¡Cuidado con las distracciones al volante!

Un reciente estudio del RACE indica que la mitad de accidentes con víctimas tienen como causa principal la distracción.

Afortunadamente, está en nuestra mano dar el “stop” a esta terrible estadística. Sólo tenemos que aplicar a rajatabla las siguientes recomendaciones para centrar toda nuestra atención en la carretera.

Conducir con el móvil

1.       El móvil ni tocarlo (ni mirarlo). ¿Sabías que atender una llamada o responder un WhatsApp multiplica por cuatro las posibilidades de sufrir un accidente? Olvídate de él cuando conduzcas y úsalo sólo en caso de emergencia en un lugar seguro (gasolinera, área de descanso…). 

2.       Cuidado con los niños… Es lógico que se aburran y se cansen cuando viajan, por eso intentan llamar nuestra atención. Asegúrate de que tengan siempre a mano algo que les entretenga (un cuento, una tablet, un juguete…) y evitarás estar pendiente de ellos volviéndote o mirando por el espejo retrovisor.

3.       … Y con las mascotas. Imprescindible que viajen en su trasportín o en un lugar debidamente separado del conductor.

4.       Las dos manos, en el volante. Cambiar de emisora de radio o regular la climatización implica no prestar toda la atención a la carretera. Por tanto, es conveniente que esta manipulación de dispositivos la realice el acompañante o, en todo caso, que se realice con el vehículo detenido.

5.       El estrés no viaja contigo. Las preocupaciones, las prisas o los nervios hacen “bajar la guardia” cuando conducimos. Así que en la medida de lo posible, debemos dejarlos fuera del vehículo.

6.       ¡Vista al frente! No prestes excesiva atención al paisaje, a los carteles publicitarios y, sobre todo, a los posibles accidentes que veas. Céntrate única y exclusivamente en la carretera, sin apartar los ojos de ella.

7.       Duerme bien. Cuando vayas a emprender un viaje largo, descansa lo suficiente. Ten en cuenta que el cansancio, la fatiga y el sueño están detrás de los accidentes más graves.

8.       Nunca te confíes. A pesar de que creas que te conozcas el camino de memoria nunca te relajes. Una obra o un atasco inesperado te sorprenderían.

  1. Aplica estas reglas. ¡Y conduce seguro!

La importancia de unos neumáticos en perfecto estado

Piensa por un momento la importancia que tienen los neumáticos: ¡son el único contacto entre tu vehículo y la carretera!

Por eso, es fundamental mantenerlos siempre en perfecto estado.

Primero por tu seguridad, ya que un neumático desgastado aumenta la distancia de frenado y el riesgo de derrape. Pero también por confort al volante, por ahorro de combustible y por reducción de las emisiones de C02.

Neumático Euro Repar Car Service

Y ahora que hemos compartido contigo las razones para conducir con neumáticos en óptimas condiciones, ¿qué te parece si vemos cómo conservarlos así durante muchos kilómetros?

1.       Vigila la presión al menos una vez al mes. Cuando es insuficiente causa “reventones”, acelera el desgaste de los neumáticos, aumenta el consumo de combustible y provoca un comportamiento poco fiable en las curvas. Tampoco es conveniente el exceso de presión, pues reduce la adherencia. Muy importante: siempre debes comprobarla con los neumáticos fríos. ¡Y no olvides la rueda de repuesto!

 2.       Controla regularmente la profundidad del dibujo. La mínima obligatoria es de 1,6 mm. Si es inferior, además de poder ser sancionado con hasta 200 € de sanción por neumático, estarás corriendo el riesgo de pérdida de eficacia y estabilidad, aumento de la distancia de frenado y mayor peligro de aquaplaning.

 3.       Respeta las condiciones de uso del fabricante. Según las características de cada neumático, existe una velocidad máxima a la que se puede rodar y una carga máxima que pueden soportar.

 4.       Y siempre, siempre, mucho sentido común. Hay acciones que dañan irremediablemente los neumáticos: subir a las aceras, frenazos y aceleraciones bruscos… Ten cabeza y evítalas.

 

Si sigues todos estos consejos, ¡tendrás una conducción sobre ruedas!