El primer hito del automóvil

Inglaterra y Francia, y algo más tarde EEUU, encabezaron la lista de países que se embarcaron en la aventura de la industria del automóvil, que empezó a principios del siglo XVIII en la Primera Revolución Industrial. Pero no fue hasta 70 años más tarde, en 1771, cuando el ingeniero francés Joseph Cugnot diseñó el primer vehículo autopropulsado, que tenía 3 ruedas y estaba reservado para uso militar.

 

FOTO 1 OK

Joseph Cugnot diseño el primer vehículo autopropulsado de la historia.

 

El desarrollo del automóvil a través del tiempo. 

La evolución siguió su curso, y en 1789 se concibió la primera patente por un vehículo de vapor a un inventor estadounidense llamado Oliver Evans. Paralelamente, en Europa el primer carruaje de vapor fue creado en 1801 por el ingeniero Richard Trevithick.

Pero para hablar del automóvil como concepto moderno, hay que saltar hasta los años 1885 – 1887, periodo en el que Karl Benz y Gottlibe Daimler, comercializaron sus primeros automóviles. El primero, debido al éxito de ventas de sus modelos, dio origen a la industria del automóvil, y el segundo, gracias a los eficientes motores de sus modelos, revolucionó la incipiente industria automotriz. Al mismo tiempo, los ingenieros franceses René Panhard y Émilie Levassor compraron los derechos de los motores Daimler y pensando que la industria de la automoción no tenía futuro, cedieron los derechos a la firma Peugeot, convirtiéndose en el primer fabricante de coches en serie del mundo.

Por otra parte, 1890 Henry Ford decidió embarcarse en el negocio de los automóviles, poniendo en marcha una de las empresas de automoción más potentes del momento y con el paso del tiempo, de la historia.

 

FOTO 2 OK

Henry Ford fue otro de los hombres clave en el desarrollo de la industria del automóvil

 

La evolución a partir del siglo XX

Desde el pasado siglo, el progreso tecnológico en la industria ha sido imparable, sobre todo en EEUU, un país en constante crecimiento y cuyos métodos de producción masiva resultaron ser muy eficaces.

Tras la Primera Guerra Mundial, las firmas de automóviles siguieron una línea de producción más barata y eficiente, hecho que se acentuó durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embrago, no fue hasta principios de los 70 cuando la industria del motor recibió el gran impulso gracias al desarrollo de la tecnología avanzada. La creciente demanda de coches y el aumento del tráfico en las carreteras, elevó de manera preocupante las cifras de accidentes de tráfico. Fue entonces, cuando los grandes fabricantes empezaron a  invertir en seguridad y ergonomía. Primero con el cinturón de seguridad y más tarde, a principios de los 90, sofisticando estos parámetros con el airbag, el ABS y el sistema ESP. Hoy en día gracias a la concienciación medioambiental de la sociedad en general, el futuro de la industria pinta eléctrico, e incluso se están desarrollando prototipos que funcionan a base de hidrógeno. Por no hablar de la imparable evolución del coche 100% autónomo.

Sea como fuere, ya tengas un coche de este siglo o del pasado, de gasolina, diésel o eléctrico, recuerda que la mejor forma de preservar su vida útil es realizar todas las operaciones de mantenimiento y revisión pertinentes, y en Euro Repar Car Service, cuentas con una amplia red multimarca especializada en más de 35.000 modelos diferentes.

 

FOTO 3

El desarrollo de la industria de la automoción, a partir del siglo XX resultó imparable.

Exhibición de automóviles por todo lo alto

Las convenciones o ferias de automóviles, son los mayores eventos de la industria de la automoción. Atraen a millones de personas relacionadas con el sector y en ellas, se presentan los últimos avances tecnológicos, los últimos modelos de cada marca y avances en cuanto al diseño de futuros vehículos (concept cars)

En las siguientes líneas, descubrirás las 10 convenciones automovilísticas más grandes, innovadoras e importantes del mundo.

 

FOTO 1

En una feria de automóviles se exhiben los últimos modelos y también, los últimos adelantos tecnológicos del sector.

 

Los 10 salones del automóvil más grandes del mundo.

Tokyo Motor Show: el salón del automóvil de Tokyo se celebra cada dos años en el Makuhari Messe, en Chiba, Japón. Esta feria exhibe a los mejores coches del momento y reúne a millones de aficionados. Es el salón más importante del país, una potencia indiscutible en el mercado de la automoción.

North American International Show: se celebra cada dos años en la capital estadounidense del automóvil por excelencia: Detroit, Michigan. Se trata de una plataforma tradicional donde los fabricantes muestran lo mejor que tienen.

Chicago Auto Show: Esta feria se celebra en Chicago, Illinois, y reúne a más de 1.000 vehículos cada año, siendo la exhibición de automóviles más grande de Norteamérica.

Festival de Velocidad Goodwood: Este salón tiene lugar en West Sussex, Inglaterra, en los meses de junio o julio. El festival exhibe prototipos de carreras, como Fórmulas 1, y cuenta con más de 100.000 asistentes anuales.

Concurso de Elegancia de Pebble Beach: este festival hace las veces de feria de automóviles y de gran mercado de compra, porque se subastan coches por millones de dólares. Se celebra de forma anual en el condado de Monterey, California.

Salón del Automóvil de París: se trata de la feria de automóviles más antigua del mundo (se inauguró en 1898) y una de las más prestigiosas. Actualmente se realiza cada dos años y atrae a los diseñadores de los últimos modelos de cientos de marcas.

Salón Internacional de Ginebra: esta feria es uno de los eventos de automoción más importantes del año, convirtiéndose en el hogar de miles de aficionados y profesionales del sector.

Auto Shanghai: desde 1980, se celebra cada dos años la feria de automóviles más importante de China, el gigante asiático. En ella, se pueden apreciar las últimas creaciones automovilísticas del mercado asiático.

Woodward Dream Cruise: más de 30.000  coches clásicos y de carreras son vistos por millones de espectadores en Detroit, Michigan. Es la feria de automóviles que se celebra en un solo día más grande del mundo.

 

El salón de Frankfurt: Se celebra en septiembre u octubre en la ciudad alemana del mismo nombre. Ubicada en uno de los países con mayor peso en el mundo en la industria de la automoción, según los expertos se trata de la feria más importante del mundo.

 

FOTO 2

El Salón de París es la feria automovilística más antigua del mundo, inaugurada en 1898.

 

¿Y el resto de ferias?

Hemos repasado las ferias más importantes del sector, pero obviamente, existen muchas otros salones de exhibición de gran relevancia internacional que no hemos incluido en el top 10, como el Autofest que se celebra anualmente en Querétaro, México, o el Sillicon Valley International Auto Show, ubicada en la ciudad de San José, California, y que cuenta con las tendencias más innovadoras en el sector de la automoción.

Y recuerda que, por mucho que se exhiba un modelo en los principales salones de automóviles, cuando el vehículo pasa a manos de un propietario particular, hay que mantenerlo en las mejores condiciones para garantizar su óptimo funcionamiento. Por eso ven a Euro Repar Car Service y realiza cualquier operación, con la tranquilidad de contar con una gran red de mantenimiento y reparaciones multimarca.

 

FOTO 3

Hay ferias en las que además de exhibir modelos, también se subastan. Como es el caso del Concurso de Elegancia de Pebble Beach

Dummies a prueba de choque

Los dummies (maniquí en inglés), son una herramienta utilizada en las pruebas de colisión de vehículos para comprobar la efectividad de los sistemas de seguridad que incorporan los coches. Así pues los dummies son réplicas, casi perfectas, del cuerpo humano y son imprescindibles para certificar la seguridad de un nuevo vehículo en el mercado. A continuación, repasaremos su evolución a lo largo de los años y las principales características de los dummies modernos.

 

Foto 1

Los dummies son una herramienta fundamental para comprobar la seguridad de los vehículos que se van a lanzar en el mercado.

 

La historia de los dummies: de los cazas del ejército a los test de prueba con vehículos

En 1949 se desarrolló el primer dummy moderno, llamado Sierra Sam y que tenía como objetivo probar la fiabilidad de los asientos eyectores de los aviones del ejército de EEUU. Posteriormente, se pensó en su utilidad para testar la seguridad de los vehículos, pues se comprobó que los soldados sufrían muchos más accidentes con los coches que con los aviones. Desde entonces, la evolución fue imparable y en 1971, General Motors presentó el Hybrid I y más adelante, su versión femenina, el Hybrid II. En 1983, le seguiría el Hybrid III, dando un paso cualitativo gracias a sus cerca de 100 posibilidades de medición. Más recientemente, conocimos a Thor, que presentaba una alta biofidelidad al aportar información sobre otras partes del cuerpo humano menos testados en los crash-test, como el pie, el talón o la rodilla.

 

Foto 2

Sierra Sam, fabricado en 1949, es el primer dummie moderno.

 

Características de los dummies de hoy en día.

En la actualidad, los dummies reproducen muy fidedignamente la estructura ósea y los órganos internos del cuerpo humano, y cuentan con toda la instrumentación necesaria para conocer las lesiones causadas por los accidentes de tráfico con total precisión. Los dummies modernos tienen diferentes percentiles según se quiera simular un hombre, mujer o niño, o un determinado tipo de impacto. Además, incluyen una serie de sensores que, conectados por un cable, envían todos los datos a una caja de registro atornillada en el maletero del coche de pruebas. Esta caja traduce la información en las posibles lesiones que sufriría una persona si se viera sometido a un impacto como el que ha experimentado el dummy.

Hoy en día, no todos los crash-test se realizan con dummies debido a su alto coste de fabricación, unos 120.000€ por cada unidad aproximadamente. Como alternativa se utilizan simulaciones por ordenador, que ofrecen muchas posibilidades de medición para realizar la prueba de choque.

Y recuerda que, aunque tu vehículo ya haya pasado el test de prueba desde que se lanzó en el mercado, no hay nada mejor que venir a Euro Repar Car Service y realizar los 20 puntos de control de seguridad. De esta manera, te garantizamos una conducción óptima y segura gracias a una red de mantenimiento y reparación multimarca que cuenta con más de 650 talleres en toda España.

 

FOTO 3

Actualmente, los dummies son muy sofisticados y además de reproducir fielmente la anatomía humana, cuentan con sensores de medición para traducir toda la información del impacto. A día de hoy, un solo dummy cuesta alrededor de 120.000€.

Los peligros de las carreras ilegales

Todos hemos oído hablar de las carreras de coches clandestinas o ilegales, algo que ha quedado inmortalizado en algunas de las películas más célebres de la cultura popular, como es el caso del musical Grease y que incluso ha servido como base argumental de otros éxitos más recientes, como Fast and Furious y sus secuelas.

Pero lo cierto es que a menudo, la realidad supera a la ficción, y desafortunadamente, las carreras que se desarrollan fuera de la ley en la vida real poco o nada tienen que ver con el cine. Para empezar, recorrer a gran velocidad vías que no estén preparadas para una carrera puede resultar fatal no solo para los participantes, también para terceras personas que no tienen relación alguna con dicha carrera.

Poner en riesgo la vida de otros es totalmente inadmisible, y más cuando los conductores disponen de circuitos especialmente diseñados para disfrutar de la velocidad al volante. A continuación, analizaremos las tres modalidades de carreras ilegales más frecuentes.

 

FOTO 1

Los peligros de las carreras ilegales son obvios: las carreteras no son circuitos de carreras.

 

Tipos de carreras ilegales.

Draq o pique: es el estilo más famoso y reconocible para la mayoría de las personas. Se trata de una carrera en línea recta de generalmente 400 metros. En este tipo de carreras, se necesita mucha aceleración, tracción y velocidad punta. Para esta modalidad si el coche es de tracción trasera, las llantas delanteras serán pequeñas, finas y con muy poco caucho. En cambio, la parte trasera tendrá unos cauchos enormes y muy anchos. El motor del coche se suele modificar para ganar en aceleración y velocidad punta. El peso del vehículo tiene que ser mínimo.

Drift: este tipo de carreras suele tener lugar en carreteras de montaña por las cuales, los participantes bajan a gran velocidad. En estas carreras, predomina un estilo de conducción consistente en sobrevirar, es decir, derrapar de manera que el vehículo forme un ángulo con la dirección de movimiento: se busca perder agarre pero sin perder el control. Para ello, se usan cauchos especiales o con desgaste. También se modifica la carrocería para mantener el vehículo adherido al suelo, y el motor- pero no mucho, máximo 500 HP. Es esencial utilizar coches de tracción trasera o integral (4×4)

Grip: este tipo de carreras suelen desarrollarse en circuitos urbanos que recuerden, de alguna manera, a los circuitos de carreras. Para ello, es necesario disponer de un vehículo que se adhiera muy bien al suelo, que no pierda agarre y que sea capaz de alcanzar grandes velocidades. Para este tipo de carreras se puede utilizar coches con tracción delantera, trasera o integral. Se suele modificar el motor, la carrocería, los neumáticos y la suspensión con el fin de optimizar el rendimiento del coche.

Por otra parte, existen otras modalidades ilegales aún más peligrosas, como The Challenge-The Private Rally, que consiste en recorrer grandes distancias, atravesando incluso varios países, a gran velocidad por carreteras y zonas urbanas e interurbanas.

 

FOTO 2

Para este tipo de prácticas, se suelen utilizar deportivos de gran potencia.

 

Consecuencias de las carreras ilegales.

Sea cual sea su modalidad, las carreras ilegales son una temeridad por varias razones. La primera, y quizá la más importante de todas, es la velocidad que adquieren los participantes con sus coches en vías que no están destinadas para correr. En los circuitos profesionales, existen medidas eficaces para minimizar los riesgos de un impacto: grandes superficies de grava para frenar la energía cinética cuando el vehículo se sale de la calzada, o la colocación de neumáticos para amortiguar posibles golpes cuando el coche está fuera de control, pero en las vías de circulación no existen estas medidas, y cualquier accidente a gran velocidad tendrá un desenlace fatal.

Por otra parte, no solo se pone en riesgo la vida de los participantes, sino que una colisión a gran velocidad puede perjudicar a terceras personas que nada tengan que ver con la carrera. Además del riesgo inherente a la seguridad vial que afecta a este tipo de carreras, las consecuencias legales también se deben tener en cuenta: desde multas astronómicas y retiradas de carné, hasta penas de cárcel dependiendo de la gravedad de los hechos.

Por todo esto, si te han contado, has escuchado o leído que se va a producir una carrera ilegal en tu ciudad, no dudes en ponerte en contacto con las autoridades pertinentes con el fin de evitar posibles tragedias. Y recuerda que en Euro Repar Car Service puedes hacer la puesta a punto de tu vehículo para disfrutar, sin peligros y de forma totalmente legal, de la carretera.

 

FOTO 3

Las carreras ilegales suelen formar grandes eventos que aglutinan a muchas personas.