El botiquín del coche: qué debes llevar

botiquín cocheAunque según el Reglamento General de Vehículos no es obligatorio llevar botiquín en el coche, sí es altamente recomendable hacerlo.

Y ahora que tenemos claro que debe acompañarnos siempre en nuestros viajes, la pregunta es: ¿qué debemos llevar en él?

Pues todo aquello que nos sirva para tratar y curar lesiones derivadas de accidentes de tráfico leves, como pueden ser quemaduras, hemorragias o cortes:

 

 

 

 

  • Tiritas para pequeñas heridas o roces.
  • Vendajes y esparadrapo.
  • Tijera para cortar y colocar estas vendas y esparadrapo.
  • Pinzas e imperdibles.
  • Guantes de goma.
  • Algodón y alcohol/agua oxigenada.
  • Una manta térmica.

Con estos “imprescindibles”, podremos realizar los primeros auxilios básicos hasta la llegada de la atención médica especializada.

Igualmente, es importante tener en cuenta que el maletín debe ir en el maletero y estar elaborado en plástico y ser resistente a los golpes, por eso es conveniente comprarlo en una tienda especializada o Farmacia.

¡Y a viajar tranquilo y seguro!

Consejos para conducir en otoño

conducción

Ya está aquí el otoño, con todo lo que ello significa: lluvias intensas, menos horas de sol…

Por eso, vamos a repasar unas recomendaciones para adaptarnos sin problema a estas nuevas condiciones climatológicas y conducir con toda seguridad:

¿Qué tiempo va a hacer? Consulta la predicción antes de salir y estarás prevenido para lo que te encuentres. Y si es necesario y tienes posibilidad de hacerlo, retrasa tu viaje si compruebas que va a hacer muy mal tiempo durante el trayecto.

Aumenta la distancia de seguridad. Con lluvia, se recomienda que sea el doble que en seco.

Evita el “aquaplaning”. Para que tu vehículo no se “deslice” por el agua, reduce la velocidad en cuanto veas un charco y sujeta con fuerza el volante mientras lo cruzas, sin cambiar de trayectoria.

Las hojas pueden ser un peligro. Cuando están mojadas sobre el asfalto, su efecto es similar al del “aquaplaning”, así que reduce la velocidad y atraviésalas con cuidado.

Ver y ser visto. Con lluvia, no tardes ni un segundo en encender las luces de cruce y los limpiaparabrisas. Y si te encuentras en medio de una lluvia intensa, pon también las luces de niebla traseras.

¡Atención a los pasos de cebra! Aunque ha mejorado su calidad, la pintura blanca hace que la adherencia de los vehículos disminuya. Por tanto, intenta no pisarla.

El coche siempre a punto. Prepáralo para el otoño y acude a los expertos para que revisen los elementos más importantes para tu seguridad en esta época, como las escobillas, las luces, los frenos y muy especialmente los neumáticos, ya que son los que te aseguran una buena adherencia a la carretera y evitan el deslizamiento.

Con estos consejos, al mal tiempo… ¡buen viaje!

La importancia de la distancia de seguridad

Nada mejor que una cifra para explicar la importancia de respetar la distancia de seguridad al volante: sólo en el año 2012 se produjeron cerca de 20.000 accidentes con víctimas por no guardarla.

Pero… ¿de cuánto tiene que ser esta distancia? Según la normativa, la suficiente respecto al coche que nos precede para detenernos a tiempo ante una emergencia sin colisionar contra él.

Para ello, el principal factor a tener en cuenta es la velocidad a la que se circula, siendo también importante las condiciones de frenado y adherencia.

Un cálculo muy sencillo es aplicar el truco del “medio metro”: cuando circulemos detrás de un vehículo, hay que multiplicar los km/h a los que vayamos por 0,5.

  • Si rodamos a 50 km/h… debemos mantener aproximadamente 25 metros de distancia.
  • Si rodamos a 100 km/h… debemos mantener aproximadamente 50 metros de distancia.

Estas distancias son válidas para calzadas secas. En las mojadas, deberán ser el doble.

Es importante recordar que respetando estas distancias, ganaremos en seguridad. Pero además, evitaremos importantes sanciones: 200 € y pérdida de cuatro puntos del carnet.

¡Y a conducir tranquilo!

distancia seguridad