La importancia de los amortiguadores

¿Sabías que en Europa casi un 25% de los vehículos circulan con amortiguadores gastados? ¿O que 9 de cada 10 conductores apenas los revisan o prestan atención? Este informe, realizado por Tenneco, una de las mayores empresas mundiales de diseño, fabricación y comercialización de productos y sistemas de control de conducción, ha conseguido plasmar en datos una realidad un tanto brusca de la que apenas somos conscientes.

 amortiguadores

Si nos fijamos bien, los tres elementos más importantes del automóvil en materia de seguridad y que además trabajan en conexión, son los neumáticos, los amortiguadores y los frenos. Un buen estado de estos tres componentes nos garantiza la respuesta a tiempo que necesitamos. Por el contrario, un deterioro en cualquiera de las piezas anulan su función, perjudican al resto de componentes y por resultado fracasan en ofrecernos la reacción que necesitamos.

Dada su importancia y su desconocimiento sobre ellos, en esta entrada vamos a centrarnos en los amortiguadores, su importancia, cómo mantenerlos en buen estado y qué trucos nos pueden servir.

 

Los amortiguadores se definen como los dispositivos mecánicos que transforman la energía cinética en energía térmica, la cual se disipa a través del aceite. El resultado final es un control de la suspensión del vehículo, lo que le aporta la adherencia y confort que deseamos. No obstante, dado su continuo trabajo, sufre un desgaste constante en mayor o menor medida. Según la experiencia de Euro Repar Car Service, un amortiguador empieza a perder eficacia y debe ser revisado a partir de los 30.000km, perdiendo su funcionalidad total a partir de los 100.000 km. Es en esta franja donde las prestaciones del amortiguador quedan anuladas y correremos un grave peligro, ya que la distancia de frenado aumenta, los neumáticos presentan un menor agarre y la estabilidad del vehículo mengua, sobre todo en superficies mojadas o en mal estado

 

Además del kilometraje que llevemos, también existen ciertos síntomas que el amortiguador puede padecer y que nos indicarán en mal estado en el que se encuentran y la necesidad de cambiarlos. Estos síntomas se refieren al comportamiento del coche en determinadas situaciones, como por ejemplo:

 

– Cuando frenar fuerte notamos que el coche cabecea más de lo normal, es decir, que el morro se inclina más hacia delante.

 

– Al pasar por un bache o resalto la carrocería rebota y oscila varias veces.

 

– Realizando un giro o tomando una curva notamos que el coche se balancea más, y de manera más irregular, inestable e insegura.

 

– Si vemos un desgaste irregular de la banda de rodadura de los neumáticos.

 

No obstante, no hace falta esperar a ver estos síntomas para conocer el estado de los amortiguadores. Podemos saber cómo se encuentran con cierta precisión gracias a un sencillo truco. Todo lo que tenemos que hacer es empujar con fuerza sobre el coche, justo encima de cada rueda. Cuando llegue al punto de máxima compresión, suelta y observa la reacción del coche. Si vuelve a su estado de manera progresiva y se detiene en su punto inicial, tus amortiguadores siguen en óptimas condiciones. Si por el contario, al volver hay un rebote más brusco que va menguando hasta el punto original, es síntoma de que los amortiguadores no están en muy buen estado.

 

¿Serías capaz de conducir tranquilamente con una rueda deteriorada, o incluso pinchada? Entonces ¿por qué conducimos con unos amortiguadores con el mismo deterioro? En Euro Repar Car Service te aconsejamos pasar por tu taller de confianza para realizar una evaluación y así poder informarte de los pasos que debes seguir en función del estado de tus amortiguadores.

 

La carretera está muy viva

Según el informe “Necesidades de Conservación” realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC), el estado de la red de carreteras de nuestro país presenta un deterioro acelerado de los pavimentos, suponiendo un 94% del déficit total presupuestado para la reconstrucción de la misma. Ante esta problemática (no solo en España sino en muchos países) numerosos organismos y firmas automovilísticas han dirigido sus esfuerzos a encontrar nuevas soluciones para intentar paliar el problema. Un ejemplo de ellas es la firma Ford, que actualmente trabaja en un proyecto para incorporar en sus modelos un mapa virtual que alertará en tiempo real de la presencia de baches, mediante un sistema de crowdsourcing.

carretera

No obstante, existe otra corriente que busca una forma más práctica de solventar el problema de los baches en nuestras vías. La clave está en que no centran su atención en las ayudas al vehículo, sino en las de la propia carretera.

 

El investigador  y especialista en materiales de la Universidad Técnica de Delft, el Holandés Erik Schlangen, ha dado con un nuevo tipo de asfalto inteligente y conductivo compuesto por una mezcla de pequeñas fibras de acero ionizadas. Su gran función es sencillamente impensable. Este asfalto es capaz de auto-repararse sólo, sin necesidad de cortar el tráfico ni de la presencia de operarios. ¿Qué cómo lo hace? mediante un proceso tan sencillo como un imán de grandes dimensiones capaz de calentar el asfalto y con él estas fibras de acero, produciendo así el movimiento necesario para que las roturas y baches se arreglen.  Este modelo continua perfilando su proceso desde el 2010, siendo probado en 12 carreteras  abiertas al público por toda Holanda. Otro gran punto a favor es su resistencia, que compensa su elevado coste, ya que el material está diseñado para ofrecer una durabilidad de entre 7-10 años. Un gran avance del que sin embargo aún se necesita perfilar algunos fallos, ya que por el momento para producir dicho fenómeno es necesario que el imán disponga de una gran capacidad de inducción. Lo que sí está claro es que estamos ante un modelo mucho menos problemático que el asfalto actual.

 

Pero las fibras de acero no son el único añadido en el que trabajan los científicos. Otro grupo de investigadores Holandeses, con Henk Jonkers a la cabeza, han desarrollado un nuevo tipo de material denominado Biohormigón, que también ha sido capaz de regenerarse por sí solo. La novedad de este compuesto reside en uno de sus ingredientes de origen biológico, las bacterias. En concreto, es una bacteria que segrega carbonato de calcio, y que gracias a él rellena las grietas automáticamente.

 

Pero esto no es más que el principio. Ya desde el año 2010, el investigador Británico Bob Collis inició el denominado Proyecto Forever Open Road (FOR), el cual engloba una nueva red de carreteras inteligentes adaptables a los cambios climáticos, a las necesidades del tráfico (adecuando el número de carriles, la velocidad límite y otros aspectos) y capaces de recargar los propios vehículos eléctricos durante su trayecto. También incluyen la integración de la tecnología de comunicación inteligente (denominada TIC) en un canal inédito hasta ahora entre las aplicaciones del usuario, el propio vehículo y los servicios de tráfico.

 

Sin duda alguna, gracias a estos ejemplos y a otros muchos más, podemos decir que la próxima generación de carreteras viene pisando fuerte, y está dispuesta a dejar su particular huella.

Larga vida a tu coche

La carrocería cromada, el brillo resplandeciente, los “hilos” en las ruedas nuevas… el olor a coche nuevo. La sensación de estrenar un coche es tan común y a la vez tan personal, que cada uno de los conductores que ha podido experimentarla ha querido prolongarla lo máximo posible. ¿Quién no ha cuidado su coche nuevo al detalle, y poco a poco ha ido cayendo en la dejadez?

Para que puedas presumir de vehículo durante mucho tiempo, te recomendamos realizar las pertinentes revisiones habituales en los plazos indicados. Pero como, al fin y al cabo, el mejor conocedor de un vehículo es su propio dueño, te recomendamos realizar ciertos consejos para cuidar tu coche y prolongar su duración como estos:

cuidados de un coche

 

  • El exterior. La vida tiene que ser a todo color.

Aunque suene raro, el peor enemigo del exterior de nuestro vehículo es… todo el exterior. La lluvia, los rayos del sol, restos de insectos, excrementos de pájaros… todo ese remix afecta día a día a la pintura de tu coche. Para evitar futuras reparaciones, aplica una capa de cera para conseguir una mayor protección; lo ideal es que lo hagas un par de veces al año ya que una mano de cera impide que penetre la humedad.

 

  • El interior. Estar bien por dentro, se nota por fuera.

Pasa exactamente lo mismo que con el cuerpo humano. Una buena salud nace de dentro, y para llevarlo a cabo es necesario chequear el interior de nuestra máquina, las ‘tripas’ de nuestro socio.

Cuando decimos “tripas del coche” no nos referimos solo al motor si no al resto de piezas y componentes. Todos estos componentes tienen una protección anticorrosión que evita el deterioro de estas partes, pero si se trata de un vehículo con unos años a cuestas es conveniente cuidar el interior del motor con grasas protectoras.

 

  • La higiene. Un lavado de cara, y como nuevo.

Piénsalo de esta manera. ¿Tu higiene no es diaria? Pues con tu coche sucede casi lo mismo. Uno de los focos de corrosión o deterioro más comunes es la acumulación de suciedad, por eso es importante retirar lo antes posibles los restos o manchas incrustadas. En Euro Repar Car Service te damos un consejo para los autolavados: realiza un prelavado con la pistola de alta presión para eliminar la suciedad de las zonas difíciles (esquinas, aletas…) y retira también las hojas acumuladas en las entradas de aire.

 

  • La conducción. Como en una relación, el trato lo es todo.

Algo parecido ocurre cuando conducimos. La forma en la que lo hagamos determinará la duración y estado en el que se encuentre nuestro vehículo a corto/medio plazo. Si conducimos de manera agresiva, a grandes revoluciones, frenazos bruscos o métodos poco corrientes, es probable que los componentes más importantes no resistan el ritmo. Si evitamos estas prácticas y conducimos de forma progresiva, manteniendo una velocidad constante, sin acelerones y frenazos bruscos, además de conseguir ahorrar combustible, estarás cuidando la mecánica de tu coche.

 

  • Su salud. No tengas dudas y acude a un experto.

Es el paso más sencillo, y a la vez el más importante. Seguir todos los consejos que nos indica el fabricante y pasar todas las revisiones recomendadas. Aunque tengamos que gastar algo de dinero, a la larga estaremos invirtiendo en ahorro, ya que nos evitaremos costosas averías.

 

Tenemos que ser conscientes de que estos trucos no eximen nuestra obligación de llevar nuestro vehículo a  dichas revisiones, por ejemplo en cualquiera de los centros de la red de Euro Repar Car Service, en los periodos establecidos. Así garantizaremos que “la salud” de nuestro vehículo es la adecuada.

Multas surrealistas, basadas en hechos reales

Es así de simple. Las normas son justas para todos, menos para el que comete la infracción. ¿Sabías que, según El Mundo, el 57% de los conductores multados considera que ha sido víctima de una injusticia, pero solo el 7% de ellos llegan a recurrirlas? ¿O que según la AEA (Automovilistas Europeos Asociados) en el año 2016 se recaudaron en la capital española hasta 530€ por minuto?

Si piensas que la última multa que te han puesto ha sido injusta, echa un ojo a esta lista que hemos preparado en Euro Repar Car Service con las sanciones más absurdas que se han registrado. Sin duda alguna, claros ejemplos en los que la lógica no siempre es suficiente.

multas

  1. 80€ por recibir un beso.

El amor puede salir muy caro. Aunque no lo creas, mantener este tipo de relaciones mientras se conduce puede ser motivo de multa. Dicha sanción fue impuesta a una joven gallega que tuvo que abonar 160 euros (80 con reducción) por haber dado un beso al copiloto, su novio. Ella aseguró que no apartó la vista de la carretera, pero la Guardia Civil opinó que esta acción limitó su capacidad de movimientos.

 

  1. 100€ por salir a correr.

¿Qué precio tiene la salud? Ser sano también tiene sus problemas, que se lo digan a un asturiano multado con 100 euros por correr en la calzada. ¿Irreal verdad? Espera, porque lo más ilógico fue que le retiraron 4 puntos del carnet.

 

  1. 200€ por conducir con tacones.

¿Para presumir hay que sufrir? Según el artículo 17 del Reglamento General de Circulación “el conductor en todo momento, debe estar en condiciones de controlar completamente su vehículo”. En base a esto, el uso de determinados zapatos, como los tacones, pueden ser objeto de sanción. En Madrid se han dado algunos casos en los que la sanción ha llegado a los 200 euros, por lo que más vale que te asegures de llevar un calzado adecuado… para no empezar el día con mal pie.

 

  1. 300€ por llevar juguetes peligrosos.

“No recomendado para menores de…”

Hay quien lleva el coche lleno de peluches, adornos y juguetes. Estos son inofensivos… en un principio. Salvo que reduzcan en exceso la visibilidad del conductor, llevarlos no acarrea multa. Ahora bien, si el juguete puede dar lugar a interpretaciones no tan inocentes, puede llegar a ser motivo de multa. Como el caso de dos conductores que fueron sorprendidos en mitad de la autopista con dos tirachinas en el coche. El resultado: 300€ por tenencia ilícita de armas.

 

  1. 6.000€ por aparcar en la arena.

Cuidado con los otros vigilantes de la playa. Disfrutar de una soleada jornada en la costa puede tornarse en un negro día si no encontramos aparcamiento. En esta situación más vale que encuentres tu paciencia y busques sitio sobre asfalto, ya que si decides dejarlo en “ese hueco abandonado de arena” puedes estar cavando tu propia tumba .Si la zona está considerada como espacio protegido te puede llegar una sanción de hasta 6.000€.

 

 

Sin duda alguna, estamos seguros de que, comparada con estos ejemplos, la última multa que has recibido no te parece tan disparatada como antes. Lo que sí está claro es que la seguridad es algo que nos concierne a todos, no solo a los conductores.

¿Estás en tu vehículo ahora mismo? Piénsalo dos veces. Eso que estás haciendo puede salirte muy caro…