Las ventajas de una presión adecuada de los neumáticos

Aunque puede no parecer obvio a simple vista, una presión adecuada de los neumáticos de tu coche es fundamental para una buena conducción porque influye en muchos aspectos. Primero, la seguridad: una presión correcta proporciona un mayor control sobre el vehículo, optimizando su comportamiento, estabilidad y distancia de frenada. También mantiene la temperatura idónea en los neumáticos para evitar el peligro de un reventón. Por otra parte, una buena presión minimiza el desgaste de los neumáticos, el consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes.

 

foto 1

Comprobar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes es muy fácil y también, necesario.

 

¿Neumáticos inflados o desinflados?

Para conocer con exactitud la presión adecuada para tu coche, debes consultar el manual o buscar las placas de señalización situadas en la puerta del piloto, en la guantera o en la tapa del combustible. También tienes que tener en cuenta la carga que en ese momento soporta tu vehículo y el tipo de vía que te vas a encontrar.

Unos neumáticos demasiado inflados absorberán los baches e irregularidades del terreno con mayor dificultad, pudiendo generar daños a la estructura del neumático. Además, al tener menor contacto de superficie con la carretera también se verá afectada tu comodidad a la hora de conducir. En el caso contrario, con unos neumáticos excesivamente desinflados la temperatura en el interior subirá drásticamente, debilitado la carcasa y produciendo daños internos. Además, el costado del neumático se desgastará rápidamente.

Solo es recomendable bajar la presión de los neumáticos en conducciones 4×4 por terrenos con poco agarre y excesivamente complicados, como la arena. Pero debe hacerse a una velocidad baja (sin superar los 30-40km/h) y vigilando en todo momento las suspensiones del vehículo.

 

foto 2

Los neumáticos deben tener la presión recomendada por el fabricante, que se indica en la puerta del piloto, en la guantera o al lado de la tapa de combustible. 

 

Hinchar los neumáticos con aire o con nitrógeno

El aire y el nitrógeno tienen sus diferencias: el primero está más expuesto a sufrir variaciones por las condiciones de su entorno. En cambio el nitrógeno al tener las moléculas más grandes sufre una menor variación de su volumen ante cambios de temperatura. Hinchar los neumáticos con nitrógeno te ofrece dos claras ventajas:

Mayor seguridad, la presión se mantiene constante durante más tiempo y hay menor riesgo de reventón.

Mayor ahorro, el consumo de combustible disminuye y aumenta la vida útil de los neumáticos.

Además, se puede rellenar con aire normal un neumático previamente hinchado con nitrógeno. Aunque al meter aire las propiedades del nitrógeno se pierden, es preferible hacer eso que llevar los neumáticos con baja presión.

Por último, antes de realizar un trayecto largo en tus vacaciones comprueba que la presión de los neumáticos coincida con la aconsejada en la documentación de a bordo de tu vehículo. Y si te has quedado con más dudas, en Euro Repar Car Service te ofrecemos asesoramiento profesional, una amplia gama de neumáticos adaptados a las necesidades de tu coche y un precio justo garantizado.

 

foto 3 

La correcta presión de los neumáticos afecta a la seguridad, el confort y el consumo de combustible en la carretera.

Grandes coches en la pequeña pantalla

Hay series que se han caracterizado por sus héroes, por sus villanos, por sus canciones, por sus decorados, por sus giros de guion y también, por sus coches. Puede que sea por sus diseños espectaculares, por ayudar al protagonista en sus aventuras o por el peso específico que tienen en la trama, pero algunos automóviles han acaparado casi todo el protagonismo de las series de televisión. A continuación, os mostraremos el top 10 de bólidos fuera de serie que hemos elaborado para ti. ¡Esperemos que te guste!

 

foto 1

El mítico Pontiac Firebird Trans del Coche Fantástico, es uno de los coches más icónicos de la TV. La adaptación al cine de la serie no estaba a la altura del modelo escogido, un Shelby GT500 KR.

 

Series que huelen a neumático y gasoil

Starsky y Hutch: Esta serie policiaca de los 70 en clave de humor, seguía las peripecias de los detectives David Starsky y Kenneth Hutch a bordo de un potente Ford Torino rojo con una característica banda blanca que atravesaba el lateral. En 2004 se hizo un remake en forma de peli con Ben Stiller, Owen Wilson y el mismo modelo, pero no fue lo mismo.

El Equipo A: Una de las series más carismáticas de los 80 no solo brilló gracias a sus personajes y sus increíbles habilidades para construir cualquier cosa en tiempo record, el todopoderoso GMC Vandura negro con su mítica raya roja que conducía M.A, contribuyó a que la serie perdurara en el imaginario colectivo. Por otra parte, el galán de Fénix se valía de un elegante Chevrolet Corvette C4 Targa de color blanco para asegurar sus conquistas.

Miami Vice: Para acabar con el crimen organizado en las calles de Miami, los agentes de policía Sonny Crockett y Ricardo Tubbs recorrían la ciudad a bordo de un elegante Ferrari Daytona Spyder 365 GTS/4 negro del 72- en realidad era una réplica sobre el chasis de un Corvette C3. Más tarde cambiaron a un no menos espectacular Testarossa blanco. El mismo modelo que se utilizó en la adaptación cinematográfica de la serie, en 2006.

El coche fantástico: si existe una serie cuyo máximo referente ha sido un bólido, esa sin duda ha sido el coche fantástico. ¿Quién puede olvidarse de K.I.T.T. (Knight Industries Two Thousand), el inseparable compañero de Michael Knight? Nosotros, no. Un Pontiac Firebird Trans customizado para la ocasión con una luz roja que oscilaba de un lado a otro en la calandra, tres pares de faros antiniebla, un protector ahumado para faros traseros, un alerón espectacular y un salpicadero con más botones que un F-18. Pero lo mejor eran sus habilidades: podía hablar, autoconducirse, saltar y disparar a los enemigos con un arsenal imposible. En 2008 salió una versión para cines que contaba con un Shelby GT500 KR, pero mejor no hablamos de ella, ¿verdad?

Magnum: Tom Shelleck y su bigote nunca hubieran sido lo mismo de no perseguir a los villanos a bordo de su flamante Ferrari 308 GTS de color rojo. Son inolvidables sus persecuciones por las sucias calles de Honolulu, la gran urbe de Hawái.

MacGyver: Todos recordarán esta serie de los 80 por los increíbles inventos que nuestro intrépido protagonista se saca de la chistera. Ya fuera con un clip o una goma de borrar. Pero pocos se preguntan por qué siempre salía airoso de las peores situaciones. Quizá se debiera al Jeep Wrangler con el que se movía, un 4X4 más duro que una piedra y todo un referente para la época.

Walker Texas Ranger: Antes de que Chuck Norris popularizara su caché en las redes sociales con su doble mentón en forma de puño, protagonizó una serie noventera bastante mala, pero que sin embrago contaba con un coche con excelentes prestaciones, el Dodge Ram 1500. Una ranchera recia y fiable… Capaz de resistir el impacto de un asteroide, al igual que el propio Chuck.

Sensación de vivir: La serie que giraba en torno a las aventuras vividas por unos chicos de instituto californiano, causó furor en los años 90. Tan guapos como sus conductores protagonistas eran los icónicos Ford Mustang 289 de 1965 y Porsche 356 Speedster negro del 61, que conducían Brandon y Dylan respectivamente.

Breaking Bad: La exitosa serie de la AMC, una de las más prestigiosas y laureadas de la historia, además de contar con un desfile de personajes “encantadores”, presumía de una colección de coches dignos de un museo. Desde la ya clásica y polivalente autocaravana Fleetwood Bounder del 86, pasando por el destartalado Toyota Tercel Wagon 4WD de Jesse Pickman, hasta los flamantes Dodge Challenger y Chrysler 300 SRT-8 de Walter White y Walter White Jr. Hay más modelos quemando neumáticos en los desiertos de Nuevo México, pero preferimos que los descubras tú mismo.

Cuéntame: Para cerrar la lista no podíamos olvidarnos de las aventuras de los Alcántara, la familia española más duradera de la historia en la pequeña pantalla. A bordo del mítico y entrañable SEAT 800, la versión sedán del 600, Antonio, Merche y compañía nos contaban, y siguen contando, un pedacito de historia de nuestro país con nostalgia, crítica y humor.

 

foto 2 

Imposibles de olvidar son los modelos Chevrolet Corvette C4 Targa y, sobre todo, el GMC Vandura de El Equipo A.

 

Tu coche también se merece los cuidados de una estrella de TV

Muchos otros modelos podrían haberse incluido en la lista: el BMW 635CSi plateado con 220CV de un joven Bruce Willis en Moonlighting, el indestructible Hummer H2 de CSI Miami, el Volkswagen Golf Cabriolet de Big Bang Theory o incluso, la furgoneta de los animados protagonistas de Scooby Doo, un claro homenaje a la clásica furgoneta de Volkswagen.

Y aunque sabemos que tu vehículo no ha pasado por ninguna serie famosa, también sabemos que te gusta cuidarlo al máximo. Por eso antes de disfrutar de tus merecidas vacaciones con el coche, ven a Euro Repar Car Service a que te realicen los 20 puntos de control y conduce con la tranquilidad de haberlo dejado en las mejores manos.

 

foto 3

Nuestro homenaje a un coche que marcó época en nuestro país, el SEAT 800 de la familia Alcántara.

El futuro es eléctrico

Desde hace muchos años, poco a poco, los motores eléctricos se han ido introduciendo en el capó de nuestros coches. Al principio fueron los híbridos pero con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, ahora tenemos híbridos enchufables, eléctricos puros e incluso, coches de combustión de hidrógeno.

Además, la paulatina decadencia de los diésel está acelerando y diversificando este proceso en el motor de los coches. De esta forma, ha surgido un nuevo tipo de vehículo híbrido: los “mild-hybrid” (MHEV) o híbridos ligeros. Si quieres descubrir sus principales características, ventajas y desventajas, sigue leyendo.

 

Foto 1

Los híbridos ligeros dispones de una batería adicional de 48 V.

 

Funcionamiento de los híbridos ligeros

Este tipo de vehículos disponen de un sistema eléctrico de 48 voltios debido a una batería adicional más grande y potente que la de un coche normal (que es de 12 voltios) De esta manera, el motor térmico recibe cierto grado de asistencia gracias a un motor eléctrico de poca potencia acoplado al de combustión. Aunque algunas marcas utilizan como asistente un motor de arranque. Con esta tecnología se consigue disminuir el consumo y las emisiones, mejorar el rendimiento del coche, con más par a bajas revoluciones, cierta mejora en la aceleración y una disminución del lag en los motores con turbocompresor.

Realmente, un híbrido ligero no deja de ser un vehículo convencional dotado de un sistema de asistencia eléctrica. Este tipo de solución es más económica que la que se emplea en un coche normal, por lo que en el futuro, probablemente, la mayoría de modelos con motores de combustión sean híbridos ligeros. Una forma económica de bajar las emisiones y amortizar los motores de combustión. Aunque ninguno de estos modelos podrán moverse nunca en modo 100% eléctrico.

 

foto 2

Algunas marcas de automoción utilizan como asistente un motor de arranque.

 

¿Es una buena opción comprar un híbrido ligero?

Si comparamos las prestaciones y el coste de fabricación de un híbrido puro o enchufable con un híbrido ligero, podemos llegar a una conclusión muy clara: este tipo de vehículos se han creado para estirar al máximo la vida de los motores de combustión. Por lo tanto, ¿merece la pena hacerse con un coche así? Nosotros pensamos que es una buena solución para aquellas personas que, por diferentes motivos, no se pueden permitir un híbrido convencional. Porque la verdad es que sus datos de emisiones y consumos son próximos a los de un coche normal y su respuesta, también. El sistema de propulsión alternativa de los híbridos ligeros no es excesivamente eficaz.

Lo que sí te va a resultar eficaz siempre, es hacer revisiones periódicas del motor de tu coche para preservar su óptimo funcionamiento y prolongar al máximo su vida útil. En la amplia red de talleres de Euro Repar Car Service, ponemos a tu disposición a grandes profesionales experimentados y especializados en el mantenimiento y la revisión de tu vehículo.

 

Peugeot 2008 HYbrid air

Peugeot 2008 HYbrid air

 Con toda probabilidad, el futuro de los coches de combustión pase por los híbridos ligeros.

Vigila tu vehículo cuando suben las temperaturas

Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas, nos relajamos más, disfrutamos de las terrazas, las piscinas y el aire libre y parece que nuestra única preocupación, es que las vacaciones lleguen lo antes posible. Pero lo cierto es que el coche sufre mucho en esta estación, y es fundamental revisar su estado antes de emprender un trayecto largo. En unas líneas más abajo, ponemos a tu disposición los 10 puntos clave para mantener tu vehículo en buen estado.

 

foto 1

Disfruta del verano con la tranquilidad de dejar tu coche en perfecto estado.

 

10 puntos de mantenimiento esenciales en verano

Niveles: la sustitución de aceite y filtro es importante para evitar posibles roturas del motor. Además, tú mismo puedes revisar los niveles cada 15 días. El líquido de freno hay que cambiarlo cada 80.000 km aproximadamente.

Filtros: es muy importante mantener el filtro en buen estado para que el rendimiento del coche no se resienta. Se cambia cuando se realiza la misma operación que el cambio de aceite.

Batería: la vida útil de una buena batería suele durar unos 5 años de media. Vigila que los bornes estén limpios y que la carcasa no esté abombada o agrietada.

Correas de distribución y motor: si tu vehículo lleva correa de distribución, según qué marca te pide cambiarla a los 20.000 km, pero en ningún caso se puede exceder los 90.000 km.

Circuito de refrigeración y radiador: cada vez que se abra el circuito de refrigeración se le debe realizar una purga.

Climatización y aire acondicionado: otro elemento fundamental en verano. Para un correcto funcionamiento, cambia los filtros de aire y polen cada 30.000 km.

Luces y visión: para no perder la eficiencia de las luces del coche, lo mejor es pulir el exterior del faro.

Amortiguadores y suspensión: se aconseja cambiar los amortiguadores cada 60.000 kilómetros, y si es posible los 4 a la vez.

Sistema de frenado: el vehículo suele llevar un testigo que nos avisa cuando debemos cambiar las pastillas de freno. Éstas suelen durar de media unos 100.000 km, pero es aconsejable consultar su estado cada 20.000 km aproximadamente.

Neumáticos: el buen mantenimiento de los neumáticos (tanto en verano como en el resto de estaciones) es fundamental para tu seguridad y ahorro. Debes revisar su estado cada 30 días y ponerles la presión de aire adecuada.

 

foto 2

El cambio de aceite y filtro es fundamental para el buen estado del motor

 

Los mantenimientos, en cifras.

Las revisiones más frecuentes son las de los 30.000 y 60.000 km, y las inspecciones más comunes son las del primer y segundo año, con unas 4.500 inspecciones de media, muy por encima de las 2.000 inspecciones que se registraron en las del tercer y cuarto año. Respecto al precio de los mantenimientos por kilómetros, el más costoso es el de los 120.000 km, con un coste medio de 214,74 €, y el más económico es el de los 15.000 km, con un coste medio de 94,09 €. En cuanto al precio del mantenimiento por año, el más costoso es el de los 4 años (132,40 € de media) y el más barato es el del primer año (83,58 € de media)

Con independencia de los años que tenga tu vehículo o los kilómetros recorridos, antes de efectuar un trayecto largo en tus vacaciones, ven a Euro Repar Car Service y revisa puntos esenciales en esta estación, como el nivel de aceite, el sistema de frenado, la presión de los neumáticos o los elementos de visibilidad. Porque en la carretera, tu seguridad y la de los demás, es lo más importante.

 

foto 3

Con los desplazamientos largos y el calor, el coche se resiente. ¿Lo mejor que puedes hacer? No descuides tu vehículo y haz los mantenimientos que sean necesarios.