Todo sobre el aceite para tu coche

El encargado de mantener refrigeradas todas las piezas móviles del proceso de combustión y el funcionamiento del motor de tu coche, es el aceite. La ausencia de este dañaría las piezas, debido a las altas temperaturas que se producen y los niveles de fricción.

A esto se debe que el cambio de aceite y su filtro, sea tan importante para tu coche, el cual se realiza según las recomendaciones de fabricante o tras un año de uso, pero lo más conveniente es revisar periódicamente el nivel de aceite en el motor. Para que el aceite dure un considerable período de tiempo, es imprescindible contar con un filtro que retire las partículas metálicas y las impurezas.

Sin importar la viscosidad o la marca de aceite que compremos, este con el tiempo pierde propiedades y tiene que ser cambiado.

 

Ciclo del aceite en el motor

El recorrido del aceite en tu coche empieza en el filtro, donde se eliminan las impurezas, luego se deposita en la parte inferior del bloque del motor, donde el sistema de lubricación y bombeo comienza a rociar las piezas desde el momento en que se enciende el coche. Este proceso termina en la parte baja del motor, donde de nuevo el aceite es filtrado y aspirado por la bomba, comenzando el ciclo una y otra vez.

 

Importancia del filtro de aceite

Es esencial que se realice periódicamente el reemplazo del filtro de tu coche, ya que, si está sucio o deteriorado, dejará pasar partículas que pueden ser perjudiciales para las piezas del motor. La recomendación es hacer el cambio del filtro y el aceite al mismo tiempo, pero igual deberás hacer una revisión periódica para ver su estado.

Un aceite en mal estado o con muchos residuos puede generar diversas averías internas que pueden llegar a ser graves en un futuro, un aumento del consumo y/o un aumento de las emisiones.

 

¿Qué tipo de aceite elegir?

Hay dos tipos principales, el mineral y el sintético. Dependiendo del motor, será más recomendable uno que otro. Además, dentro de cada clase hay otras variedades que se diferencian en viscosidad, principalmente.

Esto se determina según una nomenclatura creada por la Society of Automotive Engineers (SAE) que oscila desde 0 hasta 60. Te explicamos con un ejemplo, cómo entender esta nomenclatura:

Un aceite de 5w30 es menos viscoso que uno de 10w30 lo que implica que el menos viscoso tendrá menos adherencia a las partes móviles, este número cuanto más bajo sea, mejor, ya que ayuda a que el arranque “frío” sea más fácil, por eso la “W” que viene de “Winter”.

El segundo número te dice qué viscosidad tiene cuando está caliente el motor y es el que lo protegerá cuando esté en funcionamiento. Para este ciclo, la viscosidad debe ser mayor, por lo que el número más alto será mejor ya que se aferrará menos a las partes móviles.

Si tu coche tiene menos años puede escoger un lubricante con menos viscosidad, pero si supera los 100.000 km te conviene usar un aceite sintético con mayor viscosidad.

Entre sintético y mineral, lo más recomendable en que sea sintético ya que tiene una vida útil mucho más sana y limpia, asegurando una mejor protección del motor con menos desgaste.

Si se usa un aceite con mucha viscosidad en un motor nuevo, tardará más en esparcirse por las piezas y no estaremos lubricando tan bien en el arranque.

 

¿Qué sucede si mezclas aceites?

No debería suceder nada grave, solo que la viscosidad del aceite no será la más óptima. Siempre se recomienda utilizar el mismo tipo de aceite, pero en caso de que tengas que mezclar por alguna emergencia, procura hacerlo con uno con la viscosidad ideal para tu coche.

Si quieres saber más del tema o si necesitas hacer el reemplazo del filtro y el aceite de tu coche, no dudes en pasar por el taller Eurorepar Car Service de tu confianza, para que nuestros profesionales lo realicen. Puedes hacer clic aquí y entrar a nuestra web para saber cuál es el taller que se encuentra más cerca de ti.

 

 

¿Cuáles son las averías más frecuentes en tu coche?

Que tu coche pueda tener averías puede deberse a dos factores, tu conducción y defectos del vehículo. En este artículo te daremos más detalles sobre ambos, para que, sea lo que sea, puedas evitar estos percances y así viajar de forma eficiente y segura a donde vayas.

Prevenir estos problemas evitará que te quedes tirado en medio del tráfico o en cualquier vía.

 

Defectos más comunes en tu coche:

Según estudios que se han realizado de vehículos a los que se les ha realizado la revisión voluntaria de los puntos clave y elementos básicos de seguridad, se ha determinado que hay piezas que se desgastan sin que lo advirtamos, ya sea por el tiempo o por el mal uso.

  • El más común es el desgaste de los neumáticos, entre estos destaca: la profundidad del surco, los desgastes irregulares en los neumáticos, las presiones incorrectas y los daños producidos por golpes con elementos de la vía.
  • Otro defecto popular es el sistema de iluminación. Esta problemática generalmente se nota al momento de la conducción, en las luces traseras es más complicado detectar la avería, pero durante tus viajes, no tardarás mucho en notarlo.
  • El sistema de frenado puede presentar defectos y para estos es muy importante tener el mayor cuidado posible, ya que puede afectar a tu seguridad y la de todos los pasajeros. Este defecto pasa inadvertido y suele presentarse cuando el líquido de frenos está en malas condiciones.

Una práctica muy común es subirse al bordillo, lo que puede perjudicar un neumático, una llanta y/o elementos de la suspensión.

 

Defectos que puedes provocar en tu coche: 

Que un coche tenga una avería por un descuido o mal uso, es más común de lo que piensas. Aquí te mostramos cuáles son los más comunes que pueden dañar tu vehículo.

  • No cambiar el aceite a tiempo es uno de los errores más comunes. Sí, hay aceites de mayor duración que otros, pero no implica que se deba extender tanto el cambio. Es necesario que revises periódicamente el estado y el nivel de aceite de tu coche, para evitar daños a corto o largo plazo.
  • Hacerle el mantenimiento al sistema de climatización es algo que quizá aplacemos demasiado y, en algunos casos, ni se tiene en cuenta. Es muy importante que se revise constantemente, de lo contrario puede dañarse el sistema o comenzar a producir mal olor.
  • Cuidar los neumáticos es primordial para tu seguridad y conservación de tu coche. Recuerda hacer la alineación y balanceo, reemplazar las ruedas que tengas signos de degradación importantes o que estén muy lisas.
  • Haz caso a los avisos de la batería. Si notas que no enciende tu coche con la misma facilidad, es probable que la batería esté llegando al final de su vida útil. Procura llevarla a revisión periódica.

Si empiezas a notar que las luces bajan de intensidad cuando arrancas, se puede tratar de la batería.

 

Estos son los puntos más importantes a revisar para evitar averías en tu coche:

  • Lubricación del motor.
  • Funcionamiento del sistema de iluminación.
  • Panel de instrumentos, en busca de un testigo luminoso.
  • Presión de los neumáticos.
  • Niveles de líquidos (aceite, líquido de frenos, limpiaparabrisas, entre otros).
  • Estado de las escobillas limpiaparabrisas.
  • Filtros (aceite, aire y combustible).
  • Correa de distribución.
  • Sistemas de escape.

 

Para evitar estas averías, es importante que lleves tu vehículo periódicamente a tu taller de confianza, y así nuestros profesionales le harán la revisión necesaria de los elementos claves. Puedes hacerlo en cualquiera de nuestros talleres Eurorepar Car Service, donde te ofreceremos, fiabilidad, calidad y precio. ¿A qué esperas? Viaja seguro en todo momento.

 

Amaxofobia o miedo a conducir. ¿Qué es y cómo evitarlo?

Para algunos, conducir puede ser divertido, mientras que para otros puede ser muy estresante. Hay quienes pueden sufrir de ansiedad e incluso, ataques de pánico cuando van a conducir o con solo pensar que lo harán, pero no solo se trata de la desconfianza a la conducción propia, también es miedo al comportamiento de los otros conductores.

Puede que no conozcas ningún caso de “amaxofobia” o fobia a conducir, pero la realidad es que entre un 20 y 30% de conductores en España lo sufren, así es, se trata de un problema más habitual de lo que parece.

La palabra “amaxofobia” proviene del griego y significa: amaxa «carro» y fobia «temor»

 

Aquí te explicaremos mejor de qué se trata y cómo se puede solucionar:

La amaxofobia puede provocarse por haber sufrido algún accidente o, simplemente, por el hecho de que no te guste conducir. En las grandes ciudades, suele suceder que no se tenga que recurrir al coche periódicamente y a la larga, los conductores terminan cogiendo miedo al no saber manejarlo.

Otro factor es la edad. Sí, cuanto más crecemos, también lo hacen nuestras preocupaciones. Algunos de los casos pueden aparecer por llevar a los hijos en el coche y tener miedo a un accidente con ellos, pensar en tener un infarto en carretera después de haber sufrido uno anteriormente, entre otros.

Quienes sufren de amaxofobia suelen ser personas mayores de 40 años, en su mayoría mujeres. ¿Por qué? Básicamente porque en la actualidad sigue siendo considerado un “acto masculino” y algunos se niegan a admitir que tienen miedo a conducir. Aunque, sin duda, hay muchos casos de hombres que desarrollan esta fobia.

 

Síntomas:

Nerviosismo, ansiedad, falta de aire para respirar, sudoración en las manos, aumento del ritmo cardiaco, temblor o dolores musculares. El temor hace percibir a la persona que es incapaz de afrontar la conducción, además, siente que pierde facultades.

La amaxofobia puede superarse con terapia psicológica cognitiva-conductual.

 

¿Cómo superarlo?

Para los que tienen esta fobia, tenemos una gran noticia, es totalmente tratable y superable. La primera parte de este proceso es conocer cuál es la raíz del miedo, es decir, cómo surgió. Una vez que se conozca esto, será posible tratarlo a través de tres niveles:

  • Eliminar los pensamientos negativos:

Consiste en sacar los miedos de la mente, esos que dicen que tendrás un accidente, que te van a pitar, que tus frenos no funcionarán, entre otros.

  • Control de reacciones:

El miedo puede tensionar o estresar al conductor, por lo que se trabajan técnicas de relajación y ejercicios de autocontrol que permitan manejar el nerviosismo y la ansiedad que con el tiempo desaparecerá.

  • Hacerle frente al problema:

Esto no se trata de un enfrentamiento inmediato para conducir, es algo gradual, sin presión ya que eso puede estresar más a la persona con amaxofobia. La idea es que poco a poco comience a utilizar el coche, para que vaya generando autoconfianza.

Con estas 3 fases, un poco de práctica y ganas de superar el temor, es posible lograrlo. Actualmente hay muchas autoescuelas que tienen cursos de reciclaje, que sirven para reforzar las habilidades de los conductores que ya tienen el carnet, pero no han conducido hace mucho tiempo o tienen fobia.

Si la persona intenta sobrellevar su ansiedad, normalmente decide conducir si va acompañada de un copiloto.

 

Conducir, sin duda, es apasionante para muchos, pero si este no es tu caso, no olvides que el coche debe arrancarse periódicamente y, puedes pedirle a alguien que lo lleve a un taller para que se realice la revisión general y así evitar inconvenientes a futuro. Recuerda que en Eurorepar Car Service dejaremos tu coche en las mejores condiciones, porque estamos comprometidos con tu seguridad.

Cómo llevar a tu mascota en el coche

Para muchas personas, las mascotas son un miembro más de la familia, por eso, no dudamos en llevarlas con nosotros en cualquier viaje, pero tal como sucede con los niños, hay que proporcionar la máxima seguridad.

Si llevas equipaje, carga primero el coche y por último sube a tu mascota, para evitar que se estrese.

 

Las mascotas son un pasajero más en el vehículo, por lo tanto, también se aplican normas. La DGT recomienda llevar un transportín en el suelo del vehículo o en el maletero si se trata de un animal grande, combinando este sistema con rejilla divisoria. Lo más importante es que nuestra mascota no esté suelta dentro del coche, ya que puede ocasionar distracciones, molestias o daños graves en caso de un accidente, tanto para los pasajeros como para la mascota, ya que éstas multiplican su peso 35 veces cuando se circula a unos 50km/h.

 

Si transportas a tu mascota sin la sujeción adecuada, incumpliendo las normas, la multa puede ser de unos 80 euros, sin retirada de puntos, es una infracción leve. Pero si llevas a tu mascota suelta o en el regazo, se tratará de una infracción grave, lo que conlleva a una multa de 500 euros y 6 puntos del carnet, según la falta.

 

Para viajar seguro con tu mascota y evitar incumplir las normas, conviene que busques entre los diferentes sistemas de sujeción disponibles. En el caso de perros o gatos, recomendamos:

Puedes ponerle a tu mascota su manta o cama para que tenga mayor comodidad.

Arneses:

Se trata del sistema más recomendado. Puedes encontrar con 1 y 2 enganches, dependiendo del tamaño del animal, ya que los de un solo enganche se puede romper con un perro de unos 22 kilos. Es muy importante saber que no debes enganchar la correa al cuello del animal, ya que, en caso de un accidente, puedes ocasionarle graves lesiones a tu mascota.

 

Rejillas divisorias:

Como mencionamos anteriormente, es aconsejable para animales de gran tamaño, pero también puedes usarlo para lo más pequeños. La idea es colocarlo en el maletero para evitar que tu mascota se mueva por el resto del habitáculo. Es mejor combinar esto con el transportín porque en caso de colisión tu peludo acompañante puede sufrir graves lesiones.

 

Transportín:

Se trata de uno de los métodos más seguros para tu mascota y los pasajeros del coche. Si tu animal es pequeño, puedes colocar el transportín en el suelo detrás de los asientos delanteros, en cambio si se trata de un animal grande, conviene colocarlo en el maletero, en posición transversal respecto a la dirección de la marcha. Recuerda que no debes colocarlo sobre los asientos ni sujetos por el cinturón de seguridad.

 

¿Qué te recomendamos para un viaje en coche más seguro con tu mascota?

 

  • Si no le gusta viajar sujeto, dale premios y caricias para reforzar su buena conducta.
  • En caso de que sea propensa a marearse, habla con el veterinario para que te recomiende algún medicamento.
  • No realices cambios drásticos en su alimentación antes del viaje.
  • Deja que tu mascota descanse bien antes y durante el viaje.
  • Evita dejarlo solo en el coche y si lo haces, procura que tenga la ventilación adecuada.
  • Si no está en un transportín evita, todo lo posible, dejar otros objetos sueltos.
  • Llévale agua y ofrécesela siempre que sea posible, sobre todo en verano.

Haz las paradas necesarias para que pueda caminar un poco y hacer sus necesidades.

Si tu mascota se marea en los viajes, aliméntala unas horas antes.

La seguridad es primordial para ti y tu mascota, por eso, tener en cuenta estos consejos es primordial. Además, no olvides que antes de comenzar cualquier viaje, debes tener tu coche a punto. Llévalo al taller Eurorepar Car Service de tu confianza para que lo revisen y puedas disfrutar de la carretera con tu mejor compañía.