probable que después de una buena helada tu limpiaparabrisas no funcione con normalidad o limpie menos de lo habitual. ¿Por qué? Lo más probable es que el líquido se haya congelado.

Aunque hay coches que ya incluyen un sistema que mantiene la temperatura de este líquido por encima del punto de congelación, no te arriesgues y durante la época de invierno, pásate a un jabón especial que sea anticongelante.

 

Amortiguadores y sistema de frenos

Los agrupamos en una categoría dado que su función es esencialmente la misma: en una acción conjunta evitan que el coche necesite más distancia para frenarse completamente.

A partir de los 30.000 kilómetros, los amortiguadores comienzan a mostrar señales de desgaste. Si quieres comprobar el estado de los tuyos antes de acercarte a un taller, prueba a cruzar un badén peatonal a cierta velocidad.

Si la cabina del coche rebota varias veces es que sin duda han sobrepasado el límite recomendado por el fabricante y necesitan una sustitución inmediata.

En cuanto al funcionamiento de los frenos, si tu vehículo tiene menos de 10 años, lo más habitual es que se haya gastado por completo el líquido que los lubrica. Si tu vehículo tiene más de 15 años, comprueba que las pastillas siguen en su sitio.

 

 

Un patinazo por una carretera nacional sin arcenes puede convertirse en una tragedia.

Líquido anticongelante

De este depende, que el motor y el resto de componentes internos de tu coche no se congelen tras una nevada o una bajada extrema de las temperaturas. Para comprobar su estado no tienes más que esperar a que el motor esté frío, abrir el capó y observar el nivel que marca en el vaso del anticongelante.

 

Consejos a la hora de viajar en coche durante el invierno

Volver a casa por Navidad, escaparte unos días durante el puente de diciembre, materializar ese road trip que tanto os ha costado planear a ti y a tus amig@s. Cualquier razón es de lo más válida para salir con tu coche a la carretera.

Pero antes de que lo hagas, vamos a recordarte una serie de cosas que tienes que tener en cuenta. Saca papel y boli, y anota.

 

Lleva cadenas de nieve

Aunque solo sea por la tranquilidad de saber que cuentas con ellas. Con el cambio climático no sabemos muy bien qué te depara la carretera, pero por mucho que se caliente el planeta, vas a encontrarte con la nieve.

 

Rellena el depósito antes de salir de viaje

Tanto a la ida, como a la vuelta. Un tanque de combustible hasta los topes es un must de tu look este invierno. Con las ventiscas, la gota fría “Dana” y otros fenómenos meteorológicos graves, puedes quedarte incomunicado en medio de la nada sin teléfono con el que llamar a tu seguro para comentarle que te has quedado sin gasolina en medio de la nacional, cerca de “Vaya frío de la Repera”

“Ves como te decía yo que era por la derecha. Ahora tenemos que volver a dar la vuelta ¿Vuelve a funcionar el GPS?”

 

Si nieva, lleva siempre las luces encendidas

Cuando el blanco cubre las carreteras y las horas de luz son cada vez más inciertas, dependes del buen estado de tus faros para que se te vea mientras discurres por la vía.

Además de ayudarte a ser visto, dos faros pueden ser la luz de esperanza de algún conductor siniestrado o perdido que trate de encontrar de nuevo la carretera

 

Estar informado es la primera medida de precaución

Antes de salir a la carretera, infórmate de qué tiempo vas a encontrarte en tu camino.

España es muy extensa y variada, y tiene casi tantos microclimas como provincias. Consulta el meteosat y los avisos de nieve o tormentas de la DGT, y si estando en carretera tienes alguna duda, notas que el motor hace algo extraño o simplemente necesitas que te echen una mano, acércate a uno de los más de 720 talleres de Eurorepar Car Service.

 

Historia de la DGT y la seguridad en nuestras carreteras

Que si la DGT esto, que si la DGT aquello…
Casi desde que tenemos uso de razón, hemos escuchado hablar mucho de la Dirección General de Tráfico.

Y es normal hacerlo. Si te mueves por carretera, ya sea como conductor o pasajero, lo estás haciendo bajo la normativa de una organización que vela por la vida de más de 47 millones de personas.

La DGT está muy asociada a las grandes “operaciones salida” de conductores durante el periodo estival, a las numerosas campañas de concienciación que ha firmado y a las medidas que implanta, año tras año, para lograr el único objetivo por el que trabaja: ningún muerto más en carretera.

Pese a la necesidad de tomarse este tema con seriedad, nada te impide divertirte un poco en carretera. ¡Ojo! Sin mirar el móvil y siempre bien abrochado el cinturón.

Pero la Dirección General de Tráfico no estuvo siempre ahí.

Tanto esta como algunas medidas de seguridad que hoy aceptamos como perfectamente cotidianas, como el cinturón de seguridad o el airbag, tienen una historia, y hoy, en Eurorepar Car Service, vamos a contártela.

 

El primer hito en Seguridad Vial lo encontramos en 1778

 

El tránsito “rodado” entre poblaciones se remonta casi hasta el origen de nuestra sociedad. Primero, como caminos que se realizaban a caballo entre grandes poblaciones humanas, y después, con la invención de la rueda, por las rutas comerciales que conectaban las florecientes urbes.

Pero no fue hasta el año 1778,  en el que se redactase el Real Decreto que “insta que el Gobierno español gestione la seguridad y comodidad de los caminos y tránsitos para la fácil comunicación”.

Recordemos que por aquel entonces aún faltaba más de un siglo para que se inventase el primer automóvil por motor de combustión interna de gasolina, y que por tanto, ni existían radares, ni drones de la guardia civil ni tampoco la posibilidad de llevar tu coche a un taller de Eurorepar Car Service.

Eran, efectivamente, tiempos muy inseguros para moverte por carretera.

Esta primera aproximación a lo que hoy conocemos como la DGT fue seguida, más de un siglo después, el 17 de septiembre de 1900, por el “Reglamento para el Servicio de Coches Automóviles por las Carreteras del Estado”, y la matriculación del primer vehículo, de la marca Clement, al que se inscribiría con la matrícula “PM-1”.

El 25 de septiembre de 1934, se redactó el primer Código de Circulación de nuestro país, y muchos de sus artículos quedarían vigentes hasta 2009, momento en que se derogaron.

Pero sin un organismo que los hiciese valer y comprobase que se respetaban, de poco importaban dichas normas de circulación.

Por eso, a mitad del siglo XX, en la década de los 50, y debido al “boom automovilístico” que experimentaba nuestro país, se decidió integrar los diferentes ministerios que gestionaban de alguna manera el tráfico en uno solo que se encargase exclusivamente de él, nacía así la actual Dirección General de Tráfico, que desde entonces pertenecería al Ministerio del Interior.

 

El cinturón de seguridad, una copia, de la copia, de la copia que estaba inspirada en el original 

 

En el mismo año en que se constituía la DGT en España, en 1959, se incluía por primera vez el cinturón de seguridad en un vehículo producido en serie, en este caso, en un Volvo Amazon.

Este sencillo gesto es automático en la mayoría de los conductores y pasajeros nada más entran en un coche. Desde su invención, se calcula que el cinturón de seguridad ha salvado más de un millón de vidas.

El invento se había patentado en 1930 como sistema de seguridad en aeronaves, y se estrenaría en un vuelo de los hermanos Wright. En 1948, la desaparecida compañía Preston Tucker, adaptó esta innovación para su nuevo modelo “Torpedo”, y de ahí lo copiaron primero la Ford, y después la compañía sueca Volvo.

Con su introducción en las cadenas de montaje y el mainstream de los vehículos, el cinturón empezaría a formar parte de nuestras vidas desde aquella época, aunque no fuese hasta llegado el año 1975 cuando su uso fuera obligatorio en nuestro país.

 

La historia del airbag, salvando vidas mucho antes de patentarse

 

En el caso del origen airbag, la aviación tripulada también fue la precursora de este invento. Pero fue de manera indirecta.

En concreto, y durante la II Guerra Mundial, muchos de los pilotos de combate accionaban el chaleco salvavidas cuando aún estaban dentro de la aeronave para que este les protegiera el cuerpo al estrellarse.

Aunque estaba destinado en un principio a conservarles a flote en caso de amerizaje o de caer al mar, su efectividad hizo que pronto se exportará su mecanismo al interior de los vehículos en carretera.

El único problema de este primer boceto de airbag fue la lentitud con la que se inflaba. Para cuando alcanzaba el hinchado óptimo, el conductor ya había sufrido el accidente.

Conducir a menos de 25 cm del volante puede ser peor que el propio accidente. La fuerza del airbag ha causado más de una muerte evitable.

 

Desde entonces comenzó una carrera de patentes a ambos lados del Atlántico.
Cuyos único ganadores seríamos los propios conductores cuando el airbag definitivo fuese homologado.

 

En resumen, la historia de la seguridad en carretera es una historia que sigue escribiéndose día a día. Prueba de ello consiste en observar cómo el sector se reinventa con cada feria automovilística.

En este escenario de evoluciones tecnológicas constantes, es clave contar con el servicio profesional de una red profesionales de talleres, como Eurorepar Car Service, capaces de poner a punto tu vehículo y mantener en buen estado todos los sistemas de seguridad del mismo.

 

 

 

 

 

 

Interpreta las señales de tu coche para evitar averías

En esta vida todo son prisas, y cuando paras no es porque quieras o porque lo necesites, si no porque tu coche te ha dejado tirado en la cuneta.

¿Cómo has podido obviar todas las señales que estabas leyendo en carretera?

 

La historia empieza más o menos así.

Cumples los 18 y cuando terminas de soplar las velas – siempre hay una que se resiste – tus padres te ponen en las manos ese regalo que siempre has querido. Pero es un poco grande para ser un Smartphone de última generación.

De hecho, por la forma y el peso ya sabes lo que es. Es un libro de texto.

Rasgas el papel. “Manual del Permiso B”.

 

No lo habías visto venir por ningún lado. Lo tenías en el ángulo muerto del retrovisor. Tus padres han estado ahorrando para costearte el carnet y tener un poquito de libertad. No te llevarán nunca más al partido de los domingos.

Metes primera en la edad adulta. Una vez apruebas el examen teórico, el profesor de la academia de conducir se agarra fuerte al asidero del copiloto.

¿Qué es esa luz roja en el salpicadero?

 

Metes segunda y en seguida va la tercera. Tomas la próxima salida.

Años y años que han pasado volando en el coche de tus padres – un piloto ámbar se enciende pero lo ignoras porque no es tu coche – siendo “el conductor” de todos tus amig@s, con todo el sacrificio que esto conlleva.

 

Tu vida ha hecho un “flashforward” contigo anclado al asiento del conductor. Empiezas a entender a tus mayores cuando decían que a partir de una edad los años van muy deprisa. Tu pisas a fondo el freno, pero ni aún así deceleran.

 

 

Bodas, comuniones, bautizos y funerales. Con el tiempo, te conviertes también en el chófer oficial de los eventos familiares. Te mudas a otra ciudad – ¿qué significa ese pitido intermitente? –  pero lo haces ya con tu propio coche. No has parado ni un momento, salvo para repostar. Y todas esas luces de colores que aparecían y desaparecían de tu salpicadero nunca te han dado ningún problema.

Tu coche empieza a ronronear y a frenarse. Te has quedado tirado en la cuneta.

Puede que lleves años conduciendo tu coche y nunca hayas reparado en el significado de los iconos que se iluminan en el salpicadero. Ignorarlos no es una opción. 

Los pilotos que se iluminan en el interior del salpicadero se clasifican por colores.

 

Verde, azul y blanco.

Son colores que utilizan los avisos de información, no de avería. Te avisan, por ejemplo, de que has encendido las luces anti-niebla, que has activado el sistema de mantenimiento de velocidad o de que estás marcando el intermitente a la derecha.

No pasa nada, todo está en orden.

 

Amarillo u ámbar. Avería leve.

Puedes continuar tu marcha, pero el vehículo necesita que cambies algún componente o que lo acerques a revisar por un profesional cuanto antes.

 

Avería del motor: 

El icono del motor es el más temido por todas y todos los conductores.

La variedad de problemas que pueden encender el piloto ámbar del motor es tan amplio que puede ser debido casi a cualquier cosa.

Lo único que sabes es que está relacionado con el motor. Y que si tras hacer una parada y reemprender la marcha sigue encendido, debes llevarlo al taller más cercano.

Dicen que la letra de “Mi gran noche” de Rafael, está inspirada en este piloto. La letra original decía “Qué pasará, qué misterios habrá (bajo el capó), puede ser un “derroche”. Es broma, obviamente.

 

Nivel del aceite del motor:

Una breve aclaración. Este icono es una aceitera, no una lámpara mágica.

Cuando está iluminado en ámbar indica que el nivel de aceite del motor está por debajo del mínimo recomendado y debes reponerlo si no quieres forzar el motor.

 

Presión de los neumáticos:

Este es un aviso relativamente nuevo y muchos coches no lo incluyen. Pero si se enciende es que debes revisar la presión de los neumáticos.

Con acercarte a inflarlos a una estación de servicios será más que suficiente, pero un cambio brusco en la temperatura exterior puede ser la razón de que tengas que volver a ajustar el estado de tus neumáticos.

 

ABS

No es necesario llevar el coche a un taller, pero sí que está recomendado.

Si el sistema antibloqueo de frenos no funciona, en caso de accidente no podrás frenar y maniobrar al mismo tiempo, con lo que el coche seguirá en la misma dirección y es más probable que acabes colisionando.

 

Rojo. Avería grave.

Debes detenerte y llevar el coche al taller inmediatamente.

  

Fallo en el sistema de frenos:

Tanto si las pastillas de freno están demasiado gastadas como si no hay bastante líquido de frenos, el resultado es el mismo: eres un peligro en carretera.

Dirígete con cuidado y sin realizar movimientos bruscos a una parada de servicios o zona de descanso y llama a la grúa.

 

Cinturón y airbag

En el caso de que se iluminen alguno de estos dos pilotos, a tu coche no le va a pasar nada, pero a ti o a alguno de tus pasajeros sí. Por seguridad es IMPRESCINDIBLE circular con el cinturón puesto, incluso en los trayectos más breves y cortos o en los que se piense que no se va a tomar mucha velocidad.

El indicador de airbag indica que este no está encendido, bien porque el sistema eléctrico que lo acciona tiene un problema o bien porque se ha apagado a propósito para proteger un sistema de retención infantil colocado en el asiento delantero.

 

Batería en rojo

Uno de los iconos más fácilmente reconocibles del salpicadero. Si el alternador de la batería experimenta problemas para mantenerla en la tensión adecuada, tu coche podría pararse en seco en cualquier momento.

Este aviso se enciende cuando el alternador no es capaz de recargar la batería, proporcionar el nivel adecuado de energía a los sistemas del coche o cuando está superando los límites de tensión recomendada.

Ni las AA, ni las AAA. Si tu coche te manda un aviso sobre su batería necesitas un mecánico, no un paquete de pilas alcalinas.

 

Presión del aceite del motor

En caso de que lleves un tiempo conduciendo con este piloto encendido y no hayas reparado aún en él, detén el coche, apaga el motor cuanto antes y asegúrate de estacionarte en un lugar al que pueda acceder una grúa, porque es a quién vas a tener que llamar inmediatamente.

Si lo detectas inmediatamente, acércate a un área de servicio y pregunta a un especialista. Puede que sólo necesites repostar este líquido para que el motor de tu coche vuelva a obtener una lubricación óptima.

 

Líquido refrigerante bajo

Este líquido mantiene la temperatura del motor y evita que se sobrecaliente y acabe incendiándose. Si bien puedes seguir circulando durante unos cuantos kilómetros hasta que la presencia de este indicador se convierta en un problema, no se recomienda hacerlo dado que podría tener efectos irreversibles en el motor.

Si quieres saber más sobre el líquido refrigerante, puedes seguir leyendo en el blog de hace un par de semanas.

En general, todos estos pilotos luminosos tienen un significado fácil de interpretar. El problema reside en intentar arreglarlos tú mism@.

 

De hacerlo, no sería la primera vez que “es peor el remedio que la enfermedad”, y que al volver a mirar el salpicadero todas las luces están encendidas al mismo tiempo.

Lleva tu coche a un taller de expertos como los de Eurorepar Car Service y déjate de complicaciones.

 

 

Ruta en carretera por Mallorca en Otoño: una isla multifacética

Protagonista de titulares sobre balconing, peleas multitudinarias entre turistas y cánceres de piel.

Destino predilecto de grandes fortunas, retiro de paz y privacidad para magnates y superestrellas de Hollywood.

Recuerdo de infancia, cubos de arena y rastrillo en la playa, buffet y hotel de tres estrellas para la mayoría de España.

Dentro de Mallorca se encuentran decenas de Mallorcas diferentes.

Y una de ellas es la tuya. Hoy te explicamos cómo descubrirla.

Si te apasiona el mundo del motor, si te gusta descubrir paisajes al compás del volante o si llevas pensando en realizar una ruta por carretera antes de que empiece el mal tiempo de verdad, “la muñeca matrioska” de las Islas Baleares se rinde ante ti para que la descubras vestida de Otoño. 

 

Pero antes de empezar a hablar de tu ruta en coche por Mallorca, hablemos precisamente de tu coche.

Si decides llevarte el tuyo o has alquilado una furgoneta en la península, puedes acceder a la isla a través del servicio de ferry que parte desde diferentes puertos de Valencia, Alicante o Barcelona.

Si estás pensando en alquilar un coche en la isla, te recomendamos que leas con atención diferentes opiniones, compares precios y te armes de una paciencia de acero.

Muchas de las compañías afincadas en la isla utilizan promociones muy atractivas como reclamo para turistas despistados. Promociones que esconden verdaderas estafas en cuanto se lee la letra pequeña dos veces o se dejan de dar por hecho algunas clausulas que no incluye explícitamente el contrato.

 

Un paisaje del mar visto desde un acantilado de la Sierra de Tramuntana. Esta belleza templada y la infinitud de su horizonte nos invitan a hacer una parada y disfrutar.  

 

¡Ya has llegado en ferry!¡Ya has alquilado tu coche!

En cualquiera de los casos, estás en Mallorca ciudad, desde donde empezarás tu ruta.

Si es tu primera vez en la isla, te recomendamos que pasees por el centro de la ciudad sin ninguna expectativa. Te sorprenderán la multitud de rincones improvisados en los que querrás hacerte una foto a lo largo de sus callejuelas.

Si te acercas a la mañana o al mediodía, aprovecha para coger fuerzas con uno de sus famosos llonguets, un bocadillo muy sabroso y típico de la isla. Si te acercas a la tarde, nunca está de más visitar una cafetería y compartir una ensaimada con un buen café.

Desde Palma de Mallorca, dirígete al este de la isla y pon rumbo a Es Trenc

 

Es Trenc

Además de temperaturas suaves durante esta época, puedes encontrarte con que esta paradisíaca playa está completamente desierta.

Si el día sale nublado, la estampa de aguas cristalinas, cuerpos bronceados y toallas multicolores del verano habrá sido sustituida por un ancho paseo a ras del mar en el que puedes disfrutar de un momento de reflexión e intimidad con la naturaleza, un paseo en pareja o un rato de lectura e introspección sentado en la arena.

Si ha salido el sol, no olvides incluir un pareo, una toalla y un bañador o bikini en tu mochila. Mientras que el Otoño en el resto de la península puede ser sinónimo de jersey y lluvia, aquí la época de baños se estira todo lo que se puede – y más!- .

 

Manacor

La siguiente parada en este recorrido es algo más urbana que la anterior y por ello da una perspectiva más amplia de toda la oferta turística de la isla fuera de temporada.

Si llueve, os hace frío o viajas con niños pequeños, es obligatorio que paréis en las Cuevas del Drac y las Cuevas dels Hams. En su interior, asistiréis a un espectáculo visual con el que podréis alimentar mil y una historietas de antes de dormir sobre dragones, príncipes y princesas y cuevas encantadas.

 

Podría servir de escenario para películas de dioses griegos y gladiadores romanos, pero Pollença es capaz de albergar muchas más historias.

 

Pollença

Pero para historias fantásticas, las que ha atestiguado este pequeño municipio.
Sobre sus calles y sus construcciones de piedra, se puede asistir a un viaje a través de las cicatrices de la historia.

Cartagineses, griegos, romanos y musulmanes han dejado su huella en el legado histórico de la ciudad, y esta es una oportunidad fantástica para contratar a un guía que os acompañe por los diferentes hitos que cincelaron la localidad y que permiten viajar en el tiempo al turista más atento.

 

Sóller

Después de tantos kilómetros serpenteantes y algún que otro atasco, esta parada está orientada a que el conductor de vuestro vehículo obtenga un merecido descanso.

Si bien en los meses más turísticos es imposible disfrutar del trayecto en tranvía por la aglomeración de turistas que lo utilizan, en Otoño e Invierno es la excusa perfecta para dejarse llevar – literalmente – por el interior de la ciudad sin estar pendientes del tráfico, las multas o qué es lo que pasa en el espejo retrovisor.

El puerto de Sóller es, en cualquier época del año, de visita obligada por su gastronomía marina o las tienditas de recuerdos que salpican sus calles.

 

Tras 40 minutos atravesando carreteras estrechas y empinadas, llegamos a Deiá y este pueblecito le da la razón a quién acuñó aquello de “Lo bueno siempre se hace esperar”.

Deiá

 

Entre los últimos destinos de nuestra ruta, nos encontramos con la curiosa localidad de Deiá, que parece haber sido construida a través de la imaginación de quiénes un día la habitaron, entre ellos el famoso escritor Robert Graves.

Destaca el cementerio, en el que descansan los restos del mencionado literato inglés, y desde el cual se puede disfrutar de una panorámica tranquila de los alrededores.

Deiá es una localidad empinada y muy pequeña en la que tardarás algo de tiempo en encontrar un sitio libre para aparcar, pero te aseguramos que merece mucho la pena tomarse la molestia de dejar el coche y conocerlo a pie y a tu propio ritmo.

 

Valldemossa

Nuestra última parada antes de volver a la península fue el retiro del compositor franco-polaco Chopin cuando fue diagnosticado de tuberculosis y necesitaba de un clima más suave y cálido que el de su entonces residencia parisina.

Además de la estatua de Chopin, a la que llueve, truene o haga calor, hay que tocarle la desgastada nariz, te recomendamos visitar el interior de la Real Cartuja de Valldemossa con sus frescos, sus distintas estancias y la antigua farmacia que incluía.

Bueno, ¿qué te ha parecido?
¿Te animas a repetir la ruta?

Recuerda que nuestros talleres de Eurorepar Car Service están presentes en varios puntos de la isla y que estaremos encantados de volver a ponerte en marcha si tuvieras cualquier imprevisto con tu vehículo.