Cuando se trata del mantenimiento del coche, más vale prevenir que curar

No esperes a que el coche tenga una avería para abrir el capó, un correcto mantenimiento de tu vehículo puede alargar su vida útil, prevenir posibles averías y ahorrarte reparaciones más costosas.

reparacion taller

Por eso te recomendamos que hagas una revisión periódica básica de estas partes del coche:

Revisa el nivel de aceite. Es recomendable hacerlo cada 1.000 km. Recuerda hacerlo en un terreno llano y con el motor en frío para que la medición sea exacta. Si lo necesitas, rellena el depósito, pero nunca sobrepases la medida y cuando haya que cambiarlo, hazlo según las indicaciones del fabricante y el libro de mantenimiento del vehículo.

Échale un ojo al líquido refrigerante. Para que el motor no se caliente en exceso, necesita tener líquido refrigerante. Asegúrate de que está lleno y  llénalo si es necesario. Fíjate bien en que los manguitos no tengan ninguna pérdida. Y ten mucho cuidado con utilizar agua, ya que en condiciones de frío se puede congelar.

Controla el nivel del líquido de frenos. Puedes rellenarlo en casa sin problemas, pero si ves que se gasta muy rápido, lleva el coche al taller. Podría deberse al desgaste de las zapatas o las pastillas de freno y necesitarías cambiarlas.

Revisa tus neumáticos. Es muy importante chequear el estado y la presión de los neumáticos de tu coche, sobre todo antes de un viaje. Hazlo en frío para que la medida sea correcta, es muy fácil, tienes que tener en cuenta estas cosas: que su profundidad no sea inferior a 1,6 mm, que no hay deformidades, rajas o un desgaste anormal. Un neumático en mal estado es muy peligroso, podría provocar un accidente, así que estate muy atento.

Ojo con los faros. Tener una buena iluminación es muy importante para que veamos, nos puedan ver y no deslumbremos a otros vehículos. Limpia los cristales de los faros a menudo, ya que sucios disminuyen su iluminación hasta un 30%. Y si tienes alguna lámpara fundida no esperes, cámbiala cuanto antes. Tener un juego de lámparas de repuesto puede evitarte más de un disgusto.

Estas son todas las cosas que tienes que tener en cuenta para prevenir averías mayores, si lo necesitas acude a tu taller Eurorepar más cercano. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

El crecimiento de los coches “made in China”

Cuando uno piensa en países líderes en automoción, lo lógico es pensar en Alemania, Francia, Inglaterra, Japón… Sin embargo, cada vez más, lo países emergentes están ganando cuota de mercado y, según el estudio de KPMG dominarán la producción y las exportaciones de vehículos en los próximos años. Entre estos países, se encuentra China en primer lugar, seguido de la India, Rusia y Brasil.

automocion china

Actualmente la industria del automóvil ingresa 2 billones de euros, lo que supone el sexto sector económico a nivel mundial en términos de PIB. Con lo que respecta a Europa, el sector ha sufrido la crisis de forma prolongada y se ha visto afectado tanto por los altos costes de producción como por la falta de demanda en el mercado. Por eso, están recurriendo a otros mercados emergentes como Turquía para beneficiarse de los menores costes de producción y Rusia para la venta, debido a su inmenso mercado interno.

Se ha estimado que el crecimiento para la industria será del 5,6% en 2018, apoyado por el desarrollo de flotas y las ventas en estas regiones emergentes. China, ya supone el 20% de las ventas mundiales.

Este año, General Motors inauguró una fábrica Cadillac junto con su socio chino SAIC, en la región de Shangái, para fabricar varios modelos destinados a China y a Estados Unidos. De otro lado, también el Grupo PSA a través de su alianza con DONFENG, fabricará coches en china gracias a un nuevo centro de I + D y la expansión hacia los mercados del sudeste asiático.

Fabricar en China, ahorra costes de mano de obra a los fabricantes, pero por otro lado el precio de los aranceles es más alto.

Para muchos de los compradores, el problema no es que los vehículos estén producidos en China, sino qué empresa está detrás de la producción y si la fabricación cumple con todas las normativas de seguridad y homologación.

Por otra parte, muchos fabricantes chinos también se interesan por otros mercados como Turquía, Rusia, Irán, Egipto y África en general.

Y tú, ¿comprarías tu próximo vehículo “made in China”?

Que la factura del taller no te suene a chino.

Cuando llevas el coche al taller y te dan la factura, la miras y haces como que está todo bien. Pero nunca estás del todo seguro de si los conceptos que incluye cumplen todos los requisitos y garantías. No te preocupes, aquí te damos las claves para tener en cuenta a la hora de leer la factura y que salgas tranquilo del taller.

factura taller

La factura debe estar sellada y firmada por el taller. No importa si te la entregan en papel o por vía electrónica, el sello y la firma no pueden faltar.

Debe aparecer un desglose de los servicios prestados con su importe correspondiente. No pueden faltar las operaciones realizadas, las piezas utilizadas, si se ha hecho una puesta a punto, las horas de trabajo y los impuestos aplicables.

Ojo con la letra pequeña, normalmente no nos fijamos en ella y eso siempre trae algún disgusto. Según el Real Decreto 1457/1986 las cláusulas que afecten a los derechos de los usuarios en los resguardos, presupuestos, facturas u otra documentación emitida por los talleres no pueden tener un tamaño de letra inferior a 1,5 milímetros de altura.

La información de la factura puede cambiar en función de la comunidad autónoma. Cada comunidad con su normativa propia obliga a incluir información complementaria. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid es obligatorio incluir una leyenda informativa sobre la reparación, mientras que en Castilla-La Mancha y Asturias exigen la inclusión de contenidos relacionados con la garantía y manipulación de terceros. Por eso es importante consultar la normativa de cada comunidad, ya que de lo contrario se puede perjudicar tanto al cliente como al taller.

Fíjate en si tu taller incluye la garantía. Por ley, no todas las comunidades autónomas obligan a los talleres a incluir la garantía de la reparación en sus facturas.  Si tienes la suerte de que en tu factura sí aparece, ten en cuenta que la Ley establece que, como mínimo, las reparaciones están garantizadas por tres meses o 2.000 kilómetros recorridos y por 15 días o 2.000 kilómetros en el caso de los vehículos industriales. En el caso concreto de Euro Repar, las garantías cubren un año de Piezas y Mano de obra.

La próxima vez que vayas a tu taller, recuerda tener estos puntos básicos en cuenta. Así entenderás mejor tu factura y seguirás teniendo total confianza en tu taller.

¿Diésel o gasolina? Esa es la cuestión.

Estás pensando en comprarte un coche nuevo, has elegido marca, modelo, color… Pero te surge una duda: ¿diésel o gasolina? Lo primero que piensas es que es mejor un vehículo con motor diésel, al fin y al cabo es lo que todo el mundo dice. Pero es verdad que suelen ser más caros y ¿realmente merecen la pena? Obviamente depende de cada caso, por eso vamos a mostrarte las características principales necesarias para tomar la decisión adecuada.

Cigüeñal, bielas, pistones, anillos… Los motores diésel y los de gasolina tienen muchas similitudes. Pero si nos ponemos técnicos, hay unas cuantas diferencias entre ellos:

– El motor de gasolina funciona por explosión, mientras que el diésel lo hace por compresión.

– El peso del motor de diésel es más pesado y resistente que el de gasolina, ya que está sometido a un mayor esfuerzo.

– El motor diésel sufre menos desgaste, ya que gira a menor velocidad que el de gasolina.

– El sistema de alimentación de combustible trabaja a presiones mucho más altas en los motores diésel.

– El uso que hacen las bujías es totalmente distinto: mientras que en los motores de gasolina se utilizan para introducir la chispa e iniciar la combustión, en los diésel alcanzan altas temperaturas para calentar el aire en situaciones de arranque en frío.

diesel_gasolina

Como ves, tienen un funcionamiento diferente y por tanto, su rendimiento también lo es. A priori, podría parecer que el motor diésel es lo que más conviene, pero tienes que pensar muy bien en el uso que le vas a dar al coche para elegir correctamente. Aquí tienes algunos factores a tener en cuenta para saber qué opción es la mejor en tu caso:

– El precio del combustible diésel suele ser más barato, pero no podemos elegir solo por esta razón ya que los precios fluctúan y el mercado es cambiante.  De hecho, hace apenas un año, la diferencia entre el precio de estos combustibles era solo de 5 céntimos.

– Los coches diésel suelen ser bastante más caros, hasta 2.000€ más por el mismo modelo en gasolina. Esto se debe a que antes eran mucho más eficientes respecto a los motores de gasolina, pero hoy en día algunos modelos han llegado a equipararlos.

– Tradicionalmente, los gobiernos siempre han favorecido la compra de vehículos diésel gravándolos con menores impuestos. Pero eso puede cambiar ahora que se sabe que estos motores emiten mayor cantidad de óxido nitroso, un gas muy nocivo.

– Lo más importante a tener en cuenta son los kilómetros que le vas a hacer al coche. Ya que para que un coche diésel sea realmente rentable, tienes que hacer entre 20.000 y 25.000 km anuales durante 7 años. Así que si vas a utilizarlo únicamente en ciudad o vas a usarlo esporádicamente, piénsatelo mejor, porque no te sale a cuenta.

Ahora que ya sabes todo lo necesario, te dejamos para que pienses en tu elección.

Nuevas ideas para trayectos más Eco, cómodos y sostenibles

Cada día se ponen en marcha nuevas iniciativas e ideas que nos ayudan a movernos por las ciudades de una forma sostenible, más allá de la bicicleta y el transporte público. Siguiendo estas tendencias, que adelantábamos en el post sobre el Informe Global de las tendencias en el mundo de la automoción 2016 realizado por KPMG, hoy veremos las que más se están extendiendo por las ciudades españolas y te explicaremos en qué consisten, ya que sus términos en inglés, muchas veces no lo dejan del todo claro.

Ecology car concept

Para empezar podemos practicar el Carpool o carpooling, que consiste en compartir vehículo con otras personas. Tanto si es para ir a trabajar como para hacer viajes o trayectos puntuales. Así, se reduce el número de automóviles, disminuye la emisión de CO2 a la atmósfera y se comparten gastos de combustible.

Ahora también se está extendiendo el carsharing, o lo que es lo mismo, el alquiler temporal de vehículos. Normalmente se alquilan para realizar algún desplazamiento concreto y el alquiler suele ser de una hora, por lo que los trayectos son muy económicos. Así te ahorras el tener que comprarte un coche, cuando sabes que no lo vas a usar mucho.

También está el Crowparking. Imagina que tu vecino está apunto de coger su coche y avisa de que su hueco se queda libre. Te librarías de tener que dar 3 vueltas a la manzana hasta encontrar un aparcamiento libre. Pues eso es el crowparking. La cooperación de personas que avisan de huecos libres donde estacionar, sin perder tiempo ni malgastar combustible.

Si estas fórmulas no te terminan de convencer, ahora existen coches que funcionan con Ecofuel. Un combustible de gas comprimido, que reduce las emisiones, a la vez que tienen un pequeño depósito de gasolina para cuando el ecofuel se termina. Y por supuesto los vehículos eléctricos e híbridos, son una perfecta alternativa, ya que cada vez ofrecen mayor autonomía.

Y tú, ¿ya sabes cómo te vas a mover en el futuro más próximo?