Conoce todo sobre las multas de tráfico más polémicas

¿Conoces todos los motivos por los que pueden sancionarte? Quizá no hayas escuchado nunca algunos de los que te vamos a mostrar a continuación.

Hambre al volante

A que todos hemos comido algo estando al volante; es algo normal que nos dé un poco de hambre cuando estamos conduciendo, más si hemos salido por ejemplo muy temprano y no nos ha dado tiempo a desayunar en casa. El problema está en que comer o beber algo se considera como una distracción al volante, así que, si te dan ganas de tomar un poco de agua o comer un helado, es mejor que te detengas y lo hagas, porque incluso tras un semáforo en rojo, hacerlo te puede costar al menos unos 200 € de multa y hasta dos puntos en el carnet.

Lo más recomendable es parar en una estación de servicio para ingerir cualquier alimento.

Es solo una uñita

Da igual si es una uña, dos o todas, mordértelas te puede suponer una infracción de 80 euros. Aunque pueda parecer una verdadera locura, se trata de un vicio involuntario que te obliga a apartar la vista de la carretera. Y aunque lo hagas muy atento a la conducción, es mejor que lo pienses bien antes de hacerlo porque el agente de la autoridad no pensará lo mismo.

Quiere a tu coche y no a tu copiloto

Es mejor que las muestras de cariño las dejes para otra ocasión, ya que por besar a tu copiloto, tener alguna muestra de cariño o discutir mientras conduces, puedes recibir una infracción de unos 80 €, así que, para evitar estas distracciones y la sanción, mejor procura poner la mirada al frente y las dos manos en el volante.

Discutir con tus pasajeros también puede verse como una conducta peligrosa, por lo que también te pueden sancionar con 80 €.

A tope con la música

La canción más top del momento está sonando en la radio y quieres subir el volumen para luego cantarla a todo pulmón… mejor que no. Esto no solo te impedirá escuchar lo que sucede a tu alrededor, sino que, si pasas por un hospital o una zona de descanso puedes recibir una multa desde 80 hasta 2400 €, dependiendo del lugar y de lo ruidoso que seas.

Al mejor estilo de verano

Sin duda, en esta época de calor, lo que más queremos es estar cómodos y frescos. Y uno de los accesorios más deseados del verano son las chanclas, además, hay quienes se quitan la camiseta o conducen descalzos. Eso sí que puede suponerte un problema, porque la multa puede ser de unos 200 €.

Desahogo con el claxon

Puede que algunos conductores te hagan perder la paciencia, pero tú también puedes hacer que otros pierdan la suya si te pones a tocar el claxon de manera insistente. Solo deberás usarlo cuando tengas que avisar de situaciones de riesgo o emergencia. Así que, no importa qué tan desesperante pueda ser otro conductor, mantén la calma y evita tocar el claxon, porque te pueden poner una multa de unos 80 €.

Tocar el claxon está prohibido, siempre que no haya un motivo aparente.

¿Para qué usas la ventanilla?

Lanzar cosas por la ventanilla como si fuera una papelera es una de las prácticas más frecuentes y, sin duda, debe ser multada. Si eres fumador y lanzas la colilla por la ventana, no solo puedes distraer a otro conductor y causarle un accidente, sino que también puedes ocasionar un incendio. Además, tirar objetos de cualquier tipo puede suponerte una multa de unos 200 € y cuatro puntos en el carnet de conducir. Ahora, seguro te lo vas a pensar dos veces antes de hacerlo, ¿no?

Es importante que tengas en cuenta que ser un conductor ejemplar no solo te permitirá viajar con mayor seguridad, sino que evitarás accidentes y multas.

Si conoces algún otro caso peculiar que sea motivo de multa, no dudes en escribirlo. Estamos ansiosos por leerte.

 

Ventajas y desventajas de la suspensión neumática

¿Sabes que la suspensión neumática es una de las modificaciones más demandadas del mercado? Pero, ¿estás seguro que al ponerla, haces lo correcto? Sigue leyendo y conoce todas las ventajas y desventajas de esta configuración tan popular para el coche.

Para algunos, se trata del aliado de su conducción, mientras que otros lo ven como un cambio que arruinará su coche. Para saber cuál es la realidad, hay que saber un poco más al respecto:

Lo primero que debemos conocer es que los componentes que configuran este tipo de suspensiones, son una serie de fuelles o cojines hinchables, un circuito de aire a presión, sensores de altura y aceleración y un bloque de distribución.

No existe un contacto mecánico directo entre las ruedas y el habitáculo, por lo que es normal sentir mayor confort de marcha.

Algunas ventajas:

Ahora, la cualidad más importante de este tipo de modificación es que puede absorber las vibraciones y baches que están en la carretera, permitiendo que la conducción sea mucho más suave.  Otra de las ventajas es que los cojines hinchables se ajustan al compresor, los cuales funcionan como un muelle que ayuda a tener un menor desgaste en la mecánica.

Es probable que, por ser sensible a la velocidad y la carga, puedas ahorrar un poco de combustible, mejorando las prestaciones de tu coche. Además, las suspensiones te permiten tener mayor estabilidad en el coche, sobre todo en las curvas ya que se evita el balanceo de la carrocería cuando viramos.

La suspensión neumática es uno de los opcionales más populares en SUVs y berlinas de lujo.

 Y algunas desventajas:

Anteriormente se trataba de una instalación verdaderamente compleja e invasiva, pero en la actualidad la mayoría de las suspensiones son atornillables y no requieren cortes o perforaciones, aunque, igualmente, se debe realizar una instalación completa para colocar el compresor, el colector y el tanque de aire. Debes tener en cuenta que colocar la suspensión del coche implica que el vehículo se haga mucho más pesado.

Una de las desventajas más conocidas es que suelen tener un coste elevado en instalación, mantenimiento y reparación.

Todo depende del tipo de conducción que quieras, ya que, si buscas comodidad y confort al conducir, sin duda, tener esta modificación en tu coche será ideal para ti.

Si tienes alguna duda o algo más que decir, ¡déjanos un comentario!, estaremos encantados de leerte. Y si ya estás decidido y quieres colocar la suspensión en tu coche, visita el taller Eurorepar Car Service más cercano a ti y nuestros especialistas se encargarán de poner este accesorio tan demandado.

5 malas prácticas y efectos que ocurren durante la conducción

¿Estás seguro de que no haces ninguna mala práctica durante la conducción o sabes que haces algo mal y realmente no te preocupa demasiado?

Si estás haciendo alguna mala práctica o no estás muy seguro de ello, mejor sigue leyendo, porque lo que te contaremos está súper interesante.

Algunos efectos por malas prácticas al volante:

Efecto elefante:

Esto es lo que ocurre cuando se está en el asiento trasero sin cinturón de seguridad y hay un frenazo brusco. Te lo explicamos mejor: este efecto es solo física… Una persona que tenga unos 50 kg de peso, puede producir una fuerza de 3.000 kg contra la plaza delantera cuando hay un choque de apenas unos 50 km/h. Al final, lo que sucederá es que no solo se lesionará la persona que está en el asiento trasero, sino también la del asiento delantero porque tendrá un impacto de unas 3 toneladas desde la parte trasera. Para evitarlo, es sencillo, todos los pasajeros deberán usar el cinturón de seguridad.

Efecto acordeón:

Este efecto es muy común y seguro que todos lo hemos vivido. ¿Sabes por qué cuando estás el último en un atasco, la circulación se reanuda con más retraso? Se trata de un efecto visual, el cual parece un acordeón cuando se estira. Lo que sucede es que, en una larga fila de coches, el primero arranca su vehículo, el segundo tarde aproximadamente 1 segundo en reaccionar, el tercero igual… ahora, imagina estar de último en una fila de unos 2.000 coches, puede que tardes como media hora en arrancar. Qué movida, ¿no? Para evitarlo, solo es necesario estar más atento al volante.

La disparidad de velocidades provoca el efecto acordeón, mientras que una velocidad homogénea de los vehículos que comparten la vía aumenta la fluidez.

Efecto mirón

¡Cotillas y más cotillas! Este efecto es lo más básico que hay. Cuando algo ocurre en la vía, la mayoría disminuye la velocidad porque quieren ver qué ha sucedido, lo que ocasiona un gran retraso en la circulación. Este efecto hasta puede ocasionar nuevos accidentes debido a la distracción. ¿Cómo se evita? Sencillo, no seas tan cotilla.

La DGT nos invitan a evitar los despistes, porque 15 segundos equivalen a recorrer 500 metros “a ciegas”.

Efecto dominó

Seguro ya habías escuchado de este efecto. Se trata de una reacción en cadena, suele suceder cuando ocurre una detención repentina o un accidente y otros conductores no son capaces de detener su vehículo a tiempo, impactando con el que le precede. Para evitar este efecto es muy importante mantener la distancia de seguridad y tener en cuenta las condiciones meteorológicas, porque en casos como lluvia o nieve, el coche se puede deslizar y, ocasionar una colisión, aunque se frene a tiempo.

Efecto túnel

¿Sabes qué ocurre cuando conduces con excesiva velocidad? Se reduce tu campo de visión lateral tal como si estuviéramos circulando por un túnel. Es decir, si estás circulando a unos 35 km/h el campo de visión abarca unos 104 grados en horizontal y 110 grados en vertical, pero si aumentamos la velocidad a unos 130 km/h el campo de visión se reduce a unos 30 grados y, además, pierdes nitidez periférica. Algo como lo que vemos en esta imagen…

Para evitar este efecto, solo será necesario conducir a una velocidad moderada.

¿Qué te han parecido estos efectos? Déjanos tu comentario si te ha gustado este artículo.

¿Kit antipinchazos o rueda de repuesto?

Vas rodando y de repente… ¡tu peor pesadilla! Así es, se ha pinchado una rueda. ¿Y ahora?

Esto sí que parece todo un desafío, pero la verdad, no tiene que ser tan dramático. Actualmente tienes varias opciones para gestionar este problema, la primera forma y más sencilla, es la de llamar a una grúa, así sales del problema sin ensuciarte las manos. Pero, si por alguna razón no pueden auxiliarte o si te dispones a hacerlo tú mismo, puedes optar por la rueda de repuesto o el kit antipinchazos.

Sigue leyendo y descubre cómo usarlos y cuál te conviene más tener en tu coche.

Sin importar cuál método prefieras, siempre es necesario llevar uno en el coche para usar en caso de un pinchazo.

La rueda de repuesto:

Esta es la opción más común, ya que solo los coches más modernos cuentan con el kit antipinchazos.

¿Qué podemos decirte al respecto de la rueda de repuesto?

Aunque quizá pueda parecer una desventaja que te reste gran espacio en el maletero, la rueda de repuesto es una opción segura y eficaz, ya que te permitirá seguir circulando unos 200 km, teniendo siempre las debidas precauciones como no sobrepasar los 80 km/h porque hay riesgo de sobrecalentar la rueda y que se pinche nuevamente, ya que se trata de un neumático que tiene menos capas que uno normal por lo que es menos resistente. Lo ideal es que, una vez que lo cambies, vayas al taller más cercano para hacer el reemplazo.

Es importante que tengas en cuenta también que debes revisar la presión de la rueda, porque si es inadecuada, te arriesgas a que se vuelva a pinchar. Además, en caso de lluvia o nieve, no deberás utilizar este neumático, mejor llama a la grúa.

Si pinchamos una rueda debemos buscar un sitio apartado y seguro para detener el vehículo, señalizando siempre con el triángulo.

Kit antipinchazos:

Este kit solo puede ser utilizado cuando se trata de un pinchazo pequeño, es decir, si es menor a 5 milímetros y se produce en la banda de rodadura, de lo contrario, es mejor que te auxilie la grúa porque con el kit no podrás.

Ahora, te contaremos un poco más sobre los kits que puedes encontrar o tener en tu coche:

Kit manual: Este tiene un líquido viscoso y herramientas que te permitirán introducir esta sustancia en el neumático. Además, incluye un compresor para que infles la rueda una vez que lo hayas sellado. La ventaja es que suele ser muy económico, la desventaja es que utilizarlo es muy complicado y no siempre es eficaz, por lo que se recomienda pararse muy continuamente para hacer la revisión de la presión de la rueda.

Kit automático: Es casi igual que el manual, pero la diferencia radica en que el líquido viscoso no lo introducirás tú, sino que el compresor a la vez que infla el neumático, va introduciendo la sustancia para sellarlo. La ventaja es que es mucho más sencillo de usar, la desventaja es que se trata de un producto más costoso.

Kit de mecha: Este suele ser más eficaz, pero es una opción más compleja. Viene con tiras de gaucho que deberás introducir tú mismo con la ayuda de un punzón y después sellar el hueco con un adhesivo que viene incluido en el kit.

Este kit utiliza sustancias muy agresivas para el neumático y en casos muy extremos podría dejarlo inutilizado.

Una vez visto esto, viene la pregunta… ¿Crees que te conviene más utilizar el kit antipinchazos o la rueda de repuesto? Sin duda, cada una tiene sus ventajas y desventajas. Lo que sí es importante tener en cuenta es que el neumático te puede ayudar sin importar la magnitud del pinchazo, mientras que los kits solo podrás usarlos si están en la banda de rodadura y son pequeños.

Pero lo más importante de todo esto, es que sí o sí tienes que tener una de estas opciones en tu coche, así este inconveniente no se convertirá en una verdadera pesadilla y que, una vez que realices la reparación temporal, deberás acudir al taller más cercano para colocar un nuevo neumático y, por supuesto, lo puedes hacer en Eurorepar Car Service, porque estamos en cualquier parte de España, ¡justo donde nos necesitas!