El mantenimiento, una pieza clave de tu coche

¿Sabías que por un fallo en el sistema de arranque o en el engranaje, podría llegar a ser necesario cambiar al motor entero? Es la avería que más coste tiene. Al afectar al componente principal del vehículo, se podría generar una avería por rotura, y en vez de realizar una reparación, estaríamos hablando ya de una sustitución.

Cuando nos hemos decidido a comprar un coche nuevo, uno de los aspectos más recurrentes a la hora de adquirir un modelo u otro es sin duda su mantenimiento. Porque por muy nuevo que sea nuestro coche, tarde o temprano necesitará una revisión para que pueda seguir en buen estado. Hoy en Euro Repar hablamos precisamente de este tema. Cuándo y cómo debo llevar mi coche a la revisión.

car control panelNormalmente, los tiempos de revisión están prescritos por cada fabricante, que fija un kilometraje concreto: por ejemplo unos al llegar a los 15.000, otros pueden incluso esperar hasta los 30.000km o establecen un periodo de tiempo determinado que suele ser de un año para cada modelo. Esto se debe a que sus componentes se adecuan en función del mismo, desde bujías, filtros, frenos, ruedas, aceite etc. De este modo no existe un kilometraje o periodo de tiempo determinado de forma general, por lo que es importante que consultemos el manual de nuestro vehículo para saber cómo y cuándo deberemos acudir al taller. Sin embargo, esta norma hace que a mucha gente le surjan dudas: ¿Se realiza una revisión cuando llegue al kilometraje límite, y otra cuando llegue al año? La respuesta es muy sencilla: lo que antes suceda. Si bien podemos llegar al límite de kilometraje en menos de 1 año, o por el contrario no alcancemos esa cifra en los 365 días posteriores, cuando alcancemos una de las dos cifras, nuestro coche se ha ganado una revisión y puesta a punto.

No obstante, el tener un vehículo no significa resignarse a esperar a que ocurra una rotura. Modificando ciertos aspectos de nuestra conducta al volante y teniendo siempre en cuenta los tiempos de revisión, podemos alargar la vida de nuestro coche y lo que es más importante, podremos ahorrarnos mucho dinero.

  1. No esperes a que se detenga y te diga “hasta aquí”

Aunque suene casi a ficción, debemos saber escuchar a nuestro motor. Para ello no hay nada mejor que prestar atención a las vibraciones o sonidos extraños. Si es no funciona, siempre puedes comprobar los pilotos de emergencia que te indican cualquier problema. Lo que está claro es que si notas algún tipo de anomalía o comportamiento raro, no lo dejes estar.

  1. Cuando arranques, no te aceleres

Un truco muy efectivo al arrancar el coche es mantener al ralentí durante 30 segundos estimados. De esta manera permitimos que el aceite depositado en el cárter pueda llegar al circuito, mejorando la lubricación.

  1. Si se llama oro líquido, es por algo

De la misma forma que encontramos en el mercado diferentes tipos de motores para elegir, los fabricantes de aceite para el motor ofrecen diferentes compuestos que son más apropiados para cada modelo específico. Sabemos que el aceite ayuda a reducir el rozamiento, actúa como refrigerante y previene la corrosión, por lo que para nuestro coche es de vital importancia. A la hora de elegir un tipo de aceite, debemos consultar en el libro de mantenimiento el tipo de aceite adecuado para nuestro vehículo. Aún así, si todavía seguimos teniendo dudas, lo mejor es acudir a nuestro taller y preguntar.

cambio aceite

  1. Ojo con los ojos

Parece algo obvio, pero comprobar cada poco tiempo el estado de las luces, sus bombillas, la altura y dirección a la que apuntan al pavimento etc. Pueden salvarnos la vida. Al fin y al cabo, si conducimos con los faros, nosotros veremos lo que ellos nos dejen ver.

  1. Sin presión, que todo vaya rodado

Uno de los elementos más importantes de nuestro coche y al que menos atención solemos prestar. Siempre hay que procurar tener las presiones en el nivel adecuado, revisándolas al menos una vez al mes, ya que si no se hace pueden gastarse irregularmente y deteriorarse de forma prematura. Además, sin las presiones correctas las posibilidades de sufrir un reventón se multiplican.

Si llevamos nuestro vehículo a las revisiones pertinentes y además podemos controlar estos pequeños detalles que tenemos que tener en cuenta para prevenir averías mayores, alargaremos la vida de nuestro vehículo. Y si la reparación parece inevitable, tu taller Euro Repar más cercano es la mejor opción.

Coches sin conductor ¿Te gustaba conducir?

Si conduces, conduce. Este concepto a simple vista no trae consigo muchos quebraderos de cabeza. No obstante, dentro de muy poco tiempo reflejará precisamente el dilema al que nos enfrentaremos y del que vamos a hablar en este post: La revolución de los coches autónomos.

Resulta curioso saber que no dentro de mucho podremos ver (como algo normal y corriente) coches sin conductor recorriendo nuestras calles. Esto se debe a los conocidos como vehículos autónomos. Una “futurista” innovación tecnológica que ya ha arrancado motores, haciendo que las principales firmas y compañías internacionales trabajen en prototipos con la esperanza de encontrar el “vehículo del futuro”.

vehículo del futuro

(Foto El País Tecnología)

A pesar de los posibles detractores, el piloto automático es un paso de gigante en la carrera de la innovación. Un avance inmenso en cuanto a tecnología, movilidad y comunicación. Y no es para menos, ya que supone un cambio radical en el mundo automovilístico, no solo a nivel del propio vehículo. Pensemos, por ejemplo, la cantidad de sectores afectados de una u otra manera por este fenómeno: transporte público,  Sanidad, fuentes de energía…

Para hacernos una idea de las capacidades de estos vehículos, debemos tener en cuenta muchos aspectos. Desde el comportamiento del coche o el del propio “piloto”, hasta las posibles interacciones que ocurran en el entorno. El estado del coche, las condiciones de la carretera, tráfico, tiempo meteorológico, velocidad permitida, etc. Muchos factores que, en una situación normal, condicionan nuestra forma de circular, y por lo tanto, lo harán cuando llegue el día en el que todos los vehículos de la carretera puedan conducir por sí solos.

Un auténtico cambio en el concepto de trasporte, que a su vez nos plantea importantes preguntas. ¿Cuánto tardará en implantarse este sistema en los vehículos comunes? ¿Es un sistema realmente seguro? ¿Qué coste tendrá para el ciudadano de a pie? ¿Es realmente el futuro del mundo del motor? Por fortuna o por desgracia, solo podemos hacer una cosa… esperar.

Las manos al volante, no al móvil

¿Conoces el significado de la palabra “nomofobia”?

A simple vista parece ser algún tipo de extraña manía, pero no es más que el temor y ansiedad que se produce en el paciente ante el hecho de no poder ver o consultar su “Smartphone” cuando lo desea. Está claro que aun así parece algo con lo que podemos convivir hoy en día, pero si metemos esta “nueva” fobia dentro de nuestro vehículo… la cosa se ve de otro color.

conducir con movil

Antes de nada, es importante dejar claro cuál es el nivel de riesgo al que nos exponemos. Cuando consultamos nuestro móvil mientras nos encontramos al volante, tardamos casi medio segundo más en pisar el freno, y fruto de esa distracción encontramos consecuencias impactantes. Según datos de la DGT, en 2013 de los 89.519 accidentes, en más de 34.000 la distracción con el móvil aparece como causa concurrente. Pero esto no acaba aquí, ya que según la AAA Foundation for Traffic Safety, utilizar el móvil mientras se conduce multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente.

Viendo estas cifras, la siguiente pregunta que nos hacemos es ¿por qué se siguen produciendo accidentes? Por desgracia, hay muchas personas que se escudan en las “ayudas” que el teléfono móvil ha ofrecido a los ocupantes del vehículo y sobre todo a los conductores. Las distracciones evolucionan, sí.  Desde poder conversar con el manos libres, programar el GPS, enviar SMS, WhatsApp o conectarse a Internet. Pero al fin y al cabo, evolucionadas o no, continúan siendo lo mismo, distracciones.

Convertir una ayuda en una distracción está al alcance de todos. Para ayudarnos a no caer en la tentación, desde hace tiempo el uso del móvil en el coche está penalizado con multas de hasta 200€ y la pérdida automática de 3 puntos en el carné de conducir. Tanto si hemos recibido la multa por un policía presencial o por un dispositivo de captación (radar, helicóptero etc.) podemos recurrir la misma. No obstante, a nadie se le puede quitar de la cabeza que, en ocasiones, el precio que podemos llegar a pagar por utilizar el móvil mientras conducimos… puede ser mucho mayor.

Perritos a todo gas

Es llevar la frase “de boca en boca” a otro nivel. Las Food Trucks, el innovador picnic gastronómico, se basan en la calidad de los restaurantes y la versatilidad de la “comida rápida” (que no basura). ¿Pero cómo han llegado hasta aquí? ¿Cuál es su principal ventaja frente a las otras opciones gastronómicas? En este post vamos a indagar un poco más en esta moda sobre ruedas y en sus principales mercados para visitar en España.

food trucks

Como con cada invento, las Food Trucks nacieron de una necesidad. Y no era para menos, ya que desde 1691 los nuevos ritmos de vida que se sucedían en Japón y Nueva York hicieron posible que la comida rápida en la calle surgiese de la nada. Y si hay que ofrecer comida en la calle… hay que transportarla. Es ahí donde nuestras simpáticas furgonetas comenzaron su andadura por las calles. Su principal creador, Charles Goodnight, inventó la primera cocina con ruedas al colocar estanterías en su carro para guardar comida, y ahí nació el nombre de “Chuckwagon”.

Desde entonces, su crecimiento ha venido rodado. Con focos en las principales ciudades metropolitanas de zonas como Norte América, donde se contabilizan casi 3 millones de Food Trucks, esta moda culinaria ha despertado la atención de millones de comensales, hasta el punto en que se organizan eventos y concentraciones de Food Trucks. En España existen varios, y uno de los más importantes es el MadrEat, el Streetfood Market de Madrid. El tercer fin de semana de cada mes, en la Plaza de Azca, MadrEat congrega durante tres días a las mejores Food Trucks, que junto con puestos de comida callejera, dan a conocer y saborear las propuestas culinarias de varios países y regiones. Un auténtico mercado de cocina callejera para degustar en la propia calle.

MADREATPero no acaba aquí, ya que el éxito de esta propuesta radica en su apuesta por la gastronomía de alta calidad a precio accesible y que se ha ido consolidando a medida que se han ido sumando más de 50 cocinas y sabores nacionales e internacionales, donde podemos llegar a encontrar chefs de renombre con Estrellas Michelín.

En definitiva, un auténtico espectáculo sobre ruedas para el propio cliente, y que sin duda dará mucho juego… y mucha hambre.