Comienza el frío… ¡Prepara tu coche si va a dormir a la intemperie!

Este año el invierno se resistía a llegar, pero los termómetros comienzan a descender sobre todo por las noches. ¿Sabes cómo proteger tu coche de las heladas? Sigue nuestros consejos para evitar sorpresas cuando vayas a cogerlo por la mañana.

 

rascar luna coche

 

 

– Si cuando llegas a tu coche, las lunas están heladas, lo primero que debes hacer es arrancar el motor y poner la calefacción. Después te tocará rascar. Para ello, lo mejor, es comprar un rascador y llevarlo siempre en el maletero. Puedes echar alcohol o anticongelante para tardar menos, pero nunca piques, eches sal o agua caliente, porque podrías dañar la luna. Si no tienes rascador, te servirá una tarjeta de plástico que no utilices, aunque te costará un poco más.

 

¿Cómo puedes prevenirlo? Elige el mejor sitio para aparcar. Si dejas el coche cerca de una farola o de un árbol, los efectos de las heladas disminuyen. Además, puedes proteger las lunas con un parasol de aluminio, que minimizará el frío.

 

– ¿Y si el hielo cubre la cerradura? En esos casos, o cuando se congela el mecanismo interno, no fuerces la puerta. Existen unos aerosoles lubricantes para evitar la congelación de las puertas. Si no tienes, utiliza alcohol o agua caliente.

 

– Los limpiaparabrisas también suelen sufrir daños con el frío. Un simple trozo de plástico o un tapón de corcho evitará que estén en contacto con la luna para que no se cuarteen ni de dañen por las heladas. ¡No olvides echar líquido anticongelante en el depósito para que el agua no se congele!

 

Nunca rellenes el depósito de refrigeración con agua en invierno. El agua aumenta de volumen al congelarse y podrían reventar partes internas del motor, como los manguitos.

 

– El aceite también cambia dependiendo de si el motor está frío o caliente. Asegúrate de que estás usando un aceite adecuado para el frío. Existen aceites más finos que te vendrán muy bien si vives en un lugar donde hace mucho frío.

Con 20º en diciembre, ¿te acuerdas de cómo se conducía con lluvia?

Este año las lluvias están tardando en llegar, pero pronto aparecerán y hay algunos consejos que debes tener en cuenta.

Con las lluvias, el riesgo de tener accidente se multiplican. Por eso es necesario realizar una conducción más segura y estar pendientes, no solo de nuestra conducción, sino también del estado de la calzada en cada tramo y de los demás vehículos.

Hazte ver. Comprueba que funcionan todas las luces de tu coche. Mantén siempre las luces de cruce encendidas siempre que llueva. Una mala iluminación en día de lluvia puede ser fatal, influye tanto en accidentes en carretera como en áreas urbanas. Y si el temporal empeora y la lluvia se hace más intensa, enciende las antiniebla delanteras y traseras.

Mantén las escobillas del limpiaparabrisas en buen estado para quitar el barro que desprenden los coches al pasar. Además, debes comprobar el nivel de líquido, al que te aconsejamos que añadas anticongelante.

Reduce tu velocidad. La lluvia disminuye tu distancia de visión por lo que tardas más en reaccionar ante un obstáculo. Al mismo tiempo, la distancia que necesitas para frenar aumenta porque el asfalto está resbaladizo, sobre todo cuando empieza a llover. Además la cantidad de lluvia que recibe el parabrisas también aumenta con la velocidad, por eso, lo aconsejable es ir a 10 km/hora por debajo de lo que indican las señales. Deja los adelantamientos para otro momento, sobre todo en carreteras de doble sentido. Y si llueve tanto que no ves nada, para.

Aumenta la distancia de seguridad porque te dará más tiempo a reaccionar y a frenar. Y presta mayor atención a peatones, motoristas y ciclistas.

Cuidado con el vaho. El frío y la humedad generan vaho y puede dificultar tu visión. Por eso debes comprobar que el sistema de ventilación funciona correctamente, activar los sistemas anti vaho y abrir un poco la ventanilla.

Evita el aquaplaning llevando una correcta presión de los neumáticos y con el dibujo necesario (siempre superior a 1,6 mm). Cámbialos si estás cerca del límite, pues ellos son los que te mantienen adherido a la carretera. Si el nivel de rodadura está desgastado, no expulsa suficiente agua y se crea una plancha entre el asfalto y el coche, haciéndonos perder el control total del coche. Si te pasa, no pises el freno, reduce velocidad bajando de marcha.

Como recomendación final, nunca cruces zonas inundadas podrías quedar atrapado. Y si conduces durante un tiempo con lluvia y te notas cansado, no dudes en parar. Necesitas tener todos los sentidos puestos en la carretera.

conducir con lluvia

En Alemania van a 140km/h…

road signsSon muchos los que aprovechan las vacaciones de navidad para viajar y conocer las culturas de otros países pero ¿Tienen las mismas normas de tráfico que España? ¿Qué pasa si me multan fuera de España?

Y sin darnos cuenta llega Navidad, época de celebraciones, reencuentros, cenas y numerosos eventos, y viajes… muchos viajes. Según datos de la DGT, sólo en nuestro país se prevé 17 millones de desplazamientos en estas fechas. No obstante, muchas personas utilizan esas vacaciones para viajar a otros países, y es aquí donde centramos nuestra temática de hoy.

 

A la hora de afrontar un viaje uno de los principales puntos a tener en cuenta es el tema de los desplazamientos. Es conveniente saber qué normas de circulación se aplican a dicho territorio para no cometer ninguna infracción. Sin embargo, en caso de cometer alguna, el Parlamento Europeo ha establecido una Directiva por la cual se facilita el intercambio de información sobre infracciones de tráfico de un país a otro.

Con el fin de garantizar el mismo trato a los conductores infractores, residentes o no residentes en cada Estado de la Unión Europea, la Directiva elaboró el pasado mes de Marzo un sistema de intercambio transfronterizo de información para ocho tipos de infracciones de tráfico, lo cual permite al Estado saber dónde se comete la infracción y también los datos de vehículos matriculados.

Estas son las 8 infracciones que recoge la Directiva de la Unión Europea:

  1. Exceso de velocidad.
  2. No utilización del cinturón de seguridad.
  3. No detención ante un semáforo en rojo.
  4. Conducción en estado de embriaguez.
  5. Conducir bajo la influencia de drogas (con presencia de drogas en el organismo).
  6. No utilización del casco de protección.
  7. Circulación por un carril prohibido.
  8. Utilización ilegal de un teléfono móvil o de cualquier otro dispositivo de comunicación durante la conducción.

¿Qué ocurre si cometo alguna infracción fuera de mi país?

Un punto importante a tener en cuenta es la legislación que se nos aplicará en caso de cometer alguna infracción, ya que la mayoría de la gente piensa que es la Española a la que nos someteríamos, sin embargo, la Directiva afirma que la legislación de tráfico aplicable será la del país donde se cometa la infracción. Si el país donde se produzca la infracción de tráfico decide iniciar expediente sancionador, nos informará  debidamente y nos proporcionará toda la información necesaria acerca de la naturaleza de la infracción, lugar, fecha y hora en que se cometió, sus normas de legislación de tráfico infringidas, sanción aplicable, entre otros.

¿Dónde tengo que acudir si cometo alguna infracción?

Según marca la Directiva cada país de la UE designará un Punto de Contacto Nacional  para acudir en caso de que sea necesario. Este Punto de Contacto Nacional nos es muy útil a la hora de presentar los datos relativos a los vehículos y a los propietarios o titulares de los mismos. Por ejemplo, para un extranjero el Punto de Contacto Nacional en España será la Jefatura Central de Tráfico.

Por eso, si decides viajar durante estas vacaciones de navidad, infórmate bien de las normas de tráfico y seguridad vial del país al que vayas. Y lo más importante ¡feliz viaje!

Berlin coches

¡No guardes tu bici este invierno!

El atasco de todos los días, calles peatonales, problemas de aparcamiento… y empiezas a añorar esos días de verano en los que cogías tu bici y eliminabas todos esos problemas a base de pedaleo.

Por eso, hoy hemos preparado estos consejos para que sigas usando tu bici aunque llueva o haga frío.

bicicletas

¿Cómo y cuánto me abrigo?

El sudor y el frío suelen ser mala combinación, por eso es importante saber cómo abrigarse. Lo mejor es llevar diferentes capas. Por ejemplo, una de manga larga que transpire, otra capa que abrigue, como un polar fino y otro más grueso tipo cortavientos. Y por supuesto, un chubasquero si va a llover. Además, no debemos olvidarnos de proteger las piernas del frío con unas mallas largas de lycra o unos leggings.

¡No te olvides de los complementos!

También es importante proteger la garganta, las orejas y los ojos. Para ello te recomendamos usar orejeras y casco, en vez de gorro, ya que el gorro hace sudar más y puede dejarte frío. Seguimos con un pañuelo o una braga que te ayudará a proteger el cuello y la boca, y que puedes ajustarlo si hace más o menos frío. Y por supuesto: guantes largos, camiseta interior que proteja los riñones, calcetines altos, zapatillas de invierno (o cubrebotas de neopreno) y gafas, si es posible, trasparentes.

¿Y qué necesita mi bici?

Sobre todo, tienes que revisar los frenos, ya que con lluvia las distancias de frenado suelen ser más largas. Pero hay otros consejos que debes tener en cuenta:

Lleva la cadena lubricada. Te permitirá que el cambio de marchas sea más suave y alargará la vida de tu cadena si el clima es húmedo.

El guardabarros es muy útil. Así evitarás que el agua te salpique y conducirás mejor.

¡Hazte ver! Utiliza luces de día y de noche, la lluvia reduce mucho tu visibilidad, por eso es importante que los demás conductores te vean.

Revisa tus neumáticos y asegúrate que están en perfectas condiciones tanto de dibujo como de presión.

reparación bicicleta