Disculpe, pero solo soy una máquina.

No estamos muy lejos del día en que los vehículos funcionarán como dispositivos móviles con cuatro ruedas, intercambiando constantemente información y comunicándose con nuestro entorno para hacer cosas como reducir el tiempo de los viajes, mejorar la economía del combustible, establecer prioridades en cuanto a seguridad y en general, ayudar a hacer más fácil la vida en la carretera.

Pero antes de ofrecer, hay que conocer. Por eso cada vez son más los vehículos a los que podemos conectar toda nuestra información a sus sistemas interactivos. Perfiles en Redes Sociales, datos de contacto, protocolos tecnológicos, aplicaciones móviles… Todo esto, eso sí, a costa de un recurso que está dando mucho de qué hablar últimamente; información.

driverless carY es que esta gran cantidad de información, denominada Big Data, ha provocado que las grandes empresas tecnológicas pongan su punto de mira en el sector de la automoción. Estos gigantes tecnológicos ven el mundo del motor como una enorme oportunidad de negocio, teniendo en cuenta que cada año se fabrican 100 millones de coches en todo el mundo. Y es que se ha llegado a un punto en el que quien controla los datos, controla al cliente.

Un ejemplo claro de este “uso de tu información” lo encontramos en la marca de vehículos Tesla, conocida por producir los primeros vehículos con piloto automático incorporado. Más allá de los detractores o seguidores de esta marca, los clientes de Tesla acumulan un conjunto de datos sin precedentes. Hecho que, obviamente la compañía ha aprovechado, preparándose para utilizarla en su beneficio en los coches autónomos. En concreto sus cifras apuntan a que manejan más de un millón de kilómetros en 18 meses y acumulan otro millón cada 10 horas. A través de sensores, cámaras y radares que llevan su gama de coches, son capaces de reunir y utilizar toda esa inmensa red de datos.

Según el último informe realizado por KPMG a 800 directivos y 2.100 conductores sobre la escala de prioridades en el sector de la automoción, sin duda alguna la tendencia más importante que se señala es la conectividad y la digitalización, algo que en el informe del año pasado aparecía en décima posición. Esto nos indica que un nuevo concepto de “movilidad” está recorriendo nuestras calles. Un concepto que sin duda apasiona a productores y conductores, pero que también plante un sinfín de preguntas… y ninguna respuesta. Llegada la era en la que los coches hablen entre sí, conduzcan por sí solos, decidan cual es la mejor decisión atendiendo a distintos parámetros… ¿Cómo será el tráfico? ¿Cómo se regulará? ¿De quién será la responsabilidad civil? ¿Se asegurará la privacidad de los datos? ¿Será posible desconectarse?  ¿Cómo serán los protocolos de comunicación entre coches?

¿Cómo se puede ahorrar combustible?

Gasolinera

Después de las vacaciones, los viajes y la vuelta al cole, queremos estirar el sueldo de septiembre lo máximo posible. Por eso, hoy desde Euro Repar, te ofrecemos algunos trucos que te ayudarán a ahorrar combustible en tus trayectos.

Empecemos por lo más básico, ¿llevas el maletero lleno de cosas que no necesitas? Cuanto mayor es la carga del coche, mayor es la fuerza que necesitas y por lo tanto, el gasto de combustible. Así que… ¡fuera todo lo imprescindible!

Otra de las claves es la velocidad, debería ser contante, para que el motor no necesite mayor fuerza cada vez que aceleras. Frenar y acelerar, constantemente gasta combustible. Imagínate: atasco: de 40 a 10, a 50… ¿por qué no ir a 20/30 constante y evitar parar? ¡Tu bolsillo te lo agradecerá! Y si crees que vas a estar parado más de 1 minuto, apaga el motor.

¿Eres de los que tarda en cambiar de marcha? Pues ahí también se nota. Porque cuando mayor sea la marcha, menos combustible necesita el motor.

Pero además, para ahorrarnos unos cuantos euros al año, también es importante planificar tus rutas y comparar el precio en las gasolineras. Las gasolineras Lowcost han aumentado considerablemente en los últimos años, y aunque puede variar la calidad, el combustible está controlado y debe tener una calidad establecida por ley. Además, muchas marcas tienen interesantes programas de puntos que, te harán ahorrarte unos cuantos euros si eres de los que hace bastantes kilómetros al coche.

 

Los padres también necesitan material escolar ¿Qué tipo de coche necesitas?

monovolumen_2Pocas cosas hay tan ciertas como estas dos afirmaciones: la vuelta al cole, siempre llega, y los niños, nunca dejan de crecer.

Ante estas dos realidades, muchas familias optan por “aliarse con el enemigo” y escoger un medio de trasporte que cubra la mayor cantidad de necesidades de su día a día. Espacio, precio, consumo, comportamiento… varias combinaciones que debemos poner en la balanza a la hora de decantarnos con tipo de vehículo, bien sea coche familiar, monovolumen, SUV…

Por eso en esta entrega de hoy hablaremos de los tres principales tipos de vehículos que podemos encontrarnos con estas características y su nuevo rol de prototipo ideal para familias.

 

Empezando por el más conocido de todos, el monovolumen, estos vehículos conviven con la particularidad de que han sido durante años el prototipo de coche de familia, pero en realidad no lo es. Debido a su superficie frontal y a su elevado peso, estos coches requieren un mayor consumo de combustible, dato a tener en cuenta siempre en las familias en las que se realizan varios trayectos. No obstante, si optamos por un monovolumen, podremos disfrutar de un aprovechamiento máximo del espacio, una modularidad que se adapta a lo que necesitemos, una altura superior y una conducción cómoda y equilibrada.

Si hemos comenzado llamando al monovolumen “coche familiar”, qué decir del tipo de coche que comparte el mismo nombre. Estos vehículos, denominados también Stationwagon o comúnmente Berlinas, son carrocerías derivadas de modelos superiores. La estética de estos coches es joven y atractiva, con una capacidad de carga elevada y un aprovechamiento del espacio muy rentable. También comparten la modularidad que permite transportar grandes objetos. Y como no, un comportamiento dinámico y unas prestaciones elevadas, acompañado de un consumo reducido. Sin embargo, estos vehículos ofrecen una postura de conducción más baja que un vehículo normal y un acceso más incómodo. Ah, y las plazas traseras son menos espaciosas.

monovolumenY finalmente, incluimos en esta lista a una gama que está viviendo un crecimiento más que notable. Están de moda, no hay duda. Hablamos del Todocamino o SUV. Esta gama de vehículos triunfan en todos los segmentos, ya que ofrecen todas las comodidades de un coche amplio y seguro, pero con la potencia de un 4×4, lo que le convierte en algo más que un turismo. Con una posición de conducción elevada y con una capacidad de hasta 7 plazas en algunos modelos, es la mezcla perfecta entre comodidad y potencia. Pero como todo, tiene sus pequeñas pegas. Una de las más comentadas es la seguridad. Debido a su apariencia robusta por fuera, el público tiende a pensar que la seguridad está más que presente, sin embargo, dado que su centro de gravedad es más alto, el comportamiento dinámico se ve afectado y por lo tanto la inseguridad sobre firme deslizante. Otro dato a tener en cuenta es el consumo, mayor que el de un turismo debido a su peso y altura, igual que en un 4×4.

Capacidad, comportamiento, maniobrabilidad, funcionalidades y comodidades, precio… infinitos factores a los cuales debemos prestar toda la importancia requerida, ya que al fin y al cabo, el monovolumen va a ser nuestro “material escolar” del año.

57 años salvando vidas

Ya han pasado 57 años desde que Nils Bohlin, ingeniero de Volvo, inventara el cinturón de seguridad de 3 anclajes. Gracias a él se han podido salvar miles de vida. Por eso, hoy en Euro Repar queremos hacer un homenaje a su invento y ver cómo ha evolucionado hasta la actualidad.

En los años 30, el cinturón de seguridad era exclusivamente un elemento de seguridad en los aviones. No fue hasta la década de los 1956 cuando Ford lo incluyó como opción de seguridad en sus vehículos. Eran cinturones muy parecidos a los que existen en los aviones actuales por lo que su eficacia, era más bien escasa en muchos accidentes.

Poco después, dos estadounidenses desarrollaron un cinturón de seguridad de 3 puntos que se unía en el centro, sentando las bases del que más tarde patentó Bohlin.

cinturón seguridad

Su idea era lograr que el pecho y los hombros se mantuvieran bien sujetos, dejando el cuerpo en una postura vertical, en caso de colisión. Y lo consiguió con un cinturón en forma de V, que le ayudó a repartir la fuerza del golpe entre las caderas y el torso. Además, colocó el punto de anclaje en la parte más inferior para que no dañase a los ocupantes y no se moviese.

En solo 4 años fue un elemento obligatorio para los asientos delanteros, pasando a ser incluido un poco más tarde en los asientos traseros. Y en 1993 fue incluido de serie en todos los asientos.

¿Cuántas vidas habrá salvado hasta la actualidad el famoso invento de Bohlin? Y lo más importante, ¿cuántas podría haber evitado, si todos los ocupantes se abrocharan siempre el cinturón al subir a un coche?

No podemos cerrar este post sin pedirte que siempre que te subas a un vehículo, sigas haciendo a Bohlin el héroe de la carretera.